Hilo Japón

droblo

Super Moderator
Las políticas arancelarias del presidente Donald Trump reflejan una falta grave de entendimiento de la importancia del libre comercio y de las contribuciones de las empresas japonesas a la economía estadounidense, opinó el jueves el ministro de Comercio de Japón.

Hiroshige Seko, ministro de Economía, Comercio e Industria, advirtió en entrevista exclusiva con The Associated Press que Tokio podría tomar medidas si Estados Unidos cumple su amenaza de elevar en un 25% los aranceles a los automóviles importados. No dio detalles, pero tampoco descartó que pudiera haber aranceles en respuesta.

“Las automotrices japonesas son un importante contribuyente de la economía estadounidense”, dijo Seko en una entrevista en sus oficinas en Tokio. “Si la industria automotriz japonesa es debilitada, no será capaz de invertir en Estados Unidos”.

Seko también expuso su preocupación por la creciente disputa comercial entre Washington y Beijing y dijo que este tipo de acciones amenazan a toda la economía mundial. Ambos países se impusieron entre sí el jueves aranceles adicionales a vehículos, maquinaria y otros bienes por un valor de miles de millones de dólares.

“Esto definitivamente no aporta a la economía mundial y las empresas japonesas están enviando partes a China para terminarlas como productos ahí, que luego son exportados a Estados Unidos y los efectos ya se están sintiendo”, agregó el ministro. “Al final, esto dañará a las economías de Estados Unidos y China”.

Seko dijo que simpatiza con los “sentimientos” de Trump de preocuparse por el creciente déficit comercial de Estados Unidos, pero agregó que el primer ministro Shinzo Abe y otras autoridades japonesas han tratado pacientemente de persuadir al mandatario estadounidense de que los productos japoneses no representan una amenaza para Estados Unidos.

El déficit comercial anual de Estados Unidos con Japón totalizó más de 68.000 millones de dólares el año pasado. El de Estados Unidos con China fue de 376.000 millones.

La industria automotriz es uno de los impulsores de la economía japonesa: la exportación de vehículos y partes a Estados Unidos representan el 1% del producto interno bruto nipón.

Toyota Motor Corp. calcula que los aranceles a los vehículos podrían elevar hasta 6.000 dólares el costo de cada unidad exportada a Estados Unidos desde Japón. A niveles actuales, eso representaría 4.200 millones de dólares anuales.
 

droblo

Super Moderator
Estados Unidos y Japón, dos de las tres economías más grandes del mundo, anunciaron el miércoles que comenzarán a negociar un acuerdo bilateral de comercio.

Esto es un cambio significativo para Japón, que ha abogado fuertemente por el acuerdo comercial Transpacífico del que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos poco después de asumir la presidencia.

Trump hizo el anuncio tras reunirse con el primer ministro Shinzo Abe en Nueva York en actividades paralelas a la Asamblea General de Naciones Unidas.

Abe ha cultivado una relación cercana con Trump desde antes de la elección del 2016, pero las relaciones comerciales han sido difíciles, dado que el presidente republicano retiró a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico, o TPP, integrado por 12 países. El TPP había sido negociado por el gobierno del presidente Barack Obama y respaldado por Abe pese a una considerable oposición política en su país.

El gobierno de Trump, tratando de reducir el desbalance comercial de Estados Unidos con Japón, ha impuesto aranceles al acero y aluminio a la nación asiática. Estados Unidos también ha estado amenazando con imponer más aranceles a importaciones de autos, lo cual hubiera escalado significativamente las tensiones comerciales.

No quedó claro de inmediato si Japón tuvo algún tipo de beneficio, pero Estados Unidos y Japón dijeron en un comunicado conjunto emitido por la Casa Blanca que, “trataremos de buscar soluciones lo más pronto posible para otros asuntos relacionados a aranceles”.

“Hoy acordamos comenzar las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y Japón”, dijo Trump a la prensa, al lado de Abe. “Esto es algo que durante varios años Japón no quiso hacer por varias razones. Y ahora sí están dispuestos a hacerlo. Así que estamos contentos por eso. Y estoy seguro de que llegarán a una conclusión satisfactoria”.
 

droblo

Super Moderator
El gabinete de Japón aprobó el viernes un proyecto de ley que permitiría el ingreso de trabajadores extranjeros de clase obrera, mientras la cada vez más envejecida población se enfrenta a la falta de mano de obra.

El proyecto es una importante revisión a la política de mano de obra extranjera. Desde hace mucho el país se ha resistido a aceptar trabajadores extranjeros, excepto en el caso de médicos, maestros y personal para sectores altamente calificados.

La propuesta crearía dos categorías de visa para extranjeros que puedan trabajar en más de una decena de sectores donde falta personal, como enfermería, agricultura, construcción y servicios. El gobierno espera que la iniciativa sea promulgada en abril.

En un intento por calmar a los nacionalistas, el primer ministro Shinzo Abe negó que el relajamiento de la política económica sobre trabajadores extranjeros implique que Japón esté abriendo indiscriminadamente sus puertas a los inmigrantes.

Sondeos de la prensa muestran que la gente está dividida sobre el tema. Los que se oponen al plan están preocupados sobre un posible aumento de la delincuencia y que los japoneses se queden sin empleos, mientras que quienes apoyan la medida consideran que los trabajadores extranjeros son necesarios en sectores donde falta personal.

De acuerdo con el proyecto, quienes soliciten la primera categoría de visa necesitarán ciertas habilidades y hablar japonés, no podrán llegar con su familia y podrán quedarse hasta cinco años. La segunda categoría será para las personas más calificadas, que podrán llegar con su familia y que al final podrán solicitar la residencia permanente.

Algunos de los empleos que se ofrecían a los extranjeros eran para “técnicos entrenados” o estudiantes que estaban en programas de intercambio, considerados éstos últimos mal pagados.

El gobierno calcula que el número de trabajadores de clase obrera podría ser de medio millón en una década.
 

droblo

Super Moderator
La ciudad japonesa de Osaka será sede de la Feria Mundial en 2025, después de vencer a ciudades en Rusia y Azerbaiyán en la carrera para organizar un evento que se prevé atraiga a millones de visitantes y exhiba la economía y cultura locales.

Hubo gritos de júbilo entre los japoneses que estaban en el auditorio en París donde los 170 estados miembros del Buró Internacional de Exposiciones (BIE) votaron el viernes, favoreciendo la candidatura de Osaka.

El ministro de Economía y Comercio de Japón, Hiroshige Seko, estaba en el salón encabezando la delegación que celebró la victoria.

Ferias mundiales de años pasados permitieron la presentación de maravillas mundiales como la Torre Eiffel, la rueda de la fortuna de Chicago y la Aguja Espacial de Seattle. La versión de hoy busca hallar soluciones a desafíos que enfrenta la humanidad.

Osaka propuso una expo en una isla artificial con el tema “Sociedad 5.0” y sobre cómo apalancar la robótica y la inteligencia artificial para el bien público.

Las Ferias Mundiales _que se realizan cada cinco años_ pueden durar hasta seis meses y costar millones de dólares para organizar, pero pueden ayudar a poner a una ciudad en el mapa mundial y atraer la atención y visitantes internacionales. Milán fue la sede en 2015 y Dubái lo será en 2020. Ninguna ciudad de Estados Unidos la ha organizado desde la década de 1980.

La ciudad rusa de Ekaterimburgo fue finalista este año, la segunda derrota para el país en una organización internacional esta semana después de que el candidato ruso para encabezar la Interpol se vio superado por un rival surcoreano. Bakú, capital de Azerbaiyán, un país rico en petróleo que formó parte del bloque soviético, quedó en tercero.

Osaka se promovió como una opción segura y confiable, además de que ya una vez organizó la exposición en 1970, mientras que otras ciudades son menos conocidas y la habrían organizado por primera vez.

Los líderes de Osaka, la tercera ciudad de Japón y la más grande en el occidente del país, esperan que la feria revitalice una urbe que ha perdido mucho de su brillo frente a Tokio, la capital política y económica de la nación nipona.
 

droblo

Super Moderator
Un atún de aleta azul de 278 kilogramos (612 libras) fue vendido el sábado en una cifra récord de 333,6 millones de yens (3 millones de dólares) durante la primera subasta de 2019, después de que el famoso mercado Tsukiji fuera reubicado en el malecón de Tokio.

La oferta ganadora por el codiciado ejemplar, de una especie amenazada, superó en más del doble la cantidad del precio más alto de la subasta de Año Nuevo de 2013

El ganador de la subasta fue Kiyoshi Kimura, propietario de Kiyomura Corp. y de la cadena de restaurantes Sushi Zanmai. Kimura ha ganado la subasta anual en repetidas ocasiones.

La televisora japonesa NHK mostró a Kimura sonriendo y expresando su sorpresa por el elevado precio del atún este año. Pero añadió: “El atún que compré es de la mejor calidad”.

Los precios de la subasta estuvieron muy por encima de lo habitual para el atún de aleta azul. El precio regular del pescado es de 88 dólares por kilo (40 dólares por libra), pero el costo llega a superar los 440 dólares por kilo (200 dólares por libra) hacia finales del año, en particular por los codiciados ejemplares de Oma, en el norte de Japón.

La subasta del año pasado fue la última que se efectuó en Tsukiji antes de que el mercado fuera reubicado a una antigua planta de gas en la Bahía de Tokio. El traslado fue pospuesto en repetidas ocasiones debido a las preocupaciones sobre contaminación del suelo.
 

droblo

Super Moderator
Un laboratorio japonés de combustible nuclear cerca de Tokio detectó un escape de radiación en su instalación de procesamiento de plutonio, pero ningún trabajador fue expuesto, se informó el miércoles.

La estatal Agencia de Energía Atómica de Japón dijo que una alarma de radiación sonó luego que nueve trabajadores cambiaron las cubiertas plásticas en dos contenedores de MOX _una mezcla de plutonio y uranio_ y los sacaron de un compartimiento sellado.


JAEA dijo que los trabajadores, que llevaban máscaras, escaparon de la exposición a la radiación al correr a otra habitación. No se detectaron filtraciones fuera de los laboratorios en Tokai, al noreste de Tokio. La instalación cesó la producción de combustible nuclear en 2001 y está en proceso de desmantelamiento.

Se investiga la causa del escape radiactivo. La agencia mencionó un posible daño a las cubiertas plásticas durante el cambio de rutina.

Las autoridades nucleares japonesas han criticado reiteradamente a la JAEA por su mal historial de seguridad en años recientes. Una bolsa con plutonio se rompió durante una inspección en otras instalaciones operadas por la agencia en 2017 y cinco empleados se contaminaron. Un reactor reproductor en Monju está siendo sacado de servicio tras sufrir un accidente en 1995.

El golpeado programa de reciclaje de combustible nuclear de Japón, que posee de grandes cantidades de plutonio, ha creado preocupación internacional. Los críticos dicen que Japón debe dejar de extraer plutonio, dados los riesgos de su uso para armas nucleares. La JAEA posee aproximadamente la mitad de las 10,5 toneladas de plutonio separado que tiene Japón en el país, mientras que otras 37 toneladas han sido reprocesadas y son almacenadas fuera del país.

Para reducir la acumulación, Japón usa plutonio como MOX en reactores convencionales, pero el reinicio de operaciones de los reactores en plantas nucleares ha procedido lentamente en medio del persistente sentimiento antinuclear desde el desastre nuclear de Fukushima en 2011.
 
Arriba