Ya han hecho negocio ...

Ya lo dijo Ronal Reagan: “La política no es una mala profesión. Si tienes éxito tienes muchas recompensas, si caes en desgracia siempre puedes escribir un libro” ...
De la sincera lucha por unos ideales, con un gran esfuerzo intelectual por plasmarlos en un programa fundacional de un partido político…se llega a la comodidad de la vida de diputado, donde se trata de mantener ese sillón con el máximo número de votos. Y para ello hay que convencer a muchos de lo que sea. Ya lo decía Baltasar Gracián: “Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviere a ellos de su parte, ése será señor de un mundo entero.”
Y Pablo Iglesias ha rizado el rizo. Tras convencer a mucha gente de que hacía falta una política de cambio como la de Tsipras en Grecia … le ha pasado lo mismo.
La contundente derrota de Syriza, el partido de Tsipras en Grecia, es un claro reflejo de lo que ha pasado con Podemos en España, una formación a la que le vinculan una propuesta ideológica y un programa con muchas similitudes.
Recuerden la propuesta inicial del impago de la Deuda Pública …
En el programa electoral con el que Syriza se presentó a las legislativas de 2012, ya proponían “una auditoría sobre la deuda pública y renegociar su devolución” y avanzaban además una “suspensión de los pagos hasta que se haya recuperado la economía y vuelva el crecimiento y el empleo”. Podemos trataba el tema del impago, hablando con matices de una “reestructuración ordenada”.
Y se trataba de una propuesta coherente. Ya lo dijo John Maynard Keynes:
“Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo”.

Pero, una vez en el poder, cambian mucho las cosas y, lo mucho que se promete en las campañas electorales queda en agua de borrajas.
Hasta llegaron a cambiar de nombre “Unidas Podemos” Par contentar a todos/as …
Pero el que se ha quedado contento es Pablo, que ahora podrá dedicarse a escribir libros, hacer programas de televisión y participar en muchas tertulias.
Monedero le puede explicar muy bien cómo funciona el tema …
Estos grandes “estrategas” ya ha hecho su negocio, y tienen la pensión garantizada…
Como decía Groucho Marx: “Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!”

Mark de Zabaleta
 
Arriba