La gran mentira del Covid ...

“En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario.”
(George Orwell)

Ahora que el único problema de debate en periódicos, tertulias, y actos políticos es la fiabilidad de la vacuna Astrazeneca y su aplicación a los de 60/65 años … vamos a hablar de la cruda realidad de esta pandemia.
Un ciudadano español deja de cobrar el paro, y como nadie le ha comunicado nada, intenta ponerse en contacto con el SEPE, por teléfono y por internet. Imposible.
Desesperado, porque no tiene ningún ingreso, intenta solicitar el famoso Ingreso Mínimo Vital en la Seguridad Social. Pero le ocurre lo mismo, es imposible ponerse en contacto con ellos. El mensaje es siempre el mismo: “Lo sentimos, no existe disponibilidad en los próximos días para el servicio solicitado. Si lo desea, puede intentar de nuevo su búsqueda volviendo a la pantalla anterior y eligiendo otra ubicación” …. Y, así, cientos de veces.
Se decide a escribir a todos los organismos, y hasta al Ministerio. Sin ninguna respuesta.
Como no tiene ningún ahorro, ya se lo ha gastado todo, y, evidentemente, no encuentra ningún trabajo (ni en blanco ni en negro) por el coronavirus, no puede pagarse ni el teléfono móvil.
Y como ya no le pueden contactar por SMS para que vaya a vacunarse (con Astrazeneca, porque se supone que tiene 63 años), ya no se vacuna, porque al intentar llamar (desde un teléfono público) le dicen que si no tiene teléfono móvil ni medio de transporte para que le den una cita y vaya hasta el Zendal … no le vacunan.
En tiempos de pandemia, para evitar contagios, se pretende que todo sea telemático. El trabajo, las soluciones a todos los problemas, las citas de todo tipo etc. Y todo queda colapsado …
Craso error, esto no funciona, y, además, no todo el mundo sabe manejarse ni con internet ni con los móviles, e incluso, como decimos arriba, muchos no pueden pagarse ni un móvil ni acceso a internet … por culpa de las restricciones “administrativas” de todo tipo … causadas por el covid.
La gran mentira del coronavirus es lo que no se dice del bloqueo de muchos servicios públicos. Los políticos dicen que son pequeñas situaciones temporales, a las que, por supuesto, ya han dado solución, pero no es verdad. Es vergonzoso.
Y los medios de comunicación hablando de Astrazeneca …

Mark de Zabaleta
 

Alesin

New Member
La base de lo que cuentas es correcta. (Cuasi) Imposibilidad de contactar con (ciertos) servicios públicos. Pero has obviado, probablemente por desconocimiento, un recurso que es quien da cabida a todo esto. Los Servicios Sociales Comunitarios.
Por ley en cada zona ha de haber en el ámbito municipal unos servicios sociales comunitarios que atiendan a las necesidades de forma generalista (ya sea con ayudas propias o sirviendo de puentes/ayuda para lo demás).

Presentar, por ejemplo, la solicitud de Ingreso Mínimo Vital, accediendo a los SSC de la zona es tarea relativamente sencilla. Dichos servicios son de permanencia, es decir, SIEMPRE están a disposición del ciudadano. (Personalmente llevo trabajando presencialmente y directamente con usuarios desde el comienzo del IMV) y he ayudado a gestionar desde los SSC no exagero si digo que cientos de solicitudes de IMV, y todo en un barrio pequeño de una ciudad pequeña (pero con una situación socioeconómica deprimida, como el caso que planteas).

La clave está en conocer los recursos públicos que están al servicio del ciudadano. Las personas que de forma sistémica se encuentran en una situación socioeconómica deprimida como norma general conocen perfectamente estos servicios. Es probable que alguien que nunca se ha encontrado en esta situación se ve de repente en esta necesidad y que pretende acceder directamente, como por otra parte debería ser lo lógico, a los servicios (SEPE, SEGURIDAD SOCIAL,...) encuentre esas "puertas cerradas" y con razón se cabree (la falta de previsión/medios humanos) de estos servicios es evidente, pero claro, si en lugar de esa costumbre española de criticar a los funcionarios públicos (no desprendo esto de tu mensaje, estoy filosofando) y graznar porque hay demasiados, que los quiten etc... el ciudadano protestara porque hubiera más recursos humanos en los servicios de primera necesidad (y todos estos lo son) tal vez mejoraría la cosa.

En resumen, que estoy 100% de acuerdo contigo en que mucho hablar de la vacuna y poco se habla del BLOQUEO DE MUCHOS SERVICIOS PÚBLICOS, que causa, (lo veo día a día) una frustración que raya lo indecente en el ciudadano que necesita urgentemente resolver situaciones VITALES, pero que recuerdo que los SERVICIOS SOCIALES MUNICIPALES hemos estado desde el principio, seguimos y seguiremos al pie del cañón tratando cara a cara con el ciudadano e intentando paliar en la medida de lo posible estas situaciones, sin puertas cerradas, sin teléfonos que no se cogen...

AH! se me olvidaba, ..... y sin vacuna, que para eso no hemos sido servicios esenciales.

Salud! (nunca mejor dicho)
 
Arriba