Preguntas frecuentes en la entrevista de trabajo

En una entrevista de trabajo, siempre hay preguntas impredecibles y otras muy comunes, pero en general, tienen como objetivo conseguir información directa y veraz sobre tu trayectoria profesional y tu personalidad así como averiguar la adecuación de tu perfil a la empresa y al puesto ofertado. Lo más importante es estar tranquilo y relajado y para eso, nada mejor que llevar la entrevista preparada y actuar con naturalidad y sinceridad.

Aquí encontrarás un listado de preguntas que suelen ser formuladas en cualquier entrevista de trabajo. Normalmente, la persona que te entreviste comenzará por el principio de tu curriculum haciendo un rápido repaso por tus datos personales, seguido de la formación, para posteriormente, entrar en profundidad en la experiencia profesional y en el puesto ofrecido.

Las posibles respuestas que aquí te damos son sólo sugerencias, adáptalas a tu personalidad y a tu situación.

Preguntas sobre tu formación

  • ¿Por qué elegiste esa carrera?

Realiza un balance positivo y enfoca la respuesta de manera que se resalten los conocimientos y competencias más acordes con el puesto al que optas. Apunta lo a gusto que estás con tu elección, las actividades complementarias y trabajos realizados, prácticas, etc.

  • ¿Qué asignaturas te gustaban más/menos y en cuáles sacabas mejores/peores notas?
  • ¿Cuál fue la experiencia más gratificante durante tu vida como estudiante?

Preguntas sobre tu antiguo trabajo, jefe o colegas

  • ¿Por qué cesaste en el anterior trabajo? ¿Por qué quieres cambiar de empresa?

NUNCA critiques a tu antigua empresa, jefes o colegas. Si lo haces, el entrevistador podrá pensar que no eres una persona de fiar. Apuesta por la carta de “quiero asumir más responsabilidades” o “quiero ganar más experiencia”.

En el caso de que los motivos tienen más que ver con una reducción de plantillas y despidos, puedes explicarlo. “A pesar de mi buena labor tuvieron que prescindir de mi”. Cada vez se valora más la flexibilidad y adaptabilidad, con lo que no debes avergonzarte si te han despedido.

Lo más normal es que uno de los motivos que se suele esconder tras un cambio de empleo es ganar más dinero, pero, de momento no menciones el tema, ya llegará el momento de hablar del sueldo. Si otra de las razones es la cercanía a tu lugar de residencia, mejor no lo comentes, ya que indica que sólo estás interesado en la ubicación de la compañía y no en su filosofía.

  • ¿Qué funciones desempeñabas?

Describe tus funciones de la manera más detallada posible, añadiendo además con qué otros departamentos te relacionabas y cómo planificabas el trabajo. Trata de asociar tus responsabilidades con las que figuran en el nuevo puesto.

  • ¿Cuál de tus trabajos previos te ha gustado más/menos? ¿Por qué?
  • ¿Cómo te llevabas con tus compañeros, con tus subordinados?
  • ¿Cuál fue la situación más desagradable en que te viste? ¿Cómo le hiciste frente?
  • ¿Cuáles son las decisiones más difíciles que has debido tomar?
  • ¿En qué casos has sido criticado por tus decisiones?
  • ¿Cuáles son los logros profesionales de los que te consideras más satisfecho?

En esta pregunta el entrevistador desea ver  firmeza y seguridad al responder.  La respuesta debe estar orientada a manifestar lo bien que te sientes contigo mismo por tus logros alcanzados en cuanto a experiencia, conocimientos y estudios y añade que, desde luego, esperas lograr más.

Puedes responder, por ejemplo: “Me siento satisfecho con el éxito alcanzado hasta el momento, pero requiero nuevos retos y oportunidades” o también podrías contestar algo como lo siguiente: “Comencé hace (tantos) años como becario/a en el departamento de marketing (u otro puesto) y ahora soy jefe de producto (u otro puesto) por lo que me considero una persona exitosa y dispuesta a asumir nuevos retos que superar.

Preguntas relativas a la empresa y el puesto ofertado

  • ¿Cuál es tu opinión sobre nuestra empresa?

Es importante investigar sobre la empresa (productos que fabrica o servicios que ofrece, historia, competidores, proyectos que la compañía está realizando de carácter social, etc.) antes de ir a la entrevista de trabajo.  De esta manera, cuando el entrevistador formule la pregunta, podrás responder de una forma adecuada y demostrará el interés por la empresa y por el puesto.

  • ¿Por qué quieres trabajar aquí? ¿Qué es lo que más te atrae del puesto al que optas?

No digas que buscas cualquier cosa en cualquier sitio porque acabarás con tus posibilidades.

Haz referencia al sector, y luego a la empresa destacando algún dato importante, su situación estratégica respecto a sus competidores, sus valores corporativos, sus proyectos, productos… Verán que conoces la empresa y dejarás bien clara tu iniciativa e interés por el puesto.

No debes decir que por el aspecto económico ni por el salario que se te pagará.  Es mejor contestar de una forma breve sobre la empresa y el puesto como por ejemplo: “El porvenir que ofrece”, “Lo que significa como reto”, ” o “la posibilidad de colaborar con un excelente equipo de profesionales”.

Recuerda, no estás buscando trabajo, estás buscando trabajar en esa empresa en ese puesto.

  • ¿Trabajarías los fines de semana?

Es conveniente mostrar disponibilidad. “En principio no tendría inconveniente”.

Preguntas sobre tu valoración y adecuación al puesto

Es una pregunta abierta en la que una vez que ya se ha hecho una idea de nosotros el entrevistador, quiere valorar si sabemos vendernos. Piensa en 2 ó 3 puntos que quieras destacar, pues el entrevistador se quedará con un número limitado de ideas sobre ti.

En cuanto a las virtudes, debes hacer hincapié en aquellas cualidades más adecuadas para el desarrollo del puesto al que optas. Si hay alguna característica importante que aún no haya salido, éste es el momento de nombrarla.

En cuanto a los defectos, hace algunos años, la respuesta correcta era decir que se era demasiado perfeccionista o que el mayor defecto era trabajar demasiado duro.  Sin embargo, hoy en día, es preferible proporcionar respuestas más realistas, pero siempre en tono positivo y, al final, agregar  qué se está haciendo para superar el defecto.  “Soy un poco despistado, por eso llevo una agenda donde anoto todos mis temas pendientes”.

  • ¿Por qué debería contratarte a ti y no a otro candidato? ¿Qué elemento diferencial aportas?

Ante este tipo de preguntas no hay que ser demasiado modesto ni especialmente narcisista. Aplica la fórmula de demostrar que tus conocimientos, experiencia y aptitudes encajan con el perfil profesional que se necesita. “Considero que tengo capacidad para abordar con éxito este puesto, además de muchas ganas de intentarlo y demostrar mi valía”.

Si no tienes mucha experiencia, también debes decir que estás capacitado/a, añadiendo luego algo como: “Tengo facilidad para aprender con rapidez; en poco tiempo resultaré muy productivo/a para la empresa” .

  • ¿Qué esperas de mí como jefe? ¿Qué relaciones piensas debe haber entre un jefe y su colaborador inmediato?

En estas preguntas hay que reflejar la idea de contar con la ayuda de un jefe que nos permita crecer profesionalmente. “Poder contar con el apoyo y la ayuda necesaria para desarrollar mi puesto de forma eficaz”.

  • Explíqueme algo sobre usted.

Se supone que es una pregunta “rompehielos”, para relajar y comenzar la entrevista de trabajo en un ambiente distendido. Como el entrevistador ya tiene tu currículum delante, no hace falta que le expliques cronológicamente tu vida laboral. Responde brevemente, sé afable y destaca esos 2 ó 3 puntos claves que hacen de ti el candidato idóneo.

  • Defínete a ti mismo con cinco adjetivos calificativos. Justifícalos.
  • ¿Estarías dispuesto a trasladarte a otra ciudad, a otro país, o a viajar con frecuencia?
  • Si fueras tú el encargado de realizar esta selección y yo fuera el candidato, ¿qué cualidades te gustaría que yo reuniera?
  • ¿Te consideras con capacidades creativas? Pon ejemplos.
  • ¿Dónde te consideras más eficaz, en las relaciones individuales o con grupos?
  • ¿Cómo reaccionas ante una presión?
  • ¿Qué consideras más importante: terminar un trabajo en el tiempo establecido o hacerlo bien?
  • ¿Cuál es tu empresa ideal? Descríbela.

Preguntas sobre el sueldo

  • ¿A qué sueldo aspiras? ¿Cuáles son tus expectativas económicas?

La mejor manera de responder a esta pregunta, es decir que esperas un sueldo acorde con tu formación, experiencia y responsabilidades. Para ello, lo mejor es informarte sobre el sueldo medio de tu puesto de trabajo.

También puedes hacer referencia a tus ingresos en el pasado. No te vendas muy barato ni muy caro.

Si hay que dar cifras, se recomienda moverse en una banda salarial, indicando un valor mínimo y máximo. “En este sector, este tipo de puestos se está pagando entre 30.000 y 36.000 euros brutos al año”. El momento de negociar definitivamente esta cuestión llegará al conseguir el empleo.

Preguntas personales

  • ¿Tienes novio/a? ¿Estás casado/a? ¿Tienes intención de quedarte embarazada?

Es un tema muy espinoso y bastante complicado de tocar. El entrevistador tiene derecho a realizar alguna de estas preguntas, otras en cambio están fuera de lugar.

Si te sientes cohibido ante alguna de estas preguntas o crees que pueden ser motivo de discriminación, un método diplomático de evitarlas sería decir: “no me acabo de sentir muy cómodo con esta pregunta, pero si para el proceso de selección es importante intentaré responderla”.

  • ¿Fumas?

En caso afirmativo debe valorarse el nivel de dependencia. Si ésta es media, una respuesta podría ser: “Fumo algo, aunque no me supone ninguna dificultad no hacerlo durante la jornada laboral”. Si la dependencia es mayor: “Sí, pero soy capaz de pasar períodos de tiempo sin fumar y estoy dispuesto a recuperar los minutos invertidos”.

  • ¿Cuál es tu proyecto de futuro a tres o cinco años vista? ¿Cómo te gustaría verte dentro de 5 ó 10 años?

En este tipo de preguntas, a las empresas les gusta saber que sus empleados tienen claras sus metas y son personas estables. No obstante, intenta no ser demasiado concreto y cíñete a tus aspiraciones en sentido genérico. Por ejemplo, explica que esperas tener un trabajo que sea un reto continuo y permita desarrollarte profesionalmente y personalmente.

  • ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuáles son tus aficiones favoritas? ¿Qué otros intereses tienes al margen de tu profesión?

Siempre que sea posible, intenta vincular alguna de tus aficiones con el trabajo ofrecido. No sería lógico que una de las aficiones de un diseñador no fuera el grafismo.

  • ¿Cómo describirías tu personalidad?
  • ¿Cuál es último libro que has leído? ¿Qué te pareció?

Otras posibles preguntas para directivos y mandos intermedios

  • Descríbeme tu estilo directivo.
  • ¿Qué ventajas e inconvenientes ves en tu forma de dirigir?
  • ¿Cómo motivas a las personas?
  • ¿Cuáles son las características de un buen líder en el campo profesional?
  • ¿Qué buscas cuando contratas a una persona?
  • Explícame una situación en la cual has tenido que despedir a uno de tus colaboradores.
  • ¿Tus colaboradores piensan que les apoyas en su carrera profesional? ¿Por qué?
  • ¿Cómo determinas la capacidad de un subordinado?
  • ¿Cómo es tu jornada tipo?
  • ¿Cómo estableces tus prioridades?
  • ¿Qué es lo que te resulta más difícil delegar?
  • Describe cómo organizas y planificas tus actividades.
  • ¿Te consideras como un líder o como un seguidor? ¿Por qué?
  • ¿Tienes alguna duda o pregunta?

Muy a menudo es la última pregunta que plantea el entrevistador. Haz preguntas referentes a la empresa y el puesto. Demuestra interés por el trabajo, acude a la entrevista con todas tus preguntas o dudas preparadas.

Artículos relacionados:

Trabajo temporal
Empleo Madrid
Empleo San Sebastián
Ventajas en el trabajo

Share

Escrito por calopez el 2 de noviembre de 2010 con 15 comentarios.

15 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

# 1, maria
23 de marzo de 2011, a las 19:59

Los tips me parecen muy acertados en verdad gracias por esta información con ella será mas fácil presentarse a una entrevista, sobre todo la pregunta del salario porque muchas veces no sabes que decir muy buen artículo, lo tendré muy en cuenta, yo encontré otro artículo con preguntas que nunca faltan http://mipagina.1001consejos.com/forum/topics/8-preguntas-frecuentes-en-una, son muy básicas pero que muchas veces son muy difícil de responder con los tips que dan en esta página será mas fácil además de que tiene otras opciones interesante para prepararnos para la entrevista.

Thumb up 0 Thumb down 0

# 2, Anónimo
22 de agosto de 2011, a las 13:26

muchisimas gracias poresta infomacion la tendre muy en cuenta al ahora de
realizar un c.v

Thumb up 1 Thumb down 1

# 3, mariarp
22 de agosto de 2011, a las 13:44

Me alegro de que te haya sido útil ;)

Thumb up 0 Thumb down 0

# 4, milor
30 de enero de 2012, a las 20:52

hola los datos encontrado en esta pagina web, es totalmente exacta para el momento de una entrevista, pq aca encuentras todos los pasos para elmomento de una entrevista , gracias

Thumb up 0 Thumb down 0

# 5, mariarp
31 de enero de 2012, a las 9:18

Gracias milor! Me alegro mucho de que te sea de ayuda!

Thumb up 0 Thumb down 0

# 6, Nati Smith
23 de febrero de 2012, a las 9:40

Y no os olvidéis de una buena mamada al finalizar la entrevista, eso allana mucho el camino…

Thumb up 7 Thumb down 3

# 7, Andrés Escalant
21 de mayo de 2012, a las 20:05

Muy buen artículo y de gran ayuda para prepararse ante una entrevista de trabajo.

Thumb up 1 Thumb down 2

# 8, Miguel
6 de septiembre de 2012, a las 16:06

FANTASTICO.
SEGURO QUE SIRVE A MÁS DE UNO. AUNQUE ACTUALMENTE TRABAJO, LA INFORMACIÓN ES MUY ACTUALIZADA Y MUY BUENA.
ENHORABUENA POR EL ARTÍCULO.

Thumb up 3 Thumb down 0

# 9, jj
9 de octubre de 2012, a las 13:50

No estoy de acuerdo con que esto sea una buena información. He entrevistado a mucha gente a lo largo de mi vida y los factores que te hacen decidir por una persona o otra no están escritos en ningún sitio. Evidentemente hay algunas nociones básicas en cuanto a la forma de vestir, la forma de comportarse etc que deben estar dentro de un orden razonable, pero en cuanto a las respuestas no estoy de acuerdo en llevar un guión. La persona que vale y tiene algo que ofrecer se le nota, y el que te responde lo que quieres escuchar lo pillas en cuanto le haces alguna pregunta profunda del puesto a desempeñar.

Thumb up 4 Thumb down 0

# 10, jacon
10 de febrero de 2013, a las 21:56

jj has hecho mas de una entrevista

Thumb up 0 Thumb down 0

# 11, Emanuel
15 de febrero de 2013, a las 2:02

Es muy util la info. Pero lo mas importante es ir seguros de si mismo a la entrevista. El entrevistador de algún u otro modo nota si no somos auténticos.. Tampoco hace trabajar en la nasa para que les vaya bien.. Simplemente estar seguros de sus capacidades y ayudados por esta guia saber que es lo que no deben respoder. A veces los nervios traicionan y hace que uno no se venda como corresponde. Sino, a quién no le pasó que luego de una entrevista, al minuto se le vino a la mente lo que debía haber respondido.. o luego de un exámen..se te vienen las respuestas a la cabeza, de manera correcta y pensás por que me equivoqué.. Bueno.. Esos son los nervios, repito y hay que controlarlos de alguna manera porque no nos benefian.. Suerte

Thumb up 0 Thumb down 0

# 12, Julio
26 de abril de 2013, a las 0:08

queria dar las gracias a la persona que realizo esta informacion, es de mucha utlidad para las personas que aun no tenemos experiencia en entrevistas de trabajo, es de mucha utilidad par todos los lectores…

Thumb up 1 Thumb down 0

# 13, mariarp
26 de abril de 2013, a las 8:44

# 12, Julio

Muchas gracias Julio! ;)

Thumb up 0 Thumb down 0

# 14, Anónimo
19 de mayo de 2013, a las 4:12

es muy buena y eficaz…..es lo que siempre necesitaba para poder ser muy bueno………gracias a la persona que escribió esta encuesta de trabajo ….me sirvió de mucha ayuda……..

Thumb up 1 Thumb down 0

# 15, julio cesar dia
3 de diciembre de 2013, a las 18:40

Te agradesco la info, todo esto se deve tener muy presente, me silvio para prepararme para una entrevista de trabajo.

Thumb up 0 Thumb down 0

Deja tu comentario...