Trumpnoticias

droblo

Super Moderator
Un día de la semana pasada, en medio de una ola de reacciones tras el fin de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi llamó al presidente Donald Trump y le pidió una reunión.

La demócrata Pelosi dice que habló con Trump sobre la posibilidad de trabajar juntos en un paquete presupuestario de desarrollo de infraestructura.

Fue la primera conversación telefónica entre ambos desde los días del cierre del gobierno federal a inicios del año y pareció productiva. Ambos planean reunirse de nuevo, dijo Pelosi en una entrevista el miércoles con The Associated Press.

Así es la relación entre los dos centros del poder en Washington: uno en la Casa Blanca, donde Trump ataca casi cada hora las investigaciones hacia su gobierno y que se encamina a todo tren a un clímax de su presidencia; el otro en el Capitolio, donde Pelosi conduce el timón hacia los objetivos de su partido.

Al cruzar la marca de los 100 días en esta era de gobierno dividido, la relación entre ellos es casi sin igual en Washington.

Incluso mientras Trump fustiga a los demócratas, diciendo que el partido ha sido dominado por “socialistas”, se aguanta la lengua con Pelosi. Y aunque Pelosi critica a Trump como “no apto” para el cargo _ y no ha descartado promover un juicio político contra él_ quiere trabajar con el presidente hacia las prioridades comunes.

Ella dice que un 80% de sus conversaciones, incluso la del jueves pasado, son sobre infraestructura. Están tratando, dice, de encontrar áreas de “posiciones comunes”.

Lanzar un programa de inversiones de infraestructura es el tipo de proyecto bipartidista que parece virtualmente imposible en tiempos como éstos.

La “semana de infraestructura” del gobierno de Trump se volvió una broma en Washington cuando se desinfló en medio de las cambiantes prioridades de la Casa Blanca.

Trump prometió la noche de las elecciones una inversión de un billón de dólares en nuevos caminos y otros proyectos, pero n siquiera se ha acercado.

Los demócratas se burlaron de los pedidos de 200.000 millones que Trump ha hecho en sus propuestas presupuestarias, diciendo que son ínfimos. Pelosi dijo que es algo sin posibilidades.

Sin embargo, la infraestructura, como las gestiones para reducir los precios de los medicamentos por prescripción, es el tipo de iniciativa que pudiera beneficiarlos ambos cuando se acerca la campaña hacia las elecciones generales de 2020.


Pudieran cambiar la atención de investigaciones actuales que representan riesgos para ambos partidos y pudieran mostrarles a los votantes que son capaces de cumplir promesas, con proyectos que mejoren comunidades y creen empleos incluso en tiempos de gobierno dividido, con los demócratas controlando la cámara baja y los republicanos el Senado.

Tras sus conversaciones con Trump, Pelosi cree que éste pudiera estar dispuesto a hacer más que lo que ha ofrecido: 200.000 millones en fondos federales, apoyados por capital privado. “No creo que el presidente esté atado a esa propuesta”, dijo. “Es muy poco”.
 

droblo

Super Moderator
Un influyente legislador demócrata intensificó su pedido de acceso a las declaraciones de impuesto a la renta del presidente Donald Trump, diciendo al organismo recaudador IRS que la ley claramente establece que el Congreso tiene derecho a estos documentos. Si el gobierno no responde para la fecha límite del 23 de abril, se podría desatar una disputa en corte federal.

El representante Richard Neal, presidente de la Comisión de Recursos y Arbitrios, respondió así al pedido del gobierno de Trump de más tiempo para considerar el pedido inicial.

Neal, demócrata por Massachusetts, argumenta que una ley de la década de 1920 que establece que el IRS “deberá entregar” cualquier declaración de impuesto que el Congreso pida si “no es ambigua ni plantea complicadas interrogantes legales” y que las objeciones del Departamento del Tesoro carecen de fundamento.

La carta enviada al comisionado del IRS Charles Rettig es el jaloneo más reciente del tira y afloja por las declaraciones de impuesto de Trump, que daría a los miembros de la comisión encargada de supervisión un mejor conocimiento de los negocios del presidente y los posibles conflictos de interés en calidad.

Trump rehusó divulgar información tributaria como candidato a la presidencia en el 2016, algo que hacen tradicionalmente los candidatos de ambos partidos para demostrar transparencia. Al no divulgar sus declaraciones de impuesto, Trump no ha seguido los estándares aplicados por los presidentes desde que Richard Nixon comenzó la práctica en 1969.

Durante la campaña, Trump dijo que quería divulgar sus declaraciones de impuesto pero dijo que no podía porque lo estaban auditando de manera rutinaria. Estar bajo auditoria no es una traba legal para que alguien divulgue sus declaraciones de impuesto. Y después de las elecciones legislativas de noviembre, Trump argumentó en una conferencia de prensa que las declaraciones eran muy complejas como para que la gente las entienda.

El martes durante la audiencia de la cámara baja, cuando se le preguntó repetidamente si alguna regulación prohibía que un contribuyente divulgara sus declaraciones de impuesto durante una auditoría, Retting respondió, “no”.
 

Johngo

Well-Known Member
Trump persigue a la Reserva Federal: el presidente Donald Trump una vez más criticó a la Reserva Federal, diciendo que sus políticas han sido "asesinas" para el crecimiento económico y las acciones. Trump twitteó el domingo que "si la Fed hubiera hecho su trabajo correctamente, y no lo ha hecho, la Bolsa de Valores habría subido entre 5000 y 10,000 puntos adicionales". Añadió que el crecimiento del PIB habría sido "muy superior al 4% en lugar del 3%" si el banco central se hubiera abstenido de hacer retroceder el estímulo. Los comentarios de Trump se producen en medio de la oposición a sus dos elecciones para la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal: el ex candidato presidencial Herman Cain y el comentarista económico Stephen Moore. El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, expresó su preocupación durante el fin de semana por la independencia de los bancos centrales. "Si el banco central no es independiente, entonces la gente podría pensar que las decisiones de política monetaria siguen un consejo político en lugar de una evaluación objetiva de la perspectiva económica", dijo Draghi, según Reuters.
 

droblo

Super Moderator
El presidente Donald Trump ofreció el lunes algunos consejos no solicitados a Boeing, fabricante del problemático 737 Max.

Trump tuiteó que si él estuviera a cargo de Boeing, “ARREGLARÍA” el avión, agregaría algunas funciones adicionales, y le daría un nuevo nombre. Agregó: “Ningún producto ha sufrido como éste”.

El mandatario, quien tiene hoteles, campos de golf y edificios con su nombre, tuiteó sarcásticamente: ”¿Qué diablos sé sobre marcas? Tal vez nada (pero me convertí en Presidente!)”.

Aerolíneas y países en todo el mundo decidieron mantener en tierra los Boeing 737 Max o los han prohibido en el espacio aéreo después de un accidente de Ethiopian Airlines el mes pasado. Una tragedia con el mismo modelo ocurrió en Indonesia en octubre.


Trump una vez fue dueño de una aerolínea de corta duración: Trump Shuttle.
 

droblo

Super Moderator
El gobierno del presidente Donald Trump intensificó el miércoles su campaña contra Cuba, Nicaragua y Venezuela, dando marcha atrás a políticas adoptadas por su antecesor, Barack Obama, y anunciando nuevas restricciones y sanciones contra los tres países.

El asesor de seguridad nacional John Bolton apodó a los mandatarios de esas naciones latinoamericanas como los “tres títeres del socialismo”.

“La troika de la tiranía _Cuba, Venezuela y Nicaragua_ está empezando a desmoronarse”, afirmó Bolton en un discurso pronunciado cerca de Miami, en el 58vo aniversario de la fallida invasión de Bahía de Cochinos, en Cuba, por parte de Estados Unidos, en un intento de derrocar al gobierno cubano.


Las medidas podrían perjudicar en mayor medida a Cuba, que actualmente atraviesa problemas económicos y batalla para encontrar los fondos para importar alimentos básicos y otros suministros tras el declive de la ayuda de Venezuela y una serie de malos años en importantes sectores económicos.

Bolton anunció un nuevo límite a la cantidad de dinero que las personas en Estados Unidos pueden enviar a sus familiares en Cuba. El gobierno de Obama había eliminado los límites a las remesas, pero el nuevo techo será de 1.000 dólares por persona por trimestre, dijo Bolton. Las remesas a la isla desde Estados Unidos ascendieron a 3.000 millones de dólares en 2016, según el Departamento de Estado.

Washington también tomó medidas para restringir los “viajes no familiares” debido al incremento en el número de intercambios culturales y educativos por parte de los estadounidenses tras el relajamiento de las llamadas “visitas con razón válida” durante el gobierno de Obama. No se dieron a conocer por el momento más detalles sobre las nuevas restricciones, pero el turismo es una fuente vital de fondos para Cuba. Bolton dijo que esas visitas eran “turismo disimulado”.

Bolton habló pocas horas después de que el secretario de Estado Mike Pompeo anunció durante una conferencia de prensa en Washington una nueva política que abrió la puerta para presentar demandas contra empresas extranjeras que operen en propiedades confiscadas a estadounidenses tras la revolución cubana de 1959. Estados Unidos ha impuesto un bloqueo comercial contra Cuba desde principios de la década de 1960.

El ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez describió las medidas como un ataque a las leyes internacionales, a la soberanía cubana y a los países que hacen negocios con la isla. “Agresiva escalada de Estados Unidos contra Cuba fracasará. Como en Girón, venceremos”, tuiteó el canciller en referencia a la playa de Bahía de Cochinos a donde llegaron los invasores.

“Siempre tendremos disposición al diálogo en base del absoluto respeto, pero si el gobierno de EEUU ha decidido un rumbo de confrontación no vacilaremos y defenderemos las conquistas de la revolución al precio que sea necesario”, añadió en declaraciones a la televisión estatal.

En cuanto a Venezuela, Bolton dijo que Washington sancionará al Banco Central, el cual, según el gobierno de Trump, ha sido fundamental para apuntalar al asediado gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro. También anunció sanciones contra el proveedor de servicios financieros Bancorp, que según él es un “fondo para sobornos” del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

“Estados Unidos espera ver caer cada esquina de este sórdido triángulo del terror: en La Habana, en Caracas y en Managua”, dijo Bolton en el sur de Florida, donde viven miles de exiliados e inmigrantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Alegó que las políticas de la administración Obama le dieron al gobierno cubano “cobertura política para expandir su influencia maligna” en toda la región, incluso en Venezuela. Según Bolton, Cuba ha entrenado a las fuerzas de seguridad venezolanas para reprimir a los civiles y apoyar a Maduro, al que se refirió como “simplemente un títere cubano”.

“Miles de médicos cubanos en Venezuela están siendo utilizados como peones por Maduro y sus patrocinadores cubanos para apoyar su reinado brutal y opresivo”, añadió.

“Veo al imperialismo como loco, desesperado”, dijo Maduro en una alocución en cadena de radio y televisión. El Banco Central “enfrentará y superará con la ley en la mano y con dignidad las sanciones que pretenden desde Estados Unidos”.

La promesa de Bolton de “nunca abandonar jamás” a los pueblos de Cuba, Venezuela y Nicaragua en su lucha por la libertad también podría sonar vacía, a la luz de los acontecimientos históricos que trató de destacar en el evento organizado por la Asociación de Veteranos de Guerra de Bahía de Cochinos.

Hasta la fecha, muchos cubano-estadounidenses están resentidos con el difunto presidente John F. Kennedy por no haber enviado tropas estadounidenses en un momento crítico de la invasión de Bahía de Cochinos.

En tanto, mientras se desvanecen los recuerdos de la tensión de la Guerra Fría, a algunos detractores de las políticas estadounidenses hacia Venezuela les preocupa que la afirmación del gobierno de Trump de que todas las opciones _ incluyendo la militar _ siguen sobre la mesa con el fin de derrocar a Maduro, sea una promesa vacía que solo sirva para agitar las calles y las tensiones geopolíticas con Rusia, e incremente la miseria de los venezolanos.

“Honrar uno de los mayores fiascos del ejército estadounidense hace 60 años indica que las políticas estadounidenses en torno a Latinoamérica se deben más a una perversa nostalgia por la Guerra Fría que a los beneficios prácticos para la gente de la región”, dijo Ivan Briscoe, director para América Latina del International Crisis Group, un grupo de expertos con sede en Bruselas.

Collin Laverty, presidente de Cuba Educational Travel, indicó en un comunicado que las medidas de las remesas y viajes amenazan la supervivencia económica de las familias cubanas y la rentabilidad de miles de pequeñas empresas independientes que tienen permisos para operar desde 2010 bajo las reformas implementadas por el expresidente Raúl Castro.

“Los únicos ganadores son un puñado de miembros en el Congreso y aquellos que se aferran al pasado y los apoyan”, dijo Laverty. “Los perdedores son los millones de cubanos dentro y fuera de la isla, y la enorme mayoría de los estadounidenses que están a favor de un acercamiento con Cuba”.

Muchas de las cerca de 400 personas que pagaron 100 dólares para presenciar el discurso de Bolton en el hotel Biltmore de Florida eran descendientes de cubanos. Rafael UsaTorres, miembro de la Brigada 2506 que trabajó para la CIA durante la invasión, dijo que confía en que las medidas derroquen al gobierno de Díaz-Canel, aunque deseó que se hubieran implementado antes”.

Manuel Menéndez-Pou, de 79 años, dijo que el gobierno cubano le ha confiscado alrededor de 63 millones de dólares en propiedades a su familia, que en algún momento fue de las más ricas de la isla, particularmente en la industria azucarera.

“El problema no es el dinero”, dijo Menéndez-Pou, también ex miembro de la brigada. “Se robaron nuestras vidas”.

En La Habana, Odalis Salazar expresó su preocupación sobre el futuro de las remesas que recibe de sus dos hijos que viven en el extranjero, incluyendo uno en Estados Unidos.

El anuncio de Pompeo da a los estadounidenses el derecho de demandar a las compañías que operan en hoteles, negocios tabaqueros, destilerías y otras propiedades que Cuba nacionalizó después de que Fidel Castro tomara el poder.

También permite que los cubanos que se nacionalizaron estadounidenses años después de que les quitaron sus propiedades puedan presentar demandas.

Pompeo dijo que no renovará una prohibición a las litigaciones, que ha estado vigente desde hace dos décadas, lo que significa que se podrán presentar demandas a partir del 2 de mayo, cuando expire la suspensión actual.

Hay alrededor de 6.000 reclamos que el Departamento de Justicia ha certificado como meritorios, según Kimberly Breier, la principal diplomática de Estados Unidos para las Américas. Esas pretensiones tienen un valor calculado en 8.000 millones de dólares: 2.000 millones en propiedades y 6.000 millones en intereses, dijo. Además, hay alrededor de 200.000 reclamaciones sin certificar que podrían ascender a decenas de miles de millones de dólares, agregó.

Breier declaró que no habría excepciones a la decisión, pero que las compañías extranjeras “no tendrán nada de qué preocuparse si no operan en propiedades que les han sido arrebatadas a los estadounidenses”.

Sin embargo, compañías canadienses y dentro de la Unión Europea podrían perder decenas de millones de dólares en compensaciones e intereses, y la decisión provocó duras respuestas y promesas de proteger a las empresas de cualquier litigio.

En un comunicado, la directora de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea Federica Mogherini y la canciller canadiense Chrystia Freeland dijeron que era “lamentable” la decisión de retirar las exenciones y afirmaron que “sólo puede derivar en una innecesaria espiral de acciones legales”.

En España, que tiene grandes inversiones en hoteles y otros sectores relacionados con el turismo de la isla, un alto funcionario del gobierno español dijo a The Associated Press que Madrid pediría a la Unión Europea que impugne la medida de Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio.

“La aplicación territorial del embargo de Estados Unidos es ilegal y es contraria al derecho internacional”, dijo Alberto Navarro, embajador de la UE en La Habana. “Yo, personalmente, lo considero también inmoral, y ahí están los 60 años que lo único que aportó el embargo es sufrimiento al pueblo cubano”.
 

Johngo

Well-Known Member
Reporte de Mueller sobre Rusia detalla episodios de posible obstrucción de Trump

18 DE ABRIL DE 2019 / 18:02 CEST

WASHINGTON (Reuters) - El informe del fiscal especial Robert Mueller sobre el papel de Rusia en la elección presidencial estadounidense de 2016 detalló una serie de acciones del presidente Donald Trump para impedir la investigación, generando dudas sobre si obstruyó la acción de la justicia. La esperada publicación del reporte de 448 páginas de Mueller es un punto de inflexión en el agitado mandato del líder republicano y alienta las pasiones entre partidarios y detractores antes de las elecciones de 2020, en un país profundamente dividido.

Opositores del Partido Demócrata dijeron que el informe incluye evidencia perturbadora de malas prácticas de Trump, que pueden ser investigadas por el Congreso, pero el líder de los representantes demócratas dijo que abrir un juicio político a 18 meses de la elección no vale la pena. “Sobre la base de lo que hemos visto hasta ahora, avanzar en el juicio político no vale la pena. Francamente, hay una elección en 18 meses y el pueblo estadounidense emitirá su juicio”, dijo Hoyer a CNN.

Mueller presentó una extensa argumentación que indica que Trump obstruyó a la justicia y, pese a que no llegó a la conclusión de que había cometido un delito, no exoneró al presidente. El fiscal especial dijo, sin embargo, que el Congreso tiene el poder de determinar si el mandatario violó la ley. “La conclusión de que el Congreso puede aplicar las leyes de obstrucción al presidente por el ejercicio corrupto de los poderes del cargo se ajusta a nuestro sistema constitucional de controles y el principio de que ninguna persona está por encima de la ley”, señala el informe.

Mueller, un exdirector del FBI, también descubrió “numerosos vínculos” entre el gobierno ruso y la campaña de Trump, pero concluyó que no había pruebas suficientes para establecer que hubo una conspiración criminal con Moscú para intervenir en las elecciones.

“ESTOY JODIDO”

El informe, que se publicó sin algunas partes para proteger información confidencial, proporcionó nuevos detalles sobre cómo el presidente republicano intentó forzar la destitución de Mueller, ordenó a miembros de su gobierno que declararan públicamente su inocencia y le dio un indulto a un antiguo asesor para tratar de evitar que cooperara. El texto dijo que cuando el ex fiscal general Jeff Sessions le dijo a Trump en mayo de 2017 que el Departamento de Justicia nombraría un fiscal especial para investigar las denuncias de que la campaña del republicano se había involucrado con Rusia, Trump se dejó caer en su silla y dijo: “Oh, Dios mío. Dios. Esto es terrible. Este es el final de mi presidencia. Estoy jodido”.

Pero Trump pareció celebrar tras conocerse el informe, diciendo en un evento en la Casa Blanca con soldados heridos del país que “estaba teniendo un buen día”, agregando que “No habla de colusión, ni de obstrucción”. El fiscal general William Barr -cuyo Departamento de Justicia supervisó la investigación- realizó una apasionada defensa del mandatario y sus acciones, provocando la irritación de los demócratas. Barr concluyó de forma subsiguiente que Trump no se saltó la ley, pero dijo en una conferencia de prensa el jueves que Mueller detalló “diez episodios que implican al presidente y discuten potenciales teorías legales para conectar estas acciones con elementos de un delito de obstrucción”.

“El presidente Trump se enfrentó a una situación sin precedentes. Mientras asumía el cargo e intentaba dedicarse a sus responsabilidades como presidente, agentes y fiscales federales estaban escrutando su conducta antes y después de llegar al cargo y la de algunos de sus asociados”, afirmó Barr. “Al mismo tiempo, hubo una especulación incesante en los medios sobre la culpabilidad personal del presidente. Pese a todo, tal y como dijo desde el principio, en realidad no hubo colusión alguna”, agregó.

La investigación dejó al descubierto además lo que las agencias de inteligencia han descrito como una campaña rusa de piratería y propaganda para sembrar cizaña en Estados Unidos, denigrar a la candidata demócrata Hillary Clinton e impulsar a Trump, el candidato preferido del Kremlin. Rusia ha negado que haya interferido.

Mueller citó “algunas pruebas” que sugieren que Trump conocía las controvertidas llamadas del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn al embajador de Rusia antes de que asumiera el cargo, pero las evidencias “no eran concluyentes” y no podían ser usadas para establecer un intento de obstrucción.
 

droblo

Super Moderator
El presidente Donald Trump demandó a los bancos Deutsche Bank y Capital One a fin de impedir que entreguen al Congreso documentos sobre sus finanzas y transacciones empresariales.

La demanda, presentada por el mandatario, su familia y su organización empresarial, fue presentada el lunes ante un tribunal federal en Nueva York.

Los demandantes son la Organización Trump, sus hijos Donald Jr. y Eric, su hija Ivanka y la entidad Donald J. Trump Revocable Trust.

Dos comisiones legislativas le han exigido al Deutsche Bank y otras varias instituciones financieras documentos relacionados con las finanzas de Trump.


El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el demócrata Adam Schiff, ha dicho que buscan investigar “denuncias de potencial influencia política extranjera en el proceso político estadounidense”. Dice que quiere averiguar si el gobierno ruso lavó dinero para transacciones con la Organización Trump. Los negocios de Trump han lucrado prodigiosamente con inversiones rusas.

Trump desea que un juez federal declare las citaciones legislativas ilegítimas e impracticables. La demanda busca evitar que las instituciones financieras divulguen información u obedezcan a las citaciones judiciales.

“Las citaciones fueron emitidas para hostigar al presidente Donald J. Trump, para hurgar entre cada detalles de sus finanzas personales, de sus negocios, y de la información privada del presidente y su familia, y para buscar cualquier dato que pudiera perjudicarle políticamente”, dice la demanda.

El litigio denuncia que las comisiones legislativas _la Comisión de Inteligencia y la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes_ “están violando los límites constitucionales al poder investigativo del Congreso” y que las citaciones “carecen de todo objetivo legislativo legítimo”.

Cuando las citaciones fueron emitidas el 15 de abril, Eric Trump, vicepresidente ejecutivo de la Organización Trump, las calificó de “un abuso de poder sin precedente y simplemente, un intento de los representantes demócratas de atacar al presidente y a nuestra familia para beneficiarse políticamente”.

Deutsche Bank, una entidad alemana, le ha dado préstamos por millones de dólares a la empresa inmobiliaria de Trump a lo largo de los años.

“Cumpliremos nuestro deber de suministrar la información apropiada a todas las investigaciones autorizadas y acataremos las órdenes judiciales concernientes a tales investigaciones”, dijo Kerrie McHugh, vocera de Deutsche Bank, en un comunicado.

Capital One no respondió a un pedido de comentario.
 

droblo

Super Moderator
El Congreso de Estados Unidos aceptó extender en dos semanas el plazo para que dos bancos respondan a órdenes de presentar registros financieros de Donald Trump después que el presidente entabló una demanda para tratar de bloquearlos.

El juez federal Edgardo Ramos fijó el miércoles el 22 de mayo como fecha para una audiencia sobre la demanda de Trump en Nueva York. En tanto, abogados de los legisladores demócratas aceptaron que los bancos demoren su respuesta a la orden hasta después del fallo de Ramos.

Trump quiere que se prohíba al Deutsche Bank y Capital One que respondan a citatorios emitidos por dos comisiones de la cámara baja de que se presenten los archivos como parte de las investigaciones que realizan sobre las transacciones empresarias privadas del presidente, que pertenece al partido republicano.

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la cámara, Adam Schiff, dijo que las órdenes eran parte de una investigación sobre “denuncias de posible influencia extranjera sobre el proceso político estadounidense”.

Schiff ha dicho que quiere saber si rusos usaron dinero lavado en transacciones con la Organización Trump. Las empresas de Trump se han beneficiado de inversiones rusas a lo largo de los años.

En su demanda, Trump, su familia y su empresa alegan que los citatorios son ilegales e inaplicables.

Deutsche Bank ha prestado a la empresa inmobiliaria de Trump millones de dólares a lo largo de varios años.

El banco ha dicho que se “compromete a brindar información apropiada a toda investigación autorizada y acatará una orden judicial relativa a tales investigaciones”.
 

droblo

Super Moderator
El presidente Donald Trump fustigó a las redes sociales después que Facebook excluyó a varias figuras extremistas y declaró que estaba “monitoreando y observando, ¡¡de cerca!!”.

Trump, quien tuiteó y retuiteó quejas el viernes y el sábado, dijo que vigilará “la censura de CIUDADANOS ESTADOUNIDENSES en las plataformas de las redes sociales”. Él ha dicho anteriormente que las empresas que manejan las redes sociales han demostrado prejuicios contra los conservadores, algo que las compañías rechazan como falso.

Las reacciones de Trump ocurren luego de que Facebook excluyó de sus páginas días atrás a Louis Farrakhan, Alex Jones y otros extremistas, por considerar que violaron su veda en contra de “individuos peligrosos”.


También excluyó a las personalidades derechistas Paul Nehlen, Milo Yiannopoulos, Paul Joseph Watson y Laura Loomer, junto con el sitio de Jones, Infowars, que difunde frecuentemente teorías conspiratorias.

Las exclusiones más recientes rigen para el servicio principal de Facebook y para Instagram, pero se extienden también a las páginas de seguidores y cuentas afines.

La decisión de Facebook indicó que el gigante de las redes sociales está en plena campaña para excluir a personas y grupos que promueven el odio, el racismo, el antisemitismo y otros materiales objetables.

Asegura que “siempre ha excluido” a personas o grupos dedicados a misiones violentas o de intolerancia o que participan de actos de odio o violencia, cualquiera que sea su ideología política.

Desde su propia cuenta de Twitter, Trump mencionó a varios individuos, como Watson y el actor James Woods, quienes según él están siendo tratados de manera injusta por las redes sociales. Insistió en que la situación ”¡se vuelve cada vez peor para los Conservadores en las redes sociales!”.

Twitter bloqueó la cuenta de Woods, uno de los conservadores más abiertos de Hollywood. La portavoz de Twitter Katie Rosborough dijo que Woods tendrá que borrar un tuit que violó las reglas de Twitter como condición para que se le desbloquee su cuenta.

“Hacemos cumplir las reglas de Twitter de manera imparcial para todos los usuarios, independientemente de su origen o afiliación política”, aseguró Rosborough.

Trump, quien recurre constantemente a Twitter para difundir públicamente sus mensajes, se reunió recientemente en la Casa Blanca con el presidente de la red, Jack Dorsey, tras quejarse de que ésta no lo trataba bien porque era republicano. Posteriormente dijo que fue una “gran reunión”.

Las redes sociales no fueron el único tema abordado por el presidente el sábado. Tuiteó que aún abrigaba esperanzas de un acuerdo nuclear con Corea del Norte y de mejores relaciones con Rusia ahora que la investigación del fiscal especial, según él, ha quedado atrás.
 

droblo

Super Moderator
El secretario del Tesoro Steven Mnuchin hizo el anuncio oficial: el gobierno no entregará las declaraciones fiscales del presidente Donald Trump a la Cámara de Representantes, donde los demócratas son mayoría.

A través de una carta dirigida el lunes, Mnuchin le dijo al presidente de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, Richard Neal, que la solicitud del panel “carece de un propósito legislativo legítimo”.

Mnuchin dijo tomó su decisión con base en el consejo del Departamento de Justicia. Concluyó que la agencia “no está autorizada para revelar las declaraciones y la información solicitada”.

La medida, así prevista, seguramente dará pie a una batalla legal por las declaraciones fiscales de Trump. Las principales opciones disponibles para los demócratas son emitir un citatorio al Servicio Interno de Impuestos (IRS por sus iniciales en inglés) para que entregue las declaraciones o interponer una demanda.

Neal exigió originalmente acceso a las declaraciones fiscales de Trump a principios de abril bajo una ley que indica que el IRS “debe facilitar” los documentos de cualquier contribuyente a un puñado de altos legisladores, incluyendo al presidente de la Comisión de Recursos y Arbitrios.

La Casa Blanca y los abogados del presidente se rehusaron a comentar sobre el plazo para entregar las declaraciones de Trump.

En privado, el mandatario ha dejado en claro que no tiene intención de entregar tales expedientes.

El presidente ha dicho a sus allegados que el intento de obtener sus declaraciones fiscales es una invasión a su privacidad y un nuevo ejemplo de lo que describe como una “cacería de brujas” encabezada por los demócratas con el fin de perjudicarlo.
 

droblo

Super Moderator
Los negocios de Donald Trump perdieron más de 1.000 millones de dólares de 1985 a 1994, reportó el martes el periódico The New York Times, con base en información fiscal que el diario adquirió.

El Times dijo que consiguió unas copias de las transcripciones de impuestos oficiales del Servicio Interno de Impuestos (IRS por sus siglas en inglés) del entonces futuro presidente, incluidas algunas cifras de su formulario de impuestos federales.

El periódico señaló que Trump reportó pérdidas empresariales por 46,1 millones de dólares en 1985, y un total de 1.170 millones de dólares en pérdidas para el periodo de 10 años.


Después de comparar la información de Trump con las de otras personas de altos ingresos, el Times concluyó que el ahora mandatario “parece haber perdido más dinero que casi cualquier otro contribuyente estadounidense”. A causa de sus pérdidas empresariales, Trump no pagó impuestos sobre la renta durante ocho de los 10 años, reportó el diario.

La Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes ha pedido al IRS proporcionar las declaraciones de impuestos personales y de negocios de Trump de 2013 a 2018. El lunes, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo que no las entregaría y que la solicitud del panel “carece de un propósito legislativo legítimo”.

Es probable que la acción de Mnuchin, aunque prevista, provoque una disputa legal. Las principales opciones disponibles para los demócratas son enviar un citatorio al IRS para las declaraciones o presentar una demanda.

Trump es el primer presidente desde Watergate en rehusarse a hacer públicas sus declaraciones de impuestos.
 

droblo

Super Moderator
El presidente Donald Trump aseguró el miércoles que un informe del diario The New York Times, según el cual sus negocios perdieron más de 1.000 millones de dólares entre 1985 y 1994, es “altamente impreciso”.

Sostuvo que las pérdidas reportadas eran “no monetarias” y que durante ese período los promotores inmobiliarios como él tenían derecho a aceptar “amortizaciones y depreciaciones masivas” para efectos fiscales.

El periódico informó el martes que consiguió copias impresas de las declaraciones fiscales oficiales del entonces futuro presidente, entre ellas cifras de su formulario de impuestos federales. El periódico dijo que Trump reportó pérdidas comerciales por 46,1 millones de dólares en 1985, y un total de 1.170 millones de dólares en pérdidas para el período de 10 años.


Después de comparar la información de Trump con las de otras personas de altos ingresos, el Times concluyó que el ahora mandatario “parece haber perdido más dinero que casi cualquier otro contribuyente estadounidense”. A causa de sus pérdidas empresariales, Trump no pagó impuestos sobre la renta durante ocho de los 10 años, reportó el diario.

Trump tuiteó el miércoles que los promotores inmobiliarios durante ese período tenían “derecho a amortizaciones y depreciaciones masivas” que “mostrarían pérdidas fiscales y otras pérdidas en casi todos los casos”. Tuiteó que muchas de esas pérdidas fueron “no monetarias”.

“Siempre se quieren mostrar pérdidas para efectos fiscales” y “renegociar con los bancos”, tuiteó Trump al referirse a una práctica que él calificó de “deporte”.

Trump dijo que el reporte del Times se basaba en “información muy antigua” y en ”¡un trabajo altamente impreciso de Noticias Falsas!”.

La Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes le pidió al Servicio Interno de Impuestos (IRS por sus siglas en inglés) que proporcionara las declaraciones de impuestos personales y de negocios de Trump de 2013 a 2018. El lunes, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo que no las entregaría y que la solicitud del panel “carece de un propósito legislativo legítimo”. El Departamento del Tesoro supervisa al IRS.

Es probable que la acción de Mnuchin, aunque prevista, provoque una disputa legal. Las principales opciones disponibles para los demócratas son enviar un citatorio al IRS para las declaraciones o entablar una demanda.

Trump es el primer presidente desde Watergate en rehusarse a hacer públicas sus declaraciones de impuestos.
 

droblo

Super Moderator
A medida que intensifica su presión sobre China para que acceda a un nuevo acuerdo comercial, el presidente Donald Trump está poniendo a prueba su imagen de “gran negociador” e incurriendo en nuevos riesgos, mientras se apresta a iniciar su campaña reeleccionista.

Con las negociaciones que están en curso esta semana, Trump espera lograr un acuerdo del que pueda alardear durante la campaña electoral. En tanto, se prepara para una dura lucha con el Congreso sobre la aprobación del nuevo tratado de libre comercio de Norteamérica. Si tiene éxito, Trump podrá sentirse confiado en la ruta electoral; pero si fracasa, recibirá críticas por su estilo negociador imprevisible y errático.

Ya los riesgos van en aumento. Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China han causado un desplome de los mercados bursátiles. El lunes, el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer advirtió que el viernes aumentarían los aranceles sobre 200.000 millones de dólares en productos chinos importados.

En un tuit el miércoles, Trump expresó la denuncia sin fundamento de que China está tratando de ganar tiempo con la “sincera esperanza de que pueda ‘negociar’ con Joe Biden o con cualquiera de los otros demócratas débiles y así seguir desfalcando a Estados Unidos (500.000 millones al año) durante muchos años más”.

“¿Adivinen qué? ¡Eso no va a ocurrir!”, agregó. Trump aseguró que está “muy contento” con los aranceles que ya se han impuesto a productos chinos. El exvicepresidente Biden es uno de una veintena de precandidatos que disputan la candidatura presidencial demócrata para 2020.

En su campaña del 2016, Trump prometió proteger a los obreros de fábrica y a los agricultores, y su promesa de revertir la globalización le ganó apoyo en estados que son tradicionalmente demócratas, como Michigan y Wisconsin. Pero ahora esos mismos sectores se están quejando de que las medidas proteccionistas de Trump les están perjudicando, al encarecer los productos de China y de otros países.

Aunque Trump lo niega, los aranceles son pagados por los importadores estadounidenses. Las fábricas que dependen de materiales extranjeros, las cadenas minoristas y otros importadores han tenido que pagar 15.000 millones de dólares adicionales el año pasado, según datos oficiales, aunque el impacto en el consumidor ha sido relativamente leve hasta ahora.

Dave Salmonsen, director de la American Farm Bureau Federation, dijo que la asociación agraria alberga esperanzas de que la amenaza de Trump de imponer aranceles adicionales sea simplemente parte de la táctica de negociación.

Añadió que las exportaciones agrícolas a China disminuyeron en más de la mitad el año pasado comparado con 21.000 millones de dólares en el 2017.

China ha respondido casi a la par por cada cosa que aplicamos, expresó.
 

droblo

Super Moderator
El secretario del Tesoro Steven Mnuchin dijo el miércoles que corresponde a las cortes decidir en su disputa con los representantes demócratas que demandan acceso a las declaraciones de impuestos del presidente Donald Trump.

Mnuchin le dijo a un panel del Senado que la disputa entre la administración y el jefe de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el demócrata Richard Neal, “irá a la tercera rama del gobierno para ser resuelta”.

Neal ha requerido seis años de declaraciones fiscales de Trump para examinar si éste ha pagado todos los impuestos que debe y si su red de negocios crea conflictos de intereses con sus acciones oficiales como presidente. El congresista fijó de plazo hasta el viernes para que el Servicio Interno de Impuestos (IRS) las entregue.


Pero Mnuchin dijo que es improbable que el Departamento del Tesoro acceda.

“No hemos tomado una decisión pero pienso que pueden adivinar en qué dirección nos inclinamos”, dijo Mnuchin, y añadió que “me tranquiliza grandemente saber que existe otra rama del gobierno para lidiar con este importante asunto”.

Mnuchin reiteró sus argumentos previos de que la solicitud de Neal sentaría el precedente de que los legisladores pueden demandar información fiscal confidencial con propósitos políticos. Agregó que los abogados del Tesoro y del IRS concuerdan con su interpretación de que una ley de 1924 que requiere que él le entregue las declaraciones a Neal no es aplicable al caso porque no existe un propósito legislativo para el pedido.

Mnuchin dijo que la disputa era “un asunto muy importante que tiene un precedente más allá de cualquier presidente o Congreso”.

“Existe una interpretación diferente entre el Congreso y nosotros y el Departamento de Justicia sobre esa ley que impacta no solamente a este presidente y este Congreso, sino que tiene un impacto muy grande sobre cada contribuyente al hacer un arma del IRS”, dijo Mnuchin. “Es por eso que existen tres ramas del gobierno”.
 
Arriba