¿Por qué se crean burbujas?

pomperoHace no mucho, el peculiar economista Tim Hardford escribió un interesante artículo que os resumo, traduzco muy libremente y amplío, (podéis ver el original aquí) y parte de la interesante pregunta ¿Por qué los mercados crean burbujas?.

Hay muchas teorías que intentan explicar por qué se forman las burbujas pero seguramente no hay ninguna que lo logre satisfactoriamente, quizás la que más se acerca sea la que lo aborda desde el punto de vista psicológico. La gente se deja llevar con demasiada facilidad, generalmente por historias que escuchan de vecinos o amigos de amigos que se han hecho ricos con ciertas inversiones que sólo pueden subir y subir, bien sean acciones, sellos o viviendas. Si ellos pueden ¿por qué no nosotros, que somos más listos?. Pero aquí tenemos un problema para los economistas, ya que los principales modelos económicos en realidad no comprenden “el instinto del rebaño” como una variable, así que para estudiarlo verificar este comportamiento, algunos economistas se han unido con psicólogos y neurofisiólogos en la búsqueda de una respuesta.

A John Coates le pilló de lleno la burbuja de las .com y pudo ver como ciertos brokers se comportaban literalmente como animales en plena lucha. Cada vez que ganaban “un combate” su testosterona subía (lo comprobó con muestras de saliva) lo cual les metía de lleno en un proceso de euforia que les hacía asumir cada vez más riesgos. A corto plazo significa ganar muchos combates (obtener muchos beneficios) pero a largo plazo implica asumir demasiados riesgos.

Pero esta explicación parece demasiado sencilla, no podemos culpar exclusivamente a nuestras hormonas y a nuestro comportamiento “de manada” de crear burbujas periódicamente.  Por ejemplo, una de las más famosas burbujas fue la de la compañia de los mares del sur, allá por 1720 veamos que nos cuenta la wikipedia:

La Compañía de los mares del sur (South Sea Company), fundada en 1711 por Robert Harley (entonces jefe del partido Tory), logró el monopolio sobre el comercio con las colonias españolas en América. La compañía, a cambio, aceptó cambiar diez millones de libras en bonos del tesoro contra las acciones a una tasa de interés del 6%, lo que equivalía a una renta perpetua para los inversores.

El primer viaje comercial hacia América tuvo lugar en 1717, pero la ganancia fue poca. En 1718, las relaciones entre España y Gran Bretaña se deterioraron, lo que ensombreció las perspectivas de la compañía. Aún así, seguía manteniendo que era inmensamente provechosa a largo plazo. En 1717, se hizo cargo de diez millones de libras suplementarias de deuda pública contra una nueva emisión de títulos.

La compañía divulgó rumores cada vez más extravagantes sobre el valor potencial de su comercio con el Nuevo Mundo, lo que tuvo el efecto de desatar la especulación. Las acciones subieron rápidamente, pasando de 128 libras en enero de 1720 a 550 a finales de mayo.

La compañía obtuvo la licencia real para comerciar en exclusiva de manera que su atractivo aumentó y sus acciones llegaron a las 890 libras a principios de junio. Este pico incitó a algunos inversores a vender; para limitar la presión bajistas, los directores de la compañía ordenaron a sus agentes comprar títulos, manteniendo así su valor en torno a las 750 libras.

El rápido aumento del valor de la acción provocó un frenesí especulativo por todo el país. Los inversores se interesaron por los mares del sur, pero también por otras acciones. A principios de agosto la cotización alcanzó las 1.000 libras, y la tendencia cambió bruscamente.

Otras burbujas estallaron al mismo momento en Ámsterdam y París (Compañía del Mississippi de John Law) y aceleró la caída de la cotización. La crisis se propagó a los bancos. entre los accionistas que se arruinaron estuvieron miembros del gobierno, incluso Isaac Newton: después de haber obtenido una plusvalía de 7.000 libras en abril, acabó perdiendo 20.000 libras.Más tarde, declaró: «Puedo predecir el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de las gentes

La cotización quedó en 100 libras antes del fin de año. Ante la cólera de los inversores, el Parlamento se disolvió en diciembre, y una comisión ocupó su lugar. En su informe publicado en 1721, se reveló un fraude de gran amplitud organizado por los directores de la compañía

Tanto en aquel caso, como en la actual situación, parte de nuestro comportamiento animal hiperhormonizado pero tenemos que mirar un poco más allá, concretamente al papel que los gobiernos jugaron propiciando el consumo e inversión desmedido y su posterior correción con una restricción del crédito.

Solemos echarle la culpa de todos los males a la administración Bush, pero ya que estamos haciendo un poco de historia, veamos que escribía el New York Times hace 10 años acerca de una serie de iniciativas de la administración Clinton.

Con el fin de ayudar a que las minorías y la población de menores ingresos se hagan de una casa, Fannie Mae Corporation planea reducir los requerimientos crediticios que le pide a la banca al momento de comprarle su cartera hipotecaria.

Y ojo, porque se veían los riesgos

Este nuevo segmento crediticio lleva a Fannie Mae a que asuma un progresivo riesgo, el cual no presenta problemas en épocas de crecimiento económico. Sin embargo, podría encontrarse en graves apuros cuando los vientos cambien, obligando al gobierno a emprender un rescate financiero, como el de los bancos de ahorro y préstamos [Savings & Loans] en los noventa”. (“Fannie Mae eases credit to aid mortgage lending

Por tanto, podemos ver que tanto la manada y sus hormonas así como el pastor que la cuida son los responsables de las burbujas que cada pocos años tiende a repetirse. Lo bueno aquí es que siempre podemos echarle la culpa al gobierno sea del color que sea bien porque nos haya dejado hacer demasiado o porque no haya intervenido en exceso.

PD: Leo en la zona de comentarios el famoso “¿Donde va Vicente?, Donde la va la gente”. Así que os recomiendo este interesante artículo sobre burbujas de Xavier Sala-i-Martín, os dejor el final del artículo.

En los días que sucedieron al crack del 1987, el profesor Shiller se dedicó a entrevistar a miles de inversores de Wall Street, preguntándoles por qué habían decidido vender sus acciones repentinamente durante aquel fatídico lunes 19 de octubre. La respuesta fue sorprendente: “la mayor parte de los inversores vendieron porquè veían que los demás inversores estaban vendiendo y los precios estaban bajando”. Y yo me pregunto cómo se llamaba el primer inversor al que siguió la gente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (154 votos, media: 4,33 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 13 de enero de 2009 con 241 comentarios.

Noticias de idealista:

241 comentarios

Lee los comentarios dejados por otros usuarios, o bien deja tu comentario

Páginas: « 13 4 5 6 7 8 9 10 11 12 [13] Mostrar todos

# 241, Jorge Ufano
22 de enero de 2009, a las 3:03

Para el que le interese cómo se forman las burbujas, os dejo este artículo:

http://www.clasesdebolsa.com/index.php?archives/34-Como-se-crea-una-burbuja-especulativa.-Ejemplo-practico..html

Saludos

Vota: Thumb up 0 Thumb down 0

Páginas: « 13 4 5 6 7 8 9 10 11 12 [13] Mostrar todos

Deja tu comentario...




Contáctenos - Terminos de uso y cookies