La UE pedirá a España el cierre de bancos cuya quiebra no desestabilice la economía

madroño

Well-Known Member
Esto es lo que tenian que haber hecho antes de la aberrante fusión de cajas que hizo Zapatero, con el beneplacito de Rajoy para concentrar riesgos y activos toxicos.


La UE pedirá a España el cierre de bancos cuya quiebra no desestabilice la economía



La Unión Europea pedirá a España como condición para recibir el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros pactado el pasado fin de semana que cierre las entidades problemáticas cuya quiebra no desestabilice la economía.
Hoy mismo, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ha señalado hoy que "no es una hipótesis probable" que se puedan cerrar bancos una vez conocidas las auditorías externas.
"No tenemos por qué salvar a todos los bancos si no es estrictamente necesario", ha asegurado un alto funcionario europeo. "Hay casos en que habrá que liquidar entidades", ha agregado.
Ningún banco con problemas recibirá ayuda hasta que no presente un plan de reestructuración que garantice su viabilidad futura sin subvenciones y limite las distorsiones de competencia.
Además, las entidades que pidan fondos públicos deberán abonar un interés de al menos el 8,5% (frente a entre el 3% y el 4% que pagará España por la ayuda europea). El objetivo de este tipo "casi prohibitivo" es empujar a los bancos a intentar al máximo lograr la recapitalización a través de mecanismos de mercado, con la venta de activos o fusiones.
"Si alguna entidad por los mecanismos de mercado no llega a cubrir esas necesidades y se considera que su liquidación podría tener un impacto sistémico en la economía española ahí habría intervención pública, con condiciones muy estrictas", han explicado las fuentes consultadas.
La UE quiere "evitar al máximo que se utilice dinero público", de modo que "si hay entidades que deben quebrar, quebrarán".
Bruselas cree que pude haber actores en el mercado, tanto nacionales como internacionales, interesados en adquirir activos en el mercado bancario español. Aunque en estos momentos ninguna operación puede considerarse libre de riesgo, "hay inversiones que pueden ser prometedoras" porque la crisis terminará y el sistema financiero español resulta "interesante" por su proyección en otras regiones del mundo como América Latina. "Puede interesar a los inversores que quieran apostar a largo plazo", señalan las fuentes.
 

droblo

Super Moderator
Lo que pasa es que es muy diferente si se refiere a Banco Valencia o a la caja gallega y catalana, el tamaño es muy distinto.
Pero vamos, es algo que llevo diciendo desde 2008
 

madroño

Well-Known Member
Bueno..........ya veremos si no le obligan, cortandole la ayuda ó dandole solo parte, las espadas estan en todo lo alto.

La pena es que esta ayuda no se hubiera hecho con estos condicionantes ,antes de las dañinas fusiones de cajas quebradas, que encima se hicieron con criterios políticos en vez de económicos.

¿Que hacia en Bankia/BFA, meter el banco de valencia?, cuando ya de por si Bankia/BFA ó solamente Cajamdrid ya tenia lo suyo en activos tóxicos.

Espero que les obliguen desde Europa ó que no les den un € a estos trileros de políticos para mantener sus corrompidos chiringuitos.

Mira que no vote en las ultimas municipales/autonómicos y tampoco en las generales, por el asco que me da toda esta gentuza, inepta y corrupta.
 

droblo

Super Moderator
Espérate, que nadie habla de ellos pero el Banco Mare Nostrum y Caja3 y alguna más también podrían tener que ser nacionalizadas
 

madroño

Well-Known Member
CatalunyaCaixa, Novagalicia o Banco de Valencia: uno de los tres sería liquidado



La Unión Europea pedirá a España como condición para recibir el rescate bancario que cierre las entidades problemáticas si no supone un riesgo sistémico. Y, de hecho, el Comisario Europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ya ha dicho que "ve" al menos uno de los bancos intervenidos encaminándose hacia la liquidación. La fuga de capitales en España: de un banco intervenido a otro "sano".
Almunia no ha concretado de qué entidad se trata, si bien ha señalado que la liquidación de un banco es preferible si los costes de rescatarlo son demasiado altos para los contribuyentes.
España está esperando a la aprobación final de la Comisión Europea para la reestructuración de tres bancos nacionalizados -NCG Banco, Catalunya Caixa y Banco de Valencia. La también nacionalizada Bankia todavía tiene que solicitar aprobación formal para su plan de recapitalización.
"Si no me equivoco, uno de los tres, en alusión a los primeros, según las intenciones de las autoridades españolas, está encaminado hacia una liquidación para que no sea una preocupación constante tras la reestructuración", ha señalado a Reuters Almunia durante una entrevista en la que, sin embargo, no ha dado ningún nombre en concreto.
"En cada análisis de cada institución financiera siempre intentamos estimar el coste alternativo de una liquidación", ha señalado el comisario que está a cargo de hacer cumplir las normas de ayudas estatales.
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Solo quedan unas horas para conocer los resultados de los test de estrés a los que han sometido a la banca española las consultoras Oliver Wyman y Ronald Berger. De ahí saldrán las ayudas que España solicitará a Europa para sanear su sistema financiero. Ambas consultoras se han apoyado en todo momento en los datos del Banco de España. De hecho, han sido escasas las reuniones que han podido mantener las dos firmas con la banca española de forma individual.


De momento, y según todas las fuentes consultadas, España no consumirá los 100.000 millones de euros que Bruselas está dispuesto a facilitarle como línea de crédito o rescate. El escenario macro que han utilizado las dos consultoras ha sido calificado por la banca como exagerado. Para algunos expertos, sin embargo, ha sido un escenario lógico si se tiene en cuenta el deterioro que está sufriendo la economía española. Ambas consultoras han decidido realizar sus test para escenarios de tres años, cuando lo normal ha sido hasta ahora analizar dos años.
“El problema radica en que están haciendo los test de estrés sin conocer la realidad del mercado inmobiliario español. Están aplicando recortes generalizados en cualquier inmueble del 25% y los escenarios macro y de morosidad son mas que severos”, aseguraba ayer una fuente financiera. Otras fuentes afirman que los criterios que están utilizando son “más propios de Irlanda o Reino Unido que de España”, entre otras razones porque en Irlanda se aplica “unas provisiones para las hipotecas del 7% porque allí si se puede dejar de pagar las hipotecas, en España es más difícil, entre otras razones porque te piden garantías”, explica otra fuente.
De momento, lo que trasciende es que solo Santander y BBVA saldrán favorecidos en la foto, aunque tendrán que realizar algunos ajustes en capital más que nada por ser internacionales y cotizar también fuera de España.
La Caixa, mientras, tampoco necesitará recapitalización europea, pero sí tendrá que realizar “un plan contingente”, según apuntan varias fuentes. Entre otras razones por su fusión con Banca Cívica, una entidad que estaba en una situación muy delicada.
Kutxabank y Bankinter también saldrán favorecidas en la foto, pero en el segundo pelotón, ya que también realizarán pequeños ajustes muy asumibles. La operación de CAM ha vuelto a salvar a Banco Sabadell. Santa CAM, como le llaman en algunos círculos financieros. Y es lógico. La compra de CAM ha insuflado unas ayudas a Sabadell que le están permitiendo y le permitirán salvar cualquier obstáculo por duro que sea.
Banco Popular es uno de los que más dudas generan en el mercado. Todo indica que no necesitarán ayudas, aunque sí tendrán que someterse a un plan de contingencia y posiblemente tendrán que captar capital entre sus accionistas, explican analistas. Eso sí, en ese caso parece que se lo darían. Además, confía en quedarse con Catalunya Caixa. Y es que Popular es el primer interesado en pujar por esta entidad. Aunque, es muy posible que el Gobierno retrase su subasta, explican fuentes del Gobierno, políticas e incluso del sector. Todo depende de la foto que salga de las consultoras. El resto de las entidades necesitarán, según todas las fuentes consultadas, ayudas. “El conocido manguerazo”, explican varias fuentes.
Bankia, Catalunya Caixa, Banco Valencia o Novagalicia, todas nacionalizadas, han suspendido el examen, como era de esperar. Pero parece que hay como mínimo otra caja que también. El hecho de que la banca necesite ayudas de Europa de entre 60.000 millones a 70.000 millones, no significa que estas sean las necesidades de capital y provisiones. La cifra se aproxima a los 100.000 millones, pero unos 40.000 millones serán asumidos por las propias entidades.
Según cálculos de algunos bancos las necesidades de provisiones reales ascienden a 106.000 millones de euros, que ascienden a 199.923 millones de euros si se tiene en cuenta los criterios que aplicó Bankia (con coberturas de los activos problemáticos del 57%, para el resto del crédito promotor del 27% y para el crédito no promotor la cobertura es del 5%). Pero si se aplica el criterio de BlackRock, otra consultora que inicialmente iba a ser contratada por el Gobierno, pero que al final fue sustituida por Ronald Berger, los requerimientos de coberturas de provisiones ascenderían a 262.269 millones de euros, es decir, 156.000 más que los criterios actuales. BlackRock fue la encargada de analizar a la banca irlandesa. Y se le exigió unas coberturas del 58% para los activos problemáticos, del 26% para el resto de créditos promotor, del 9% para las hipotecas y del 11% para el resto de crédito no promotor.
Los dos grandes bancos españoles, entre otros, son partidarios de que se especifiquen las necesidades de capital o los planes de entidad por entidad para despejar cualquier duda del mercado, que no son pocas. Otras entidades prefieren que se facilite solo la cifra global y sea el 31 de julio, cuando se hayan realizado las auditorias individualizadas con tiempo cuando se publiquen los datos individualmente.




fuente:Contante y sonanteBlog deÁngeles Gonzalo
 

madroño

Well-Known Member
Despues de lo de los................¿¿¿62000 Mll€???., alguién se lo cree, que solo haga falta eso?.:confused:


La foto que revela lo que de verdad se cuece sobre el euro y la banca.






Esta semana se presentaba decisiva, vital, clave, básica y cuantos adjetivos quieran para saber qué será de nosotros en los próximos días y en los siguientes años. La atención el lunes era máxima entre tanta cumbre del G 20 en México, de la sostenibilidad en Brasil, del Ecofín en Luxemburgo y de las cuatro mayores economías de Europa en Roma para pergeñar la reunión trascendental, solemne, esencial y capital de la Unión Europea del próximo día 29.
Y la enésima semana fundamental para la supervivencia del euro no ha defraudado a nadie, especialmente a los que no esperaban más que declaraciones, filtraciones, desmentidos, guiños, fotos, gesticulaciones y humo, mucho humo, para no aclarar nada, para generar más confusión entre la incrédula ciudadanía, cuya pregunta esencial en estos días sigue siendo qué hacer con su dinero, si mantenerlo en el banco, llevárselo a Suiza -él que pueda, claro está- o meterlo debajo del colchón. El miedo está en máximos históricos.
Mientras Obama, Merkel, Barroso y Lagarde se pelean por demostrar quién tiene los atributos mejor puestos, con nuestro dicharachero Rajoy rogando unas limosnas, lo cierto es que la banca mundial no se fía ni un pelo de tanto sabio. Por eso, porque no ven claro que Grecia se mantenga dentro de la Unión Monetaria pese a la celeridad en la formación del nuevo Gobierno y que España e Italia no acaben como Portugal e Irlanda, han comenzado a realizar unas pruebas en la trastienda de los mercados para calcular cómo afectaría a sus sistemas informáticos y a sus balances la vuelta al dracma, la peseta o la lira.
Los operadores de divisas conocen la maniobra, descubierta por un despiste de Bloomberg, esas pantallas que usan los operadores para comprar y vender acciones o bonos, que entre el 1 y el 6 de junio, justo antes de las elecciones en Atenas, abrió una aplicación (observen la foto) en la que se podía ver el cruce entre la antigua y nueva moneda griega contra el euro. Es decir, alguien estaba empezando a recalcular sus posiciones en el caso de que la primera democracia de Europa emitiese sus dracmas en el corto, medio o largo plazo, decisión histórica que tendría graves consecuencias en las cuentas de resultados de los grandes bancos alemanes y franceses, principalmente.
Según distintas fuentes, incluidos varios redactores de la propia agencia y plataforma financiera, en la prueba participaron Citifix, uno de los mayores proveedores del mercado de divisas del mundo, y Nomura, banco que habría asesorado al FMI, que meses antes pidió un informe a varias consultoras para saber el impacto de la posible retirada de Grecia. La entidad japonesa niega que recibiera ninguna petición del organismo internacional, pero lo cierto es que el 18 de noviembre del pasado año difundió un estudió tan revelador como la imagen que aquí pueden ver sobre tan delicado asunto.
Jans Norvdvig y Charles Sl-Arnaud, dos de sus analistas del equipo de renta fija, advirtieron que “el riesgo de la ruptura de la eurozona ha subido notablemente en los últimos meses, ya que las autoridades europeas han fracasado en poner una barrera creíble en el mercado europeo de bonos”. Debido a ello, los expertos de Nomura aconsejaban a sus clientes que tuvieran en cuenta las consecuencias de una probable revaluación del euro, al que llamaban ECU-2, tanto las jurídicas, como las relacionadas con el valor de los activos y sus efectos en los balances.
La aplicación desapareció de Bloomberg con el mismo oscurantismo que apareció. La plataforma se ha limitado a señalar que "cumple con todos los planes de contigencia en el desarrollo normal de los negocios", incluido el escenario de una quiebra del bono soberano de un país y el cambio de divisa. Un ejercicio que ha generado todavía más especulaciones de las que ya circulan asiduamente por las plazas financieras, donde la volatilidad se ha convertido en la reina de los océanos bursátiles. En los días posteriores a las elecciones griegas, las pruebas han continuado en las mesas de back office de los bancos, donde existe una especial preocupación por el futuro de España y la reaparición de la peseta, motivo por el cual esta semana la prima de riesgo superó los 570 puntos.
Pero de eso no se dice nada, claro, no vaya a ser que el susto se convierta en ataque al corazón, sobre todo en Alemania, donde están hasta las narices y con razones de financiar a políticos corruptos, como los españoles y los griegos –disculpen los honestos en el caso de que los haya-, colectivos que no han sufrido todavía ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pese al exceso evidente de maleantes. Es mejor despedir profesores, médicos, investigadores, bomberos, inspectores de Hacienda, recogedores de basura que ajusticiar a los que han provocado la bancarrota técnica del Estado.
En nuestro país tenemos más de 445.500 de esos tipos, 300.000 más que en Alemania, donde viven la mitad de personas. Si estos son los que van a restituir la situación y la dignidad del ciudadano de a pie, estamos arreglados. El lobo cuidando a las ovejas.
Sean felices y a ver si entre todos despertamos a las ovejas.
 

madroño

Well-Known Member
Sin acceso a los mercados financieros.



Grecia, Italia y España siguen estando contra las cuerdas en el ámbito financiero. Francia podría ser la primera en caer, por la pérdida de acceso a los mercados de Italia y España.
En mi último artículo, Opciones para Italia y España tras las elecciones griegas, sostengo que un desenlace favorable de los comicios griegos a corto plazo no mitigará el riesgo de que ambos países pierdan acceso al mercado. Los temas principales que trato son:
Las elecciones griegas han reducido el riesgo a corto plazo de un impago desordenado y salida de la eurozona para el país, y del contagio de la fuga bancaria a Italia y España, pero Grecia sigue estando en una situación económica y financiera lamentable. La salida de la eurozona para el país en 2013 es prácticamente inevitable, a no ser que se diseñe una unión formal de transferencias, lo cual es inaceptable para Alemania y los países centrales.
Aunque los resultados de las elecciones reducen el riesgo de la salida griega a corto plazo y de una huida a gran escala de los bancos griegos, disminuyendo también el riesgo a corto plazo de una huida en Italia y España, estos países se encuentran financieramente contra las cuerdas y continúan en grave peligro de perder su acceso al mercado, pase lo que pase en Grecia. En nuestro escenario básico, Italia y España podrían solicitar un programa completo de rescate ya en la primera mitad de 2013, incluso si el nuevo Gobierno griego llegase a un acuerdo con la troika.
¿Cuáles son los escenarios probables para España e Italia el próximo año? Contemplamos tres grandes posibilidades:
1. La política de salir del paso (austeridad y reformas con un paquete modesto de crecimiento y ayuda del BCE para engrasar el ajuste) continúa y consigue prevenir la pérdida de acceso al mercado en España e Italia (y con ello la necesidad de un programa de la troika), incluso si apenas logran resolver su crisis económica, bancaria y de deuda soberana.
2. Rescate completo de la troika. Italia y España pierden el acceso al mercado y necesitan un programa completo de rescate de la troika para financiar el soberano y parte del sector privado durante varios años.
3. Unión absoluta. Se acuerda una unión completa fiscal, bancaria y política, con un paquete sólido de crecimiento, mutualización de la deuda y garantía de depósitos en toda la eurozona que dé a España e Italia un respiro para resolver la crisis con el tiempo.
La opción 2 es, a la vez, la más probable y la favorita de Alemania una vez que la opción 1 (su escenario ideal) se vuelva imposible porque España e Italia pierdan acceso al mercado. La opción 3 es políticamente inaceptable para Alemania, por el riesgo crediticio adicional que conlleva. La opción 2 implica una mayor asunción de riesgo internacional para Alemania, menos riesgo crediticio que la opción 3 y más controles políticos, dada la condicionalidad de la troika.
Sin embargo, la opción 2 presenta grandes problemas y riesgos. En primer lugar, no hay suficiente dinero en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE) para rescatar a España y a Italia. Segundo, la reacción interna contra la austeridad tiende a adquirir más importancia cuando el país inicia un programa formal de rescate de la troika por la firmeza e intrusión de las condiciones. Tercero, si Italia o España acaban necesitando un programa completo de rescate de la troika, surgirá un problema grave de subordinación por el que ambos países podrían no recuperar su acceso al mercado durante muchos años (posiblemente décadas).
En opinión de RGE, el camino que empieza con un rescate de la troika tiene todos los visos de acabar en un bail-in de los inversores privados. El impago o reestructuración de la deuda pública será inevitable si el rescate no logra restaurar el acceso al mercado y los recursos oficiales adicionales dejan de estar disponibles para un segundo rescate de España e Italia.
Francia podría ser la primera ficha de dominó en caer, teniendo en cuenta la probabilidad de que Italia y España pierdan acceso al mercado y necesiten un programa de la troika. El contagio podría producirse a través de cuatro canales principales: exposición de los bancos franceses, falta de progreso en las reformas estructurales internas, alto nivel de deuda y déficit fiscal, y puro pánico de los mercados y diferenciales disparados.
 

madroño

Well-Known Member
Ahora si, que me habia equivocado de link.

La banca que requiera ayuda pública tendrá que segregar sus activos tóxicos




El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado hoy que las entidades que pidan ayuda pública deberán presentar un plan de reestructuración y posiblemente tendrán que sacar de sus balances los activos problemáticos.
En la Comisión de Economía del Congreso, De Guindos ha explicado que el Gobierno está empezando a negociar las condiciones que se van a exigir al sector financiero para recibir la ayuda de 100.000 millones que ha puesto a su disposición la Unión Europea.
En primer lugar, ha señalado que las entidades que reciban los fondos tendrán que cumplir una serie de condiciones, "que incluirán, entre otras cosas, la presentación de un plan para la restructuración ordenada de las entidades". Según ha explicado, "este plan no supone ninguna novedad, pues se viene exigiendo a aquellas entidades a las que el FROB presta ayuda".
En segundo lugar, el ministro de Economía ha apuntado unas "condiciones horizontales para el conjunto del sector financiero, que perseguirán fortalecerlo y corregir las vulnerabilidades existentes".
Y, por último, De Guindos ha hablado de "medidas adicionales que podrán consistir en la segregación del balance de aquellos activos clasificados como problemáticos para las entidades que reciban apoyo público".

En este sentido, el ministro ha explicado que "la Comisión ha adelantado su preferencia por exigir a las entidades la segregación de los activos no problemáticos de los problemáticos, a fin de facilitar la transferencia de estos últimos fuera de balance".
Sin condiciones para España

De Guindos ha insistido, como ya lo han hecho otras muchas veces otros miembros del Gobierno, que no habrá exigencias económicas adicionales para España por la ayuda a la banca.
"Puesto que los fondos se pedirán para atender exclusivamente las necesidades del sector financiero, la condicionalidad, tras acordarse así en la reunión del Eurogrupo, sólo será específica para el sector financiero. Es decir, la ayuda no se vinculará a un programa de ajuste macroeconómico, como ha ocurrido en el caso de otros países de la zona euro, ni habrá nuevas condiciones de política fiscal, ni tampoco de reformas estructurales", ha asegurado el ministro.
Estas últimas afirmaciones chocan una vez más con lo expresado por la Comisión Europea en varias ocasiones. Sin ir más lejos el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, señaló ayer que el rescate bancario solicitado por España supondrá, "se diga o no se diga", que se van a aplicar los mecanismos de vigilancia económica de la Unión Europea "con más atención" que sobre los países que no han pedido ayuda a sus socios.
"Los méritos del Gobierno"

La ayuda europea es para De Guindos una muestra de que el Gobierno "cuenta con el apoyo de Europa y de los principales líderes del mundo". Ha presumido de que "la disponibilidad de financiación europea ha sido posible gracias a que se han realizado reformas de calado y un esfuerzo de transparencia sin precedentes".

El ministro ha gariantizado que, en cualquier caso, el rescate servirá para sanear el sistema financiero español, recuperar la confianza y lograr que fluya el crédito.
 

madroño

Well-Known Member
El BIS también pide una quiebra ordenada de los bancos que no se puedan salvar.




as fórmulas de rescate de la banca en apuros levantan casi más pasiones que el fútbol. Sobre todo porque hay dos posturas muy encontrada: los hay que defienden la libertad de las entidades financieras para caer igual que el resto de las empresas y los que niegan esa posibilidad por las repercusiones (temibles, se presupone) que tendría una quiebra bancaria de cierto tamaño para toda la economía del país en cuestión. A eso se une otro matiz que tampoco deja indiferente a nadie: ¿quién debe pagar el rescate en caso de que se opte por no dejar caer a la banca en apuros? Por ahora la mayoría de las naciones (con muy pocas, aunque sonadas, excepciones) han optado por una respuesta: el dinero público.
Pero en este debate hay dos instituciones que están marcando claramente que el camino puede ser distinto. La primera es la Comisión Europea, que hace pocas semanas aprobó una propuesta de directiva que plantea un cambio en el camino tradicional, con el objetivo de que la liquidación de bancos sea una opción a estudiar y no el último recurso y que abre la puerta a que los dueños de los bonos de los bancos auxiliados asuman pérdidas, igual que hacen los accionistas.
Ahora es el Banco de Pagos Internacionales (el BIS, por sus siglas en inglés) el que pone el dedo en la llaga. El banco central de los bancos centrales, dirigido por el español Jaime Caruana, lo hace en el recién publicado informe anual de la institución. Después de criticar que la banca internacional ha vuelto a las andadas y que está recuperando el "perfil de alto riesgo previo a la crisis", asegura que solo habrá un progreso fundamental en la estructura del sistema financiero "cuando se permita la quiebra de grandes instituciones sin que los contribuyentes tengan que pagar las consecuencias".
El BIS ataca con dureza el blindaje que tienen los dueños de los bonos de los bancos. Puesto que saben que no van a perder su inversión porque ni van a asumir pérdidas ni verán liquidada la entidad en la que invierten, el escrutinio y el control que hacen de las instituciones a las que prestan su dinero es menor. Así, la banca logra financiación casi al margen de la bondad de su gestión (al menos, en los buenos tiempos) y luego es el dinero público el que acude al rescate.
De ahí que el BIS abogue porque los tenedores de los bonos de la banca asuman pérdidas. "Habría una mayor sintonía entre los incentivos de los bonistas y el interés público en general si los inversores tuvieran más claro que deberán asumir pérdidas si los bancos se ven en problemas". Y va más allá: "Si los riesgos para los inversores fueran más claros y dejaran de concederse ayudas a los bancos para paliar la crisis, inclusive con avales públicos a sus bonos, los inversores tendrían más interés en escrutar la situación financiera de los bancos antes de invertir en ellos".
El problema es que muchas legislaciones nacionales no permiten que los bonistas asuman pérdidas y que la directiva de la Comisión Europea en este sentido puede tardar años en hacerse realidad. El BIS da su receta: "Combinar de alguna manera bonos que establezcan con cierta certeza las pérdidas que deberán asumir sus tenedores en caso de resolución (bail-in bonds) con una mejora de las potestades en materia de liquidación".
Lo que sí se puede es liquidar entidades financieras, algo que el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha dejado claro en referencia al proceso de rescate de la banca española. Antes de enterrar el dinero en entidades que no tienen futuro, Bruselas optará por cerrarlas. Y ese mismo argumento es el que usan los defensores de las pérdidas para los dueños de los bonos de los bancos: ¿por qué debe pagar el contribuyente cuando hay inversores que asumieron un riesgo? La idea sería transformar esos bonos en capital, en acciones, de forma que las necesidades de recapitalización finales con dinero público fueran menores, como defiende Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana, en un artículo publicado en el Wall Street Journal.
La otra cara de la moneda es el efecto que esta medida podría tener en el sector financiero. Fuentes del mercado hablan del peligro de cambiar las reglas del juego a mitad de la carrera y del impacto que puede tener para la confianza de los inversores, bastante escarmentados ya en los últimos años. El fantasma de una huida más acusada aún de dinero y de la imposibilidad de financiarse una vez que los bonos queden estigmatizados es el que asusta a la banca.
Con el rescate a la banca española encima de la mesa, las posturas de Bruselas y del BIS no solo cobran importancia, sino que su ejecución (o no) determinará el nuevo mapa financiero nacional que surja de la crisis.
 

madroño

Well-Known Member
Cómo se liquida un banco.



Muchos economistas opinan que un banco no se puede o no se debe liquidar, falso. Es más, ha llegado el momento de empezar a hacerlo. Hay que liquidar y cerrar las cajas de ahorros y bancos que estén quebrados. Y con esto no digo que debía haberse hecho con anterioridad, pero sí que ahora ya no puede demorarse. Además de ser necesario por estar quebrado, lo es porque el sistema bancario español tiene un número de oficinas en términos de población y habitantes totalmente desproporcionado.
¿Que es lo que hay que hacer? En mi opinión, hay que cerrarlos, liquidarlos de forma ordenada por el Fondo de Garantía de depósitos y tutelado por el Banco de España, salvaguardando los depósitos de clientes que deben ser transferidos a otra entidad mediante subastas públicas.
Vamos a analizar la experiencia del sistema bancario norteamericano, donde desde 2008 ya se han liquidado 428 bancos. En 2012, ya suman 31 bancos. En términos históricos, el año con mayores quiebras bancarias fue 1933 con 4.000. El mayor banco liquidado fue el Washington Mutual (WaMu), en 2008, con 300.000 millones de dólares en activos.
El organismo encargado de ellos es el FDIC, el Federal Diposit Insurance Corporation, el Fondo de Garantía de los bancos norteamericanos. El FDIC fue creado en 1933 para dar confianza a un sistema bancario que estaba totalmente quebrado en ese momento. La FDIC garantiza los depósitos de nada menos que 7.359 entidades financieras, y no está financiado con impuestos federales, sino que se nutre de los fondos pagados por los propios bancos.
El saldo de fondos del FDIC para cubrir quiebras bancarias es a 31 marzo 2012 de 15.300 millones de dólares. El máximo lo alcanzó en marzo de 2008 con 52.840 millones de dólares. Entre 2009 y 2011 el saldo del fondo era negativo y es entonces cuando el estado lo cubre.

El FDIC tiene dos funciones. Primero, garantizar todos los depósitos de los ciudadanos norteamericanos hasta un máximo de 250.000 dólares por cuenta. De no haber dinero suficiente, los cubre aportando la diferencia hasta los 250.000 dólares. En segundo lugar, el FDIC es el receptor de los activos y pasivos del banco liquidado y debe gestionar la venta de estos activos y deudas y atender las reclamaciones de los clientes con importes superiores a los 250.000 dólares.
La FDIC también presenta denuncias por mala gestión a los directivos bancarios si lo cree necesario.
Este es el mapa de bancos cerrados por estados. Desde 2008, los bancos cerrados acumulaban unos activos de 677.000 millones de dólares y el coste soportado por el FDIC ha sido de 82.100 millones de dólares al tener que garantizar depósitos y cubrir los agujeros. Como podéis comprobar no es una cifra tan alta. La podéis comparar, por ejemplo, con el sistema financiero español.
En marzo 2008, el FDIC anunció que fichaba a 140 nuevos empleados ante sus perspectivas del aumento de trabajo en liquidar bancos norteamericanos.
Vamos a analizar dos casos de cierre y liquidación de bancos en Estados Unidos.
1. El caso más habitual y repetido es el siguiente. Veamos el ejemplo del pasado 15 junio 2012, día donde tres bancos norteamericanos fueron sido cerrados y liquidados.
The Farmers Bank of Lynchburg de Tennese, un banco creado en 1888 y con 32 empleados ha cerrado y el FDIC se ha hecho cargo de sus activos y pasivos. En este caso, ha encontrado otro banco que se queda con todos los depósitos de sus clientes. Se trata del Clayton Bank and Trust, también de Tennese.
Los clientes automáticamente tienen sus depósitos en el banco que ha adquirido al problemático sin necesidad de cambiar nada y continúan teniendo la protección del fondo de garantía.
El Farmers Bank tenía 163,9 millones de dólares en activos y 156,4 millones de dólares en depósitos de clientes. El Clayton Bank and Trust, el adquirente, ha pagado un 0,10% por quedarse con todos los depósitos del Farmers Bank. Además, en el acuerdo, el Clayton Bank ha comprado todos los activos del Farmers Bank.
En su web, el propio FDIC anuncia en cada caso cuando le va a costar la liquidación de cada banco. En el caso del Farmers Bank, el FDIC anuncia que estima que le va a costar 28,3 millones de dólares, lo que es una cifra baja, según el FDIC, gracias a la adquisición por parte del Clayton Bank.
2. Otro caso más excepcional es un banco liquidado y sobre el que no han podido encontrar ningún comprador:
El Bank of the Eastern Shore, con $154 millones en depósitos de clientes, es una excepción y nadie ha querido quedárselo. El procedimiento en este caso de la FDIC ha sido fijar una fecha límite de funcionamiento, en este caso un mes, y animar a los clientes a transferir electrónicamente sus depósitos a otros bancos. El primer paso del FDIC ha sido crear el Deposit Insurance National Bank of Eastern Shore (DINB) a donde se le transfieren todos los depósitos, excepto algunos depósitos complejos. Pero aquí viene la clave. Se transfieren al DNIB solo los depósitos que no excedan los 250.000 dólares, cifra garantizada por el fondo de garantía. A los clientes con un depósito mayor se les emplaza a contactar con el FDIC y explicar su caso.
Los clientes con préstamos deben continuar pagando sus cuotas al banco con normalidad
El FDIC es tan transparente que explica cómo, según sus estimaciones, este banco le costará al FDIC unos 41,8 millones de dólares. Es decir, aproximadamente una tercera parte del total de depósitos.
En el caso de haber un banco que asume los depósitos y clientes, decide si se queda con los empleados del banco adquirido. Lo habitual es que se queden total o parcialmente los empleados de oficina y renuncien a los de servicios centrales por las duplicidades con la propia entidad.
Claro que no todo es positivo y transparente. Sheila C. Blair, la presidenta del FDIC hasta 2011, denunció algunas malas prácticas cuando se fue en sus tumultuosos 6 años. Por ejemplo, declaró que en el caso del Bear Stearns se debía de haber liquidado el banco.
Sheila Bair tiene una interesante intervención en el documental “Inside Jobs”.
Sheila Bair se enfrentó a Bernanke y Paulson primero, y Geithner luego, por ejemplo, en la obligación de salvamento de la mayor aseguradora norteamericana, AIG. Según Sheila, no debía ponerse por delante a los bonistas de los contribuyentes. Fijaros que este es justo el debate más importante en esta crisis, una cosa es salvar a los depositantes y otro distinto es salvar a los bonistas y accionistas de los bancos.


Por lo que he leído, el funcionamento del FDIC y de sus empleados en la liquidación de bancos pequeños es excepcional. En apenas días encuentran una solución y se ejecuta a la perfección y de esta forma se evita mayores pérdidas. En el caso de macro entidades como AIG, Bear Stearns o Countrywide, al interferir la alta política, las operaciones son menos claras y transparentes.
 

madroño

Well-Known Member

Faber sobre Europa: "Juntar 100 bancos tóxicos en una unión no los hace rentables




El inversor Marc Faber ha reconocido durante una entrevista con Bloomberg TV que la decisión de la zona euro de crear una unión bancaria no es la solución a la crisis en el Viejo Continente. "Si juntamos 100 bancos enfermos en un sindicato o una unión bancaria, eso no cambia el hecho de que están enfermos", explicó.
Desde su punto de vista, el rally que han vivido los mercados, especialmente en Europa, se debe a que los mercados de renta variable estaban "sobrevendidos" de ahí que "cualquier noticia que no es desastrosa impulse al alza las acciones".
Para Faber, la conclusión de la Cumbre Europea de la semana pasada, "es otra solución estética, una solución rápida que no resuelve el problema fundamental a largo plazo de la zona euro". De hecho, el inversor reconoció que si él estuviera a cargo de Alemania "hubiera abandonado la zona del euro la semana pasada".
"Se trata de una decisión costosa, pero rentable. En el caso de Grecia, se debería haber expulsado al país hace tres años. Hubiera sido mucho más barato", aseguró.
En lo que se refiere a la renta variable en Europa, Faber se mostró algo más optimista, independientemente de que el euro sobreviva en su forma actual o no. Así determinó que en Portugal, España, Italia y Francia, los mercados están en mínimos de marzo de 2009 o incluso por debajo de dichos niveles.
Aún así precisó que pese a los problemas de muchos bancos y otras compañías demasiado endeudadas, "también hay empresas razonablemente buenas que han sido arrastradas por las circunstancias" es por ello que este inversor ve oportunidades en la renta variable europea independientemente de si la zona del euro mantiene o no su forma actual.
 
Arriba