1

Estar quemado en el trabajo. Síndrome Burnout

quemado

El síndrome burnout se debe a múltiples causas y se origina principalmente en las profesiones de alto contacto con personas, con horarios de trabajo excesivos, cuando no se ha cambiado de ambiente laboral en largos periodos de tiempo, cuando la remuneración económica es inadecuada, cuando la relación con los compañeros es mala o cuando los jefes no nos tratan bien. 

Hace poco hice una encuesta preguntando si estabas “quemado” en tu trabajo. El 75% afirmó que sí está quemado en su trabajo frente al 25% que contestó que no:

  

¿Estás "quemado" en tu trabajo?

Cargando ... Cargando ...

¿Qué puede provocarlo? Estos son algunos de los factores:

  • La falta de control. El hecho de no poder influir en decisiones que afectan a tu trabajo, como el horario, tareas o carga de trabajo.
  • No tener las expectativas de trabajo claras. Si no estás seguro sobre el grado de autoridad que tienes o lo que los demás esperan de ti, es posible que no te sientas cómodo en el trabajo.
  • Falta de reconocimiento o recompensa por un trabajo bien realizado.
  • Cuando el trabajo es monótono. Cuando haces siempre lo mismo y gastas mucha energía en mantenerte entretenido, puedes acabar muy quemado.
  • Cuando el trabajo es poco gratificante. Si el trabajo que estás realizando no te motiva lo más mínimo, acabará por minar tu mente.
  • Trabajar en un ambiente caótico o de alta presión
  • Trabajar demasiado, sin tiempo suficiente para relajarse y socializar. Si tu trabajo ocupa la mayor parte de tu vida y no te deja tiempo para pasarlo con tu familia o amigos, puedes acabar quemado muy rápidamente.

¿Cómo podemos evitarlo?

  • Averigua qué factores contribuyen al agotamiento en el trabajo. Cuando descubras cuáles son los factores, podrás hacer un plan para resolver los problemas.
  • Cambia tu actitud. Si te has vuelto cínico en el trabajo, estudia la manera de cambiarlo. Vuelve a descubrir los aspectos agradables de tu trabajo. Haz descansos cortos durante el día. Pasa tiempo fuera del trabajo hacer las cosas que te gustan.
  • Alimentarse de forma saludable, hacer ejercicio y hábitos de sueño. Cuando comemos bien, practicamos alguna actividad física regular, y descansamos lo suficiente, tenemos  la energía y la resistencia para hacer frente a  las demandas de la vida.
  • Promueve un buen ambiente de trabajo. Cultivar un buen ambiente de equipo entre los compañeros de trabajo, fomentando la colaboración y una mejora en el clima laboral.
  • Establece límites. Aprende a decir “no” cuando sientas que algo no está dentro de nuestros tiempos o capacidades. Si crees que no va a ser fácil resolver determinada situación o problema, el decir “no”, nos permite decir  ”sí” a las cosas que realmente queremos y podemos hacer.
  • Separa el ámbito laboral del personal. Aprende a desconectar al finalizar la jornada laboral realizando actividades que lo faciliten, como, por ejemplo, deporte, relajación o cualquier hobbie que tengas.
  • Busca apoyo. Ya sea con amigos o familia, fomenta actividades en grupo. Te ayudará a desconectar.
  • Evaluar sus intereses, habilidades y pasiones. Una evaluación honesta puede ayudarle a decidir si debe considerar un trabajo alternativo, como el que es menos exigente o uno que mejor se ajuste a sus intereses o valores fundamentales.

Y tú, ¿Estás quemado en tu trabajo?

Escrito por mariarp el 16 de Septiembre de 2013 con 1 comentario.

1 comentario

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, Alberto
31 de Diciembre de 2013, a las 13:41

Si, esto es raro que no tenga entrada de comentarios, esto ocurre mas veces de lo que se piensa, los culpables son los jefes en gran medida, se suelen tomar cambios drásticos como dejar el empleo, cuando una persona sufre este síndrome, no puede reaccionar, necesita reflexionar y tomarse un tiempo para cargar energías

Thumb up 2 Thumb down 0

Deja tu comentario...