Superar con éxito el primer día de trabajo

Aterrizar con buen pie en una compañía es uno de los mayores deseos para todos aquellos que comienzan como nuevos. Tendemos a juzgar a las personas por una primera impresión, de ahí que causar una buena sensación a tus compañeros y jefes te hará ganar puntos desde el principio.

Hoy te dejo algunos consejos para lograrlo con éxito:

  1. Ten confianza en ti mismo: Ya te han seleccionado, eso significa que tus características se adaptan al perfil que la empresa necesita. Repasa mentalmente tus cualidades y también tus defectos, esto te ayudará a saber de lo que eres capaz. Si tienes seguridad en ti mismo las personas de tu alrededor lo notarán y confiarán en tus posibilidades.
  2. Infórmate sobre la empresa: Pregunta a tus contactos o visita la página web de la compañía y trata de conocer algo de su historia, así como su estructura y funcionamiento. Además, entérate de detalles prácticos como su ubicación o la forma de llegar que te ayudarán a ir sobre seguro en el primer día.
  3. Sé puntual: Procura llegar algunos minutos antes de la hora de inicio, ya estarás lo suficientemente intranquilo como para que un retraso te convierta en un manojo de nervios. En los siguientes días comprobarás si el personal cumple estrictamente el horario o si existe flexibilidad en este sentido y podrás adaptarte a lo que hagan los demás.
  4. Toma nota de los datos importantes: Lleva un cuaderno y un bolígrafo y apunta aquellos datos que puedas necesitar: claves, instrucciones, horarios, etc. No tengas inconveniente en preguntar las dudas que tengas, aunque con moderación, no necesitas saberlo todo en un día.
  5. La primera impresión es fundamental: Son varios los factores que influyen en la primera impresión que los demás se forman de nosotros y todos ellos son importantes: el lenguaje corporal, la forma de expresarnos y la vestimenta que llevamos son determinantes. Nuestra mejor tarjeta de visita es la sonrisa, que nunca debe parecer forzada. Al expresarnos, debemos ser educados, prudentes, amables y seguros y nuestra vestimenta ha de ser discreta y esmerada; mejor ser más formal de lo que se requiere que llamar la atención por lo contrario.
  6. Conoce tu entorno laboral: Trata de memorizar los nombres de las personas con las que a partir de ahora tratarás diariamente: tu jefe y tus compañeros directos. Ubica tu puesto de trabajo y los lugares que frecuentarás: el despacho de tu superior, el lugar donde se encuentran las impresoras y fotocopiadoras, la cafetería, los servicios, etc.
  7. Prepara la forma de introducirte a tí mismo. ¿Cómo quieres que te conozcan tus nuevos compañeros?  “Mi nombre es …” ¿Qué quieres que recuerden de usted? Asegúrate de mirar a los demás a los ojos, con una sonrisa agradable y un firme apretón de manos.
  8. Únete al grupo de forma natural: Las relaciones profesionales necesitan su tiempo, no es necesario forzar la situación, tus compañeros acabarán integrándote en su grupo. Si participas en alguna reunión sé prudente, escucha con atención y no hables demasiado. Participa solo cuando tengas algo interesante que aportar, así tu criterio será respetado desde el principio.
  9. Fíjate en lo que hacen los demás: Recuerda la máxima “Donde fueres haz lo que vieres” y sigue el ejemplo de tus compañeros a la hora de comportarte, observa factores como la forma en que se dirigen al jefe, si el ambiente es serio o distendido o si se come en la oficina o fuera.
  10. Muestra tu predisposición a aprender: Expón tu interés por los detalles del puesto y por la estrategia y los objetivos de la empresa. Si transmites tu optimismo y entusiasmo ante el trabajo, tus superiores te considerarán una persona capaz de sacar adelante cualquier proyecto.
  11. No te exijas demasiado: Ten presente que es tu primer día y que nadie espera que vayas a rendir al 100%; necesitas un periodo de adaptación para ir aprendiendo todos los procedimientos y tareas que tendrás que llevar a cabo. Más adelante tendrás tiempo de desarrollar tus habilidades y demostrarlas.

¿Qué otros consejos podrías darnos para entrar con buen pie en tu primer día de trabajo?

 

Escrito por mariarp el 24 de Abril de 2017 con 0 comentarios

HP busca recién titulados sin experiencia en Europa para incorporar a su plantilla

La compañía tecnológica HP formará y ofrecerá un contrato laboral de dos años en las áreas de Investigación y Desarrollo y de Negocios a universitarios recién titulados sin experiencia de toda Europa, a través del programa ‘HP Academy 2017’.

Según ha informado en un comunicado, los aspirantes realizarán diferentes pruebas online hasta quedar 100 finalistas, que tendrán que superar una fase final presencial en las oficinas de Barcelona en el próximo mes de julio, para la que recibirán una ayuda por desplazamiento y en la que pondrán en valor sus habilidades e intereses.

El periodo de aprendizaje durará una semana. Las actividades se desarrollarán en inglés e incluirán talleres, ponencias de expertos, ‘workshops’ y formación. Los candidatos deberán evidenciar habilidades como la pasión por la tecnología, nivel alto de inglés, proactividad, organización, responsabilidad y habilidades interpersonales.

Una vez concluido el proceso de selección, los candidatos finales se incorporarán a HP con un contrato laboral de dos años de duración en de la compañía.

Los perfiles que se buscan son los de recién titulados de diversas nacionalidades en R&D (Aeronáutica, Ingeniería Informática, Ingeniería Electrónica, Organización Industrial, Matemáticas, Ingeniería Mecánica, Física e Ingeniería en Telecomunicaciones) y Business (Administración y Dirección de Empresas, Economía, Ingenierías, Marketing y Operaciones) que tengan “un buen expediente académico”.

HP también ha comunicado su compromiso por incrementar el número de mujeres en los departamentos de tecnología con el fin de asegurar “un entorno diverso” y ayudar a potenciar los estudios STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) en los jóvenes.

El proceso de selección lo llevará a cabo la Fundación Universidad-Empresa (FUE) y los interesados deberán registrar su candidatura en la web oficial de ‘HP Academy 2017’ antes del próximo 30 de mayo.

Escrito por calopez el 20 de Abril de 2017 con 0 comentarios

¿Por qué te hacen esperar mucho tiempo antes de la entrevista?

¿Eres una persona puntual? ¿Te gusta que los demás lo sean? me sigue llamando la atención, que en las convocatorias de las reuniones de vecinos haya una primera y segunda convocatoria, ¿qué se pretende conseguir? porque no se lo que pasará en tu caso, pero en el mío, todos van a la segunda convocatoria y además, hay quien llega tarde…

Si en una entrevista de trabajo, te convocan a una hora y te hacen esperar un montón, puede ser que la persona que tenga que entrevistar haya tenido algún problema, pero en este caso, seguramente haya algo detrás.

¿Qué pretenden?

Normalmente se quiere evaluar el grado de tolerancia a la frustración que tiene el candidato  y la paciencia. Hay ocasiones en las que se observa al candidato a través de una cámara que técnicamente vigila la recepción, en otros casos hay un cristal que da a otra sala en la que te observan incluso varias personas y los más descarados te observan desde su mesa fingiendo perder el tiempo para enfurecerte más.

Debes tener en cuenta y ser previsor cuando te citen a una entrevista de no tener ninguna cita o compromiso en las horas siguientes para que en el caso de hacerte esto no añadas más presión a la situación. La comunicación no verbal lo dice todo de un candidato, pero también lo que decides hacer o no mientras esperas.

¿Qué debo hacer?

Lo primero es pensar que es una prueba de tu capacidad de aguante y que hay que estar tranquilo. Puedes pedir un vaso de agua o ir al aseo si lo necesitas. Ni se te ocurra pedir un café o salir a fumar. Sé amable y no pierdas los nervios.

¿Has vivido esta experiencia? ¿Cómo lo has afrontado?

 

Escrito por mariarp el 18 de Abril de 2017 con 4 comentarios

El mail más absurdo que has recibido

Vamos a tomarnos la vuelta al trabajo con humor.

Hoy quiero dejaros un artículo que publican en Equipos&Talento al respecto de Geoffrey James, colaborador del Portal Inc. que participa en un programa de radio llamado ‘Asuntos divertidos’. En una de las emisiones, pidieron a los oyentes que les remitieran los correos electrónicos más estúpidos que habían recibido en el trabajo:

Asunto: Picnic de la compañía

“La próxima semana celebraremos los últimos éxitos de la compañía con un picnic que hemos bautizado como ‘Moral Builder’. Pasaremos un día en el campo realizando juegos en equipo en el que los trabajadores tendrán a su disposición perritos calientes y frijoles. Los ejecutivos podrán degustar entrecot y langosta”.

Asunto: Curso de capacitación en Informática

“Después de pensarlo mucho, hemos decidido cancelar la lista de espera del curso de capacitación para nuestro nuevo sistema informático puesto que la mayoría de personas que aprenden a utilizarlo, por lo general, dejan la compañía”.

Asunto: Estado de las recomendaciones

“Envié tus recomendaciones al vicepresidente, pero las envié como si las firmara yo. Pensé que tus sugerencias eran buenas pero que les prestaría más atención si ponía tu nombre y no el mío en la firma”.

Asunto: Política de Puertas Abiertas

“De acuerdo con nuestra anterior política de Puertas Abiertas, cualquier empleado podía hablar con cualquier ejecutivo con la puerta abierta. De ahora en adelante, los empleados deben primero pedir permiso a su jefe directo antes de hablar con un ejecutivo. De lo contrario la política de puertas abiertas sigue siendo la mismo”.

Asunto: Emprendeduría Interna

“Animamos a nuestros empleados a arriesgar, tomando riesgos inteligentes, después de la debida consideración de todas las condiciones del mercado, la evaluación racional del impacto financiero y una discusión a fondo con todos los grupos de interés internos y externos sobre contingencias”.

Asunto: Tiempo de inactividad del ordenador

“Ha llegado a mi conocimiento que el sistema de correo electrónico cayó ayer. A partir de ahora, he pedido al gerente que el sistema envíe un mensaje automático a todos los empleados la próxima vez que el sistema se caiga”.

Asunto: Reconocimiento de las contribuciones del empleado

“Después de varios meses de ventas fuertes, hemos decidido imprimir nuestro aprecio por el trabajo de los empleados en camisetas. Estarán disponibles para la venta a partir del próximo lunes”.

Asunto: Comentario del empleador

“Para resumir mis comentarios hasta el momento desconocidos sobre las reseñas de desempeño, el problema es lo duro que se trabaja. Si uno quiere conseguir un aumento, debe trabajar como si estuviera haciendo el doble de su salario actual”.

Asunto: Atención al cliente

“Hemos decidido parar la creación del Departamento de Atención al Cliente porque consideramos que podría animar a los clientes a quejarse más a menudo”.

Asunto: Nueva política de aparcamiento

“Hemos decidido destinar plazas de aparcamiento exclusivas para los directivos, puesto que nuestra política actual de aparcamiento abierto parece beneficiar sólo a aquellos empleados que vienen a trabajar temprano”.

¿Cuál es el mail más absurdo que has recibido?

Escrito por mariarp el 17 de Abril de 2017 con 0 comentarios

Lo que no hay que decir en el trabajo

No sólo lo que dices, si no cómo lo dices, da muchas pistas sobre tu personalidad. Es verdad que son muchas cosas las que hay que tener en cuenta: cómo vestir, el lenguaje corporal…, pero todo influye.

No cuidar el lenguaje que se usa durante una reunión o una conversación individual, ya sea formal e informal, puede limitar nuestras oportunidades de ascenso. Forbes ha elaborado una lista con las expresiones más usadas y cómo se definen las personas que las usan.

  • “No es justo”. La vida en general no es justa. Por más que uno se esfuerce por dar su mejor versión como profesional puede que no se recompensada de la manera que se pretendía. Sin embargo, mostrar esta disconformidad aludiendo a la injusticia es un signo que es percibido como un rasgo de inmadurez. Una opción para escapar de dicha imagen, es dar nuestra opinión sobre a qué aspiramos como profesionales, a dónde nos gustaría llegar y preguntar al responsable cuál es el mejor camino para lograrlo.
  • “Siempre se ha hecho así”. En un mundo donde la tecnología está cambiando los procesos productivos y las formas de trabajo, gracias en parte a la introducción de generaciones más jóvenes con perspectivas laborales distintas, anclarse en la forma tradicional de hacer las cosas puede significar que somos personas vagas, sin interés por evolucionar y, por tanto, estancadas y prescindibles para la empresa.
  • “No hay problema”. Si no hay problema es que, quizás, en algún momento lo hubo. No es de las expresiones más fatídicas, pero si puede ser representativa de cierta reticencia a las normas en vez de mostrar una actitud de disposición, pese a que sea éste el objetivo. En su lugar, la frase que acompaña a una petición puede ir ligada al agradecimiento.
  • “Igual es una tontería, pero creo…” o “Trataré de…” Estas frases suenan como a tentativas. Un empleado debe estar seguro de que hará un trabajo, independientemente de que luego no salga bien, porque todo se basa en la actitud previa que tenga ese empleado. Las actitudes optimistas siempre redundan en unos mejores resultados, aunque sólo sean en la línea del aprendizaje que ha servido desarrollar un determinado proyectos o tarea.
  • “Sólo será un minuto”. Nada dura un minuto exacto. Es una expresión muy usada pero irreal y puede ser un signo de que estamos ante una persona que no dedica el tiempo necesario a las cosas que emprende, aunque sea en una conversación.
  • “Es incompetente”. La crítica sin argumentos genera desconfianza y la crítica destructiva no contribuye a nada que sea positivo para las relaciones personales dentro de una empresa, ni para los resultados de la compañía. Por tanto, se esté seguro o no de algo, las críticas hacia el trabajo ajeno debe estar sustentadas por una alternativa de mejora y no una descalificación personal o profesional.
  • “No está dentro de mis competencias”. Cada persona tiene un rol dentro de la compañía pero no hacer una tarea que no compete al puesto de trabajo que se ostenta puede significar una señal de falta de trabajo de equipo, compañerismo y desinterés por la empresa.
  • “No es mi responsabilidad” o “No es culpa mía”. El liderazgo debe ser proyectado en términos de responsabilidad. Uno asume como propios los errores de otros porque, puede, que en alguna fase se haya podido intervenir para evitarlo o se haya contribuido de alguna manera a cometer el fallo.
  • “No puedo”. Negarse a una tarea por creer que está por encima de nuestras capacidades profesionales es una señal de que estamos ante una persona sin voluntad, ganas de avanzar y aprender.
  • “No me gusta este trabajo”. El enfoque negativo de las cosas que suceden en el trabajo no sólo no es productivo, sino que proyecta la imagen que estamos ante un profesional que sólo se queja ante la adversidad.

¿Qué más cosas crees que no deberías decir en tu trabajo?

Escrito por mariarp el 10 de Abril de 2017 con 0 comentarios

Qué no poner en tu currículum vitae

Hablamos mucho sobre el currículum vitae, cómo redactarlo, qué poner, qué destacar, cómo ponerlo… Pero dándole la vuelta a la moneda, hay que tener también cuidado con lo que no hay que poner:

Estilos de letra fantasiosos

Las letras fantasiosas o inclinadas (caligráficas) son difíciles de leer. Esto se traduce en que el lector capte menos información de la que has escrito. Si utilizas fuentes caligráficas para que tu currículo tenga un estilo “más clásico”, lo único que conseguirás es que sea más difícil para el entrevistador retener lo que estás comunicando. Utiliza un estilo de fuente más claro, como Arial o Helvética. Aunque es un estilo más básico, quien lea tu currículum tardará menos tiempo en hacerlo y obtendrá más información, lo que puede conllevar a que llegue la llamada telefónica que tanto esperas.

La fuente es demasiado pequeña

Para que alguien se lea nuestro currículum debemos asegurarnos, en primer lugar, de que este sea legible. Y aunque parezca un razonamiento de perogrullo, hay muchos candidatos que envían sus CV con una letra tan pequeña que el entrevistador siquiera se molesta en leerlos. El mínimo tamaño de fuente admisible es 10, y es preferible decantarse por un 12, con el que seguro no tendrás problemas.

Has olvidado detallar las fechas

La parte más importante de un CV es en la que se detalla la experiencia laboral del candidato. Todos los trabajos que hayas realizado deben de incluir una fecha de inicio y final de la actividad. Es un dato que tienen muy en cuenta los empleadores, a los que les gusta saber el tiempo que has pasado en determinada empresa. No incluir esta información, o no hacerlo de forma precisa, puede llevar tu currículo a la papelera de reciclaje.

El documento tiene problemas de formato

En la actualidad, la mayor parte de los CV se envían por correo electrónico. Procura enviar un formato lo más universal posible. Lo mejor es que envíes tu currículum en .doc o .pdf, el resto de formatos pueden dar problemas. Y nadie se va a molestar en llamar a su amigo informático para leer tu candidatura.

Los datos personales

Sí, se llaman “personales”, pero no es necesario dar detalles sobre tus creencias religiosas, orientación política o tu estado civil. No es relevante para el puesto que vayas a desempeñar.

No seguir las instrucciones

Algunos trabajos piden a los candidatos para determinados puestos de trabajo que envíen algunos documentos concretos, como una carta de presentación o una recomendación. Parece mentira, pero muchos candidatos creen que no pasa nada por saltarse las normas y enviar a pelo el CV. Ten la seguridad de que no conseguirás un trabajo con ese tipo de desidias.

¿Qué otros consejos puedes darnos para mejorar tu currículum?

Escrito por mariarp el 6 de Abril de 2017 con 0 comentarios

Aprender de los errores

El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada. (Goethe)

Hay que saber reconocer los errores. Es el primer paso para poder solucionarlos. Si te empeñas en creer que tú no has cometido el error, nunca le buscarás la solución.

En cada una de las decisiones que tomamos en nuestra vida diaria, desde la más simple a la más importante, corremos el riesgo de equivocarnos, pero no aceptar los errores, achacárselos a otros, empeñarse en alcanzar la perfección, o ignorarlos, son actitudes que pueden convertirse en verdaderos obstáculos para tu crecimiento personal y profesional.

Piensa más allá. No pienses sólo en solucionar el error, piensa que vas a aprender de ello. ¿No te lo crees? Sigue estos consejos que nos ofrece jobomas:

Acepta tu error. Nunca esquives tu responsabilidad ni trates de culpar a alguien más pues eso sólo empeoraría las cosas y hablaría muy mal de tu ética profesional. Toma las cosas con calma y acepta que te equivocaste. Una de las actitudes que pueden hablar de nuestro compromiso y nuestra capacidad de liderazgo es la aceptación de responsabilidades así que no eludas tus decisiones, enfréntalas y hazle saber a los demás que eres un profesional honesto que puede superar grandes adversidades.

Oportunamente y con creces. Si cometiste un error y con ello afectaste a terceros, no pierdas tiempo en lamentarte por ello; toma de inmediato las riendas de la situación y ofrece una alternativa para solucionarlo. Cuanto más pronto comiences a trabajar en una solución menores serán los daños y las partes involucradas valorarán el compromiso que haces por resolver la situación. Si está en tus manos, compensa tus errores con creces y esfuérzate por recuperar la confianza de quienes se pusieron en tus manos.

Ofrece garantías. Una equivocación es costosa porque hay un daño que reparar y ello implica una inversión adicional tanto de tiempo como de recursos pero al final de cuentas, es más sencillo reparar un error que volver a comenzar todo el proceso. Justo en este momento es cuando tú tienes la oportunidad de ofrecer una solución y garantizar con argumentos sólidos y detallados que la situación no se repetirá. Tan claro como sea posible explícales a los involucrados por qué puedes asegurar que esta vez saldrán bien las cosas y comprométete a que el resultado final será lo que esperan.

No lo repitas. Si caíste en un error y has visto sus consecuencias, sabes que no puedes volver a cometerlo o definitivamente estarás fuera de la jugada. Equivocarte una vez es humano y hasta cierto punto, comprensible pero hacerlo más de una vez en el mismo punto resulta imperdonable para quien puso de nuevo su confianza en ti. El primer aprendizaje que debe dejarte una mala decisión es el de no volver a cometerla; una vez que lo hayas comprendido habrás evolucionado sin darte cuenta y estarás sacando provecho de una situación adversa.

¿Sabes sacar partido de tus errores?

Escrito por mariarp el 4 de Abril de 2017 con 0 comentarios

Enchufado

Si te dicen que el hijo de “fulanito” a entrado a trabajar en la empresa “X” porque su madre tiene una gran influencia, ¿tú que piensas? ¿que es una persona con suerte por tener ese contacto tan influyente o que tiene mucha cara porque tú vales más pero ni siquiera puedes optar al puesto?

El hecho de que te contraten “por enchufe” tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

Ventajas:

  • Te permite el acceso a un puesto de trabajo con un aval y unas garantías que, sin recomendación, tendrías que ganar desde cero.
  • Se presupone una serie de habilidades y conocimientos que te ayudarán a trabajar desde el primer día y te facilitarán la incorporación.
  • Si tu padrino es un profesional avalado por su experiencia y credibilidad te ganarás la admiración de tus nuevos compañeros.
  • Si la confianza con tu mentor es mutua, trata de que te explique cuáles son los objetivos de la compañía, por qué te ha reclutado y de qué manera puedes contribuir. Esto te ayudará a diseñar tu estrategia profesional.

Inconvenientes

  • Tendrás que hacer un esfuerzo extra para demostrar que la recomendación no es gratuita y que, realmente, estás preparado para el puesto.
  • Si tu padrino es un alto cargo, te enfrentarás a un equipo lleno de prejuicios y miedo. Preséntate con humildad y cercanía.
  • Tienes que conseguir cuanto antes que se te identifique por tu valor de manera que el resto de la plantilla olvide cuál fue tu puerta de entrada.
  • Antes de aceptar el puesto asegúrate de que puedes comprometerte con el proyecto. Si al final fracasas, no sólo perderás tu empleo, también un mentor. Aquí no suele haber segundas oportunidades.

Según publicaron en El Mundo de acuerdo con el Barómetro del CIS, ésta es la forma en la que encuentran trabajo los españoles:

Escrito por mariarp el 3 de Abril de 2017 con 1 comentario

Día Internacional de la Diversión en el Trabajo 2017

Hoy celebramos el Día Internacional de la diversión en el trabajo. Desde 1996, el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo (‘Fun at Work Day’),  celebrado por trabajadores y empresas de todo el mundo.

Se trata de una ocasión especial para recordar que el trabajo “no tiene por qué ser gris, que la seriedad no requiere solemnidad, y que el humor ofrece importantes beneficios para cualquier organización y para su equipo humano incluso en momentos de crisis (o quizás especialmente en tiempos de crisis)”.

En España, los consultores de Humor Positivo difunden la celebración de esta efeméride desde 2008, cuando convocaron la primera ‘Marcha a favor de la Diversión en el Trabajo’ y llevaron una carta al Ministro de Trabajo con sus reivindicaciones.

  • En 2009 escenificaron un ‘Plan de Rescate Humorístico’ tras el hundimiento de la economía. En esta ocasión fueron con sus bombines al Parque del Retiro de Madrid para presentar un paquete de medidas muy especial ante los medios de comunicación. ¿En qué consistía el plan? Eran 10 medidas humorísticas con las que se pretendía salvar el bienestar emocional y mental de muchas personas y además, animar a las empresas: Sigue una estricta dieta informativa, busca el lado cómico de la vida, ríete de la crisis, mira el lado positivo, ponte una nariz de payaso, amplía tu perspectiva,  aprende a improvisar, cultiva un toque de locura, contagia la risa y recurre a los gurús del humor.
  • En 2010 se dirigieron a la Bolsa de Madrid empuñando unos alegres paraguas celestes y entonando una particular versión del clásico “Singing in the Rain”. Ahí lo que hicieron fue tratar de reflotar la economía emocional del país entregando al Presidente de la Bolsa un cheque por valor de “1.000.000 de jocosidades, chascarrillos y retruécanos” canjeable en el Banco Central de Humor Positivo –la mayor reserva de humor anti-crisis disponible.
  • En 2011 hicieron “el encierro de la crisis”Un grupo de ejecutivos vestidos de traje, bombín y pañuelico rojo, acudieron al centro de Madrid para correr delante de La Crisis Económica.
  • En 2012, organizaron la primera “carrera profesional de obstáculos, trabas y contratiempos”, que discurrió por la Cuesta de Moyano de Madrid (cuesta arriba, evidentemente). Los participantes debieron sortear numerosos desafíos típicos de la carrera profesional –un endiablado proceso de selección; peticiones absurdas del jefe, los clientes y los mercados financieros; luchas de poder; y la mismísima crisis económica– para tratar de emerger vencedores en esta rocambolesca competición. Compitieron en esta carrera un grupo de ejecutivos, profesionales y directivos reales –ataviados con riguroso traje, bombín y número de dorsal. ¿Quién ganó? Al final, ganaron todos, porque el verdadero triunfo en la carrera profesional no es conseguir un salario mayor o tener un puesto más rimbombante, sino disfrutar cada día con lo que se hace, junto con el resto de los compañeros, y a pesar de las dificultades.
  • En 2013, un grupo de ejecutivos del Banco Central de Humor Positivo (BCHP), cargados con pesados maletines repletos de fajos de billetes de humor en efectivo, se paseó por las calles de Madrid para repartir entre la ciudadanía un complemento de salario emocional: en total más de un millón de jocosidades, chascarrillos y retruécanos de las arcas del BCHP –la mayor reserva de humor sobre la crisis económica actualmente disponible. Los billetes mostraban por el anverso cómo está el dólar últimamente, ante el desarrollo de una crisis global que no nos da tregua. Por el reverso, cada billete contenía un valioso ejemplar de las arcas del Banco Central de Humor Positivo, la mayor reserva de humor sobre la crisis económica del mundo.
  • En 2014 oficiaron la primera boda empresarial de la historia, entre dos empresas muy enamoradas,Teamlabs y h2i Institute. En este emocionante enlace nupcial no faltaron los tradicionales vestidos de novia y novio, los anillos, las promesas solemnes (“hasta que la bancarrota os separe…”) y el lanzamiento del arroz.
  • En 2015, siguiendo las antiguas y sabias tradiciones, organizaron una sesión de Churroterapia en el centro de coworking Utopicus de Madrid. Con este método antiestrés centenario e infalible, consiguieron generar poderosas emociones positivas, que los psicólogos ahora sabemos son claves para la creatividad, la motivación y las relaciones sociales, dentro y fuera del mundo laboral.
  • En 2016, proponen que todo el mundo acuda al trabajo ese día en bicicleta, no porque sea más sano y ecológico (que también), sino porque se trata del medio de transporte más divertido. Ellos, lógicamente, darán ejemplo, pedaleando por las calles de Madrid de riguroso traje y bombín.

Este año, convocan a todo el país a recuperar la venerable tradición española de la papiroflexia laboral, fabricando millones de pajaritas, organizando concursos de aviones y barquitos de papel, plegando facturas, presupuestos y hasta la corbata del jefe. “Reciclar las páginas de un aburrido informe para convertirlo en una bella pajarita es algo sublime,” dice Jesús Damián Fernández, co-fundador de Humor Positivo. “Además, reduce el estrés y fomenta la creatividad y la concentración, preparando a los profesionales para las tareas serias”.

La pajarita de papel es todo un símbolo de la diversión en el trabajo. Pero no se trata de un mero entretenimiento, y mucho menos de una “perdida de tiempo”. La papiroflexia es arte, es ciencia y es incluso una disciplina Zen que sirve para entrenar la mente y templar el alma.

¿Te animas?

Escrito por mariarp el 31 de Marzo de 2017 con 1 comentario

Crear un buen ambiente de trabajo

El otro día fui a hacerme el reconocimiento médico de la empresa. Entre otras muchas cosas, me preguntaron qué tal ambiente de trabajo había en mi sitio. ¿Eres de esos afortunados que rotundamente podrías contestar positivamente a esa pregunta?

Desde luego, como en cualquier relación, va a haber disputas, sobre todo porque pasamos muchas horas con las mismas personas, así que es inevitable. Pero lo que sí se puede hacer es mejorarla.

Todos los expertos apuntan que un buen ambiente laboral es clave para una mayor productividad y evita la fuga de talentos. ¿Qué se puede hacer para tener un buen clima laboral?

  • Elogiar el trabajo de quien se lo merezca. “Excelente”, “buen trabajo”, “muy bien”, “fenomenal” y un largo etcétera de elogios, son pequeñas palabras que a todos nos hacen sentir orgullosos si nos las dice nuestro jefe. Son síntoma de un trabajo bien hecho.
  • Mejora continua. Fomentar una cultura de mejora continua que redunde en el desarrollo de equipos de alto rendimiento en los que se puedan encuadrar y dirigir las personas con una gran proyección profesional.
  • Formación continuada. Brindar formación continuada en herramientas y habilidades técnicas que necesiten en función de los diferentes puesto de trabajo que vayan desempeñando a lo largo de su trayectoria.
  • Comunicación abierta. Favorecer la comunicación abierta y bidireccional entre superiores y el resto de miembros del equipo donde prime la información veraz, escucha activa y la aportación de ideas y propuestas constructivas.
  • Reconocer la importancia de todos. Reconocer la importancia de todos los departamentos que integran la empresa para lograr el objetivo común, es capital para crear un sentimiento de identidad con un proyecto, en definitiva, para inspirar.
  • Ayudar a la conciliación familiar. El trabajo debe ser una parte importante de nuestras vidas pero no puede condicionar por completo nuestra vida personal. Desde la empresa se pueden llevar a cabo acciones para ayudar a conciliar la vida familiar y personal, como dar la opción de horarios más flexibles, el teletrabajo…
  • Tener un espacio físico agradable. Nos pasamos muchas horas al día dentro de la oficina, por lo que hay que procurar tener estos lugares bien iluminados, ventilados, etc. Además, la organización, la limpieza y el confort deben cuidarse al detalle, ya que repercutirán en el estado emocional y en a productividad de los empleados. Hace poco publiqué las mejores 25 oficinas del mundo

¿Qué necesitas para tener un buen ambiente de trabajo?

Escrito por mariarp el 30 de Marzo de 2017 con 1 comentario



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »