La próxima guerra china-eeuu, el conflicto de las tierras raras

Pasaba por aqui

Well-Known Member
EL CONFLICTO DE LAS TIERRAS RARAS




Olvídese sobre el valor del yuan, neumáticos baratos o pollos.

La zona cero de una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China puede ser un montón de elementos en la tabla periódica que usted nunca ha oído hablar y no podía pronunciar.

funcionarios de EE.UU. han estado presionando a China para que permita su moneda se aprecie frente al dólar y nivelar el campo de la exportación internacional. Y el mes pasado, los EE.UU. impuso aranceles a los neumáticos chinos. China respondió con el anuncio de los aranceles sobre los pollos EE.UU.. Ahora, hay algunos indicios de que China podría estar cortando el suministro de 17 minerales de tierras raras a los EE.UU. y Europa.

Elementos de tierras raras son cruciales para una serie de productos de alta tecnología, incluyendo las aeronaves, la electrónica y los imanes utilizados en ordenadores y productos de energía limpia como las turbinas de viento y los coches eléctricos. La demanda es cada vez mayor por lo tanto, en un momento en que China tiene un dominio sobre el mercado.

Alrededor del 97% de los productos de la tierra rara producida en 2009 provenían de China, según el Servicio Geológico de EE.UU.. Y hay algunos indicios de que los chinos quieren dejar de exportar al resto del mundo también.

China fue acusada de cortar las exportaciones a Japón a principios de este mes. Ahora, algunos ejecutivos de la industria dicen que las importaciones a los Estados Unidos parecen haber detenido esta semana.

"Ha habido una dificultad para obtener materiales de despacho de aduana en China," dijo Jeff Green, un consultor de la industria y el grupo de presión que sirve a muchos clientes a comprar materiales de tierras raras de China.

Mientras que China niega la alegación de que es deliberada retención de los recursos naturales de otros países, funcionarios de comercio de EE.UU. y el Consejo de Seguridad Nacional están poniendo en marcha investigaciones en la materia.

Las guerras comerciales se calientan
No es que China sea el único lugar en el mundo con los elementos. Los Estados Unidos tiene reservas suficientes para abastecer las necesidades mundiales durante casi un siglo en los niveles de demanda actual, según el USGS. Las reservas de China son apenas más de un tercio de los suministros en todo el mundo estimados.

Sin embargo, la minería y las operaciones de tratamiento en todo el mundo se puso fuera del negocio en las últimas décadas por la mano de obra más bajos y los costos de regulación de medio ambiente en China.

Mientras que China niega el embargo, se reconoció que se trata de limitar las exportaciones.

"China continuará proporcionando la tierra rara para el resto del mundo", dijo el Ministerio de Comercio en una declaración a la CNN. "Para proteger los recursos agotables y lograr el desarrollo sostenible, China también va a seguir aplicando medidas restrictivas a la minería, la producción y exportación de tierras raras."

At present China has an almost complete monopoly on mining REEs. Despite having just 37 percent of the world’s estimated reserves, a whopping 97 per cent of world production now comes from China, according to a British Geological Survey (pdf).






 

Pasaba por aqui

Well-Known Member



La falta de minerales 'olvidados' hipoteca las nuevas tecnologías.


El aspecto de las llamadas tierras raras, 17 elementos poco conocidos de la tabla periódica, es el de «unas piedras feas que apartarías del camino de una patada», explica Joan Carles Melgarejo, geólogo de la Universitat de Barcelona (UB) que se ha dedicado a estudiarlas en Angola durante los últimos años. Las tierras raras no tienen el brillo de la plata ni el verde del cobre, efectivamente, pero se han convertido en un objeto de deseo en las últimas décadas porque las nuevas tecnologías y especialmente las aplicaciones medioambientales y militares dependen crucialmente de ellas.

Sin embargo, pese a que la demanda es de 134.000 toneladas anuales, solo se extraen 124.000. Además, el 97% de la producción procede del gran yacimiento de Banyan Obo (Mongolia Interior), en China, donde se practica una minería en condiciones sociales y ecológicas degradadas. «Hay petróleo en Oriente Próximo y tierras raras en China», dijo premonitoriamente en 1992 Deng Xiaoping, líder máximo del país. Un documento del Departamento de Energía de EEUU publicado el jueves pasado es el último de una serie de informes que instan a los gobiernos occidentales a atajar la situación.

«Cuando hice la carrera se pasaba un poco por encima del capítulo de las tierras raras», recuerda Claudi Mans, catedrático emérito de Ingeniería Química en la UB. El grupo esta formado por los 15 elementos lantánidos, situados en la parte de inferior de la tabla periódica, más el itrio y el escandio. Cuando se descubrieron, a finales del siglo XIX, fueron considerados una curiosidad científica sin utilidad. Y se los apodó «raros» porque, aunque son más abundantes que el cobre, el plomo, la plata y el platino, pocas veces se hallan en concentraciones suficientes para ser explotados. Se presentan en formas variadas (silicatos, fosfatos), pero la explotación más sencilla es cuando se trata de carbonatos.

En los años 70 se empezaron a apreciar sus cualidades magnéticas y eléctricas. Hoy, hay máquinas de resonancia, móviles y auriculares que contienen imanes de neodimio; pantallas de ordenador con europio; fluorescentes con itrio; unidades de rayos X con tulio; láseres con iterbio y holmio... El refino de petróleo utiliza cerio y lutecio. Las tecnologías sostenibles se fundamentan en algunos de estos materiales: el neodimio y el lantano, por ejemplo, son esenciales en los motores de coches híbridos, mientras que los imanes de neodimio, gadolinio, disprosio y terbio se hallan en muchos componentes de los aerogeneradores. Abundan las aplicaciones militares: motores de jets, sistemas de guiado de misiles, de detección de minas...

«El recurso no es escaso, pero la extracción no se ajusta a la demanda», resume Mariano Marzo, catedrático de recursos energéticos de la UB. «El tonel -los recursos- puede ser muy grande, pero el grifo -la minería- es demasiado pequeño», afirma. El Servicio Geológico de EEUU (USGS) estima que la demanda podría alcanzar las 200.000 toneladas en el 2014 y que la mina de Banyan Obo no va a dar para tanto. Según el USGS, China tiene el 36% de las reservas mundiales, seguida de Russia (19%), EEUU (13%) y de yacimientos menores en Brasil, Vietnam, Malaisia, India y Australia. Sin embargo, los nuevos proyectos de minería no darán fruto antes de 10 años.

«China invierte mucho en controlar las materias primas», observa Marzo. «Por el contrario, Europa considera la minería algo sucio», prosigue Melgarejo, quien observa que no hay empresas o proyectos de investigación europeos dedicados a las tierras raras. «Invertir en innovación no es suficiente si no se dispone de los recursos. Estos conocimientos los van a aprovechar los chinos», insiste Marzo. «La receta de las tres erres también se puede aplicar a las tierras raras -concluye el catedrático de la UB-: reciclar, reducir el consumo y reutilizar».
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
REPORTAJE: DINERO & INVERSIONES

La polvareda de las tierras raras

El sector financiero crea fondos de inversión para aprovechar la escasez del producto

MIGUEL ÁNGEL GARCÍA VEGA 19/12/2010 El País.


Para entender la inversión en las denominadas tierras raras hay que volver al pantalón corto, al encerado y a la tiza. Y recordar aquella clase en la que el profesor de química se esforzaba en demostrar que en la tabla periódica -una presencia silenciosa en forma de póster junto a la pizarra- habitaban, casi escondidos, 17 metales escasos que, por aquellas fechas, apenas tenían interés comercial. Hoy, con el paso del calendario, se han convertido en un nuevo El Dorado para los mercados e inversores. Son elementos difíciles de deletrear (neodimio, samario, praseodimio, galio, lantano), que, sin embargo, resultan imprescindibles en lo que interiorizamos como vida moderna: aerogeneradores, ordenadores portátiles, pantallas planas de televisión, iphones, baterías para los coches eléctricos...





China controla el 95% de la producción mundial de estos metales

Se trata de inversiones a largo plazo, en previsión de escasez futura


Olvidados durante décadas, China los devolvió a la vida financiera. El gigante asiático controla el 95% de la producción mundial de estos elementos y, ante la fuerte demanda interna de su industria, el riesgo de que limite las exportaciones es un futurible peligroso. Y, claro, las alarmas, sobre todo en Estados Unidos, han saltado. Como respuesta, la Administración americana ha empezado a reabrir (algo que llevará años) explotaciones antiguamente cerradas que, gracias a los elevados precios actuales de estas materias, se han vuelto rentables. A la vez está obligada a enviar mensajes de tranquilidad. "Cuando el depósito minero [que debe empezar a explotar la compañía
Molycorp en 2012] de Mountain Pass (California) alcance una capacidad de producción de 40.000 toneladas de óxidos raros al año, el consumo en el país estará casi cubierto", explica Alex Demas, portavoz del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés). Pero tal vez no quede tiempo.
La semana pasada, el Departamento de Energía americano advirtió de que la dependencia del país de las importaciones chinas de tierras raras puede durar 15 años más, así que urge buscarles sustitutos. "Estos metales se han beneficiado de la incertidumbre financiera, de una recuperación económica que no llega y de la fortísima demanda china", desgrana Javier Niederleytner, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).
Este escenario, en el que actúan una gran demanda, una oferta limitada y precios elevados, resulta un terreno abonado para la aparición de instrumentos financieros que saquen tajada. La industria ha dado forma de ETF (fondos de inversión que cotizan en Bolsa) y fondos tradicionales a esta estrategia. Por ahora se comercializan muy pocos, pero se espera la llegada de la caballería. "Son productos que tienen demanda y que están pensados para invertir a largo plazo previendo una escasez futura", apunta David Navarro, de Inversis Banco. "No son solo apuestas geopolíticas, sino por los mercados y productos que definirán los años por llegar".
Quien ya está aquí es Market Vectors Rare Earth. Un nombre y un apellido complicado para el ETF en tierras raras que comercializa la gestora americana Van Eck Global. Presentado el 27 de octubre pasado, maneja unos 113 millones de euros. Y parece que cuaja. "Estamos viendo un gran apetito por este producto, que lleva una rentabilidad acumulada superior al 5%", avanza Eduardo Escario, director regional de Van Eck.
Una forma más convencional de participar en este mercado es a través de uno de los escasos fondos del mundo que operan en el sector. Domiciliado en Suiza, el REE-Fund (de la gestora Dolefin) se basa "en la convicción de que las compañías relacionadas con las tierras raras disfrutarán de unos niveles de crecimiento superiores a la media del producto interior bruto mundial", señala Urs Gmuer, analista de Dolefin.
De fondo, esta reflexión se sostiene en la creencia de que "mientras el mundo se siga desarrollando tecnológicamente, los elevados índices de crecimiento de las empresas relacionadas con tierras raras antes o después se transformarán en beneficios", augura Urs Gmuer. Como quien agita el árbol a la espera de la caída del fruto, el REE-Fund (que en tres meses se ha anotado un 27,5%) adelanta buenos tiempos para lo escaso.
Así lo ha entendido también la firma canadiense Dacha Strategic Metals, que ha hecho algo, para algunos analistas, insólito. Ha comprado tierras raras (tienen un stock de 216.900 toneladas) con un valor de mercado de más de 18,7 millones de euros y las ha almacenado en Corea del Sur y Singapur. Su estrategia es vender las tierras pensando que China tal vez cierre o limite sus exportaciones. Y aunque no lo haga, estos minerales deberían encarecerse por la creciente demanda. "Puedo vender todo mi inventario, transformarlo en liquidez y redirigirlo a los accionistas", asegura Scott Moore, presidente de Dacha Strategic. Y precisa: "Más del 80% del mercado de tierras raras fuera de China está en el borde de la zona Asia-Pacífico. Por lo tanto, decidimos situar el mineral cerca del principal cliente para facilitar nuestras operaciones".
Toda esta actividad evidencia que "muchos inversores se han empezado a dar cuenta de la función clave de estos minerales dentro de un ambiente de fuerte crecimiento del precio de las materias primas", describe Bruno del Ama, presidente de la gestora neoyorquina Global X Funds. Sabe de lo que habla. El pasado mes de julio lanzó un ETF basado en el litio (Global X Lithium), que "tiene un retorno a fecha de hoy del 30%", comenta Bruno del Ama. Y las expectativas son buenas. Hace siete años una tonelada de litio costaba 264 euros, actualmente se encuentra en unos 3.400. Este metal (usado en las baterías) está teniendo un comportamiento similar al de las tierras raras.
Otro enfoque interesante para invertir es el que plantean expertos en ETF como Gary Gordon. Su idea es sencilla. Ya que el 60% del consumo de las tierras raras corresponde a población china de clase media, una forma de invertir en estos elementos es tomar posiciones en fondos que apuestan directamente por el aumento del consumo chino (Global X China Consumer o Claymore-AlphaShares China Small Cap). Y, al mismo tiempo, también se puede apostar por empresas productoras (Rare Earth Metals, Avalon Rare Metals, Lynas Corporation
), que se han convertido "en una vía para quienes crean en una subida del precio de estas commodities debido a las futuras estrecheces en la oferta", concluye Francisco López, analista de X-Trade Brokers
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
En el Oriente Medio hay petróleo, en China hay tierras raras



La continua disminución de las cuotas de exportación de las llamadas "tierras raras" impuesta por China provoca ansiedad entre los fabricantes de productos de alta tecnología.
Las tierras raras también están presentes en los auriculares que se usamos cotidianamente.



Aunque estos minerales son componentes que se usan para la tecnológica digital y la tecnología "verde", no suele ser un mercado que llame mucho la atención.

Muchas personas utilizan objetos que contienen tierras raras sin saberlo. Quizás el ejemplo más famoso es el de los auriculares del Ipod, que llevan imanes permanentes de neodimio.
Los vehículos híbridos, un mercado para el futuro, como el Toyota Prius o el Wolkwagen Jetta, usan en promedio 15 kilogramos de tierras raras por vehículo, necesaria en su mayoría para la batería NiMH que utiliza en conjunción con un motor de combustión interna.
Otra aplicación es la fabricación de armas, como misiles de precisión.
Sin que se hayan dado cuenta, las naciones del primer mundo, grandes consumidores de todo tipo de objetos de alta tecnología, se han vuelto dependientes de estos minerales.
En 1992, el entonces presidente de China Deng Xiaoping dijo "En el Oriente Medio hay petróleo, en China hay tierras raras".
Elemento estratégico

De hecho las tierras raras, un nombre engañoso porque son realmente metales y tampoco son muy escasos, figuran en la categoría de elementos estratégicos de muchos países como Japón y Estados Unidos.
¿SABÍA QUE LLEVAN TIERRAS RARAS?






  • Discos duros, lectores de CD y DVD y parlantes (Neodymio)
  • Lente óptica para cámaras digitales (Lanthanum)
  • Turbinas eólicas (Neodymio)
  • Pantallas de televisión plasma y LCD (Europio)
    [*]Baterías NiMH (Lanthanum y Cerio)
Se estima que China posee un 35% de las reservas mundiales y cuenta con la mayor reserva conocida situada en Baotou, Mongolia Interior. Pero las tierras raras se encuentran también en varias otras partes del mundo.
"Con la tecnología accesible actualmente hay suficiente tierra rara mineralizada en América del Norte, Australia, el Sudeste Asiático, Vietnam y Sudáfrica como para que la industria mundial sea independiente de China", afirma Jack Lifton, un especialista en tierras raras estadounidense.
97% del mercado global

¿Cómo explicar entonces que China suministre el 97% de las tierras raras para el mercado global?
La respuesta es simple: el factor capitalista.
Hasta 1989, Mountain Pass en California era la reserva que suministraba la mayor cantidad de tierras raras en el mundo.
Pero la competencia china en las últimas décadas aplastó a otros productores de tierras raras como Mountain Pass, que dejó de minar en 2002.

¿Hay suficiente tierra rara mineralizada en Estados Unidos?

Jack Lifton, un especialista en tierras raras estadounidense


Si bien tierras raras se encuentran en muchas partes, el dilema es encontrar reservas que puedan ser explotadas de manera rentable.
Irónicamente, estos minerales que se usan para fabricar tecnología verde crean problemas ambientales a la hora de extraerlos y separarlos.
Lo que pasa es que la mayoría de las reservas llevan también thorium radioactivo.

China reduce cuotas de exportación…

Mientras los precios se conservaron relativamente bajos y el acceso a tierras raras no era regulado, ningún país se oponía a que China dominara la producción global porque pocos estaban dispuestos a enfrentarse a los riesgos ambientales que genera su extracción y refinamiento.
Pero ahora que las cuotas de exportación disminuyen y aumenta constantemente el consumo chino (estimado entre 60 y 70% de la producción) el resto del mundo se despierta y empieza a preocuparse por esta situación.
China quiere promover la fabricación de productos con alto valor añadido y restringir la exportación de materias primas con el objetivo de crear empleos. Esto perjudicaría a otros países fabricantes de productos de alta tecnología hasta que encuentren otras fuentes de suministro.
La idea del gobierno chino es de forzar a los fabricantes que necesitan estos minerales a relocalizar sus fábricas de alta tecnología en el país asiático.

…Mientras sube el consumo global

Según información proporcionada a BBC Mundo por Metal-Pages esta política empezó realmente en el 2004 cuando China eliminó la devolución fiscal sobre las exportaciones de tierras raras e impuso aranceles.
La mina de Mountain Pass en California cerró en 2002.



A partir del 2007 China se puso más firme en su postura, bajando las cuotas de exportaciones. Todas las indicaciones actuales apuntan a una tendencia a la baja en los próximos años.
Mientras el consumo global subía de 98.000 toneladas de óxidos de tierras raras (REO, por su sigla en inglés) en 2005 hasta 132.500 REO en 2008, la cuota para la exportación en China caía de un 29% en el mismo periodo.
La empresa China Minmetals Non-ferrous Metals Co. Ltd. estima que la cuota va a seguir bajando en 2009 en un 2.5%.
“Nuevas fuentes y nuevos tipos [de tierras raras] serán necesarias mientras crece la tecnología híbrida dentro de la industria automóvil”, dijo a BBC Mundo Jana Hartline, la gerente de comunicaciones ambientales de Toyota en Estados Unidos.

Tecnología y reservas disponibles

Una posible salida está a disposición de países como Estados Unidos que cuentan con la tecnología y las reservas suficientes para independizarse de China.
Hasta ahora les convenía que el gigante Asiático produzca tierras raras por motivos económicos y ambientales pero un cambio de política parece inminente.
El director ejecutivo de Molycorp, que compró la reserva de Mountain Pass, asegura que la producción de tierras raras en Estados Unidos va a empezar de nuevo. ¿Pero a qué precio?

Nuevas fuentes serán necesarias


Jana Hartline, gerente de comunicaciones ambientales de Toyota


Tan sólo los costos de supervisión y conformidad ambientales alcanzan US$ 2,4 millones por año. Costos que las empresas basadas en China no tienen que pagar.
“Estamos absolutamente seguros que nuestra mina y nuestras instalaciones de procesamiento serán competitivas con productores chinos”, dijo Smith a BBC Mundo.
Smith explica que el perfeccionamiento del procesamiento les permitirá producir la misma cantidad de tierras raras con la mitad de minerales.

China compra minas australianas

A la velocidad que crece la economía china y la demanda domestica de tierras raras, Smith anticipa que el país asiático podría incluso volverse en un importador de tierras raras dentro de 3 o 5 años.
Para subvenir a esta demanda China intenta precisamente aumentar su participación en minas en otros paises pese a los obstáculos con que se enfrente.
El 7 de septiembre el Comité de Revisión de Inversiones Extranjeras australiano (FIRB, por su sigla en inglés) postergó hasta octubre la compra de Lynas Corporation, una empresa australiana de extracción de tierras raras, por una compañía china China Non-Ferrous Metal Mining Corporation.
Matt Coghlan, el Secretario de Prensa del Tesorero australiano Wayne Swan, declinó hacer un comentario sobre este asunto.
 
Última edición:

Pasaba por aqui

Well-Known Member
China recorta un 11% la exportación de tierras raras

Miércoles, 29 de Diciembre de 2010 09:31

China exportará un total de 14.446 toneladas de tierras raras al extranjero a principios del año 2011, lo que supone una reducción del 11,4% respecto a la cifra registrada el año pasado, cumpliendo sus avisos de que limitaría la extracción de estos valiosos minerales.

El ministro de Comercio chino. Chen Deming, ha explicado en un comunicado que pese a la reducción de las exportaciones, va a aumentar el número de compañías beneficiadas por estas transacciones, pasando de 22 firmas en 2010 de 31 en 2011. No obstante, también se reducen las cuotas.

No hay que olvidar que China concentra el 97% de la producción mundial de tierras raras, vitales para las industrias militar y tecnológica. También hay importantes yacimientos de éstas, sin explotar, en naciones emergentes como India o Brasil.

China argumenta que la extracción de estos elementos es altamente contaminante, por lo que debe controlarla y adoptar una explotación sostenible. Naciones muy dependientes de las tierras raras, como Japón o Estados Unidos, han expresado reiteradamente su preocupación por el descenso paulatino en las exportaciones de estos elementos en los últimos años, acusando a China de intentar usar su dominio del sector con fines políticos o comerciales.
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
JAPÓN ENTRA EN ESCENA.

Descubiertos en el fondo del Pacífico grandes depósitos de raros minerales

Son una materia prima en aparatos de alta tecnología y baterías

EL PAÍS - Barcelona - 04/07/2011


Enormes depósitos de minerales raros en la Tierra pero cruciales en la producción de determinados dispositivos electrónicos de alta tecnología y baterías, han sido descubiertos por investigadores japoneses en el fondo del océano Pacífico. Según sus descubridores, estos depósitos tienen una alta concentración de estos raros minerales, informa Reuters. En un kilómetro cuadrado se han hallado cantidades capaces de cubrir una quinta parte del actual consumo de estas materias, ha segurado Yasuhiro Kato, de la Universidad de Tokio.

Los minerales se hallan a profundidades de entre tres mil y seis mil metros en el lecho marino y en 78 localizaciones. Estos depósitos se encuentran en aguas internacionales en las costas de Hawaii, la Polinesia francesa, etc. Según Nature Geoscience, que publica la información, China y en menor medida Rusia poseen actualmente los principales yacimientos de estos materiales. China es el proveedor del 97% de los mismos. Entre los materiales descubiertos figuran el disprosio utilizado en magnetismo, el gadolinio y el terbio, entre otros.
Entre los usos actuales de estos materiales figuran la fabricación de pantallas planas, vávulas LED y coches híbridos. El aprovechamiento de estos depósitos requiere la subida a la superficie de los barros y la disolución en ácido para extraer de los mismos entre el 80 y el 90 % de los materiales. No hay una estimación de cuando podría estar disponible la solución técnica para la citada extracción. La noticia ya ha levantado la preocupación de colectivos ecologistas por el temor de una minería intensiva en el fondo marítimo


http://www.nature.com/ngeo/journal/vaop/ncurrent/extref/ngeo1185-s1.pdf
 
Última edición:

burgos

New Member
gracias por esta informacion que es muy interesante. necesita ser analizada con mucha atencion pero permite tener una idea de las consecuencias que pueden tener las guerras sobre energias o minerales raros
 
Arriba