Ya nadie se puede jubilar en España ...

En enero de 1833 Mariano José de Larra publicó su famoso “Vuelva usted mañana”. Se trataba de un francés que viaja a España para reclamar unas propiedades y hacer varios negocios.
Pero una vez en este país, no logra llevar a cabo sus planes de acuerdo a las expectativas que tenía, ya que cada vez que se dirigía a realizar un trámite recibía la famosa respuesta de “vuelva usted mañana”.
Y esta situación se repite en varias situaciones que lo llevan a odiar a España y decide volver a su tierra tras 15 meses sin poder lograr nada de nada.
Ciertamente casi dos siglos después la situación ha empeorado. La pandemia ha ralentizado de tal modo la administración pública, que es mejor ni que vaya usted mañana, ni lo piense siquiera.
En este “Ni lo piense siquiera” el protagonista podría ser un hombre que cumple 67 años a finales de 2019. Tras cobrar el paro de larga duración, 450 euros, durante cuatro años, piensa en jubilarse.
El gran problema es que, dada su penuria, no puede pagarse ni internet ni un móvil. De hecho, ya le han cortado la luz, porque, no sabe por qué, le han negado el famoso bono social. Su salvación es conseguir la jubilación. Ha cotizado toda su vida, casi 30 años por el máximo, y cree que eso le ayudará a vivir algo mejor sus últimos años de vida.
Intenta ir a las oficinas de la Seguridad Social que le corresponden, y puede ver que están cerradas con un cartel que pone que hay que pedir cita previa por teléfono y/o por internet. Nuestro españolito va a un locutorio e intenta llamar por teléfono, 901 10 65 70, realmente imposible hablar con un funcionario/a, e intenta hacerlo por internet, www.seg-social.es.
Le piden todos sus datos, y su código postal, para indicarle que no hay citas disponibles en su oficina de S.S. Misión imposible …
Es verdad que el covid ha cambiado mucho las cosas, y nuestro trabajador decide intentarlo todas las semanas todos los meses … y, exactamente igual que le sucede al francés de Mariano José de Larra, pasan más de 15 meses sin poder lograr nada de nada.
La gran diferencia es que nuestro español ya está en su tierra, y sin poder jubilarse.
Dice el ministro José Luis Escrivá: "El sistema de pensiones tiene que tener elementos de solidaridad"… ¿se lo creen?
Tal vez la pandemia va a permitir arreglar la “hucha de las pensiones” porque ya nadie se puede jubilar …

Mark de Zabaleta
 
Arriba