1

Preguntas comprometidas en una entrevista de trabajo

Hoy en día, si tenemos la oportunidad de poder hacer una entrevista de trabajo, hay que aprovecharla. Nos van a entrevistar porque han visto que nuestro Curriculum es bueno y se adecúa al puesto. No podemos olvidar que posiblemente habrá otras muchas personas que que también cumplen el perfil, así que una buena entrevista es clave para que nos den el trabajo.

Ya sabes que una entrevista hay que prepararla a conciencia, pero debido a la crisis que estamos viviendo, las preguntas cada vez se agudizan más, lo mismo que nosotros tenemos que agudizar nuestras respuestas, pero eso sí, sin mentir. Te pillarán. Posiblemente, para romper el hielo, te preguntarán sobre tu formación, tus últimos trabajos y las funciones que hacías en ellos, pero llegará el momento en que una pregunta te pueda dejar en blanco y no sepas qué contestar. Para que eso no suceda, aquí te dejo alguna de esas preguntas más “comprometidas” y algunas buenas respuestas para salir airoso:

¿Qué le hace a usted mejor que al resto de candidatos?

Ante este tipo de preguntas no hay que ser demasiado modesto ni especialmente narcisista. Aplica la fórmula de demostrar que tus conocimientos, experiencia y aptitudes encajan con el perfil profesional que se necesita. “Considero que tengo capacidad para abordar con éxito este puesto, además de muchas ganas de intentarlo y demostrar mi valía”.

Si no tienes mucha experiencia, también debes decir que estás capacitado/a, añadiendo luego algo como: “Tengo facilidad para aprender con rapidez; en poco tiempo resultaré muy productivo/a para la empresa”

¿Ha cometido algún error profesional?

El objetivo de esta pregunta es conocer si eres capaz de reconocer las situaciones donde podrías mejorar y cómo lo harías. Saber si has aprendido de los errores. Comprobar que eres responsable y te comprometes con el trabajo realizado.
Para contestar adecuadamente, reflexiona sobre un objetivo profesional no conseguido, el éxito del cual no dependía sólo de tu actuación sino también de factores externos referentes al mercado laboral. Un fracaso puede referirse a no conseguir un objetivo en su totalidad, por lo tanto también puedes exponer metas que no se alcanzaron al 100%. Añade además qué es lo que harías en este momento para conseguir dicho objetivo, de esta forma demostrarás que has aprendido del error.

¿Por qué quiere trabajar con nosotros?

No digas que buscas cualquier cosa en cualquier sitio porque acabarás con tus posibilidades. Haz referencia al sector, y luego a la empresa destacando algún dato importante, su situación estratégica respecto a sus competidores, sus valores corporativos, sus proyectos, productos… Verán que conoces la empresa y dejarás bien clara tu iniciativa e interés por el puesto.

No debes decir que por el aspecto económico ni por el salario que se te pagará.  Es mejor contestar de una forma breve sobre la empresa y el puesto como por ejemplo: “El porvenir que ofrece”, “lo que significa como reto”, ” o “la posibilidad de colaborar con un excelente equipo de profesionales”.

Recuerda, no estás buscando trabajo, estás buscando trabajar en esa empresa en ese puesto.

¿Qué le interesa del puesto de trabajo que ofrece la empresa?

El objetivo de esta pregunta es asegurarse de que no se contempla como una meta a corto plazo. Los seleccionadores buscan candidatos que muestren entusiasmo tanto por el puesto como por la empresa. Lo más razonable es demostrar que se han estudiado aspectos de la compañía y dar algún dato concreto.

¿Por qué quiere cambiar de empresa?

En ningún caso comiences a criticar a tu antigua compañía o colegas. El entrevistador pensará que no eres una persona de fiar. Di algo así como “quiero asumir más responsabilidades” o “ganar más experiencia”, si eres joven. En el caso de que los motivos tienen más que ver con reestructuraciones internas y despidos, puedes explicarlo pidiendo discreción a tu interlocutor.

Lógicamente, a nadie escapa que uno de los motivos que se suele esconder tras un cambio de empleo es ganar más dinero. De momento no menciones el tema, ya llegará el momento de hablar del sueldo. Finalmente, si otra de las razones es la cercanía a tu lugar de residencia, mejor óbvialo, ya que indica que sólo estás interesado en la ubicación de la compañía y no en su filosofía.

¿De dónde sacas tiempo para hacer las entrevistas?

Lo que realmente quieren saber es si estás engañando a tu empresa. Debes dejar claro que lo haces en tu tiempo libre, y puedes aprovechar para decir que además, sólo seleccionas puestos que crees que están hechos a medida para tu. Si te proponen más entrevistas, preguntes si pueden ser un sábado por la mañana, o un viernes por la tarde si no trabajas.

¿Qué significa para usted el trabajo?

Jamás respondas “dinero”. La empresa quiere conocer tu orden de prioridades en la vida, puedes comentar que para tí el trabajo es un forma de realización personal al que dedicas todos tus esfuerzos.

¿Si ganaras la lotería, seguirías viniendo a trabajar?

Como en la anterior pregunta, quieren saber cuál es tu motivación. La respuesta ideal debería dejar claro que no solo lo haces por dinero, que el trabajo te realiza y que te gusta cumplir retos.

¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?

Con la actual crisis, hay muchas personas que llevan meses sin trabajar. en la mayoría de los casos, porque no han encontrado nada, pero es cierto que hay algunos casos en los que no se han molestado en buscar trabajo. El reclutador quiere saber si eres una persona dinámica que simplemente ha tenido mala suerte o no ha encontrado lo que buscaba o si es que hay algo que falla contigo. A partir de ahí pueden derivar también en descubrir por qué fuiste despedido de tu anterior trabajo.

¿Cuál es su proyecto de futuro a tres o cinco años vista?

A las empresas les gusta saber que sus empleados tienen claras sus metas y se guían por un plan de carrera. No obstante, intenta no ser demasiado concreto y cíñete a tus aspiraciones en sentido genérico. Por ejemplo, explicar que esperas tener un trabajo que sea un reto continuo y permita desarrollarte profesionalmente y personalmente.

¿Qué haría si estuviera en desacuerdo con su jefe?

Con esta pregunta se pretende averiguar el grado de conflictividad del candidato, así que la mejor opción es mencionar la capacidad de asumir las diferencias.

¿Cuáles son sus expectativas económicas?

Una de las preguntas más esperadas y, a la par, comprometidas. La mejor manera de abordarla es decir que se espera un salario acorde con el puesto de trabajo y las responsabilidades asumidas. Para ello, lo mejor es informarse sobre el sueldo medio de tu puesto de trabajo. Además, para no demostrar que sólo nos interesa el dinero, explica que estás más interesado en las oportunidades que te brinda el trabajo que no en una retribución elevada. El momento de negociar tranquilamente esta cuestión llegará al conseguir el empleo.

Creo que no tiene el perfil del puesto de trabajo

Se pretende probar la resistencia al estrés del entrevistado. Para salir airoso hay que responder, sin alterarse, con otra pregunta del tipo: “¿podría explicarme por qué dice esto?” De ese modo, se gana tiempo para intentar averiguar más sobre esa objeción antes de preparar la defensa.

¿Qué conclusiones saca usted de nuestra entrevista?

No hagas comentarios demasiado halagadores… Modera tu vocabulario. Contesta simplemente que la entrevista te ha parecido interesante y explica por qué lo piensas. Insiste sobre la profesionalidad y la calidad del diálogo, y concluye diciendo que la entrevista ha servido para motivarte si cabe en tu voluntad de formar parte de la empresa.

¿Qué otras preguntas comprometidas te han hecho en una entrevista de trabajo? ¿Cómo has salido airoso de ellas?

 

Escrito por mariarp el 23 de Julio de 2012 con 1 comentario.

1 comentario

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Virginia
23 de Julio de 2012, a las 9:28

A mi me han preguntado si fumaba. Yo sí que fumo, pero soy perfectamente capaz de pasar mis horas de oficina sin hacerlo y fumar solamente en los descansos establecidos, así que dije que no.

Menos mal! porque mi jefe es de la liga antitabaco. De momento, respeto mis descansos para fumar y no molesto a nadie.

Creo que es una pregunta que se debería plantear de otra forma, algo así como si fumas, puedes controlarlo?

Thumb up 0 Thumb down 0

Deja tu comentario...