Inicio Comisión por subrogación

    Comisión por subrogación

    0
    « Back to Glossary Index

    Comisión por subrogación

    Cuando un cliente lleva su hipoteca a otro banco, porque este le ofrece mejores condiciones, está haciendo una subrogación de su hipoteca y aunque pueda parecer un lío en muchas ocasiones sale muy rentable (especialmente para aquellos que en su día firmaron una hipoteca con malas condiciones)

    Como al banco no le hace gracia que se le vayan los clientes lo más normal es que haga una contraoferta mejorando las condiciones actuales y evitando así la subrogación.

    Si finalmente te vas de tu banco, tienes que pagar al banco inicial una comisión de subrogación, que se aplica sobre el capital pendiente de pago, siempre y cuando esté contemplada en el contrato de la hipoteca original (que es lo más normal).

    Estos son los importes máximos para las hipotecas firmadas desde la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria de 2019.

    A tipo fijo

    • 2 % en los 10 primeros años
    • 1,5 % en el resto

    A tipo variable

    • 0,25 % en los primeros 3 años

    No debes olvidar que el banco que se subroga la hipoteca (al que te vas) puede establecer comisiones, como por ejemplo de apertura.

    Afortunadamente, a diferencia de otras modificaciones, la subrogación no conlleva el pago de nuevos impuestos

     

    « Volver al glosario económico