La manzana envenenada

Supongo que conoces el cuento de Blancanives: La Reina quiere ser la más hermosa del lugar, pero el espejo mágico le dice que la más hermosa es Blancanieves, así que decide deshacerse de ella. Para ello la va a visitar con un una cesta en la que hay un montón de manzanas. Blancanieves elige la que le parece más bonita y brillante, pero resulta ser la manzana envenenada.

En nuestro entorno laboral también hay un montón de personas, pero por desgracia, casi siempre nos encontramos con esa persona que es la manzana envenenada. Es ese compañero tóxico con el que tenemos que lidiar día a día.

Nos podemos encontrar con muchos tipos de manzanas envenenadas:

Los negativos. Ven el mundo a través de lentes oscuras. Son los reyes del “sí, pero…” Nunca ven oportunidades, sólo problemas y son expertos en contagiar su negatividad al resto del grupo. Su actitud retrasa la puesta en marcha de los proyectos y, además, hay que elevarles el ánimo.

Los sabelotodo. Si tienes un sabelotodo a tu alrededor cuida muy mucho los comentarios que haces. Si se te ocurre por ejemplo comentar un artículo que leíste en voz alta, el sabelotodo caerá sobre ti y te soltará una soflama sobre él (o un compañero que tuvo en un trabajo anterior) al que le pasó eso. Da igual lo que sea “eso”. Si hablas de la congelación de las tuberías del transiberiano, el sabelotodo tendrá un conocido que trabajó allí.

El sabelotodo va a decir lo que tenga que decir, pase lo que pase, por lo que la estrategia correcta frente a él es no darle pie. No caigas en un error de principiante frente a un sabelotodo como es discutir con él. Por mucho que domines del tema y te des cuenta de que él no tiene ni idea debes tragarte tu orgullo y seguir a lo tuyo o entrarás es una espiral sin fin.

Los quejicas. Se pasan la vida lamentándose por todo, pero no hacen nada para cambiar la situación. En realidad, esta persona sólo quiere quejarse, porque esto le produce un alivio momentáneo. Están al acecho para encontrar un interlocutor sobre el que descargar su retahíla de lamentaciones, cosa que deja al susodicho destrozado.

Los criticones. Ponen objeción a todo lo que se dice y hace. Para ellos, nunca das la talla. Por supuesto, insisten en que las críticas son “por tu bien”. Pero la realidad es que son hirientes porque disfrutan con ello. Su campo de actuación es muy amplio: el modo de trabajar, la forma de vestir o la manera de relacionarse con la gente.

El inepto o inútil total. Siguiendo el principio de Peter, cualquier persona es ascendida en una organización hasta el puesto en el que ya no es eficiente. Por lo tanto, no te extrañe que el inepto pueble los escalafones más altos de las organizaciones. El que no lo era, se ha convertido. Habitualmente son protegidos de alguien importante o se mantienen en sus puestos por la ausencia del mismo por lo que a ellos les importa un comino algo que vaya más allá de su estómago. No hay estrategia válida. Es un “o ellos o tú” y, lamentablemente, sueles ser tú.

El perfeccionista. El perfeccionista es un obstáculo serio de cara a la productividad ya que ningún trabajo le parecerá lo suficientemente bueno lo que provocará un bucle infinito de correcciones y mejoras. El problema en este caso no es la mejora continua sino la “mejora sin fin”. Un perfeccionista tiene problemas para delegar ya que, habitualmente considera que los trabajos que no hace él en persona, no son “suficientemente buenos”. La consecuencia más habitual es que un perfeccionista suele convertirse en cuello de botella de todo aquello que gestiona.

Los belicosos. Están en constante tensión y cualquier incidente provoca en ellos una reacción agresiva. Cuando los tienes cerca sientes que debes vigilar tus movimientos. Lo preocupante es que el ambiente de trabajo se empobrece porque, para evitar conflictos, la gente calla sus opiniones.

Los indefensos. Van de débiles y de víctimas. A menudo necesitan que hables por ellos, que los defiendas, que los apoyes… porque parece que no saben valerse por sí mismos. Hacer de portavoz de estos compañeros es agotador y, a veces, peligroso, porque bajo esta piel de cordero se esconce un personaje muy sagaz que, si algo sale mal, sabe escaquearse de su responsabilidad y achacar los males a otro, es decir, a su portavoz.

¿Qué otras manzanas envenenadas encuentras en tu entorno laboral?

Escrito por mariarp el 20 de enero de 2017 con 0 comentarios

Frases que nunca dirá la gente exitosa

exitoTener éxito no es cuestión de suerte. Es cuestión de buscar la suerte. La gente que tiene éxito no va por la vida con la mirada baja y ceño fruncido. Quien tiene éxito va con la cabeza alta y una actitud positiva.

¿Quieres ser una persona de éxito? Desde emprendedoresnews, nos dan algunas claves para tener éxito en el mundo laboral.

“No se puede hacer” Una cosa que hace que la gente y las empresas sean reconocidas es la habilidad de resolver los problemas y demandas de los clientes antes que nada. Si siempre surge una necesidad, los individuos más exitosos aprenden a solucionarlo lo más rápido posible.

“No sé cómo hacerlo”. En lugar de automáticamente cerrarte a encontrar una solución, la gente exitosa sabe qué puede hacer para completar un proyecto. Por ejemplo, nunca verás a un gran consultor de negocios internacionales viajando a Italia miles de veces al año sin saber hablar italiano.

“No sé qué es eso”. Alegar ignorancia no hace que el problema desaparezca. Esto sólo provocará que el que pregunta encuentre a otra persona que pueda trabajar con él o ella para resolverlo. Aunque es bueno ser honesto con todos los que interactúes, terminar esa frase con algo como “pero voy a averiguar” es una forma segura de ser más exitoso.

“Yo hice todo solo/a. Las mejores personas saben rodearse con otras que sean igual de inteligentes, conocedoras y dedicadas. Lo que siempre funciona es darles el crédito que se merecen. Reconoce a aquellos que te hayan ayudado y seguirás teniendo éxito.

“Eso es muy temprano. Nunca hubieras escuchado a alguien como Benjamin Franklin o Steve Jobs decir “ese evento es muy temprano”. Si hay una junta de networking, un proyecto de lanzamiento o la oportunidad para una entrevista por la mañana, la gente más exitosa hace lo posible para estar ahí. Parte de ser reconocido es estar en el lugar correcto en el momento ideal, sin importar si eres madrugador o no.

“Eso es muy tarde. Siguiendo la misma línea, si te piden que estés en una cena a las 9:00 p.m. con un posible socio de negocios, y puedes llegar, definitivamente tienes que ir. Tal vez vas a estar cansado al día siguiente pero las conexiones que harás durante esta cena o junta pueden hacer toda la diferencia cuando se trata de tu carrera o próximo proyecto.

“Qué mal que no podemos trabajar juntos”. Hacer un buen clic con una persona es muy raro, pero si realmente tuviste una conexión con alguien y quieres trabajar con él o ella, encuentra una forma para que funcione. Ya sea un caso de estudio o un nuevo negocio, la gente exitosa sabe que trabajar con aquellos que se alinean con su personalidad e intereses es el paso al verdadero éxito.

“Hay que ponernos al corriente algún día”. Muchas veces esto se dice como si fuera material de relleno sin realmente tener la intención de darle seguimiento. La gente exitosa sabe que si de verdad quiere ponerse al corriente con alguien va a pasar.

Esto también va acorde con la idea de que las personas más reconocidas han trabajado muy duro para tener conexiones genuinas y relaciones dentro de su red, sin ninguna agenda escondida. Nutrir tu red significa estar atento de los demás mientras les das la importancia que se merecen.

“Lo siento, estoy muy ocupado/a”. Si surge una oportunidad, la gente exitosa hace lo que pueda para que suceda. Claro, esto puede significar más horas de trabajo de vez en cuando, pero si quieres que algo funcione, esto es lo que tienes que hacer. Después de todo, de acuerdo con Lao-Tzu “El tiempo es algo creado. Decir que no tienes tiempo es como decir: no quiero hacerlo”.

“Esa fue mi idea”. Como lo mencioné en el número cuatro, los individuos reconocidos reparten la riqueza cuando se trata de alabar a alguien sobre un proyecto. Repartir elogios y aliento es una parte crucial en la construcción de una sociedad y cultura de éxito.

“Nunca he leído libros”. Tom Corley autor de “Hábitos ricos: Los hábitos de éxito diarias de los individuos ricos” (Rich Habits) se dio cuenta que la gente con dinero leía (y escuchaba) libros en mayor cantidad que la gente pobre. “El 63 por ciento de los padres adinerados hacen que sus hijos lean dos o más libros por mes vs un tres por ciento de los pobres”. Leer ayuda a reducir el estrés, mejorar la productividad y tu memoria.

“No soy lo suficientemente bueno”. Parte de ser exitoso es tener una alta autoestima. Ser tú mismo es una característica que promete el éxito en el negocio y tu vida personal. Sigue tus verdaderos intereses. ¿Qué harías en tu vida si no necesitaras el dinero?

“Está bien” (una y otra vez). La gente exitosa sabe cuándo irse y dejar de aceptar las excusas de otros. ¿Hay un cuello de botella o algo (o alguien) que evita que termines un proyecto a tiempo, hagas crecer tu negocio o que te acerques a tus metas? Entonces es tiempo de poner algunas barreras y decidir hasta dónde te vas a involucrar.

“Si la competencia no lo tiene no lo necesitamos”. Copiar a la competencia es una de las posibles causas de muerte para muchas empresas. La verdadera innovación viene del otro lado: descubrir qué es lo que no hace tu competencia y llenar ese nicho para resolver una necesidad.

“El tiempo libre es para tontos”. El verdadero éxito debe verse como un enfoque bien redondeado, uno con vacaciones, fines de semana con amigos y familia y horas de descanso durante la semana. Aunque la carga de trabajo varía para todos, tomarte unas vacaciones puede hacer que mejores en tu trabajo.

¿Eres una persona con éxito?

Escrito por mariarp el 18 de enero de 2017 con 0 comentarios

Qué hacer cuando no hay nada que hacer

Tic, tac; tic, tac. Las horas se hacen interminables, el tiempo no pasa. acabas de pasar por un pico de trabajo en el que no has parado y de repente, llegó la calma. Tienes un montón de tiempo y no sabes qué hacer con él.

Podrías dedicarte a hacer compras on-line o mirar tu facebook, pero aunque no te lo creas, también podrías hacer cosas más productivas, que te servirán para que cuando comience otra vez un pico de trabajo, no te pille con todo desordenado:

Organiza tu correo electrónico

Seguramente tengas la bandeja de entrada llena de mails. Unos que ya habrás leído y contestado y otros que tal vez hayas ido dejando porque no eran tan importantes.

Contesta a esos menos importantes y organiza esos que ya has solucionado en carpetas. Te dará menos sensación de agobio y encontrarás todo más rápidamente.

Pon en las carpetas comunes de la empresa toda la información que todos deban saber.

Haz llamadas

Posiblemente en esos días de tanto trabajo, no hayas podido contestar el teléfono como es debido o no hayas contactado con todos los clientes o proveedores como en otras ocasiones.

Aprovecha para ponerte al día con todos esos clientes o proveedores que has tenido un poco más en el olvido.

Organiza tu espacio de trabajo [Leer toda la noticia…]

Escrito por mariarp el 17 de enero de 2017 con 1 comentario

El emprendedor como gerente

empreTodo emprendedor tiene que estar preparado para asumir la responsabilidad de dirigir, gestionar y administrar. El emprendedor, al iniciar su proyecto, cuenta con pocos recursos; no obstante, hay gran cantidad de información que le será sumamente útil, especialmente en el aprendizaje de procesos administrativos de otras organizaciones, el manejo de la contabilidad, la planificación y el control.

Todos estos son conocimientos que le ayudarán a manejar esos recursos iniciales para economizarlos al máximo y darles el mayor rendimiento posible, de modo que se tenga una utilidad aunque sea poca y, de no tener utilidad inicial, al menos sirva para mantener en operación su proyecto hasta tanto comience a dar frutos. Es una premisa casi irrefutable, que el emprendimiento no rinde ganancias en una primera instancia, sino que es a medio plazo cuando se observan las primeras entradas financieras, cuando el proceso cubre los costes de producción.

Relaciones administrativas. Otra preparación importante es la necesaria para competir o licitar, superar los trámites burocráticos, aprender a lidiar con políticas diferentes a la propia, de modo que no sea un choque administrativo tan difícil, sino que la situación se pueda manejar elocuentemente sin llegar en el desespero ni perder el norte respecto a lograr comercializar el producto o servicio que se está ofreciendo de manera independiente. Estas primeras ventas, contratos o licitaciones que se ganen pueden significar la oportunidad de posicionarse en el mercado.  [Leer toda la noticia…]

Escrito por mariarp el 16 de enero de 2017 con 0 comentarios

Salario Mínimo Interprofesional 2017

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2017 ha quedado fijado en 707,70€/ mensuales, lo que supone 23,59 €/ diarios.

En 2016, la cuantía del SMI fue de 655,20€, lo que supone una subida del 8%.

En el salario mínimo se computa únicamente la retribución en dinero, sin que el salario en especie pueda, en ningún caso, dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero de aquél.

Este salario se entiende referido a la jornada legal de trabajo en cada actividad, sin incluir en el caso del salario diario la parte proporcional de los domingos y festivos. Si se realizase jornada inferior se percibirá la prorrata.

¿Qué es el Salario Mínimo Interprofesional?

El salario mínimo interprofesional fija la cuantía retributiva mínima que percibirá el trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo u edad de los trabajadores, sean fijos, eventuales o temporales.

El valor que toma el SMI se fija cada año por el Gobierno, referido a 14 pagas, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas. Para la determinación del mismo se tienen en cuenta factores como el IPC, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional o la coyuntura económica anual.

Escrito por mariarp el 12 de enero de 2017 con 1 comentario

¿Por qué debo contratarte?

1Es una de las típicas preguntas que suelen hacer en las entrevistas de trabajo. No te puedes quedar en blanco, tienes que demostrar tus aptitudes y hacerte valer. Hacer saber a quien te está entrevistando que tú y sólo tú eres la persona ideal para ese puesto. Tienes que ir preparado para contestar a esta pregunta.

Desde Forbes nos dan algunas claves para contestar con éxito:

Antes de la entrevista, prepárate. Bucea en la página web de la compañía, en foros o en prensa para obtener toda la información posible sobre la empresa. ¿Cuáles son sus valores? ¿Cómo son las personas que han logrado llegar a lo más alto en su seno? ¿Cuál es su filosofía empresarial? Una vez hayas recabado toda la información, siéntate con papel y lápiz y busca la forma de que todo lo que has descubierto se adecúe a lo que tú puedes ofrecer, basándote en tu cualificación, experiencia profesional y habilidades. Una buena idea es contactar a través de LinkedIn con empleados de la empresa para que te den una visión desde dentro de qué es lo que busca la compañía en sus candidatos.

Durante la entrevista, escucha con atención. Aunque hayas hecho tus deberes en casa, obteniendo toda la información posible sobre la compañía y el puesto al que aplicas, es vital que durante el transcurso de la entrevista escuches con atención para captar cualquier detalle que pueda darte ideas o apoyar tus argumentos. Probablemente el entrevistador hablará de la posición, de qué habilidades técnicas o humanas se necesitan, y tú debes absorber todo lo que diga para adaptarlo a tu discurso.

Saca a relucir tus mayores logros. Y no valen generalidades ni nociones abstractas: cada idea de aportes debe estar sustentada por un ejemplo, algo que hayas logrado. Para que no se te quede nada en el tintero, antes de la entrevista piensa en tres logros de los que te sientas orgulloso y las formas de apoyarlos.

Demuestra que eres una gran inversión. El trabajo del personal de recursos humanos es, al fin y al cabo, dar con personas que merezcan la inversión que se va a hacer en ellas. Por ello, al hablar de tus logros, no está de más que aportes cifras concretas o aproximadas. ¿En qué aumento de ventas se tradujo la campaña que diseñaste? ¿Cuánto dinero ahorró tu empresa con la mejora que introdujiste para mejorar la productividad? ¿Qué idea tuviste para reducir los gastos?

Entusiásmate. Ya has aportado un argumento sólido de por qué tus habilidades, experiencia y personalidad encajan a la perfección en lo que busca la empresa. Fenomenal, pero aún falta hablar de un factor tan importante como el contenido de lo que digas: la actitud con la que lo digas. Debes demostrar tus ganas y entusiasmo por el puesto y la compañía: mostrar la motivación es un punto clave. Eso sí, no te pases al lado de la desesperación: demuestra con tu actitud que quieres el trabajo, no que lo necesitas.

Sé tan específico y al mismo tiempo breve como puedas. Cuanto más te vayas por las ramas, más probabilidades tendrás de meter la pata o, casi peor, aburrir a tu entrevistador. Ve al grano, concéntrate en los puntos que te has preparado y cíñete a ellos estrictamente. Eso sí, tampoco contestes a la pregunta con dos frases.

¿Eres tú el mejor candidato?

Escrito por mariarp el 11 de enero de 2017 con 0 comentarios

Nuevas competencias del profesional de RRHH

nuevosTodo nuestro entorno va cambiando, de una manera muy rápida. La nueva generación Millenial, el teletrabajo, los nuevos canales de comunicación 2.0, y la necesidad de crecer en un mercado cada vez más global, está suponiendo grandes cambios en el rol tradicional del director de RRHH. Es por ello que, con motivo de este entorno cada vez más cambiante, la red nacional de servicios de RRHH Nexian ha definido las nuevas competencias que debe reunir el profesional de los RRHH en la empresa actual:

  • Impulsar el cambio en las organizaciones. El objetivo es fomentar el cambio, seleccionando los perfiles con mayor capacidad de adaptación al nuevo contexto laboral. Personas capaces de detectar tendencias, atentas a la realidad local e internacional.
  • Diseñar estrategias de Employer Branding. Atraer el mejor talento posible es clave para el futuro de la empresa. Para alcanzar este objetivo, la dirección de RRHH debe ser capaz de desarrollar una estrategia de selección con todas las herramientas a su alcance: social recruiting, blog, ferias, acuerdos con universidades, etc.
  • Implantar nuevos canales de comunicación. El nuevo departamento de RRHH debe ser fuente de información para toda la empresa, y generador de una organización abierta, en la que se fomente la comunicación y la mejora de las competencias internas, la búsqueda de nuevo talento dentro de las compañías y la difusión de la experiencia de la empresa entre la plantilla.
  • Gestionar organizaciones flexibles. Hay que combinar la agilidad para adaptarse a la dinámica del entorno, sin olvidar la necesaria estandarización y eficiencia en los procesos y fomentando el dialogo interno y la innovación.
  • Reclutamiento 2.0. Esto supone el aprovechar las redes sociales y otras fuentes de información online para llevar a cabo una selección de personal, logrando un importante ahorro de tiempo, de costes y una información más a fondo del candidato.
  • Promover políticas de RSC. Sea cual sea el tamaño de la empresa, existen políticas de RSC que muestran el compromiso de la empresa con la sociedad: formación para los empleados, acciones de conciliación, de voluntariado, de conservación del medio ambiente, etc.
  • Gestionar la evaluación de desempeños. La medición del desempeño de los trabajadores es un aspecto que incide directamente en la competitividad de la empresa. Los beneficios son claros: aumenta la productividad, impulsa el desarrollo profesional del empleado, motiva y fideliza el talento, etc. Por esta razón es una de las competencias claves para la actual dirección de RRHH.
  • Combinar el talento Millenial con los profesionales senior.  Según el director general de Nexian: “Los perfiles más maduros  aportan una gran experiencia a la hora de enfocar los proyectos, anticiparse a las dificultades y, en muchos casos, rentabilizan antes los esfuerzos”.  “El Millenial, por su parte,  además de su frescura, empuje y entusiasmo, aporta unos conocimientos que difícilmente se encuentran en personas mayores: dominio de lenguas extranjeras, conocimiento y habilidades para manejar las últimas tecnologías digitales, y una mayor flexibilidad a la hora de abordar su participación en la empresa”. Por este motivo, son dos perfiles absolutamente complementarios que, no solo pueden, si no que deben trabajar juntos.
  • Promover la innovación. La globalización ha multiplicado las oportunidades de las empresas, así como la competencia existente. En un mercado saturado, cada vez es más importante que las empresas innoven para alcanzar mayores beneficios económicos, sociales, tecnológicos, etc. Y ello solo es posible, creando estructuras capaces de premiar la creatividad y tolerar el fracasa, en la que los individuos se atrevan a proponer y desarrollar nuevas iniciativas.
  • Capacidad de gestionar la diversidad del mercado global de talento. Las empresas deben ser capaces de formar equipos con perfiles muy diversos, en los que concluyan profesionales de muy distintas edades, nacionalidades y culturas. La nueva dirección de RRHH debe conocer bien las necesidades del expatriado y formar a los empleados para la movilidad internacional, como un plus necesario en su desarrollo profesional.

Escrito por mariarp el 10 de enero de 2017 con 1 comentario

Carta de presentación. Consejos básicos para una carta de presentación

cartaLa carta de presentación se sigue usando y puede ser ese factor que separa el éxito del fracaso. A menudo, muchas personas descuidan pequeños detalles que dan valor al documento y ayudan a potenciar su candidatura para un puesto u oferta de trabajo:

  • Orden. Crea una carpeta en tu ordenador donde puedas localizar fácilmente las cartas de presentación personalizadas que mandaste. Así en cuanto recibas respuesta sabrás exactamente para qué empresa y puesto solicitaste. Cuando se busca empleo a menudo se mandan cientos de emails a la desesperada y si no eres ordenado, difícilmente podrás controlar de qué empresas recibes contestación.
  • Modo de envío. Si tu carta de presentación ha sido enviada por e-mail, cuida el mensaje que escribes en éste. Debes guardar las mismas formas que lo hiciste en la carta, pero de forma más concisa para no repetirte; Intenta que tu mensaje sea no más largo de 3 ó 4 frases, y debes indicar que adjuntas en el e-mail los archivos de carta de presentación y currículum vitae (en formato PDF). Para una mayor presentación e imagen de seriedad, tómate tu tiempo para crear en un solo archivo PDF. Primeramente la carta de presentación y seguidamente el currículum, para que se pueda leer toda tu información de forma continuada. Facilita el trabajo al seleccionador y tendrás mucho terreno ganado. Si el envío es por correo postal adjúntala con el currículum vitae y sin grapar. Es muy importante no mandes ningún título ni carta de recomendación si no te lo han pedido previamente.
  • Piensa, como lo haría el seleccionador que lee tu carta. Imagina que estás harto de leer siempre los mismos currículums y cartas de presentación con los tópicos  y los adjetivos calificativos exagerados de siempre. Debes demostrar valía y explicar algo que motive al seleccionador, algo que le empuje a seguir leyendo. En la medida de lo posible desmárcate de la típica carta desde el primer momento. Explica porque te has postulado por esa oferta y no otra, qué te ha incitado a llamar a esa empresa y no otra, qué proyecto tienes para ellos o como va ayudar tu iniciativa, motivación o imaginación a la empresa. Si no tienes experiencia puedes enfocarlo hacia tus expectativas de empresa o profesionales. Siempre te será de gran ayuda si citas ejemplos, explicas logros conseguidos, actitudes adoptadas o decisiones que te hicieron escalar en tu vida profesional o incluso personal.
  • No te subestimes y no caigas en el error de empezar mencionado puntos débiles sobre tu perfil, persona o experiencia. Analiza la sensación que da presentarse con frases como: “A pesar de mi poca experiencia…, lamentando mi bajo nivel de inglés…” y sobretodo nunca solicites dos puestos diferentes en una misma empresa o te presentes como un “sabelotodo” que puede ocupar cualquier vacante. Focaliza tu puesto de trabajo y postúlate sólo para uno.

Escrito por mariarp el 9 de enero de 2017 con 0 comentarios

Deseos para 2017

navLlega un nuevo año y nos planteamos nuevos propósitos y nuevas metas. Esperamos que nuestros sueños se cumplan. Pedimos regalos a los Reyes Magos o a Papá Noel (o a los dos). Por pedir, que no quede.

A nivel laboral, también hacemos nuestras peticiones. Adecco ha hecho la encuesta ¿Qué le pedirías a tu empresa por Navidad?

Para el 85% de los españoles que está trabajando, un aumento de sueldo sería el mejor regalo de Navidad que su empresa podría concederles.

Año tras año, la mejora salarial es el deseo más demandado por los trabajadores, pese a las subidas y bajadas en la proporción de trabajadores que así lo creen. En 2007, año en que se realizaba la primera edición de la encuesta, solo un 39,6% de los trabajadores españoles creía que una subida salarial sería el mejor regalo que podría hacerle su compañía. En 2012, sin embargo, se dio un incremento considerable y subió hasta el 56% el número de encuestados que concebía un incremento salarial como el mejor regalo.

En segundo lugar, los trabajadores pedirían flexibilidad horaria que, por primera vez en diez años, con un 38,1% de los encuestados que la considera el mejor regalo que podría traerle la Navidad. Dentro de la flexibilidad horaria, los encuestados señalan medidas como la jornada intensiva o el teletrabajo.

En tercer lugar, para el 31% de los empleados, que su empresa les proporcione formación es fundamental. Pese a ello, la cifra de trabajadores que lo considera una de sus prioridades de cara a 2017 ha disminuido con respecto a años anteriores, cuando ocupaba la segunda posición.

Pero estas no son las únicas demandas importantes para los trabajadores españoles. A más distancia aparece el salario en especie (23,6%), que incluye cheques comida, cheques guardería, móvil de empresa, plan de pensiones o seguro médico privado, entre otros. Contar con un ascenso es la quinta petición más recurrente, con el 19,6% de los deseos, seguido de un cambio de funciones dentro de la empresa (15,8%), más vacaciones (14,4%) o un cambio de jefe (7,2%).

Si los trabajadores españoles pudiesen negociar su carta salarial, un 49,9% de ellos querría un aumento de sueldo sin condiciones. El 43,5%, en cambio, pediría un aumento salarial en función de los objetivos de la empresa, siguiendo la política de que “si a la compañía le va bien, a los empleados también”. Este porcentaje pierde importancia con respecto a un año atrás, cuando así lo consideraba un 49,7% de los encuestados. El 6,6% restante estaría dispuesto a mantener su salario tal y como está hasta que la situación mejore realmente (cae notablemente con respecto a la Navidad pasada; 29,1%).

En caso de que no hubiera posibilidad de un aumento de sueldo, los empleados optarían por medidas de coste cero para la empresa relacionadas con el equilibrio entre vida profesional y personal como aquéllas que permitan una mayor flexibilidad horaria (40,2%), jornada intensiva (38,5%) y la posibilidad de teletrabajar (21,3%).

Ante la pregunta de si cambiarías de trabajo, un 52,6% sí que cambiaría, mientras que un 12,7% todavía esperaría a que mejorase la coyuntura económica de nuestro país un poco más para optar a ese cambio. Además, un 11,3% pediría una inversión para optar por la vía del emprendimiento y crear su propia empresa. Y el 89,5% de los trabajadores españoles no está dispuesto a cambiar de trabajo por otro fuera de España, bien porque se encuentra muy a gusto con el que tiene ya (38,2%) o bien por motivos familiares (51,3%). Tan sólo un 10,5% de los encuestados cambiaría de país para desarrollarse profesionalmente. Y de ellos, un 7,4% lo haría porque no está satisfecho con su empleo aquí mientras que el 3,1% lo haría porque no termina de encontrar en España un empleo acorde a sus expectativas.

¿Qué le pides a tu empresa para 2017?

Escrito por mariarp el 29 de diciembre de 2016 con 0 comentarios

Definir la remuneración en el currículum

remuneracionLa búsqueda por empleo no es nada fácil, exige dedicación, paciencia y mucha atención en el momento de postularse a una oferta de trabajo. La remuneración pretendida es una de las prácticas aplicadas por las empresas para filtrar los candidatos y también es uno de los puntos que más generan dudas al enviar un currículum a una empresa.

La cuestión principal es si el candidato debe pedir un valor más bajo para no perder la oportunidad o aprovechar la ocasión para aumentar su sueldo. ¿Qué hacer cuando una empresa nos pide que enviemos el currículum con remuneración pretendida?

Lo que se recomienda es tener en cuenta el tamaño de la empresa y averiguar el promedio salarial en el mercado de la actividad a cual la persona se está postulando. Es importante destacar que si el candidato va a cambiar de empleo, sólo debe salir de su empresa actual por un sueldo mayor.

Según algunas consultoras de Recursos Humanos, para que valga la pena cambiar de empleo, el postulado debe pedir como mínimo un 20% más del valor de su sueldo actual. También es importante evaluar los beneficios ofrecidos por la empresa, tales como seguro médico, seguro de vida, bono anual, entre otros.

Escrito por mariarp el 28 de diciembre de 2016 con 1 comentario



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »