OPV de Bankia, todo lo que debes saber



¿Qué es la OPV de Bankia?

El 20 de julio de 2011 Bankia salía a Bolsa con un precio de 3,75 euros por acción y un capital de más de 3.000 millones de euros, 1.800 pertenecientes a pequeños accionistas. Aquí es donde empieza la tormenta. Durante las semanas anteriores a la Oferta Pública de Venta (OPV) los directores de sucursal habían insistido a sus clientes para que compraran este producto financiero. Muchos, guiados por conocidos o familiares, invirtieron sus ahorros en acciones de Bankia, con la esperanza de conseguir algún dinero extra. Algunos, incluso, ni siquiera tenían orden de compra: lo cerraron todo por teléfono.

La sorpresa vino cuando, sólo unos meses después, el 7 de mayo de 2012, Rodrigo Rato dimitía como Presidente de la entidad y Goirigolzarri ascendía al cargo el día 24. A la mañana siguiente, el 25 de mayo de 2012, el consejo de administración de BFA-Bankia aprobaba solicitar al Estado una inyección de 19.000 millones de euros para afrontar su recapitalización

Desde entonces, el valor de las acciones no ha dejado de caer. Clientes que habían invertido 6.000 euros se encontraban con que apenas tenía 24 euros en el banco.

¿Dónde había ido su dinero?

La banca se justificaba: habían invertido en Bolsa. Y en la Bolsa a veces se gana y a veces se pierde.

Sin embargo, comenzaron a llegar las primeras demandas y las primeras sentencias condenando a Bankia a devolver el dinero de las acciones invertido en la OPV, aunque todavía se perdían el 50% de las demandas. Y es que, utilizando el mismo argumento que en las preferentes, vicio por consentimiento, importaba mucho el perfil del inversor. Aquéllos que estaban acostumbrados a comprar en Bolsa no tenían la posibilidad de recuperar su dinero.

Todo esto cambia cuando en diciembre de 2014 dos peritos del Banco de España publican un informe en el que afirman que Bankia “había maquillado” sus cuentas en la salida a Bolsa. Las cuentas de Bankia y su matriz BFA correspondientes al año 2010 y 2011, no reflejaban “la imagen fiel de estas entidades”, lo que abría la puerta a que los cientos de miles de pequeños accionistas, sin importar sus conocimientos financieros, pudieran recuperar su dinero.

Tras este informe, Bankia y el FROB llegan a un acuerdo: el 40% de los 780 millones en los que se estiman las demandas por particulares los asumirá la entidad, y el 60% restante, los asumirá el FROB, es decir, el estado. La única condición es que sea Bankia la que se encargue de pagar en primer lugar: los primeros 312 millones de euros.

Es en este momento cuando el calvario de los accionistas de Bankia, que ya va para casi cuatro años, alcanza su máximo apogeo: algunos de los clientes que acuden a nuestra plataforma se encuentran con que Bankia no les facilita la documentación que necesitan para iniciar la reclamación judicial (orden de compra y cuenta de valores).

Llegados a este punto, hay que recordar que, según el propio FROB, se han ganado el 85% de las demandas contra Bankia que se han presentado desde que se publicó el informe de los peritos del Banco de España. Estando tan cerca el plazo de prescripción, es importante recordar que sin demanda judicial no hay posibilidad de recuperar el dinero invertido en la OPV.

Claves para recuperar todo tu dinero:

1º - Lo primero que tienes que tener claro es que, tras el informe pericial de los inspectores del Banco de España del pasado 4 de diciembre, y tras el auto del juez Fernando Andreu en el que se confirmó que había "indicios fundados de delito" de falsedad en las cuentas, las posibilidades de ganar en un juicio son altísimas.

2º - La única forma de poder optar a recuperar el dinero es mediante demanda judicial. No se ha abierto ningún arbitraje de consumo, así que es necesario interponer demanda. Para reclamar, basta con haber comprado acciones de Bankia desde su OPS (Oferta Pública de Suscripción) de julio de 2011 hasta el 7 de mayo de 2012, cuando Rodrigo Rato dimitió como presidente de la entidad. Hay que recordar que hablamos de recuperar el 100% de la inversión, ya que en las sentencias que está habiendo se recupera la totalidad del dinero invertido.

3º - Sobre los plazos, depende del juzgado y del tipo de demanda. En los casos más breves hablamos de entre tres y seis meses (sobre todo, inversiones de 6.000 euros o menos). En los casos en los que se invirtió más de esa cantidad el proceso se puede alargar algo más, llegando al año. En principio, nosotros recomendamos ir por la vía civil, ya que la penal se puede alargar varios años. Lo ideal es reclamar basándonos en el artículo 28 de la Ley del Mercado de Valores, que habla de la responsabilidad del folleto (que estaba falseado). Esta opción caduca a los tres años. De ahí que insistamos: antes del 7 de mayo.

¿Demanda Colectiva o Demanda Individual?
Desde Denunciascolectivas.com recomendamos la demanda colectiva para aquéllos que invirtieran menos de 3.000 euros, para ahorrar costes, y una individual para los que invirtieron más de esa cantidad. Sin embargo, es una decisión que dejamos en manos de los afectados. Hay que tener en cuenta que las demandas colectivas son un poco más lentas, y que hay que encontrar otras personas con las mismas características para poder demandar: misma provincia, misma cantidad de dinero invertido, y como máximo 10 personas.

Si tienes acciones de Bankia ha llegado el momento de reclamar, ¡Afectado No Estas Solo, No Tengas Miedo! Juntos Podemos Conseguirlo. Apúntate gratis a través del siguiente enlace: Demanda acciones Bankia | Denuncias colectivas
 
Arriba