Articulos - hace 2 semanas

A Mario Draghi le entrevistan en el Financial Times y dice cosas muy interesantes

A Mario Draghi le entrevistan en el Financial Times y dice cosas muy interesantes

El becario de este blog estaba intentando ponerse en contacto con Mario Draghi para hacerle una entrevista justo cuando los del Financial Times estaban realizándole una y como desde aquí no queremos pisar el trabajo de otros medios económicos hemos decidido que ellos se queden con la exclusiva y nosotros la comentamos por aquí. La entrevista la ha publicado el BCE en su web y la tenéis aquí y es una recomendable lectura de la que os hago un resumen.

Primero le preguntan por el legado que deja en el BCE.

La respuesta del BCE a la crisis fue crucial para preservar el euro y mantener unida a la Unión Monetaria Europea, respetando siempre su mandato.

Además, el BCE es hoy en día una institución muy diferente a la del pasado. Los retos existenciales a los que tuvo que hacer frente lo han transformado profundamente, tanto en lo que se refiere a la política monetaria y a otras tareas clave, como a su estructura de gestión y funcionamiento. Por último, ahora hay un mensaje claro que puede inspirar el trabajo futuro sobre el fortalecimiento de nuestra Unión. Sin una política fiscal significativa para toda la zona euro, esta Unión seguirá siendo una construcción frágil.

¿Y cómo fueron sus primeros meses?

Aquí presta especial importancia a los LTRO, algo de lo que se suele hablar poco y que a la mayoría les suena a chino. Los LTRO es una de las medidas no convencionales del BCE y se utiliza solo en situaciones de emergencia. A través de los  Long-term Refinancing Operation, el banco central presta a largo plazo a un tipo de interés del 1% y con una duración de tres años. El objetivo es sustituir de manera temporal el mercado interbancario, que es el dinero prestado entre los bancos para evitar el colapso del sistema bancario europeo, ya que la banca europea tenía dificultades para financiarse en los mercados. Resumiendo, son préstamos bastante ventajosos a los bancos para que los utilicen como quieran

Hay una gran cantidad de información a la que sólo tiene acceso desde aquí. Todo apuntaba a una situación en espiral descendente.

Habíamos estado en una crisis, y entonces parecía que nos había ido un poco mejor a finales de 2010. A finales de 2011, los flujos de crédito al sector privado estaban disminuyendo drásticamente. La economía ya se estaba contrayendo. También había pruebas de contagio soberano y bancario.

Fue una respuesta natural reducir inmediatamente los tipos de interés una y otra vez, y luego introducir la LTRO. Las LTRO no estaban completamente exentas de precedentes, ya que había líneas de crédito similares a largo plazo. La diferencia era que estos eran por tres años, y los términos y condiciones eran mucho más fáciles. También se modificaron las normas sobre garantías, algunas de las experiencias anteriores demostraron que, con determinadas normas sobre garantías, es posible que no se haya accedido a estas líneas de crédito.

Una crisis tan dramática requería una respuesta de política monetaria poderosa con todos los instrumentos disponibles en ese momento, incluidos los no convencionales.

Entre febrero y marzo de 2012, a través de las LTRO de tres años, evitamos una importante crisis bancaria en la zona euro que habría tenido efectos devastadores en muchos países de la zona euro, y tuvimos que enfrentarnos a la resistencia y las críticas incluso en esta fase temprana.

Draghi destaca en la entrevista que nunca hubo consenso en las decisiones que tomaron, que había disidentes.

Habría sido mucho mejor si hubiéramos tenido unanimidad desde el principio. Una vez que entendí que ese no iba a ser el caso, era un precio a pagar. Esto no fue sin consecuencias. La opinión universal anterior era que el BCE era fundamentalmente un banco central muy conservador. Por lo tanto, pasó algún tiempo antes de que los movimientos expansivos pudieran ser vistos sin un cierto grado de escepticismo. Pero esto no hizo más que reforzar nuestra determinación.

Esta opinión -que no podíamos actuar sin unanimidad, especialmente a veces sin los países miembros más grandes- desempeñó un papel más importante al principio. Pero luego, especialmente después de que el discurso de Londres fuera acogido con satisfacción por la mayoría del Consejo de Gobierno, este punto de vista se desvaneció. El discurso de Londres también fue un momento decisivo por esa razón.

Mi argumento era que deberían intentar ver que este no es un mundo de un solo país, que es una realidad más compleja que la de un solo país. Y la política monetaria debe diseñarse en consecuencia. Creo que esta es la clave.

Y habla sobre lo distinto que es ahora el papel de los bancos centrales en comparación con el de hace un par de décadas.

Después de la gran crisis financiera, la Eurozona tuvo una inflación baja y el nivel más alto de desempleo, probablemente desde la Gran Depresión. El sistema financiero se fragmentó y la política monetaria dejó de funcionar eficazmente. En esos años, las variaciones de los tipos de interés ya no se transmitirían a los tipos de interés de los préstamos al sector privado.

Por eso se necesitaban nuevos instrumentos. Fue un mundo en el que estuvimos muy cerca del borde del abismo, en el que incluso el marco institucional, nuestra unión monetaria, se puso en tela de juicio. Por supuesto, este cuadro se hizo aún más complejo por el hecho de que esto no era cierto en todas partes. En algunos países, tanto el sistema bancario como el financiero continuaron funcionando, pero en otra parte -una gran parte- de la unión monetaria, no lo hicieron. Definitivamente era un mundo nuevo.

También habla del complicado y polémico rescate a Grecia.

Tuvimos dos tipos de críticas diametralmente opuestas. Una era que deberíamos haber cortado inmediatamente cualquier línea de financiación a Grecia, lo que habría implicado el colapso total de la economía griega y la probable salida de Grecia del euro; y la otra era que deberíamos haber proporcionado liquidez ilimitada e incondicional al Gobierno griego y a la economía griega de todas formas.

El apoyo prestado a Grecia fue sustancial. En su punto álgido, los préstamos combinados del BCE y del Banco de Grecia a los bancos griegos alcanzaron los 127.000 millones de euros, es decir, el 71% del PIB del país. Lo hicimos mientras el primer grupo de críticos sugería que deberíamos haber cortado todas las líneas inmediatamente. Seguimos financiando al sector privado con salvaguardias para asegurarnos de que no hubiera más financiación del Estado. No hubo financiación monetaria. Todo estaba bien porque logramos mantener el euro intacto y también evitar eludir el Tratado.

¿Y qué habría pasado si Grecia salía del Euro? Lo deja claro.

Nuestro trabajo es mirar las contingencias. Pero permítanme ser muy claro, en cuanto al euro, no había un plan B. El BCE ha sido creado con el mandato de mantener la estabilidad de precios y la estabilidad de precios se basa en la existencia del euro. De lo contrario, no tiene sentido si no hay euro. ¿Qué estabilidad de precios o qué moneda se supone que debemos mantener? ¿El dólar? No. ¿La libra? No. Es el euro. Así que por eso no hay un plan B.

¿Y qué herramientas tiene el BCE todavía?

Todos los instrumentos, desde los tipos de interés hasta las compras de activos y las previsiones a plazo, están listos para ser calibrados. También debemos reiterar que somos simétricos en la consecución de nuestro objetivo, es decir, mantener la inflación por encima de nuestro objetivo tanto como por debajo de él.

Y recalca la importancia de una política fiscal común.

La política monetaria puede hacer su trabajo, pero en ausencia de una capacidad de estabilización sólo lo hará más lentamente y con más efectos secundarios. Una combinación de políticas monetarias y fiscales podría haber dado resultados similares en materia de crecimiento e inflación, pero más rápidos y a un nivel de tipos de interés más elevado.

Este puede ser otro largo viaje, quizás tan largo como lo fue el viaje hacia el euro, debido a las actuales dificultades políticas. Sin embargo, la fijación de una hoja de ruta a largo plazo para alcanzar ese objetivo enviaría una señal contundente que reforzaría la zona del euro e incluso podría proporcionar un margen de maniobra adicional.

Y recalca la importancia de la independencia de los bancos centrales

Los bancos centrales se independizaron porque la independencia es el pilar de su credibilidad. Por lo tanto, la mejor respuesta es seguir cumpliendo nuestro mandato. Si los bancos centrales cumplen con lo que se les ha encomendado, esa es la mejor respuesta a algunas de estas preocupaciones. También es esencial explicar cada vez mejor lo que hacemos. He vivido en períodos en los que los bancos centrales no eran independientes y fue definitivamente peor.

Y por último su opinión sobre Lagarde.

Será una excelente presidenta del BCE y lo digo con pleno conocimiento de causa, ya que la conozco desde hace más tiempo de lo que ella y yo queremos recordar. Ha dirigido con éxito al FMI y a su personal de economistas en tiempos difíciles. Además, existen muchas similitudes entre la forma en que se toman las decisiones en el BCE y en el FMI. Como he dicho antes en nuestro debate, el trabajo en el BCE es colegiado, y se basa en amplios debates con el personal y el economista jefe, así como con el resto del Consejo de Gobierno. Esto no es tan diferente de cómo funciona el FMI. La Sra. Lagarde y el BCE están muy bien equipados para los próximos ocho años.

¡Comenta!

Notificame
Ordenar por:   Nuevos | Más antiguos | Más votados

Los «edificios» más altos de cada época https://droblopuntocom.blogspot.com/2019/10/los-edificios-mas-altos-de-cada-epoca.html?spref=tw

Ya tenemos en deflación a una de las economías más exitosas del mundo https://www.euribor.com.es/foro/index.php?threads/ya-tenemos-en-deflaci%C3%B3n-a-una-de-las-econom%C3%ADas-m%C3%A1s-exitosas-del-mundo.60069/

Un 83% ha crecido el gasto militar chino en la última década https://www.euribor.com.es/foro/index.php?threads/un-83-ha-crecido-el-gasto-militar-chino-en-la-%C3%BAltima-d%C3%A9cada.60070/

Desde el punto de vista de Juanito ( trastornado por las multiples teletransportaciones entre el mundo de Alicia y ese de Juanito) las cosas se ven así: Draghi podia hacer una sola cosa y la hizo muy bien, esa cosa era: Ganar tiempo para la UE Ahora al irse, con el ultimo párrafo intenta tambien ganarle un poco de credito de confianza a Lagarde… Tipo cojonudo el Draghi este… Ganó tiempo, a un precio no muy pequeño y si la UE lo aprovecha para acometer las reformas, algo que no se ve que este pasando, todo habra tenido sentido… Si… Leer más »
Por cierto, se cumple un año desde que un periodista entro entero en la embajada saudí en Turquía y salio , lo sacaron , de allí a trozos según parece …Que lo mataron alli, parece que ni siquiera los saudíes lo niegan mucho que digamos… Menciono ese triste aniversario porque para los que les gusta ver mas alla de la pseudo verdad que nos rodea, es muy esclarecedor. 1. ¿Donde esta la histeria mediatica, por hacer picadillo a uno de los suyos? ¿Donde están los defensores de la democracia y los derechos humanos? ¿donde están las sanciones occidentales? ¿porque no… Leer más »

Suerte de Draghi…. si hubiera seguido Trichet nos hubiéramos reído un montón…… la Lagarde (por incapacidad) va a hacer un Copiar-Pegar….. veamos que en USA ya, otra vez, ha ido avanzando en la dirección que toca y en el timing correcto…… Y así llevan 100 años…

Draghi es un héroe. Los estados europeos gastan mas de lo que ingresan, de largo, y al bce le mandan a lidiar con las consecuencias. Y si todo peta,sera por culpa de los malditos mercados, jamas sera de la gestión de los inútiles de los politicos que suben impuestos y aún asi despilfarran

Impresiona la gran diferencia entre Trichet y Draghi:

El primero, temblando, cuando suben los precios por pura especulación con el petróleo, en medio de una horrible crisis… ¡sube los tipos de interés en lugar de «abrir la boca» para que dejen de especular.

El segundo: en medio de una grandísima posible crisis llega, abre la boca y dice: «haremos todo lo que haya que hacer sin ningún tipo de miedo» (sic). Y todo el mundo «respira», y salva al euro, los bancos, y … ¡a la UE!

Por cierto… después de haber leído el resumen de la entrevista a Draghi, a mi intuición se le antoja pensar cuanto mucho los alemanes quieren mandar en la Unión Europea…

Mal asunto cuanto mande un alemán en el BC…; mal asunto….

wpDiscuz