Hilo Huawei y el comienzo de una Guerra Fría Tecnológica

droblo

Administrator
Alemania no puede construir una red móvil 5G sin el gigante tecnológico chino Huawei, al menos por ahora, dijo el ministro alemán del Interior, interviniendo en un asunto que causó tensiones entre Estados Unidos y sus aliados.

Washington ha presionado a sus aliados para que veten a Huawei, que es el principal proveedor de equipos de telecomunicaciones del mundo, de las nuevas redes 5G porque, según sostiene, la empresa supone una amenaza de espionaje.

Pero Alemania ha decidido no impedir que Huawei opte a contratos para construir las redes 5G del país y, en su lugar, acordó que las empresas deben cumplir estándares estrictos, lo que todavía podría dejar fuera al grupo chino.


El ministro del Interior, Horst Seehofer, el máximo responsable de la seguridad en el país, señaló que está “en contra de retirar un producto del mercado solo porque exista la posibilidad de que pueda suceder algo”, en declaraciones publicadas el sábado.

Según Seehofer, Alemania debe estar protegida contra el espionaje y el sabotaje, pero estimó que vetar a los proveedores chinos podría demorar la construcción de la nueva red entre cinco y 10 años, reportó el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

“No veo que en Alemania podamos establecer una red 5G en el corto plazo sin la participación de Huawei”, declaró Seehofer al periódico.
 

droblo

Administrator
El gobierno británico dijo el martes que la empresa tecnológica china Huawei podrá participar de su red inalámbrica de alta velocidad, pero quedará excluida de partes “medulares” del sistema.

La decisión del Consejo Nacional de Seguridad británico afecta las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y China.

Se considera que el programa de infraestructura es crucial para el futuro económico de Gran Bretaña en momentos que el país sale de la Unión Europea. Pero es una decisión cargada de peligros, ya que Estados Unidos se opone al contrato debido a temores de ciberespionaje y ha amenazado con suspender la seguridad.


El gobierno dijo el martes que está tomando algunas medidas que le permitirán “mitigar el riesgo potencial a la cadena de aprovisionamiento y combatir la gama de amenazas, sean cibercriminales o ataques patrocinados por estados”.

El primer ministro Boris Johnson y el presidente Donald Trump hablaron del asunto la semana pasada.

“No hay motivos para que no tengamos progreso tecnológico en el Reino Unido, permitamos a consumidores y empresas en el Reino Unido que tengan acceso a tecnología y comunicaciones fantásticas, pero a la vez proteger nuestros intereses de seguridad y nuestras sociedades cruciales con otras potencias de seguridad alrededor del mundo”, dijo Johnson.

Es una decisión sumamente difícil para el gobierno de Johnson, ya que podría enfirecer a uno de los aliados más estrechos de Gran Bretaña justamente cuando necesita un acuerdo comercial rápido después del Brexit. Pero Londres tampoco quiere ofender a Beijing, ya que necesita futuros acuerdos comerciales con China.
 

droblo

Administrator
El Departamento de Justicia agregó nuevos cargos delictivos contra el gigante tecnológico chino Huawei y dos de sus subsidiarias estadounidenses, al acusar a la compañía de asociación delictiva para robar secretos comerciales de competidores en Estados Unidos, anunciaron el jueves fiscales federales.

La compañía también está acusada de instalar equipo de vigilancia que permitió que Irán espiara a los manifestantes durante las protestas antigubernamentales de 2009 en Irán, y de hacer negocios en Corea del Norte a pesar de las sanciones estadounidenses.

Esto sucede mientras el gobierno del presidente Donald Trump plantea preocupaciones de seguridad nacional por Huawei, el fabricante de equipo para telecomunicaciones más grande del mundo, y presiona a sus aliados occidentales para que no incluyan las redes inalámbricas de alta velocidad de la compañía china.


La nueva imputación presentada por fiscales federales en Brooklyn se suma a los desafíos legales que atraviesa Huawei en Estados Unidos. En esta fiscalía la empresa enfrenta cargos por mentir a los bancos sobre acuerdos que violaban las sanciones económicas contra Irán, mientras que en una corte federal en Seattle la empresa enfrenta un caso por separado de robo de secretos comerciales.

Las acusaciones más recientes indican que Huawei conspiró para robar secretos comerciales y propiedad intelectual de compañías rivales en Estados Unidos. En algunos casos, afirman los fiscales, Huawei dirigió y ofreció incentivos a sus propios empleados para que robaran a la competencia, con bonos para quienes entregaran la información más valiosa.

La compañía también utilizó a profesores en instituciones de investigación para robar propiedad intelectual, según los fiscales.

La nueva imputación presentada en Brooklyn incluye cargos crimen organizado y conspiración para robar secretos comerciales.

Un abogado de Huawei no respondió de momento un mensaje telefónico y correo electrónico en busca de comentario.
 

droblo

Administrator
Un juez federal de Texas desestimó la demanda del gigante tecnológico chino Huawei contra una ley estadounidense que prohíbe que el gobierno y sus contratistas utilicen equipo Huawei por razones de seguridad.

La demanda, presentada en marzo del año pasado, intentaba afirmar que la ley es inconstitucional. Huawei argumentó que la ley seleccionó exclusivamente a la compañía para penalizarla, negarle un proceso justo y representaba una “sentencia de muerte”.

Sin embargo, una corte falló el martes que la prohibición no es punitiva y que el gobierno federal tiene el derecho de hacer negocios en otras partes.

Huawei, la primera marca tecnológica global de China, está al centro de las tensiones entre Estados Unidos y China por la competencia tecnológica y el espionaje digital. Desde hace años la compañía intenta acallar las acusaciones de que facilita el espionaje chino y que está controlada por el Partido Comunista.

La demanda fue presentada en Plano, Texas, la sede de las operaciones de Huawei en Estados Unidos. Fue desestimada antes de llegar a juicio. Los expertos señalaron que la demanda de Huawei tenía pocas posibilidades, pero que la compañía no tenía muchas opciones más para oponerse a la ley.

Huawei expresó su frustración y dijo que considerará futuras opciones legales.

El gobierno del presidente Donald Trump ha cabildeado agresivamente contra los aliados occidentales para prohibir el equipo de la siguiente generación de Huawei, las redes celulares 5G. Funcionarios del gobierno afirman que Huawei puede dar acceso furtivo a datos al gobierno chino, acusaciones que niega la compañía.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, también ha criticado a Huawei, incluso el lunes durante una conversación con reporteros en Bruselas, lo que convierte la oposición de Estados Unidos a Huawei en un esfuerzo bipartidista.
 

Sullivan

Member
Entiendo que Huawei es un gigante tecnológico actualmente pero la técnica de esta empresa no me gusta mucho
 

TristanSM

New Member
AHora no podemos sin las tecnologías chinas, aunque Alemania es un país desarrollado pero las tecnologías y la inteligencia de los chinos adelantan todos los países
 

droblo

Administrator
El presidente Donald Trump promulgó una ley el jueves que otorga 1.000 millones de dólares para ayudar a los pequeños proveedores de servicios de telecomunicación a reemplazar el equipo fabricado por las empresas chinas ZTE y Huawei.

El gobierno de Estados Unidos considera que esas compañías representan un riesgo para la seguridad, y ha presionado a sus aliados para que no usen los equipos de Huawei en las redes celulares de siguiente generación, conocidas como 5G. Ambas empresas han negado que China utilice sus productos para espiar.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) ya votó a favor de prohibir que las compañías telefónicas de Estados Unidos utilicen subsidios del gobierno para adquirir equipo de las dos compañías chinas. Esta propuesta de ley afecta en su mayoría a pequeñas compañías rurales, porque los principales proveedores de red en Estados Unidos no utilizan equipo chino.


La Casa Blanca dijo que usar a proveedores que no son confiables para construir infraestructura de telecomunicaciones es un riesgo para la seguridad nacional al exponer las redes a participantes que podrían estar influenciados por entidades extranjeras.

La ley crea un programa de reembolso que los pequeños proveedores de telecomunicaciones pueden utilizar cuando quitan y reemplazan equipo fabricado por entidades que se considera representan riesgos inaceptables para la seguridad nacional. La ley está dirigida a proveedores de telecomunicaciones con menos de 2 millones de clientes.

“El gobierno no se arriesgará a someter la infraestructura crucial de telecomunicaciones de Estados Unidos a compañías que son controladas por gobiernos autoritarios o adversarios extranjeros”, señaló la Casa Blanca en un comunicado.

Donald Morrissey, vocero de Huawei, dijo que la ley era un “intento poco realista de arreglar algo que no está descompuesto” y que afectará a los consumidores locales.

“La ley sigue sin contar con fondos suficientes, tardará más tiempo del previsto para llevarse a cabo y pondrá en riesgo a algunos de los clientes de Huawei, quienes operan en las zonas más desatendidas”, añadió Morrissey.
 

droblo

Administrator
El presidente de Huawei advirtió el martes que más pasos de Estados Unidos para incrementar presiones sobre el gigante tecnológico chino pudieran desatar una respuesta por Beijing que dañaría su industria global.

Huawei Technologies Ltd., que produce celulares y equipo de redes, reportó que sus ventas en el 2019 aumentaron en dobles dígitos pese a los límites impuestos en mayo a su acceso a componentes y tecnología estadounidenses. Pero el presidente Eric Xu dijo que el 2020 será su “año más difícil”, porque Huawei enfrenta sanciones y los problemas derivados de la pandemia de coronavirus.

ADVERTISEMENT

Huawei está en el centro de las tensiones con Washington por las ambiciones tecnológicas de China y posible espionaje que desataron la guerra de aranceles del presidente Donald Trump contra Beijing en 2018.

Xu dijo que no podía confirmar reportes noticiosos de que Trump trataba de extender controles para impedir el acceso a productos extranjeros que contienen tecnología estadounidense. Xu dijo que Huawei puede encontrar otras fuentes, pero advirtió que más presiones pudieran desatar represalias chinas contra compañías estadounidenses.

“Pienso que el gobierno chino no se va a quedar de brazos cruzados y ver a Huawei ser destruida”, dijo Xu en una conferencia de prensa en la ciudad de Shenzhen. Dijo que las presiones estadounidenses sobre suministradores extranjeros “serán destructivas para el ecosistema global de tecnología”.

“Si el gobierno chino procede con contramedidas, el impacto en la economía global sería enorme”, dijo Xu. “No sólo va a ser una compañía, Huawei, la destruida”.

Huawei niega acusaciones de Washington de que está controlada por el gobierno comunista chino y que facilita espionaje.
 

droblo

Administrator
El Ministerio de Comercio de China dijo el domingo que tomará “todas las medidas necesarias” en respuesta a las nuevas restricciones de Estados Unidos sobre la capacidad del gigante tecnológico chino Huawei de usar tecnología estadounidense. Beijing considera dichas medidas como un abuso del poder estatal y una violación a los principios del mercado.

En un comunicado en el sitio web del ministerio, un vocero cuyo nombre no se reveló dijo que las regulaciones también amenazaban la “cadena industrial y de suministro global”.

“Estados Unidos usa el poder estatal, bajo la famosa excusa de la seguridad nacional, y abusa de las medidas de control de las exportaciones para oprimir continuamente a empresas específicas de otros países”, dijo el comunicado.

China “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”, dijo.

Según las nuevas reglas, los fabricantes de semiconductores extranjeros que usan tecnología estadounidense deben obtener una licencia de Estados Unidos para enviar chips diseñados por Huawei a la compañía china.

El diseño de chips y los equipos de fabricación utilizados en las plantas de semiconductores del mundo son en su mayoría de fabricación estadounidense, por lo que la nueva norma afecta a los productores extranjeros que venden a Huawei y a sus afiliados, incluido HiSilicon, que fabrica chips para supercomputadoras con usos científicos y militares. El Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo que a las fundidoras extranjeras se les otorgaría un período de gracia de 120 días para los chips que ya están en producción.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo el viernes que Washington quiere evitar que Huawei evada las sanciones impuestas anteriormente por usar tecnología estadounidense para diseñar y producir semiconductores en el extranjero.

Huawei Technologies Ltd., la primera marca tecnológica global de China y fabricante de equipos de red y teléfonos inteligentes, está en el centro de un conflicto entre Estados Unidos y China por las ambiciones tecnológicas de Beijing.

Funcionarios estadounidenses dicen que Huawei es un riesgo de seguridad, lo que la compañía niega.

Se desconoce cuál será la respuesta de China, pero las partes ya están en conflicto por las acusaciones estadounidenses de robo de derechos de autor y comercio injusto.

Canadá arrestó al director financiero de Huawei, Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei, en diciembre de 2018 en un caso que provocó un escándalo diplomático entre los tres países. Beijing detuvo a dos canadienses en aparente represalia por el arresto de Meng.
 

droblo

Administrator
El gobierno británico se retractó el martes de su plan de dar a la empresa china de telecomunicaciones Huawei un papel limitado en la nueva red de telefonía móvil de alta velocidad, una decisión que tendrá amplias consecuencias para la relación entre Londres y Beijing.

Gran Bretaña impuso la prohibición después que Estados Unidos amenazó con anular un acuerdo para compartir información de inteligencia ante el temor de que los equipos Huawei permitan al gobierno chino infiltrar las redes británicas.

El secretario de cultura británico Oliver Dowden dio plazo a los operadores telecom hasta 2027 para retirar los equipos Huawei ya instalados en la red 5G británica.

“Ésta no ha sido una decisión fácil, pero es correcta”, dijo.

Añadió que a partir del fin de este año los operadores ya no deben comprar equipos 5G a Huawei.

El primer ministro Boris Johnson estaba bajo presión de los rebeldes en su propio Partido Conservador que criticaban la nueva ley china de seguridad para Hong Kong y su trato a la etnia uigur, además de los lazos de Huawei con el gobierno chino. Diez parlamentarios conservadores exigieron en una carta a Johnson que retirara a Huawei de la “infraestructura crítica del Reino Unido”.

En búsqueda de un equilibrio entre las presiones económicas y de seguridad, en enero Johnson acordó dar a Huawei una participación limitada en la red británica 5G, excluyendo a la empresa china de los componentes medulares del sistema y limitando su participación al 35% del proyecto en general.

Pero la decisión provocó un diferendo diplomático con Washington, que amenazó con anular la cooperación en materia de seguridad a menos que Gran Bretaña cortara la relación con Huawei. Con tal de excluir totalmente a Huawei de las redes de comunicación, en mayo, Estados Unidos impuso nuevas sanciones que prohibirán a empresas en todo el mundo utilizar maquinaria o programas de fabricación estadounidense para fabricar chips para la empresa china.
 
Arriba