Nuevo hilo monográfico de CHINA

droblo

Super Moderator
Empiezo con un artículo de un chino, Fan Gang, que es profesor de Economía de la Universidad de Beijing y de la Academia china de Ciencias Sociales, además de ser director del Instituto Nacional de Investigación Económica de China y secretario general de la China Reform Foundation:

Durante 2010, el Congreso de los Estados Unidos (y muchos otros) criticaron a China por “manipular” su moneda a fin de conservar una ventaja para sus exportaciones y preservar de ese modo su superávit comercial. Se afirmaba que la conducta de China era la fuente del enorme desequilibrio global actual.

Sin embargo, China se negó a aceptar la culpa y rechazó las repetidas exigencias estadounidenses de llevar a cabo una revaluación importante. El tipo de cambio entre el renminbi y el dólar aumentó únicamente alrededor del 3% entre junio de 2010 y el final del año. Según un análisis utilizado por algunos economistas y políticos estadounidenses, la baja tasa de apreciación de la moneda, junto con el crecimiento del 31% de las exportaciones chinas en 2010 en comparación con 2009, debería haber ampliado el superávit comercial chino en gran medida.

De hecho, el superávit comercial chino disminuyó 6.4% en 2010, en comparación con 2009, y esa disminución viene después de la caída del 30% del superávit comercial en 2008 debido a la crisis financiera global y la recesión subsiguiente. En general, el superávit comercial de China ha disminuido un 36% en términos absolutos en dólares estadounidenses y ha caído más de la mitad (53%) en proporción al PIB en los últimos dos años. Así pues, el coeficiente del superávit en cuenta corriente frente al PIB se ha reducido al 4.6%, lo que es significativamente menor al máximo reciente del 11.3% que alcanzó en 2007.

Estos datos muestran de manera concluyente que la teoría “centrada en el tipo de cambio” del desequilibrio comercial no guarda relación con la realidad. En los últimos dos años la economía de China se ha vuelto mucho más equilibrada en sus relaciones comerciales externas, a pesar de que no ha habido ajustes significativos del tipo de cambio.

La razón evidente es el fuerte aumento de la demanda interna china. El total de ventas de bienes de consumo creció un 14.8% en 2010 y la inversión fija interna aumentó un 19.5%, ambas en términos reales. Como resultado, en términos de dólares estadounidenses, la demanda de importaciones creció un 38.7%, con lo que superó el 31% del crecimiento de las exportaciones. Dicho llanamente, si un país puede mejorar su equilibrio interno, estará más equilibrado a nivel externo, independientemente de lo poco que varíe el tipo de cambio.

La segunda pregunta es: ¿puede China reducir su superávit comercial aun más y seguir manteniendo su política de “apreciación gradual” del renminbi? De hecho, ese resultado es muy posible en los próximos años, durante el periodo del nuevo plan quinquenal.

Para empezar, ya están en marcha o se están planeando varias reformas fiscales/impositivas importantes, a saber, un aumento de la recaudación de las utilidades de las empresas propiedad del Estado y del impuesto a los recursos que se aplica a las industrias como la del petróleo y la de extracción de carbón a fin de reducir el ahorro corporativo. También habrá reducciones del impuesto al ingreso personal en los próximos años para aumentar el ingreso disponible de los hogares.

En el nuevo plan quinquenal 2011-2015 se han fijado algunas metas vinculantes para las reformas de la red de seguridad social. El sistema de seguridad social por fin dará una cobertura universal que incluirá a la población rural y a los trabajadores migrantes en las ciudades del país. Habrá más fondos públicos disponibles para la educación y la atención a la salud en zonas rurales. Se darán más servicios públicos a los migrantes rurales que han llegado recientemente a las zonas urbanas. Todos estos cambios aumentarán el consumo de los hogares tanto a corto como a largo plazo.

Cuando se lleven a cabo todas estas reformas, la tasa nacional de ahorro de China podría reducirse del 51% actual al 45%. Eso tendrá un efecto muy significativo en términos de reducción del superávit en cuenta corriente, que refleja el ahorro nacional neto.

Además, el gobierno chino, tanto a nivel central como local, seguirá muy interesado en seguir haciendo inversiones en infraestructura orientadas a una mayor urbanización e industrialización. Se ha presentado un ambicioso plan para un sistema nacional de ferrocarriles de alta velocidad. Y todas las principales zonas urbanas, incluidas algunas ciudades de segundo nivel, están construyendo sistemas de transporte público que incluyen más transporte subterráneo y trenes ligeros.

También habrá una fuerte demanda de otras instalaciones urbanas, porque la población urbana de China seguirá aumentando enormemente en el futuro previsible. Dado que el coeficiente de urbanización es todavía bastante bajo, del 48%, se pueden mantener inversiones relativamente altas en infraestructura durante un periodo prolongado. Esas inversiones consumirán la mayor parte del ahorro interno del país y sostendrán la elevada demanda de importaciones.

Así, es posible que dentro de poco tiempo el superávit en cuenta corriente de China caiga por debajo del 4% del PIB – y probablemente disminuya aun más, si no es que se convierte en un déficit abierto. Dicho de otro modo, China podría alcanzar fácilmente la meta establecida en las “directrices indicativas” destinadas a reducir los desequilibrios globales para 2015 que propusieron recientemente funcionarios estadounidenses en la reunión ministerial del G-20 celebrada en Seúl en noviembre pasado.

La pregunta clave es la siguiente: ¿qué sucede con los Estados Unidos, que, después de todo, son la otra parte del gran desequilibrio? El déficit en cuenta corriente de los Estados Unidos ha estado disminuyendo en los trimestres recientes, gracias al crecimiento de las exportaciones. Esas son buenas noticias. Además, se ha dado sin que hasta ahora haya habido grandes ajustes a la baja del tipo de cambio, debido a la debilidad del euro y otras monedas principales.

La facilitación monetaria que ha llevado a cabo la Reserva Federal de los Estados Unidos aumentó las expectativas de una devaluación del dólar que podría ayudar a las exportaciones de ese país. Sin embargo, el ahorro interno sigue siendo bajo en vista de los niveles persistentemente elevados de deuda pública. Una vez más, la causa fundamental de los desequilibrios globales actuales se explica por los problemas estructurales internos en ambas partes. Los tipos de cambio únicamente desempeñarán un papel secundario en el reequilibrio.
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Más info en este hilo del foro de economia, actualidad y política. Los Chinos engañan a EEUU,... como a "chinos"

Según las previsiones de Goldman Sachs estos serán los tamaños. Fíjate en Japón y RU. Pero mira la subida de India también, que iguala a EEUU en 2050.




Sin embargo, estas previsiones se hicieron antes de la crisis actual de deuda. La última estimación de BNP dice que se igualarán la economía de EEUU y la China en 2020, esto es, pasado mañana.

 
Última edición:

droblo

Super Moderator
Opinión de Sanou Mbaye, banquero de inversión senegalés:

El texto sagrado de China no es un libro sagrado como la Torá, la Biblia o el Corán. Más bien, es El arte de la guerra de Sun-Tzu. La idea central de Sun es que la “máxima excelencia no reside en ganar cada batalla sino en derrotar al enemigo sin siquiera pelear”.

De modo que no sorprende que la astucia y el engaño formen una parte esencial de la cultura diplomática y corporativa china. De hecho, a lo largo de los siglos sirvieron como el principio para la supervivencia y el éxito de los líderes chinos.

Hoy en día, somos testigos de la aplicación de las ideas de Sun en África, donde los principales objetivos de China son asegurar los suministros de energía y minerales para alimentar su precipitada expansión económica, abrir nuevos mercados, recortar la influencia de Taiwán en el continente, consolidar su floreciente autoridad global y hacerse de las cuotas de exportación asignadas por África. (Las compras de industrias textiles sudafricanas y nigerianas por parte d China son buenos ejemplos de esta estrategia. Los textiles exportados a todo el mundo por estas industrias se consideran exportaciones africanas cuando, en realidad, hoy son exportaciones chinas).

Con astucia, China buscó ubicar sus inversiones y diplomacia en África dentro del contexto del antiguo movimiento no alineado y el “espíritu Bandung”, una época en la que muchos africanos veían a China como una nación hermana oprimida y, en consecuencia, respaldaban los esfuerzos de la República Popular por ganar una banca permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en reemplazo de Taiwán. Y, por supuesto, China ofreció un firme respaldo a las luchas y esfuerzos anticoloniales de África para poner fin al apartheid.

Al intentar describir sus acuerdos actuales con África como una cooperación “donde todos ganan”, China deliberadamente pretende retratar las relaciones actuales de África con Occidente como de explotación. A diferencia de China, sostienen sus líderes, Occidente sigue teniendo de rehenes a los países africanos a través de una combinación de acuerdos comerciales desiguales, falta de acceso a los mercados de capital, dependencia de la ayuda, desregulación financiera y liberalización económica, austeridad presupuestaria, una deuda agobiante, intromisión política e intervención militar.

Lo que los chinos callan es que el creciente compromiso de su país en África creó tanto oportunidades como riesgos para el desarrollo africano. Si bien el comercio, la inversión extranjera directa (IED) y la ayuda de China pueden ampliar las opciones de crecimiento de África, también promueven lo que sólo puede llamarse una situación donde uno gana y el oro pierde. Ya que, dejando de lado el petróleo, África tiene una balanza comercial negativa con China.

Para empeorar las cosas, las exportaciones africanas a China demandan incluso menos tecnología que sus exportaciones al mundo. El porcentaje correspondiente a China de los productos primarios no procesados provenientes de África fue más del 80% de sus importaciones totales desde África. De la misma manera, las importaciones consisten en productos chinos baratos de una calidad notoriamente mala.

El nivel de IED china que ingresa a África hoy en día es sorprendente. Pero esta IED china está atada a créditos concesionales y existe mucha contabilización doble, ya que las mismas inversiones se registran como flujos de ayuda y a la vez como ingresos de IED. Dado el alto volumen de créditos concesionales ofrecidos por China, la preocupación por la carga de deuda futura de los países africanos es cada vez mayor. Y no importa cuánto publicite China su accionar en África, el mayor contribuyente de ayuda financiera al continente es la diáspora africana. De hecho, Sudáfrica, no China, es el país con mayores inversiones en el resto de África.

No sorprende que el credo de China de “no interferencia en los asuntos internos” y “separación de los negocios y la política” sea música para los oídos de los líderes africanos, que se pelean por cantar loas a la cooperación china con sus países. Las actitudes de estos líderes recuerdan el peor comportamiento de sus antecesores, muchos de los cuales se comprometieron hace siglos con las crecientes potencias imperiales de Occidente para frenar el crecimiento de la industria indígena. Por el contrario, estos señores feudales del pasado eligieron importar productos manufacturados de Europa a cambio de sus propios súbditos, a quienes exportaban como esclavos.

Cuando se abolió la esclavitud, los términos de asociación con los colonizadores occidentales cambiaron de comercio de esclavos a comercio de materias primas. Después de la independencia a comienzos de los años 1960, durante la Guerra Fría, enfrentaron a Occidente con el bloque soviético por el mismo propósito.

Hoy, muchos líderes africanos persiguen políticas similares con China, que llegó a acuerdos en toda África para asegurar petróleo crudo, minerales y metales a cambio de infraestructura construida por empresas chinas. De ahí la importación de mano de obra china a un continente que no carece de trabajadores capacitados. De hecho, en el lapso de apenas una década, más chinos fueron a vivir a África que europeos hay en el continente, incluso después de muchos siglos de régimen colonial y neocolonial europeo. Con prácticas al estilo apartheid –que incluyen el homicidio de trabajadores locales por parte de un ejecutivo chino en Zambia-, los gerentes chinos imponen condiciones de trabajo atroces a sus empleados africanos.

Hoy, China tomó control de una enorme franja de industrias africanas locales, en el proceso de acaparar sus cuotas de exportación asignadas. A medida que crezca el papel económico global de China, sus costos de mano de obra aumentarán y su moneda se apreciará, erosionando su competitividad. ¿Podrán los fabricantes chinos luego mirar a África como una base de producción, utilizando las instalaciones que construyeron y las hordas de trabajadores que han venido exportando sostenidamente allí?

Los líderes chinos se enorgullecen de un profundo sentido de la historia y de tener una visión a largo plazo del desarrollo de China Aún así, al perpetuar una asociación con la misma casta de líderes corruptos que operaron en secreto con los anteriores invasores y explotadores de África, los chinos se olvidaron de que los africanos, aunque muchas veces fueron sus propios enemigos (y los peores), al final terminaron sacando ventaja de sus adversarios.

Los descendientes de los comerciantes de esclavos y dueños de esclavos en Estados Unidos hoy tienen un hombre negro como presidente; todos los colonizadores de África fueron derrotados y expulsados; y los defensores del apartheid hoy están gobernados por aquellos a quienes despreciaban y de quienes se abusaron por generaciones. A menos que los chinos cambien sus maneras, les depara el mismo destino en África. Sun-Tzu lo entendería.
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
China acaba de hacer una gran inversión en las fuentes de energía estadounidenses que todo el mundo ignora todavía










China National Offshore Oil Company acaba de comprar una gran participación en un proyecto de petroleo de esquistos estadounidense, de acuerdo con el China Daily.

El contrato, por 570 millones de dólares, dará a China un tercio del proyecto de La Corporación de energía de Chesapeake Niobrara pizarra.


La formación Niobrara pizarra se extiende por Colorado y Wyoming, así como Kansas y Nebraska.


La localización del campo de energía es en Wyoming y Colorado. Si Chesapeake encuentra más petróleo en esta región, CNOOC tiene los derechos para el 33,3% de lo que se encuentre.

El área de busqueda se muestra en la sección "cuenca río Powder y DJ" de presentación de inversores más reciente del energía de Chesapeake (febrero de 2011).
Como pueden ver, la CNOOC también es un socio en el proyecto de pizarra de Eagle Ford del energía de Chesapeake, en Texas.




 

Johngo

Well-Known Member
Los bancos chinos están al acecho de compras en Europa

Las instituciones financieras chinas están entrando a Europa, abriendo sucursales bancarias, buscando oportunidades de compra e incluso asistiendo a clases sobre el funcionamiento del sistema bancario alemán; otra señal de la creciente influencia de China en la economía mundial.

China Development Bank, gigante bancario estatal, es uno de los cuatro candidatos finalistas a hacerse con una participación en el alicaído banco alemán WestLB AG, según fuentes cercanas a la situación.

Otro gigante bancario, Industrial & Commercial Bank of China Ltd., abrirá este mes sucursales en París, Bruselas, Ámsterdam, Milán y Madrid. Recientemente, acordó comprar una participación de hasta 80% en un banco estadounidense.

Bancos y funcionarios creen que esto podría ser la punta del iceberg. Los bancos y fondos de inversión chinos están al acecho de acuerdos bancarios en varios países europeos, entre ellos Alemania y España.

Con reservas en divisas extranjeras que alcanzan los US$2,85 billones (millones de millones), China busca diversificar sus activos. En los últimos años, sus compañías han estado en un frenesí de inversión en todo el mundo, adquiriendo de todo, desde inmuebles hasta mineras o marcas de alto perfil, como Volvo.

Esta carrera cuenta con el apoyo del gobierno, que controla muchas de estas compañías y quiere que jueguen un mayor papel internacional, en consonancia con el peso cada vez mayor de China y las necesidades de su enorme economía.

Un área en el que China ha echado el freno son las inversiones en bancos occidentales. Las entidades chinas hicieron un primer amago de expandirse fuera del país en 2007, pero los acuerdos fracasaron. Entre ellos, el fondo soberano de inversión China Investment Corp. compró participaciones en Morgan Stanley y

Blackstone Group LP por valor de miles de millones de dólares, mientras que China Development Bank acordó invertir miles de millones en el banco británico Barclays PLC.

Los bancos vieron cómo estas participaciones se desplomaron con el estallido de la crisis financiera. En 2008, Beijing decidió no dar su visto bueno a una oferta de China Development Bank para adquirir al alemán Dresdner Bank.

El interés de China Development Bank por WestLB es la señal más reciente de que el gobierno ya no es tan reacio como antes. Coincide con el acuerdo que ICBC alcanzó este mes y por el que comprará un 80% de la filial estadounidense de Bank of East Asia Ltd. por US$140 millones. Se trata de la primera vez que una institución financiera china compra un banco minorista en EE.UU.

Los bancos chinos están deseosos de expandir su presencia en todo el mundo, en parte debido a la reciente proliferación de compañías chinas con ambiciones internacionales. A medida que esas compañías abren sedes en Europa, EE.UU y África, los bancos chinos buscan seguirlas para satisfacer sus necesidades bancarias y ayudar a financiar su crecimiento.

En Europa, hay muchas oportunidades para aquellos inversionistas que estén dispuestos a rebuscar entre las ruinas del sector bancario. Algunos gobiernos europeos buscan activamente ofertas de compañías extranjeras.

Los bancos chinos podrían estar en una posición aventajada porque no hay muchos bancos europeos dispuestos a aprovechar la oportunidad. Generalmente están más ocupados intentando sanear sus finanzas y conservar su capital, o buscando formas de expandirse a mercados con mayor crecimiento.

Hasta hace poco, los gobiernos europeos eran reacios a las inversiones de compañías estatales chinas. Alemania incluso aprobó una ley en 2009 que permite al gobierno bloquear las compras de compañías locales en caso de que se sospeche que pueda haber interferencias políticas en la economía por parte de gobiernos extranjeros.

Pero China ha trabajado duro para superar las dudas de Europa. Los líderes chinos se han ganado la admiración de las autoridades europeas por sus promesas de apoyo e inversión en países de la zona euro en apuros, como Grecia, Portugal y España. Sin embargo, la ayuda de China para la zona euro, por ejemplo mediante compras de bonos estatales, está tardando en materializarse.

FUENTE:
Por David Enrich, Jason Dean y Laura Stevens
The Wall Street Journal
 

madroño

Well-Known Member
Quizá la mayor burbuja inmobiliaria del mundo I


Se dice que en las fechas posteriores al corralito de Argentina salieron muy buenos economistas de dicho país. No sé si es cierto o no, hace unos años me lo comentaron y se me quedó grabado aunque nunca vi datos al respecto. Yo quiero creer que sí, quizá porque es una de las pocas formas que quedan de mantener el optimismo en la situación que vivimos: aprender todo lo posible. Sea una estadística fidedigna o inventada en un alarde de originalidad tendría mucho sentido, no hay duda de que se aprende más de primera mano que de cualquier otra. La cuestión es ¿pasará lo mismo en España? ¿Habremos aprendido de la crisis y a reconocer los síntomas de ésta? Para calentar motores a ver qué opinan del comportamiento del ladrillo en el siguiente país.
Tal y como está el mundo, con la mitad de él económicamente a medio gas, no resulta extraño que si hablamos de inmuebles nos tengamos que desplazar a los emergentes. Podríamos hablar de unos cuantos porque el crecimiento está siendo vertiginoso en muchos, pero sin duda los que más llaman la atención, al menos a mí, son dos: Brasil y China. Del primero habló ayer S. McCoy en un interesante artículo que les recomiendo si aún no lo han catado, y la segunda es el objetivo de este artículo, a ver qué opinan.

Los antecedentes ya los he mencionado alguna vez, con el mundo desacelerándose China optó por realizar un fuerte estímulo evitando crecer por debajo del 6% y propulsando el PIB nuevamente a cotas de doble dígito. Durante el “QE” chino hubo abundante dinero barato para la construcción, pues fue ahí en donde se centraron los esfuerzos. Dinero barato como tuvimos en España, no gracias a nuestro ahorro sino a que alguien lo puso ahí con otros intereses. Dinero barato que vivieron en EEUU porque la Reserva Federal estimó que era la mejor manera de salir de la crisis “dot com”. Tal cual China.



En la gráfica pueden ver, tanto el montante usado para estimular la economía como su utilización, que no fue otra que infraestructuras y Real Estate.

A pesar de los peligrosos antecedentes no tiene porque ocurrir nada, la construcción puede ser alta por ser necesaria, porque puede ser realmente productiva, etcétera. Siempre hay buenos argumentos para construir, no es extraño que todos los países desarrollados sufran una crisis antes o después, creo que está en nuestros genes o algo parecido. China por su número de personas está llamada a ser primera potencia mundial, además un gran número de población rural está emigrando a las ciudades en busca de una mejor vida. Motivos “haylos”, como las meigas, pero ya cuando empezamos a ver ciudades pensadas para miles de personas e incluso cientos de miles completamente vacías e infraestructuras mejorables las dudas surgen.

Tal cual parece “la maldición” que siempre mencionan los economistas austriacos, dinero barato = errores de inversión.

Si desconfiamos y empezamos a investigar seguramente nos encontraremos pronto con James Chanos. ¿Quién es este señor? Pues un Hedge Fund Manager muy reputado y especializado en “shorts”, es decir, en averiguar qué va a caer. Es conocido por ser de los pocos que vio venir el caso ENRON, ganando unos ahorros sustanciales con ello. Últimamente está empezando a ponerse muy de moda, aunque ya lleva más de un año sin muchos amigos en tierras chinas por sus predicciones sobre la burbuja inmobiliaria que pueden sufrir.

¿Qué dicen el Sr. Chanos?

(…) they were building 5 billion square meters of new residential and office space -- 2.6 billion square meters in new office space alone. So do the math: That's almost 30 billion square feet of new construction. There are 1.3 billion people in China. [In terms of new office space alone] that amounts to about a five-by-five-foot cubicle for every man, woman, and child in the country. That's when it dawned on me that China was embarking on something unprecedented.''

Dice que China está embarcada en algo “sin precedentes”, es “Dubai 1.000 veces”, expresión con la que empezó a ganarse la fama en este tema. Para ello ofrece unos datos sobre área de construcción que dejan con la boca abierta. Para contrastarlos me he ido al instituto de estadística chino para ver cómo estaba la cosa. El resultado es que en 2009 había casi 5m2 por cada habitante en el país… ¡¡en construcción!!
 
Última edición:

madroño

Well-Known Member
Quizá la mayor burbuja inmobiliaria del mundo II

Las cifras son las siguientes, “Floor Space of Buildings under Construction” en 2009 6.450 millones, de los cuales 3.550 millones son para vivienda y 3.100 millones para otros usos (oficinas, centros comerciales y demás). Pues bien, teniendo en cuenta que China andará sobre los 1.345 millones de habitantes nos sale un ratio de 2.65 m2 para vivienda y 2.30 m2 para otros usos. Repito esto es solo lo que estaban construyendo en dicho año por persona.

Ciertamente hay un buen argumento en contra, actualmente en el país asiático los sueldos son muy bajos por lo que los costes de construcción, tanto de viviendas como de infraestructuras, son muy reducidos. Quizá salga rentable pues. O quizá no, vean si no las siguientes gráficas:




a primera muestra el ratio “Price to rent” (precio vivienda entre alquiler anual) que se dice por debajo de 20 indica comprar y por encima alquilar. Cierto es que en China están subiendo los sueldos de forma importante pero aún así en algunas ciudades la situación empieza a estar fuera de tiesto. La segunda imagen muestra la importancia del precio del suelo sobre la vivienda, indicando como seguramente existe una importante especulación sobre el primero.

Hay otros datos de interés. La mayoría de empresas del sector son públicas puesto que pagan menos por el suelo, tienen más facilidades de financiación y por tanto desbancan a la iniciativa privada, con una importancia más menguante cada día que pasa. Por otra parte los ingresos de las administraciones locales dependen cada día más del ladrillo, algo que seguro nos suena.

Como última reflexión quiero terminar con algo que aún me ha llamado más la atención que todo lo anterior. Actualmente el sector primario en el país es del 10%, el secundario del 46% y el terciario del 43%. Luego vemos como la industria es claramente la que lidera el crecimiento del país a pesar de que el consumo está creciendo rápidamente. ¿Qué industria exactamente? Pues si vamos a las estadísticas de inversión en capital fijo vemos como la manufactura representa el 31% del total de esta componente, lo cual es normal teniendo en cuenta que estamos ante la fábrica del mundo. Ese no es el dato sorprendente claro, lo llamativo es que la partida “Real Estate” ya supone el 24%, simplemente el Real Estate, sin construcción u otras partidas similares.




Estamos ante la “segunda industria del país”, y eso viendo los datos directos. Si consiguiésemos ver los datos indirectos seguramente nos sorprenderían. Según las estimaciones del Sr. Chanos, el Hedge Fund Manager, la cifra supera el 60% del PIB:

“That’s the problem when you have construction as 60 per cent of your GDP, and all of your GDP growth – you’ve got to keep building stuff to keep the numbers going.

“In China, it’s all about the numbers, it’s all about saving face, and I think that is the problem. There are whole apartment complexes going up next to relatively empty apartment complexes, and we’ve seen this movie before – it never ends well.”

¿Qué pasará cuando ese 60% del PIB falle? ¿Llegará el consumo a tiempo y en una cantidad suficiente? No sé si seremos como los economistas argentinos pero yo personalmente me quedo con la última frase de la cita anterior “hemos visto esta película antes y nunca acaba bien”.
 

madroño

Well-Known Member
China, un país de ‘casas de papel

El 27 de junio de 2009, a las cinco y media de la madrugada, el distrito Minhang de Shanghai sufrió una violenta sacudida. Los vecinos corrieron escaleras abajo pensando que se había desencadenado un terremoto. Pero cuando salieron a la calle se encontraron con algo mucho más sorprendente: un edificio de apartamentos de 13 plantas tumbado en el suelo como una ficha de dominó. Los cimientos estaban tan mal apuntalados que la torre había cedido a su propio peso pocas semanas después de que terminasen las obras. La fotografía de la “casa crujiente”, como se bautizó el despropósito, se ha convertido en una metáfora.

Ha pasado más de un año y medio y el “ladrillo” chino ocupa de nuevo portadas. La semana pasada, tras la publicación de los resultados económicos de 2010, algunos analistas volvieron a recordar que una parte del crecimiento a dos dígitos está sostenido por “casas de papel”: un sector marcado por la especulación, la corrupción y el pelotazo. Y si bien se ha escrito mucho sobre la supuesta “mega-burbuja” inmobiliaria que podría estar generándose, menos se ha dicho acerca de la corrupción y falta de garantías sobre las que se erige el nuevo skyline chino.

“El Gobierno ha establecido muchas regulaciones en los últimos tiempos, pero el problema es que no se cumplen, porque el sistema para hacerlas efectivas es inadecuado. Casi todos los exámenes técnicos los hace gente a sueldo, o bajo soborno, de los propios constructores. Resultado: cada cual edifica como quiere”, nos asegura Zheng Fengtian, un profesor de la Universidad Renmin conocido por sus críticas al “ladrillo” y que no duda en utilizar en su discurso una imagen popular que identifica la consistencia de algunas viviendas con los restos desmigados que sobran al elaborar tofu (queso de soja), un ingrediente blando, que se desmorona con facilidad.

La opinión del académico coincide con la de un aparejador que trabaja para una de las principales constructoras chinas y que accede a hablar bajo condición de anonimato. En su opinión, la rentabilidad del sector está basada “en las relaciones y los sobornos”. El problema, dice, “es la depuración de responsabilidades”. Si se produce un accidente y ningún medio de comunicación hace público el escándalo, “la cosa tiende a resolverse por debajo de la mesa, con compensaciones o reparaciones. Eso si hay suerte”. Y aun cuando acaba en un periódico o web de influencia “sólo se castiga a trabajadores implicados en el proyecto, o a intermediarios. Es decir, los representantes del constructor van a la cárcel, pero nunca he oído que hayan encerrado a un constructor”.

Oferta desmesurada, precios disparatados, calidad baja

A pesar de que hay cientos de edificios virtualmente vacíos en todas sus ciudades, en China se construye por todos lados, a todas horas, en un régimen de precios disparatado y sin que el cliente tenga gran oferta de créditos, de suerte que para los nuevos compradores resulta prácticamente imposible acceder a una vivienda. Beneficiado por la liquidez inyectada en los planes de estímulo de 2008 y por la idea de que se trata de una inversión perfecta, el ladrillo salpica espuma desde la cresta de la ola china. No es de extrañar que cinco de las diez empresas constructoras con más volumen de facturación mundial en 2010 fuesen de este país.

El profesor Zheng insiste: “Hay demasiados casos de edificios mal construidos, muchos escándalos. A veces se descubren los fallos con antelación, fallos peligrosos, y nadie rectifica para no asumir las culpas. Saben que aunque se agriete el edificio, al final no pasará nada”. También dice que el fraude abarca todo el proceso, desde la planificación a los cimientos, pasando por los materiales. “Se puede sobornar a alguien para que apruebe un proyecto con una serie de materiales. Después, se cambian por otros mucho más baratos y no pasa nada. Al final, la casa se vende muy cara, pero en realidad está hecha con un presupuesto mínimo”.

“Otro problema es la rapidez con los que pretende levantar todo”, continúa Zheng, asegurando que las constructoras compiten para batir marcas, entre otras cosas porque sus clientes creen que la rapidez está relacionada con la tecnología utilizada. “En realidad, se está poniendo en compromiso la calidad. Por ejemplo, en los cimientos. Hacen falta como poco un par de días para solidificar, pero cada vez se cumple con menos frecuencia”.

Construir un edificio de quince plantas en seis días

Para el Guinness de los récords queda el ejemplo ofrecido por Broad Sustainable Building, una constructora que se propuso el año pasado levantar un hotel de 15 plantas en seis días. Y al parecer lo hizo. El proceso fue grabado en vídeo, montado a cámara rápida y colgado en Internet, convirtiéndose inmediatamente en un éxito de visitas en Youtube. El hotel New Ark, realizado íntegramente con piezas prefabricadas, sigue de pié en la ciudad de Changsa, en el interior de China, a pocos kilómetros de donde nació Mao Zedong.

Otros escándalos rozan el surrealismo. En julio de 2009, después de una tormenta, un enorme edificio residencial edificado en Chengdu (Sichuan) empezó a temblar y fue inclinándose a la derecha hasta acabar apoyado en la torre vecina. Aunque la investigación oficial lo achacó a unas obras que se estaban produciendo al lado, los vecinos comisionaron un estudio independiente y llegaron a la conclusión de que, en realidad, el constructor había ahorrado costes no instalando el sistema de drenaje diseñado por los arquitectos.

Aun con todo, las autoridades locales “certificaron” que la torre es segura, ya que se encuentra “establemente apoyada en el edificio de al lado”. Tampoco hubo indemnizaciones, ni se depuraron responsabilidades. Y aquellos vecinos que no pueden permitirse otra cosa, siguen viviendo ahí dentro. Pero es en el último episodio de esta historia donde se encuentra el destello más descarado y macabro de la corrupción china: dos meses después del susto, el complejo residencial donde se encuentra la “torre inclinada” recibió un premio público. “A su excelencia residencial”, según el fallo del jurado.
 

Johngo

Well-Known Member
Brasil y China: un joven matrimonio en problemas
03 de Febrero de 2011


La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se ha reunido al menos una vez a la semana durante su joven presidencia con asesores de confianza para tratar de resolver un problema inextricable: China.

Hace apenas unos meses, Brasil y China parecían destinados a disfrutar de una de las alianzas más estratégicas de comienzos del siglo XXI, dos economías de mercados emergentes buscando mayores oportunidades y figurando lado a lado en temas globales clave, como negociaciones comerciales.

Pero no está funcionando mucho de ese modo.

Las reuniones regulares de Rousseff son sólo una señal de cómo la presidenta está llevando a Brasil hacia una postura más confrontacional con China.

Rousseff está tratando de lidiar con lo que ve como una relación cada vez más desequilibrada, pero al mismo tiempo busca alinear las alianzas estratégicas de Brasil con su sueño de convertirlo en un país de clase media a fines de la década.

El problema central es un torrente de importaciones chinas que se han quintuplicado en tamaño desde el 2005, con efectos desastrosos para los fabricantes brasileños y los empleos especializados y bien pagados que Rousseff está tan concentrada en crear.

Pese a que las sesiones semanales de ministros y funcionarios del Ministerio de Hacienda tratan mayormente respecto a cómo mejorar la competitividad de Brasil en el comercio global, "es básicamente una reunión sobre China", dijo un funcionario de alto nivel que participa en las reuniones.

"Las relaciones entre los dos países no son hostiles, pero vamos a tomar medidas para protegernos (...) y presionar por una relación más igualitaria", sostuvo.

En el corto plazo, altas fuentes del Gobierno afirman que eso significará más aranceles selectivos en bienes manufacturados de China y una supervisión más estricta por parte de personal de aduanas, así como también más reclamos de competencia desleal contra Pekín.

También es probable que se apliquen nuevas restricciones a compañías mineras extranjeras, dijeron funcionarios, reflejando temores de que China quiera consolidar su tenencia de materias primas brasileñas, al mismo tiempo que ofrece un acceso insuficiente a su propio mercado.

En un alejamiento de la política de su predecesor, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Rousseff presionará por un yuan más fuerte y un mayor acceso al mercado chino para las compañías brasileñas, como la fabricante de aeronaves Embraer, cuando ella visite al gigante asiático en abril.

En el largo plazo, es probable que Brasil y China mantengan vínculos relativamente tibios y continúen expandiendo el comercio bilateral.

Sin embargo, el cambio que está evolucionando desde que Rousseff comenzó su mandato el 1 de enero podría afectar todo, desde la relación de Brasil con Estados Unidos al futuro de los llamados vínculos "sur-sur" entre países con economías emergentes.

"Es sorprendente que la relación esté cambiando tan rápido", dijo Mauricio Cárdenas, director del programa de Latinoamérica en Brookings Institution, una consultoría en Washington D.C.

"Brasil está buscando claramente mayores cambios (...) Eso podría tener consecuencias para toda Latinoamérica en la medida en que muchos otros países que estén teniendo los mismos problemas (con China) sigan el ejemplo de Brasil", afirmó Cárdenas.

BRASIL "INGENUO" EN RELACION CON CHINA

Redefinir una relación con China es más fácil de decir que de hacer.

Mientras Estados Unidos ha luchado por equilibrar sus exigencias de un yuan más fuerte con su deseo de importaciones chinas baratas y financiamiento, Brasil también debe desenredar una madeja de dependencia que ha crecido rápidamente en la última década.

El comercio bilateral saltó desde sólo 2.000 millones de dólares en el 2000 a 56.200 millones de dólares en el 2009.

China ha superado a Estados Unidos como el principal socio comercial de Brasil y fue la principal fuente de inversión extranjera directa el año pasado, de cerca de 17.000 millones de dólares.

El robusto crecimiento del comercio ayudó a la economía de Brasil a expandirse el año pasado a su mayor ritmo en dos décadas. Eso también significa que cualquier esfuerzo por parte de Rousseff para aprobar nuevas medidas proteccionistas podría ser inútil, dijo Qiu Xiaoqi, embajador de China en Brasil.

"El comercio entre China y Brasil creció muy rápidamente debido a una necesidad recíproca. Cuando esa necesidad existe, nadie puede interferir", dijo Qiu a Reuters en una rara entrevista.

Qiu, quien se enorgullece de su conocimiento de la cultura brasileña e insistió en realizar la entrevista en portugués, atribuyó la postura anti-China a "una minoría" de funcionarios del equipo de Rousseff.

También observó que Brasil tuvo un importante superávit comercial con China el año pasado, cerca de 5.000 millones de dólares.

Sin embargo, un examen más pausado muestra que se habría tratado de un déficit de no haber sido por un aumento extraordinario en el precio del mineral de hierro, responsable de un 40 por ciento de las exportaciones brasileñas hacia China.

"Brasil ha sido ingenuo en su manejo de la relación con China en años recientes. Es mucho más desigual de lo que mucha gente cree", dijo Fernando Henrique Cardoso, líder de un partido opositor y ex presidente de Brasil (1995-2003).

BRASILIA (Reuters) - Brian Winter y Brian Ellsworth
 

madroño

Well-Known Member
Con tu permiso droblo, de la web de los mapas y aunque el comentario sea antiguo del 2009.

La Colonización China de África en el Siglo XXI - Una extraña simbiosis

Para quien dude aun que China va camino de convertirse en una gran potencia mundial sino en la primera, basta con que observe el siguiente mapa. Todos vemos a diario como en cualquier ciudad de nuestro país, por pequeña que sea, los centros de comercio chino se multiplican sin cesar. Pero su expansión no solamente se está desarrollando en los países de occidente fuertemente capitalizados, sino que además está tomando posiciones en países del tercer del mundo.

China ha encontrado en África en el siglo XXI un territorio lleno de recursos, algo que Europa ya explotó durante la época de colonización de finales del siglo XIX y mediados del siglo XX. Los datos son claros: el comercio y las inversiones chinas en el continente africano se han multiplicado por diez desde el año 2000 hasta el 2008.




Y aunque aparentemente parece que China poco tiene que decir en un continente tan alejado culturalmente, lo cierto es que ambos se benefician: mientras China realiza inversiones económicas en infraestructuras (algo sin precedentes desde la descolonización de mediados del siglo XX), África proporciona las materias primas y la energía que la voraz economía china demanda.
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Halladas irregularidades por valor de 458 millones de dólares en dos aseguradoras chinas





La Auditoría Nacional de China (ANCh) ha hallado casos de incumplimiento en los departamentos de operaciones y contabilidad de dos grandes aseguradoras del país, según informes de auditoría realizados en 2009 y publicados el lunes.

La ANCh reveló que ha descubierto irregularidades por valor de 3.020 millones de yuanes (458,330 millones de dólares) en las cuentas de 2009 del grupo China Life Insurance, compañía matriz de la mayor aseguradora de vida del país, China Life Insurance, y en las de People's Insurance Company of China (PICC), la empresa matriz de la mayor compañía de seguros de propiedad, PICC Property & Casualty.

En la primera, los auditores encontraron 698 millones de yuanes irregulares en el departamento de operaciones y otros 380 millones de yuanes en contabilidad.

Por su parte, en la aseguradora PICC se hallaron 1.500 millones de yuanes de dinero irregular en la sección de operaciones y 440 millones de yuanes en contabilidad.

En China Life, las malas prácticas en el departamento de operaciones incluyeron el registro de clientes particulares como clientes corporativos, garantizar ingresos fijos y relajar las restricciones de los seguros.
En uno de estos casos, la sucursal de China Life en Qiqihar, ciudad de la provincia nororiental de Heilongjiang, vendió en diciembre de 2009 pólizas por 10,55 millones de yuanes a sus propios empleados. Al mes siguiente, todas fueron retiradas.

La sucursal ejecutó este truco con el objetivo de cumplir con la cuota de ventas anual, de acuerdo con el informe de la ANCh, que también dice que ambos casos han sido presentados a la Comisión Reguladora de Seguros de China.

La ANCh también ha referido 12 casos graves a las autoridades judiciales y anticorrupción para que éstas profundicen la investigación.

A pesar de las irregularidades, los auditores dijeron que las empresas de China Life y PICC han logrado progresos en la gestión de riesgos y la expansión de sus negocios.
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
China sube los tipos de interés un 0,25 por ciento para combatir la inflación
08 de Febrero de 2011

EFE).- El Banco Popular de China (PBOC, central) anunció hoy una subida de los tipos de interés, en esta ocasión del 0,25 por ciento, con la intención de combatir la constante subida de los precios, que cada vez causa más malestar entre la población.
Según el anuncio publicado en la página web de la entidad (ä¸*国人民银行) la subida del 0,25 por ciento entrará en vigor a partir de mañana, 9 de febrero, para los depósitos a un año a plazo fijo, cuyo interés se sitúa en un 3 por ciento.
Mientras que el tipo de interés para los préstamos a un año alcanzará el 6,06 por ciento tras la subida.
El resto de préstamos sufre también ajustes, cuyos porcentajes no han sido especificados por la entidad bancaria, que ha recurrido por segunda vez desde finales de diciembre a esta medida con el fin de controlar la inflación, que generalmente se dispara con las festividades por el Año Nuevo Lunar, que comenzaron el 3 de febrero.
Aunque el año pasado el dato inflacionario se situó en el 3,3 por ciento, en noviembre se superaron récords del 5 por ciento y en diciembre se alcanzó un 4,6 por ciento, debido al encarecimiento de los alimentos.
La subida anunciada hoy confirma la intención del PBOC de mantener una política macroeconómica restrictiva para este año, con la ayuda de los tipos de interés en el primer semestre.
Aunque el incremento se esperaba antes del Año Nuevo Lunar, lo cierto es que el banco central ha decidido aplicarla en el último día de las vacaciones, ya que el miércoles el país asiático vuelve a la normalidad laboral.
La última subida aplicada por el PBOC a los tipos de interés tuvo lugar el pasado 28 de diciembre, con un cuarto de punto para los tipos de interés a un año, que se situaron en el 5,81 por ciento, y la anterior, con el mismo porcentaje, fue en octubre.
El PBOC sigue las directrices económicas marcadas por Pekín, que en 2011 cambiará la denominación oficial de su política monetaria, que pasará de "moderadamente abierta" a "prudente".


CHINA SUBE LAS TASAS Y EL PETRÓLEO REACCIONA ASI:

 
Última edición:

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Barcelona avanza en la implantación del vehículo eléctrico con la china BYD.

16 de Febrero de 2011


El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado un acuerdo de colaboración con la compañía Bergé Automoción, representante en España de la empresa china BYD Auto, una de las principales fabricantes de baterías y vehículos eléctricos del mundo.

El convenio implica que Bergé Automoción, la empresa representante de BYD España, cederá temporalmente varias unidades del modelo de coche híbrido enchufable F3DM a la flota de vehículos municipales.

Además de la entrega de este modelo de vehículo eléctrico, el convenio contempla acciones conjuntas destinadas a promocionar de forma activa la implantación de los vehículos eléctricos en las áreas urbanas, así como posicionar Barcelona como ciudad emprendedora e innovadora que favorece el desarrollo económico en actividades relacionadas con la movilidad eléctrica.

El convenio ha sido firmado por Jordi William Carnes, primer teniente de Alcalde de Barcelona, y Jorge Navea Atorrasagasti, consejero delegado de Bergé Automoción. Además, al acto de firma también ha acudido Henry Z. Li, director general del área de exportación de BYD.

El Ayuntamiento de Barcelona lleva impulsando la Plataforma LIVE (Logística para la Implementación del Vehículo Eléctrico), para apoyar, entre otras iniciativas, el desarrollo de la infraestructura de recarga, así como la ayuda a agentes públicos y privados para incentivar este mercado
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
¿Preparados para el estallido?



China pide a 20 empresas estatales que abandonen el mercado inmobiliario

Martes, 22 de Febrero de 2011 16:27

Según informa la agencia de noticias Xinhua, el Gobierno de China ha informado a más de 20 empresas estatales, de las cuales sus principales operaciones no están centradas en el sector inmobiliario, de que deben abandonar el mercado de los bienes raíces. A pesar de que las compañías deban abandonar el sector, podrán finalizar cualquier negocio que tengan pendiente, para después centrarse en otras ramas.

Solamente durante el año pasado tuvieron que abandonar el competitivo sector de la construcción 14 entidades, ha señalado el vicepresidente de la Comisión de Supervisión de Activos Estatales del Consejo de Estado (SASAC), Shao Ning.

Estas medidas se están produciendo con el objetivo de frenar las burbujas de activos. Por ello, la SASAC tuvo que prohibir el año pasado la inversión en el mercado a más de 78 empresas inmobiliarias.

Actualmente, el gigante asiático ostenta 121 compañías estatales que están administradas por el gobierno del país, y cuyos activos tienen una valoración de 24.000 millones de yuanes (3.650 millones de dólares).


¿ Será CHINA o será AUSTRALIA?



Here’s the original full-length version (click here for PDF).
 
Última edición:
Arriba