1

Carta de presentación. Consejos básicos para una carta de presentación

cartaLa carta de presentación se sigue usando y puede ser ese factor que separa el éxito del fracaso. A menudo, muchas personas descuidan pequeños detalles que dan valor al documento y ayudan a potenciar su candidatura para un puesto u oferta de trabajo:

  • Orden. Crea una carpeta en tu ordenador donde puedas localizar fácilmente las cartas de presentación personalizadas que mandaste. Así en cuanto recibas respuesta sabrás exactamente para qué empresa y puesto solicitaste. Cuando se busca empleo a menudo se mandan cientos de emails a la desesperada y si no eres ordenado, difícilmente podrás controlar de qué empresas recibes contestación.
  • Modo de envío. Si tu carta de presentación ha sido enviada por e-mail, cuida el mensaje que escribes en éste. Debes guardar las mismas formas que lo hiciste en la carta, pero de forma más concisa para no repetirte; Intenta que tu mensaje sea no más largo de 3 ó 4 frases, y debes indicar que adjuntas en el e-mail los archivos de carta de presentación y currículum vitae (en formato PDF). Para una mayor presentación e imagen de seriedad, tómate tu tiempo para crear en un solo archivo PDF. Primeramente la carta de presentación y seguidamente el currículum, para que se pueda leer toda tu información de forma continuada. Facilita el trabajo al seleccionador y tendrás mucho terreno ganado. Si el envío es por correo postal adjúntala con el currículum vitae y sin grapar. Es muy importante no mandes ningún título ni carta de recomendación si no te lo han pedido previamente.
  • Piensa, como lo haría el seleccionador que lee tu carta. Imagina que estás harto de leer siempre los mismos currículums y cartas de presentación con los tópicos  y los adjetivos calificativos exagerados de siempre. Debes demostrar valía y explicar algo que motive al seleccionador, algo que le empuje a seguir leyendo. En la medida de lo posible desmárcate de la típica carta desde el primer momento. Explica porque te has postulado por esa oferta y no otra, qué te ha incitado a llamar a esa empresa y no otra, qué proyecto tienes para ellos o como va ayudar tu iniciativa, motivación o imaginación a la empresa. Si no tienes experiencia puedes enfocarlo hacia tus expectativas de empresa o profesionales. Siempre te será de gran ayuda si citas ejemplos, explicas logros conseguidos, actitudes adoptadas o decisiones que te hicieron escalar en tu vida profesional o incluso personal.
  • No te subestimes y no caigas en el error de empezar mencionado puntos débiles sobre tu perfil, persona o experiencia. Analiza la sensación que da presentarse con frases como: “A pesar de mi poca experiencia…, lamentando mi bajo nivel de inglés…” y sobretodo nunca solicites dos puestos diferentes en una misma empresa o te presentes como un “sabelotodo” que puede ocupar cualquier vacante. Focaliza tu puesto de trabajo y postúlate sólo para uno.

Escrito por mariarp el 9 de Enero de 2017 con 0 comentarios.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios en este artículo.

Deja tu comentario...