Articulos

Acaba con las distracciones laborales

DistrerseHa llegado la primavera, hemos cambiado la hora, luce el sol y parece que trabajar no es lo que más nos apetece ahora mismo. Lo malo es que no queda más remedio, hay que hacerlo y además, hay que ser productivos. No siempre es fácil, distraerse es de lo más sencillo. Pero si hay veces que incluso una pelusa puede hacernos pasar mucho tiempo!! Pues ya ni te digo si un compañero de trabajo viene a contarnos sus cosas, o un amigo te llama por teléfono, o nos liamos con el whatsapp…

En Equipos&Talento publican un pequeño resumen del autor Edward Hallowell, experto en el Trastorno por Déficit de Atención que afirma que gastamos 20 minutos de cada hora frente a las distracciones no planificadas. 

Entre los factores que más nos distraen en el trabajo, Hallowell destaca: 

“Chupar pantalla”: Se trata del efecto pacificador de Internet. En cuanto tenemos la más mínima sensación de aburrimiento o frustración, nos dirigimos a Internet. “La gente se conecta y realmente no está haciendo nada productivo, sólo están chupando la pantalla”, afirma Hallowell.

La mejor manera de controlarlo, es dividir el día en fragmentos de trabajo donde debemos centrarnos y concentrarnos y ratos para distraernos del trabajo y responder correos electrónicos o comprobar el estado de nuestras redes sociales. Desactivar los avisos telefónicos y de correo electrónico en los momentos en que se requiere una mayor concentración para ser más productivo también es interesante.

MultitaskingUno de los mitos más populares de nuestra generación es que la multitarea es la solución en tiempos de crisis. “Neurológicamente hablando, es imposible prestar atención a dos tareas cognitivamente exigentes simultáneamente”, dice Hallowell. Esto significa que si alguien está hablando por teléfono con un cliente y leyendo un correo electrónico de un colega, su cerebro está cambiando rápidamente su enfoque de la llamada de teléfono al correo electrónico, no gestionando ambas tareas al mismo tiempo.

Para el autor, es la receta para la mediocridad, ya que es totalmente imposible rendir al máximo si estás haciendo varias cosas a la vez. Debemos ser conscientes que estamos sacrificando un poco de atención en alguna de las tareas y decidir, en función, si podemos tomarnos el lujo de renunciar a un cierto grado de rendimiento por el hecho de estar haciendo dos cosas simultáneamente.

Ir a salto de mata: Si uno comienza su día con una larga lista de tareas, es probable que en algún momento se encuentre saltando de una a otra de manera y también puede pasar que, al finalizar la jornada, ni siquiera hayamos rematado ninguna de ellas. Priorizar y reducir las tareas es clave, así como dejar constancia de ellas por escrito.

Preocuparse: La proliferación de las noticias negativas nos ha hecho más ansioso que nunca. El hecho de estar hiperconectados tecnológicamente y haber dejado de lado las relaciones personales tampoco ayuda, ya que nos deja aún más vulnerables, porque cuando te sientes solo tiendes a preocuparse más. Esta ansiedad ambiental puede ser muy molesta, algo que puede contrarrestarse hablando con los demás. 

Jugar a ser un héroe: ¿Te encuentras a menudo tomando decisiones de las que otras personas deben ser responsables? ¿sueles hacer más favores de los que te hacen? Ayudar a un compañero de trabajo es positivo, pero quizás  esto te esté distrayendo mucho de tu trabajo.

 ¿Qué es lo que más te distrae en tu trabajo?

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close