Articulos

Alergias laborales

alergiaSi bien es cierto que hay muchas personas que son alérgicas al trabajo, hoy no quiero hablar de eso, si no de las verdaderas alergias laborales.

Aunque no lo parezca, ha llegado la primavera y con ella se acentúan muchas alergias como la del polen, el asma y muchas otras derivadas de esta época del año.

Por desgracia, muchas personas sufren alergias en su entorno laboral, que pueden incluso llegar a ser un problema para su productividad.

La alergia al trabajo es una reacción de hipersensibilidad producida por la manipulación continuada de ciertos elementos relacionados con la actividad laboral. Dentro de estas alergias se pueden establecer dos grupos principales: las respiratorias causadas como consecuencia de la inhalación y las cutáneas que son desarrolladas por el contacto.

Hay puestos de trabajo que están más expuestos a las alergias laborales como los profesionales de la construcción, del metal, de la electrónica, de peluquería, de limpieza o personal de servicios médicos y paramédicos, son más propensos a las dermatitis, mientras que  las rinitis y asmas son más frecuentes en el sector de la alimentación, de la limpieza y de la madera, aunque también son frecuentes en el personal de servicios médicos y paramédicos y en el de peluquería.

Los síntomas suelen ir empeorando a lo largo de la semana laboral, en el lugar de trabajo, y mejorar en fines de semana, vacaciones o días de descanso. Sin embargo, si la exposición se produce de manera continuada llega un momento en el que el que se pueden tener síntomas crónicos que no mejoran en los períodos de descanso.

Algunos de los trabajadores sufridores de este mal pueden continuar desarrollando su actividad profesional simplemente con llevar a cabo una serie de precauciones como lo son el uso de guantes o mascarillas, pero muchos otros se ven en la necesidad de abandonar su puesto de trabajo.

La problemática de la alergia al trabajo ha aumentado en los últimos años debido al miedo que tienen algunas personas al confesar su mal y ver en peligro su puesto de trabajo en los tiempos que corren, es por ello que prefieren mantenerlo en secreto asumiendo las graves consecuencias que esto puede provocar en su salud.

La alergia al trabajo no es algo que pueda tomarse a la ligera ya que puede desencadenar  enfermedades como la rinitis, conjuntivitis, asma laboral, alveolitis extrínseca o dermatitis de contacto alérgica.

¿Padeces algún tipo de alergia laboral? 

Related Articles

2 thoughts on “Alergias laborales”

  1. Todos los años entro en hacienda a través de esta página. Es mucho pedir que los encargados pongan el enlace?
    Por cierto, yo creo que están desapareciendo las alergias al trabajo. No es de extrañar. Creo que ahora vendrán las alergias al paro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close