La gran falacia del coche eléctrico ... by Mark de Zabaleta

En lógica, una falacia es un argumento que parece válido, pero no lo es. Algunas falacias se cometen intencionalmente para persuadir o manipular a los demás, mientras que otras se cometen sin intención debido a descuidos o ignorancia.
La gran ventaja de los coches eléctricos es que no emiten ni CO2 (dióxido de carbono) ni óxidos de nitrógeno NoX, y son más limpios.
Perfecto, pero ahí se acaban todas las ventajas. Para empezar, es prácticamente imposible que todo el mundo se vuelva eléctrico. Los barcos, aviones, camiones y un largo etcétera tardarían siglos en cambiar por una energía limpia, pero cada vez más cara.
Hablando del precio de la electricidad, la gran economía que supone un coche eléctrico ya no es tan importante como hace un año.
Y si nos referimos al ahorro en la compra de un coche eléctrico, podemos olvidarnos. Son caros, y las ayudas para motivar el cambio son ridículas.
Una familia que llega con dificultad a acabar el mes con un salario “normalito”, es prácticamente imposible que se pueda comprar uno, ni de segunda mano.
Si con un auto diésel de 3000 euros ya puede desplazarse, e incluso trabajar, ¿Le van a convencer de que se endeude de por vida hablando de la ecología y de lo barata que es la electricidad? Hagan números y verán que ya no es tan rentable.
Tratan de vender este invento con facilidades de aparcamiento (la famosa etiqueta de la DGT que te exime de pagar por dejarlo en la calle… de momento), ventajas para acceder al centro de las ciudades y en algunos peajes, y ventajas fiscales en el impuesto de matriculación…
¿Vale la pena? Porque en América, África, Asia … y en muchos países del mundo, seguirán con los motores de combustión.
Me pregunto si es descuido o es ignorancia. Sinceramente, viendo cómo Pedro Sánchez quiere agradar a Tirios y Troyanos (a los consumidores y a las compañías eléctricas) al mismo tiempo que quiere vender una imagen de político europeo e internacional siendo más papista que el Papa, creo que es el atrevimiento ignorante de una huida política hacia delante.
El pueblo (los ciudadanos de siempre que van a terminar pagando esta locura del coche eléctrico) todavía no se ha dado cuenta de la burrada que están haciendo…

Como dijo Galbraith: “Aunque todo lo demás falle, siempre podemos asegurarnos la inmortalidad cometiendo algún error espectacular” …

Mark de Zabaleta
 
Arriba