Más zancadillas en el camino (Opinión con AT)

Johngo

Well-Known Member
Por Yosi Truzman 01/11/2011 06:00h - Actualizado: 01/01/1900 09:33h

Esta mañana nos encontramos con noticias verdaderamente sorprendentes. La primera en el podio no es otra que la procedente del Parlamento griego.

Papandreou se habría comprometido ayer en convocar un referéndum para aprobar las medidas de ajuste fiscal que la UE impondrá al país para conceder el segundo programa de rescate que se tiene que aprobar antes de final de año. Primera zancadilla para el Euro y para los mercados europeos y mundiales en su conjunto.

¿O es que acaso alguien piensa que este referéndum podría tener éxito? ¿Tendrá la sociedad griega la madurez necesaria para entender que o se toman estas medidas o se pueden despedir de su permanencia en el Euro? ¿O acaso es este precisamente su objetivo? Quiero decir, quizás prefieran salir del Euro, asumir el ajuste económico necesario de golpe y empezar de nuevo. Por decirlo de otra manera. ¿Cómo luchamos contra el cáncer? ¿Nos tomamos una buena dosis de quimioterapia con un éxito no asegurado o nos exponemos mejor a una operación de 24 horas en las que me extirpen el problema aún con riesgo de que nos quedemos en la camilla del quirófano?

Desde luego parece poco probable que los ciudadanos helenos voten a favor de unas medidas de austeridad que los mantendrá sometidos a una falta de crecimiento económico por un largo periodo de tiempo. Es evidente que si deciden salirse del Euro, provocarían el impago de su Deuda (exactamente lo que se está intentando evitar desde hace un par de años) y la financiación exterior les quedaría vetada inmediatamente. Pero no hay que olvidar que la memoria histórica de los mercados no es muy larga; que se lo digan sino a los islandeses, los argentinos o los brasileños por ejemplo.

Es seguro que en el muy corto plazo el varapalo para la economía griega sería tremendo ya que, entre otros temas, la nueva moneda, el nuevo dracma, sufriría una devaluación brutal lo que provocaría una pérdida de poder adquisitivo inmediato (lo mismo que bajar los salarios pero de golpe). Pero una vez hecho el ajuste, el nivel de competitividad de su economía quedaría restaurado y podrían volver a crecer lo que, sin ninguna duda, abriría de nuevo los mercados de la financiación.

Pero…. ¿Quién pierde aquí? Obviamente los titulares de los Bonos Soberanos griegos (¿el BCE?, es decir, todos los demás Europeos y en especial los Alemanes) y, no lo olvidemos, los que vendieron CDS (¿bancos americanos?). Y todo ello podría provocar un "lehman 2"; es decir, volver a poner en tela de juicio TODO EL SISTEMA FINANCIERO MUNDIAL, que es precisamente lo que, por ejemplo, el diferencial USA entre el depósito y el OIS ("overnight interest swap") a 3 meses está apuntando claramente al alza desde principios de octubre, a pesar de los rebotes de las Bolsas.

En cuanto al riesgo de la posible doble recesión que parecía olvidado después de que a lo largo de octubre se descontase el dato del PIB Q3 USA (cuidado que se trata del dato avanzado sujeto a posibles fuertes revisiones), el fantasma vuelve a resurgir.

China ha publicado un ISM por debajo de lo que el mercado anticipada, sobre todo después de que el dato adelantado elaborado por HSBC sorprendiese al alza la semana pasada. Australia ha bajado tipos esta madrugada aduciendo que la perspectiva económica se ha enturbiado (cuidado con las materias primas) lo que tampoco es un mensaje muy alentador.

La verdad es que las distintas instituciones que se reúnen esta semana tiene una difícil papeleta (FOMC hoy y mañana, BCE el jueves, G20 jueves y viernes). A ver si son capaces de sacarse un nuevo conejo de la chistera porque el impacto del último que sacaron está demostrando ser verdaderamente ineficaz.

Mientras tanto, los gráficos nos están volviendo literalmente locos. Sin ir más lejos, el miércoles pasado, el Futuro continuo del Eurostoxx50 marcó un mínimo en el 2.308 y cerró en el 2.325. El viernes, alcanzó un máximo en el 2.509 cerrando cerca de esta cota si consideramos el cierre de las 22:00 (cuando cierran los EEUU). Y hoy, el índice ha abierto por debajo de las zonas de soporte clave a las que se ha hecho referencia en los últimos días y está cotizando en este momento por debajo de los mínimos del miércoles pasado. Veamos que conclusiones técnicas se pueden sacar.



Desde el miércoles pasado, se ha venido insistiendo en la idea de que no se debía abandonar aún la idea de que toda la ruptura de la zona de resistencia clave estructural situada entre los 2.335 y los 2.390 podía ser una "trampa alcista". La probabilidad de que así sea se ve enormemente incrementada después de la apertura de hoy.

Y es que al hecho de que la ruptura de la zona de resistencia haya sido muy efímera, condición necesaria para poder considerarse una "trampa alcista", se le suma el hecho de que la apertura de la sesión de hoy se ha producido dejando un hueco a la baja.

Si fundimos mentalmente las sesiones del jueves, viernes y lunes en una sola, veremos que todo el movimiento por encima de las resistencias con hueco al alza junto a la apertura con hueco a la baja cumple las condiciones necesarias para considerar estas 3 sesiones como un "islote", estructura culminante de las "trampas alcistas".

Las medidas de control de riesgo a adoptar aquí son muy claras. Obviamente, cualquier posición larga que se pudiera haber tomado en las zonas de soporte a las que se hizo referencia en el post de ayer deben haber sido liquidadas en la apertura puesto que la apertura ya se situó por de debajo de la zona de stop.

Sin embargo, lo difícil ahora es determinar si se deben abrir posiciones cortas o no después del espectacular vaivén al que nos ha sometido el mercado. Desde luego, la confirmación de "trampa alcista" que se está produciendo suele ser un entorno técnico ideal para abrir cortos (al igual que lo es la "trampa bajista", tal y como ocurrió con el S&P500 el 4 de octubre pasado pero en sentido contrario). Eso sí. Se debe seguir siendo extremadamente cauto y se debe ser muy estricto con los stops que, dicho sea de paso, son de una amplitud importante (ajusten los volúmenes a esta volatilidad para que las pérdidas potenciales en términos nominales sean asumibles).

En consecuencia, abrir cortos esta mañana sería lo más adecuado, tanto desde un punto de vista técnico como desde un punto de vista de los flujos de noticias económico/políticas. Estas últimas son muy camaleónicas en los últimos tiempos y en vista de todos los eventos que se sucederán los próximos días, mantendrán sin duda la volatilidad. Pero mientras el Eurostoxx50 no se situé por encima de los 2.388, el camino hacia los entornos de los 2.200 (siguiente zona de soporte relevante) está abierto.

Yosi Truzman – Cotizalia

FUENTE:
Análisis Técnico - Más zancadillas en el camino - Cotizalia.com
 

malote

Member
Sinceramente creo que Papandreu está siendo el mandatario más inteligente de toda Europa, porque?, porque por un lado ha conseguido frente a su pueblo unas medidas para poder seguir en el Euro con la quita de deuda, pero por otro lado deja el "marrón" al pueblo con el referendum.
En esta última semana ya se encargaron los medios griegos de difundir que, si no llega a haber esta quita de deuda, Grecia se iba a la quiebra con la consecuente salida del Euro, ahora Papandreu con este referendum les ha dejado el mensajito sin decirlo pero claramente al pueblo, "ahora os dejo la decisión a vosotros si queréis la salida o no del Euro".
Examinándolo bien creo que las consecuencias de la quiebra griega serían muy parecidas a las consecuencias ecónomicas que podría tener Grecia si entrase en una guerra.

Como comentamos una vez, quién sabe si es eso precisamente lo que están buscando.


Saludos a [email protected]
 

Johngo

Well-Known Member
Está logrando el “efecto bumerang”. La idea del referéndum que anunció George Papandreu constituye un desesperado intento por unificar su dividido Partido Socialista y distender la creciente presión para adelantar las elecciones, aseguran sus seguidores.
Pero ahora parece que esta audaz medida del premier griego podría derribar a su gobierno, y hasta acelerar el fin a su carrera política.
La declaración del primer ministro –sobre la posibilidad de que el pueblo griego decida si adoptar un nuevo paquete de austeridad de tres años a cambio de una quita de deuda y préstamos nuevos– recibió el rechazo de los líderes políticos, tanto de derecha como de izquierda.
Otras dos deserciones del grupo parlamentario socialista ayer y la amenaza de una tercera indican que podrían perder el viernes el voto de confianza, lo que conduciría al adelantamiento de las elecciones que Papandreu quiere evitar.
“Esta era una estrategia desesperada por mantener a flote al gobierno durante los próximos meses, mientras se completaban los acuerdos de rescate. Pero fracasó totalmente”, señaló un socialista.
Sumado a la sensación de crisis en Atenas, en un sorpresivo movimiento el ministro de defensa Panos Beglitis despidió a la cúpula de las fuerzas armadas. Una fuente del ministerio de Defensa señaló a los medios griegos que el cambio se discutió durante el mes pasado, y que los oficiales apartados prestaron sus servicios la habitual cantidad de tiempo.
Hace meses que el primer ministro quiere convencer a los legisladores socialistas y miembros del partido de que los sucesivos paquetes de austeridad acordados con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional son fundamentales para modernizar Grecia y crear condiciones para la recuperación económica. El Parlamento la semana pasada aprobó una nueva ronda de reformas fiscales y estructurales, que allanaron el camino para que Grecia reciba el siguiente tramo del actual préstamo.
 
Arriba