Articulos

Adicción al trabajo: ¿Trabajas para vivir o vives para trabajar?

Hay muchas personas que tienen dificultades para separar el trabajo de su vida personal. Están todo el día enganchados a la blackberry o al ipod: en reuniones familiares, tomando unas cañas o en el gimnasio. Son personas para las que no existen los fines de semana ni los días festivos.

Si eres de estas personas, no creas que es algo positivo o que le estás haciendo un favor a tu empresa. Se trata de un trastorno como otro cualquiera. La adicción al trabajo es un trastorno psicológico que se caracteriza por la falta de control en cuanto a las horas que se deben trabajar para permitirle al cuerpo y a la mente a mantener ese balance que necesita. Es lo que en psicología se denomina  workaholics.

Hay unas personas que son más propensas a esta adicción que otras. Estos son algunos rasgos de personalidad, que hacen que unas personas sean más tendentes a ser workaholics que otras. Veámolos:

  • Generalmente son personas muy ambiciosas.
  • Una lucha desmedida por ser los mejores.
  • Personalidad impaciente.
  • Son personas que desean resultados inmediatos.
  • Se alimentan del reconocimiento social.
  • Son muy perfeccionistas.
  • Desean ser aceptados por sus jefes.

Estos son algunos de los síntomas que determinan si eres una persona adicta al trabajo. Mírate a ti mismo para ver si los tienes y en ese caso, saber frenarlo:

  • Parece que continuamente estás en una carrera contrarreloj.
  • Estás continuamente trabajando, incluso después de que tus compañeros ya se han ido de la oficina.
  • Para ti es importante trabajar duro incluso cuando en ocasiones no disfrutas de lo que estás haciendo.
  • Generalmente estás muy ocupado, porque llevas muchos asuntos entre manos.
  • Dedicas más tiempo a trabajar que a estar con tus amigos o familia o practicar hobbies.
  • Muchas veces haces dos o tres cosas al mismo tiempo, como comer y tomar notas mientras estás hablando por teléfono.
  • Te sientes culpable cuando tienes un día libre en el trabajo.
  • Te resulta difícil relajarte cuando no estás trabajando.

Y, ¿Cómo superar esta adicción?

  • Acepta la situación. Eres un adicto al trabajo.
  • Disminuye poco a poco las horas de trabajo diario.
  • Cuida tu cuerpo. Come sano, despacio y a tus horas. Descansa lo necesario. Haz ejercicio de forma regular.
  • ¡Diviértete! Recupera tus diversiones.
  • Queda con amigos no relacionados con tu trabajo.
  • Busque la ayuda de un profesional. Como cualquier adicción, no tienes todo el control. Necesitas apoyo.
  • Diversifica tus intereses entre familia, amigos y trabajo

Los casos más extremos de adicción al trabajo, se dan en Japón, donde incluso tienen la palabra karoshi, que significa “muerte por exceso de trabajo”. Estas muertes son provocadas por un ataque repentino de corazón, precedidas por un prolongado periodo de estrés y tensión. Este fenómeno fue reconocido por el ministerio de Sanidad japonés en 1987. Desde 2003, los japoneses trabajaron una media de 1.801 horas al año, sólo una más que los españoles, según un estudio de la OCDE.

¿Conoces a alguien adicto al trabajo? Cuéntanos su caso

Related Articles

3 thoughts on “Adicción al trabajo: ¿Trabajas para vivir o vives para trabajar?”

  1. La adicción al trabajo se da en personas carentes de objetivos-prioridades en la vida. El trabajo es el que le da sentido a muchos porqués en su existencia y se refugia en él. Si socialmente es reconocido ese trabajo, la dedicación será total.
    Una forma de vida como otra cualquiera.

  2. Hay colectivos en los que es frecuente hacer amigos, por ejemplo si tratan directamente con personas, médicos, maestros y fuera del trabajo se sigue hablando de el, auque es distinto a querer sacar el trabajo que hay pendiente de oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Check Also

Close
Close