Inicio Cuenta de alta remuneración 

    Cuenta de alta remuneración 

    0
    « Back to Glossary Index

    Cuenta de alta remuneración  1

    Es una cuenta de ahorros clásica, pero que ofrece una rentabilidad mayor a las aportaciones monetarias de su titular. Con un tipo de interés que oscila entre el 1 %y 3 % aproximadamente. Con unas condiciones en su contratación realmente exigentes respecto a los formatos tradicionales. Una de ellas consiste en disponer de un saldo más elevado que en las restantes. De la misma manera que en algunos de los casos se exigirá la domiciliación de la nómina, pensión o recibos domésticos.

    También suelen demandar que el cliente tenga una mayor vinculación con la entidad financiera. Con la contratación de tarjetas de crédito o débito, fondos de inversión, planes de pensión o depósitos a plazo fijo. En cualquiera de los casos, tienen un período de permanencia de al menos doce meses. Con una penalización en el escenario de que se rescinda la cuenta sin causa justificada.

    Esta clase de cuentas muestran otras ventajas adicionales y una de las más relevantes es que están diseñadas exentas de comisiones y gastos en su emisión o mantenimiento. Con un pago de los intereses que se hace al finalizar el año. No obstante, en los últimos ejercicios no es un producto no tan activo en las propuestas de las entidades financieras a consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero. Hasta el punto de que han sido reemplazadas por modelos donde priman el incremento de los servicios prestados por encima de la rentabilidad generada por la propia cuenta.

    « Volver al glosario económico