¿Estás preparado para ser jefe?

jefeSeguro que hay algunos días en los que piensas en matar a tu jefe (no literalmente, claro). Estás hasta arriba y te pide que hagas más, o no se aclara con lo que quiere, o pasa de tí… Pueden ser tantas las causas!!

Y sueñas: “si yo fuera jefe….” Pero…¿de verdad crees que es una tarea fácil? ¿Crees que estás preparado para ser jefe?

Desde Forbes han creado un listado de cuestiones a través de las cuales se permite identificar los cinco señales que indican que alguien está listo para serlo y otras cinco que señalan que no lo está.

Se está preparado para ser dirigir cuando…

  • Disfruta compartiendo su conocimiento y las personas le piden consejos o escuchan aquello que tiene que decir.
  • Siente una gran satisfacción al ver a las personas aprender y tener éxito.
  • Mantiene la actitud adecuada, cohesiona los departamentos a su cargo e identifica y resuelve los problemas de manera eficaz.
  • El entusiasmo por el trabajo que se está realizando se contagia a todos los empleados y en su propia persona.
  • Actúa de enlace entre los empleados y la alta dirección y se siente cómodo con ello.

No se está listo para asumir el Rol de manager cuando…

  • Se molesta ante actitudes determinadas de los empleados como llegar tarde, chismorreando o metiendo la pata y preferiría tener otro rol distinto.
  • Le incomoda que las personas desarrollen las tareas de un modo distinto al que lo haría usted.
  • Quiere el poder que un título de supervisor o jefe de equipo le daría.
  • Su elección por el puesto está condicionada por cuestiones económicas y no por el trabajo que se desarrolla.
  • Le gusta hacer las reglas y hacerlas cumplir.

Los puestos de liderazgo tienen mucho más que ver con la madurez y la confianza que con la posición o la disposición de órdenes sobre los procedimientos en el departamento. En definitiva, ser un buen manager tiene mucho más que ver con escuchar que con hablar.

¿Estás preparado para ser jefe?

Escrito por mariarp el 25 de agosto de 2016 con 0 comentarios

La remuneración

remunEs difícil que una persona se sienta bien remunerada en su trabajo, de hecho, así lo demuestra un estudio de Adecco, según el cuál, 7 de cada 10 trabajadores no se siente bien remunerado.

Para realizar dicho estudio, tuvieron en cuenta por una parte una encuesta dirigida a más de 613 empresas y profesionales de recursos humanos y por otra, una encuesta dirigida a un total de 2.655 de profesionales en activo.

Lo datos revelan que el 72,3% de los trabajadores españoles cree que no recibe la remuneración suficiente por su trabajo, mientras que un 27% se siente satisfecho con su salario.

La media salarial, según ellos, se sitúa en los 21.842,55 euros al año. Para los puestos directivos el salario medio es de 45.198,13 euros, para los mandos intermedios, de 29.182,95 euros, y para los empleados es de 17.564,77 euros. Según los datos ofrecidos por los trabajadores, la mayor parte de los directivos (39,1%) percibe una retribución de entre 35.000 y 50.000 euros. Para los mandos intermedios, en cambio, lo habitual es cobrar entre 18.000 y 25.000 euros (29,3%), o entre 25.000 y 35.000 euros (29,9%). Por último, los empleados aseguran recibir una remuneración inferior a los 18.000 euros brutos al año, al menos así lo ha expresado el 48,1% de ellos.

Las diferencias retributivas entre hombres y mujeres son una realidad en nuestro país. Según los datos recogidos, los profesionales varones perciben una remuneración que es, de media, 1,35 veces la de una mujer. O lo que es igual, una mujer cobra el 74,1% del salario de un hombre.

Mientras que el salario medio en España es de 21.842,55 euros brutos anuales, el de un varón es de 25.205,04 euros y el de una mujer es de 18.671,59 euros. Esto es, la brecha salarial entre hombres y mujeres en nuestro país supera los 6.500 euros al año. Esta situación es extrapolable a todas las categorías laborales. En el caso de las posiciones directivas, la brecha salarial es de 3.476,79 euros. Ellos perciben una remuneración de 45.351,15 euros y ellas, de 42.874,36 euros. Para los mandos intermedios la diferencia retributiva es aún mayor: 6.044,79 euros. Los hombres cobran de media 31.603,88 euros y las mujeres, 25.559,09 euros. Para la categoría de empleados la brecha salarial es también muy elevada, pues asciende a 3.793,58 euros. En este caso los hombres perciben, de media, 19.726,83 euros y las mujeres, 15.933,25 euros.

La brecha salarial por edad en España es también muy elevada. Los trabajadores de entre 41 y 45 años son los que cuentan con mayores salarios. De media, la remuneración para este colectivo es de 25.735 euros brutos anuales. En el caso contrario están los menores de 26 años, cuya retribución media es de 11.817 euros. Esto es, una diferencia salarial de 13.918 euros. Los profesionales mayores de 45 años son el segundo colectivo que más dinero percibe por su trabajo: 23.442 euros. Le siguen los de entre 36 y 40 años, con un salario medio de 22.775 euros, los de entre 31 y 35 años, con una retribución de 21.048 euros, y los de entre 26 y 30 años, con 18.738 euros. En líneas generales, a mayor edad, mayor es el salario de un trabajador. Salvo en el caso de los mayores de 45 años, cuyas retribuciones son inferiores a las de los profesionales de entre 41 y 45 años.

El sector industrial tiene el salario medio más elevado, con 26.793 euros brutos al año, seguido del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), con una retribución media de 24.129 euros. También por encima de los 20.000 se encuentra el sector de la construcción, con 22.461 euros. Lejos se quedan los sectores de la agricultura, la pesca y la ganadería (19.180 euros) y el de servicios (18.968 euros). De media, la industria paga a sus trabajadores 7.825 euros más de lo que lo hace el sector servicios, que es el peor retribuido en nuestro país.

¿Coinciden estos datos con tu realidad?

Escrito por mariarp el 23 de agosto de 2016 con 0 comentarios

Trabajar en Amazon

amazon¿Eres ingeniero y te gustaría trabajar en Amazon en España?

El gigante de internet va a abrir un centro tecnológico en nuestro país y de momento estos son los perfiles que buscan

DESARROLLADOR DE SOFTWARE:

La compañía está interesada en contactar con licenciados en Informática o titulados en ramas próximas a la especialidad que cuenten con conocimientos de lenguaje Java o C++.
Valorarán de manera complementaria la competencia en LAMP o PHP así como de programación orientada a objetos y diseño. También se considerarán valores añadidos los conocimientos de patrones de servicio de microService y servicios web.

JEFE SENIOR DE PROGRAMACIÓN

Para este puesto el gigante está buscando a un titulado en Ciencias de la Computación con habilidad en procesos de construcción y gestión de proyectos que pueda demostrar varios años de experiencia laboral en un puesto relacionado con la gestión técnica del producto en un entorno de aplicaciones de software.

Además, para optar al empleo Amazon exige que los candidatos tengan altas habilidades de oratoria así como comunicación escrita así como experiencia demostrable en diseño técnico y desarrollo de interfaz de sistemas así como con facilidad para adaptarse a nuevas tecnologías

DESARROLLADOR WEB:

Para el puesto de desarrollador web, la compañía está interesada en graduados en una carrera técnica o en ramas próximas a la informática que tengan conocimientos de desarrollo web, CSS y JavaScript así como de LAMP y PHP.

En este caso, la empresa también valorará las capacidades innovadoras, las habilidades de diseño así como la motivación y las ganas de construir sistemas con proyección mundial.

DESARROLLADOR DE SISTEMAS:

Para ser el próximo desarrollador de sistemas de Amazon, se exige además de tener titulación en informática u otro grado técnico relacionado con la rama, experiencia en ejecución y mantenimiento de un entrono de producción orientado a Internet 24×7, así como con herramientas y sistemas para monitorear, software de reparación y en actualización de hardware y sistemas.

Se busca también un candidato cuyo perfil incluya experiencia en crear paneles y automatización para realizar un seguimiento de la salud y el rendimiento de los sistemas de software para entornos de sistema 24×7 y conocimiento de los fundamentos de redes, así como experiencia con los equilibradores de carga, interruptores, routers, VPC y VPN.

Se requiere también conocimiento de los lenguajes Python, Ruby, Perl, o lenguajes similares, así como experiencia en procedimientos de apoyo a entornos informáticos de producción y en arquitectura orientada a servicios web.

Escrito por calopez el 8 de agosto de 2016 con 0 comentarios

Me voy de vacaciones

vacacionesIr a trabajar, hacer la compra, llevar a los niños al cole, hacer deporte…El día a día nos puede llevar a convertir nuestra rutina en un estrés por intentarconciliar nuestra vida personal con la laboral. Llega el verano y pasamos una parte de nuestro tiempo pensando en dónde nos gustaría ir de vacaciones, buscando sitios. Cuando ya lo tenemos, contamos los días que nos faltan para irnos y resulta que cuando estamos allí no nos despegamos ni de la blackberry, ni del portátil, ni del ipad.

¿Te vas con el portátil a la piscina? ¿No eres capaz de dejar la blackberry ni para ir a la playa?, en definitiva,  ¿No eres capaz de desconectar de tu trabajo?

Esto no es bueno, ni para ti ni para la empresa. Llegar a trabajar después de unos días de descanso aumenta la productividad, ya que llegas con energías renovadas.

Algún consejillo para que te vayas de vacaciones, desconectes y vengas con las pilas bien cargadas;

  • Deja todo bien atado. Unos días antes de irte, revisa qué te queda por hacer. Prioriza. Esto lo hemos dicho siempre. Lo que no sea urgente o importante, simplemente déjalo para tu vuelta. Lo que impepinablemente haya que hacerlo, explícaselo bien a un compañero o a tu jefe, a ser posible, por escrito. si lo dejas todo bien gestionado, podrás irte más tranquilo.
  • Delega las tareas más importantes. Sabemos que delegar, para muchas personas no es tarea fácil, pero aprender a hacerlo y hacerlo bien, te dará mucha tranquilidad para que te puedas ir plácidamente. Hace poco publicábamos un artículo sobre el tema: decide qué vas a delegar, elige a la persona adecuada y explícale bien el proyecto. Reúnete con  tu equipo o compañeros para ver qué tareas se quedan pendientes y quiénes pueden ser las personas de contacto en cada caso.
  • Informa a clientes y proveedores de que te vas de vacaciones. Infórmales de quién será su persona de contacto mientras estés fuera. Con esto conseguirás que no te molesten y puedas disfrutar al máximo.
  • No te conectes durante las vacaciones. Las nuevas tecnologías permiten que nos llevemos el trabajo a cualquier parte y como ya estamos metidos dentro de esa rutina, muchas veces “se nos va la mano” para echar un rápido vistazo a ver si todo va bien. No lo hagas. Si fuera absolutamente imprescindible hacerlo, ponte un horario corto, de forma que el resto del día puedas disfrutar de tu tiempo de ocio.
  • Desvía teléfono y mail. Deja tu teléfono desviado al de otro compañero que vaya a estar en la oficina y que éste solo se ponga en contacto contigo en caso de extrema necesidad. En el mail pon un aviso de ausencia y un mail de contacto.
  • Ya te has ido, no? Pues aprovecha al máximo el día. Lo de dormir más está muy bien, pero es recomendable hacer además otras cosas como un poco de deporte, que mantendrá activo tu cuerpo. Aprovecha que es verano para hacer actividades outdoor.
  • Disfruta de libros, periódicos y revistas. Vamos, de esa lectura que no consigues durante el año. Lee ese libro que tanto te apetece, esa revista con los cotilleos de la semana…
  • Usa las redes sociales por tu propio interés. si en tu rutina diaria las usas para el trabajo, ahora ponte al día con tu facebook y tu twitter, pero el tuyo personal!!
  • Cambia tu rutina durante las vacaciones. Incluso aunque no vayas a ningún sitio, cambia los horarios, haz otras actividades.
  • Se consciente del tiempo que necesitas para desconectar. Hay personas que necesitan un mes, otras 2 semanas. Se consciente de ello para planificar tus vacaciones.

Y sobre todo: relájate y disfruta!!

Escrito por mariarp el 5 de agosto de 2016 con 0 comentarios

De mayor quiero ser…

de mayorLa XII Encuesta ¿Qué quieres ser de mayor?, elaborada por Adecco a más de 1.200 niños españoles, muestra que los sueños laborales de los más pequeños se mantienen.

Un 22,7% de los niños españoles conservan su preferencia por los deportes; un 29,2% las niñas por la enseñanza. Los futbolistas (relevo de toreros y astronautas) y las incombustibles maestras siguen siendo importantes patrones de conducta y todavía representan las profesiones más admiradas por los jóvenes.

Las segundas profesiones más valoradas son los cuerpos de seguridad del Estado (22,4%) en el caso de los chicos y los trabajos sanitarios (15,6%) para las chicas.

Pero además, este año en el caso de los chicos se cuela en la tercera posición un colectivo que quiere dedicarse a nuevas profesiones (9%) que antes tenían una cabida casi anecdótica en el ranking: se trata de youtubers, probadores de videojuegos, community managers, gamers o blogueros. Las chicas siguen siendo más tradicionales y en tercer lugar querrían desempeñar profesiones vinculadas al mundo animal (10,3%).

También hay cambios en profesiones concretas. Por primera vez en los doce años de encuesta, destaca policía (14,9%), futbolista (14,1%), bombero (5,1%) o ingeniero (4,3%). Aunque el mundo del deporte sigue presente en los gustos de los chicos, la fijación por ser futbolista ha quedado más diluida entre otras nuevas elecciones como jugadores de baloncesto, pilotos de motos y carreras o ciclistas. Para ellas, un año más, está la de profesora (28,4%), a mucha distancia médico (8,2%), veterinaria (6,6%) y policía (4,5%).

Donde existe un mayor consenso es en las profesiones en las que los niños no quieren trabajar en el futuro. Para ambos sexos, la profesión de político es la menos deseada, así lo afirma casi la mitad de ellos (45,8%), seguida también para ambos grupos por el oficio de barrendero (18,1%), médico (9%), policía (4,8%), camarero (4,4%) y profesor (3,4%).

 

Más conscientes son los pequeños cuando analizan la dificultad de encontrar trabajo en nuestro país. Un 39,4% de los encuestados considera que es más difícil encontrar un empleo hoy en día respecto al año pasado. Un 38,6% cree que es igual de difícil, mientras que solo el 18,7% cree que es más fácil.

En cuanto al desempleo, el 51,4% sabe que estar parado tiene que ver con no tener trabajo. El 9% no sabe describirlo con exactitud pero tiene una percepción negativa de lo que es el desempleo y lo define como «algo malo», «una desgracia», «el mal que ha arruinado a España», «algo que no debería existir» o «es lo primero que deberían solucionar los políticos». Más dramática es la respuesta de este joven que dice que «el paro es no poder vivir».

Otros aspectos valorados por los niños y niñas españoles en la XII Encuesta Adecco ¿Qué quieres ser de mayor? han sido desde su jefe ideal a la jornada de trabajo que les gustaría tener, pasando por la indumentaria que elegirían para ir a una entrevista de trabajo, la importancia de la formación o el uso que le darían a su salario.

Sobre la figura del futuro jefe, ambos sexos elegirían ponerse a las órdenes de algún familiar (26,3% de ellos; 25,5% de ellas) o de algún amigo (segunda opción para las chicas con el 19,8% y tercera para los chicos con el 15,7%) o preferirían ser su propio jefe (tercera elección para ellas con el 16% y segunda para ellos con el 20,8%).

Los niños también tienen claro (un 40,1%) la importancia del inglés, seguido del francés (15,8%), el alemán (6,5%), el español (5,8%), el chino (4,4%) y todos (2,5%).

 

Escrito por mariarp el 4 de agosto de 2016 con 0 comentarios

Saber idiomas incrementa un 19% las posibilidades de acceder a un empleo

idiomasConocer uno o más idiomas incrementa un 19% las posibilidades de acceder a un empleo, según un informe del portal de empleo InfoJobs difundido este jueves.

Del total de puestos disponibles publicados en este portal que solicitan idiomas, el 83% demanda una lengua extranjera, mientras que el 13% exige dos y hasta un 4% pide conocer más de dos.

El inglés sigue siendo el idioma más demandado para trabajar: en un 92% de las vacantes de empleo que piden idiomas se solicita al candidato saber inglés. Le siguen el francés (14%) y el alemán (9%).

Por su parte, las vacantes que piden italiano y portugués suponen menos del 4% y el 3%, respectivamente.

El dominio de un idioma extranjero está más solicitado en determinados sectores productivos. Así, en el 41% del total de vacantes de la categoría de ingenieros y técnicos se pide el conocimiento de un idioma como requisito indispensable. También se solicita en el 40% de las vacantes de Administración de empresas, el 39% de las del sector farmacéutico, y el 36% de las de marketing y comunicación.

SEIS DE CADA DIEZ CANDIDATOS HABLAN AL MENOS OTRO IDIOMA.

Según el informe de InfoJobs, el 61% de los candidatos que buscan un empleo a través de su plataforma habla al menos un idioma extranjero a nivel elemental, siendo el inglés, el francés, el alemán y el italiano los más hablados.

[Leer toda la noticia…]

Escrito por calopez el 22 de julio de 2016 con 0 comentarios

Correos convoca 1.606 empleos

correosLa Dirección de Correos ha comunicado a los sindicatos una oferta de empleo de 1.606 plazas (160 a tiempo parcial) en toda España que pueden solicitarse hasta el próximo 30 de julio, a través de la página web de correos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, manifiesta sus críticas a esta “pobre convocatoria”, porque no refleja la realidad laboral de Correos, quedando más de 6.000 plazas sin cubrir.

Además, considera que su distribución es “aleatoria e insuficiente” en muchas provincias. Según CSIF, este déficit de plazas es manifiesto en ámbitos como reparto y centros de tratamiento automatizado, donde se clasifica la correspondencia. Además, recuerda que desde 2009 se ha producido una reducción de más de 12.000 efectivos en las plantillas de esta empresa pública, pasando de los 65.000 empleados de 2009 a los 41.703 actuales.

Por otra parte, el sindicato que lidera Miguel Borra considera “inaceptable” la imposición del 10% de plazas en forma de tiempo parcial (160 puestos) sin haberlo negociado previamente en la Comisión de Empleo con los sindicatos. En este sentido, CSIF exige definitivamente una regulación “estable, clara y transparente” con nuevas bolsas de empleo.

Además, reclama un proceso de consolidación de empleo todos los años, basado en las vacantes reales producidas y que acomode los intereses del personal fijo en el concurso de traslados con los del personal eventual.

CSIF considera que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), holding público que engloba a Correos, con la excusa de la crisis ha llevado a cabo “una política de recortes sin precedentes” en la larga historia de Correos que ha reducido “innecesariamente” los puestos de trabajo en la empresa.

[Leer toda la noticia…]

Escrito por calopez el 20 de julio de 2016 con 0 comentarios

¿Llevas demasiado tiempo en tu trabajo?

abu¿La monotonía te puede? ¿Te aburres? ¿Ya no tienes motivación? Tal vez sea hora de cambiar de trabajo. Hay muchas señales que indican que tal vez ya lleves demasiado tiempo en tu trabajo y sea hora de cambiar…:

  • Si alguien te pregunta en qué proyecto estabas trabajando en 2012 (o en cualquier otro año) no sabrías contestar, porque los últimos años en el trabajo te parecen todos iguales y están sumidos en una especie de nebulosa.
  • No aprendes nada nuevo.
  • Cada día te parece igual que el anterior.
  • No sabrías decir qué habilidades requiere tu puesto en el mercado laboral hoy en día, porque estás totalmente desconectado.
  • Tu currículum está totalmente desactualizado, no vas a ningún tipo de evento de networking ni tienes contacto con tu sector en plataformas virtuales.
  • No te promocionan. Las promesas que te hicieron cuando llegaste han caído en el olvido. Desarrollo, crecimiento, promoción… nada se eso se ha producido. Llega un momento en que ya no estás ni enfadado, sino resignado a qué si has de crecer no será en ese lugar.
  • Últimamente ningún proyecto te inspira ni te motiva.
  • Desde el instante en que pones un pie fuera de la oficina tu cerebro parece desconectarse automáticamente de todo lo relacionado con el trabajo.
  • Ya has empezado a pensar “bueno, tal vez todos los trabajos son así y nadie se divierte trabajando”. Y no es cierto.
  • Eres muy, muy joven para pensar en la jubilación. Pero no puedes evitar pensar en ella de todos modos.
  • Te aburres. El trabajo es una faceta importante de nuestra vida. Pasamos demasiado tiempo en él para que no extraigamos de esas horas algo positivo. Si desde que llegas a tu puesto de trabajo lo único que haces es mirar el reloj, contado los minutos que faltan hasta que te liberen, no cabe duda de que ese trabajo no es para ti.
  • Cuando conoces a gente nueva y te preguntan a qué te dedicas desearías poder contestar otra cosa.

¿Por qué motivo cambiarías de trabajo?

Escrito por mariarp el 6 de julio de 2016 con 1 comentario

Lo que no deberías decir en el trabajo

trabajoHay veces que no es fácil morderse la lengua para no decir lo primero que pase por tu cabeza, pero muchas veces es mejor respirar un poco antes de contestar.

Travis Bradberry, redactor en Forbes, enumera las 11 frases más comunes que se suelen decir en el trabajo pero que demuestran poca inteligencia ya que podría afectar a la imagen que se desea proyectar para avanzar laboralmente dentro de una corporación.

  •  “No es justo”. Todo el mundo sabe que la vida no es justa pero esta frase presupone que sí lo es, y al decirla le hace parecer inmaduro e ingenuo. Hacer notar una disconformidad en las opiniones se puede hacer de manera adecuada, preguntando sobre los motivos que han llevado a tomar otra decisión que no ha seguido el camino esperado.
  • “Esta es la forma en que siempre se ha hecho”. Esta expresión evidencia una resistencia al cambio, denota vagancia y su aplicación práctica limita la evolución empresarial y el talento del equipo que desarrolla el trabajo.
  • “No hay problema”. Esta frase anticipa que en algún momento podría haber sido un problema desarrollar la tarea, proyecto o función que le han pedido hacer y hace que las personas sientan que es una imposición, en vez de una petición. La aceptación de una tarea debería ir acompañada de un agradecimiento por la confianza depositada.
  • “Creo que” o “voy a hacer una pregunta estúpida” son frases excesivamente pasivas que pueden erosionar su credibilidad. Incluso si a estas frases le sigue una gran idea, lo que sugieren es una falta de confianza, por lo que hay que tratar de no ser su propio crítico.
  • “Sólo será un minuto”. A menos de que vaya a ser literalmente 60 segundo, hay que evitar la expresión ya socava sus habilidades. Puede sustituirla por “no pasará mucho tiempo”, pero haga que suene como si la tarea se pudiera terminar más pronto de lo que realmente lo va a hacer.
  • “Voy a tratar de”. Suena a tentativa y sugiere que le falta confianza en su capacidad para ejecutar la tarea. Debe tomar el control de sus capacidades y, si le piden hacer algo, asúmalo desde una actitud firme.
  • “Él es incompetente o perezoso”. Los comentarios despectivos sobre un colega de trabajo no son una ventaja laboral. Si tiene un motivo para pensarlo argumente en vez de descalificar, ya que es una demostración de inseguridad, aunque sea cierta la consideración.
  • “Eso no me compete”. Esta frase sarcástica suena a que sólo se está dispuesto a hacer lo mínimo necesario para seguir recibiendo un sueldo a final de mes. Lo mejor en estos casos es asumir la tarea con entusiasmo y programar un conversación posterior con el jefe para discutir su papel en la compañía o si su descripción de trabajo necesita una actualización.
  • “No es mi culpa”. Cuando se ha producido un error y su participación en él ha sido nula o muy pequeña, hay que asumirlo como propio o argumentar correctamente cuales han sido sus funciones en el proyecto para que el jefe y compañeros puedan sacar sus propias conclusiones. Señalar con el dedo hacer parecer que no se asumen las responsabilidades propias.
  • “No puedo” se traduce en “no lo haré” y una negativa así podría presuponer que carece de las habilidades necesarias para desarrollar la tarea concreta. Es necesario ofrecer una solución alternativa y unos argumentos claros y reales que demuestren su imposibilidad para poder llevarla a cabo.
  • “No me gusta este trabajo”. Lo último que alguien quiere escuchar en el trabajo son quejas ya que están vinculadas a la negatividad y pesimismo. Los jefes son rápidos a la hora de captar a las personas que arrastran la moral y saben que siempre hay reemplazos entusiastas que esperan a la vuelta de la esquina.

¿Qué otras frases crees que no se deberían decir?

Escrito por mariarp el 1 de julio de 2016 con 2 comentarios

Mi jefe cambia mucho de humor

cambioDonde dije digo, digo Diego. Si es que hay quien no se pone de acuerdo ni consigo mismo. Hay jefes a los que les encanta marear al personal. Ahora esto y al rato lo otro. ¿Y qué pasa con esos jefes que según llegan a la oficina están de muy buen humos y al rato no hay quien les soporte? Que tienen mucha presión: muy bien, pero, ¿lo tienen que pagar con sus subordinados? Yo no tengo por qué aguantar el mal humor de nadie ni aunque sea mi jefe!

Desde Forbes nos dan algunos consejillos para soportar estos cambios de humor:

Establece patrones. Una opción es intentar establecer la sincronización de sus enfados con algún evento en la empresa o ver cuáles son los principales desencadenantes, para poder predecir su humor y saber responder a ello. Si cuesta definir este patrón, quizás el asistente personal del jefe, si lo tiene, pueda ayudarnos, porque al fin y al cabo es la persona más cercana a él o ella y el que mejor puede conocerle.

Intenta que no te afecte. Si eres consciente de que los cambios de humor de tu superior son cambiantes, asúmelo e intenta que no te afecte a nivel personal. Es difícil evitar el contagio emocional, pero debes evitar convertir tu jornada laboral en una montaña rusa sólo porque la de tu jefe lo es.

Mantén la calma. No puedes evitar los cambios del jefe, pero si puedes evitar los tuyos o como mínimo intentar que no se propaguen. Así que mantén la calma y recuerda que aunque ahora este en su lado más negativo, en medio hora puede cambiar de opinión, así que no le dediques un esfuerzo excesivo. Mantén tu humor y tu positividad. [Leer toda la noticia…]

Escrito por mariarp el 29 de junio de 2016 con 0 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »