Hilo Huawei y el comienzo de una Guerra Fría Tecnológica

droblo

Administrator
El canciller chino Wang Yi prometió el viernes tomar “todas las medidas necesarias” para defender a las compañías y ciudadanos chinos en el exterior en medio de choques legales entre el gigante tecnológico Huawei y Washington.
Wang dijo en una conferencia de prensa en Beijing que las recientes medidas legales contra compañías e individuos chinos son “una supresión política deliberada”.
El canciller respondía a una pregunta sobre la posición de China ante el arresto en Canadá de una ejecutiva de Huawei Technologies Ltd. bajo cargos criminales en Estados Unidos y la demanda de la compañía en un tribunal estadounidense dirigida a anular restricciones sobre la venta de su equipo de telecomunicaciones.
“Las recientes medidas contra empresas e individuos chinos específicos no son simples casos judiciales, sino supresión política deliberada”, dijo Wang.
Beijing tomará “todas las medidas necesarias para proteger resueltamente los derechos e intereses legítimos de empresas y ciudadanos chinos”, dijo.
“Respaldamos además a compañías e individuos que usan armas legales para proteger sus derechos e intereses y no ser ovejas calladas”.
El gobierno de China le ha exigido a Canadá que deje en libertad a la directora financiera de Huawei, quien enfrenta un pedido de extradición a Estados Unidos por cargos de mentirles a bancos sobre transacciones con Irán.
Wang no dio detalles sobre lo que pudiera hacer Beijing, pero un exdiplomático canadiense y un empresario canadiense han sido arrestados en China en lo que es considerado un esfuerzo para presionar a Ottawa.
Las autoridades chinas además han demorado importaciones de productos canadienses como Canadian canola, con la imposición de más inspecciones.
Mientras tanto, Huawei enfrenta cargos que incluyen robo de secretos industriales en una causa en una corte federal en Seattle. La compañía se declaró inocente este mes.
El jueves, Huawei anunció que presentó una demanda en una corte federal estadounidense en la que pide que se anule una porción de la ley de gastos militares de este año en Estados Unidos que le prohíbe al gobierno que use la tecnología de la compañía o lidie con contratistas que lo hacen.
 

droblo

Administrator
Expertos británicos en ciberseguridad dijeron el jueves que descubrieron problemas técnicos significativos en el software de la compañía china Huawei que representan riesgos para las redes celulares del país.

Es el asunto más reciente en una batalla global sobre Huawei, que según Estados Unidos podría estarle dando al gobierno chino acceso furtivo a datos secretos en todo el mundo.

El reporte anual difundido el jueves dijo que los funcionarios no están seguros de que Huawei esté en condiciones de solucionar los problemas, señalando que la compañía todavía no ha hecho nada para resolver los defectos identificados en el informe del año pasado.


El gobierno estadounidense quiere que sus aliados europeos prohíban el uso del software de la compañía en las redes celulares de próxima generación que serán lanzadas en los próximos años, por temores de que el equipo de Huawei sea usado para espionaje. Sin embargo, Gran Bretaña se ha resistido hasta ahora, diciendo que puede lidiar con los riesgos sin necesidad de un boicot.

El reporte dice que solamente es posible dar “garantías limitadas” de que los riesgos a largo plazo para la seguridad nacional derivados de la presencia del software de Huawei en redes críticas de telecomunicaciones en Gran Bretaña puedan ser manejados adecuadamente.

El reporte apuntó que las autoridades británicas de ciberseguridad no consideraban que los defectos hallados eran resultado de “interferencia estatal de China”.

Desde 2010, el equipo de Huawei usado por las compañías británicas de telefonía celular ha sido inspeccionado por un centro de evaluación, que es financiado por la compañía china y supervisado por una junta encabezada por un funcionario británico.

Huawei negó que el reporte indique que las redes británicas son más vulnerables que lo que eran el año pasado.

“Entendemos las preocupaciones y nos las tomamos muy seriamente”, dijo la compañía en una declaración.
 

droblo

Administrator
Al gigante tecnológico Huawei se le debe permitir ayudar a mejorar la red de comunicaciones de Gran Bretaña, dijo el embajador de China en ese país, instando al gobierno a evitar el “proteccionismo” e ignorar la presión de otros países.

En un artículo publicado en el Sunday Telegraph, el embajador Liu Xiaoming argumenta que las autoridades británicas deben actuar de manera independiente y “de acuerdo con sus intereses nacionales”. Dice que “lo último que China espera de un ‘Reino Unido global’ verdaderamente abierto y justo es un campo de juego que no esté parejo”.


Estados Unidos ha presionado a los aliados para que excluyan a Huawei de las redes 5G ante la preocupación de que la compañía pueda proporcionar una puerta trasera para que la inteligencia china pueda acceder a infraestructura crítica.

Representantes de Huawei han negado cualquier riesgo de seguridad, diciendo que el fabricante de equipos de tecnología no tiene vínculos con el gobierno chino y opera como cualquier otra compañía internacional.
 

droblo

Administrator
La directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei va a comparecer de nuevo en un tribunal en Canadá para fijar una fecha para el comienzo de las audiencias de su extradición a Estados Unidos.

Canadá arrestó a Meng Wangzhou, hija del fundador de Huawei, el 1 de diciembre en respuesta a un pedido de extradición estadounidense.

Meng está acusada de mentirles a los bancos sobre las transacciones de la compañía con Irán, en violación de sanciones comerciales estadounidenses.

El arresto causó la furia de China, que detuvo a dos canadienses y cesó las importaciones de canola canadiense.


El Departamento de Justicia de Canadá dijo el miércoles que la audiencia en la corte se centrará en fijar las fechas como parte del proceso de extradición.

El abogado de Meng dijo en una comparecencia previa que la causa contra su representada tiene móviles políticos. Washington y Beijing están enfrascados en negociaciones comerciales.
 

Kristaps

New Member
En este tipo de guerra, siempre se mezclan las cantidades de las cuales la gente mortal común gira la cabeza. ¿Dónde podemos ver esas cantidades?))) Pero al menos acercarse a una vida rica ayudará a la bolsa http://topbrokers.es/
 

droblo

Administrator
Un ejecutivo de Huawei dijo el miércoles que posibles nuevas restricciones estadounidenses al acceso al mercado tendrán poco impacto sobre el gigante tecnológico chino dado su alcance global.

David Wang respondía a un reporte de Bloomberg News de que el presidente Donald Trump planea prohibir que las compañías celulares usen tecnología de firmas consideradas un riesgo de seguridad. Huawei se ha pasado una década batallando acusaciones estadounidenses de que facilita el espionaje chino.

Wang dijo que no había escuchado la noticia, pero expresó su confianza en que tendría muy poco impacto en Huawei, el mayor productor global de equipo de transmisiones para compañías celulares y de internet.


“Debido a nuestras operaciones globales, cualquier cambio en un país tiene poco impacto en nuestros negocios globales”, dijo Wang, que es miembro de la junta directiva de Huawei.

El mercado de Huawei en Estados Unidos se evaporó en el 2012 luego que un panel del Congreso calificó a la compañía como riesgo de seguridad. La empresa dice que eso tuvo poco impacto en sus operaciones en Europa y en los mercados emergentes, donde ha reportado un fuerte crecimiento.

Wang habló en un evento para lanzar el primer software autónomo de la compañía, un sistema de manejo de bases de datos llamado GaussDB, en un esfuerzo para establecerse en un mercado dominado por firmas occidentales como Oracle y SAP.

La compañía, la primera marca tecnológica global de China, se ha expandido consistentemente a nuevos segmentos pese a las presiones de Washington y otros gobiernos que argumentan que Huawei representa un riesgo de seguridad.

“Algunos expertos y gobiernos han tergiversado problemas tecnológicos de ciberseguridad como problemas políticos”, dijo Wang. “Eso no contribuye a construir un mundo con redes verdaderamente seguras”.

La compañía ha procedido con sus iniciativas pese al arresto el 1 de diciembre en Canadá de su principal ejecutiva financiera por cargos en Estados Unidos relacionados con posibles violaciones de sanciones comerciales a Irán.

En enero, Huawei dio a conocer el chip Kunpeng 920 para servidores de soporte a teléfonos celulares, streaming de video u otros servicios. Desarrolló además la línea Kirin de chips para celulares y microprocesadores Ascend para inteligencia artificial.
 

droblo

Administrator
El presidente Donald Trump emitió el miércoles un decreto aparentemente dirigido a prohibir el uso de equipos de la empresa china Huawei en las redes de Estados Unidos.

La medida declara una emergencia económica nacional que faculta al gobierno a prohibir la utilización de tecnología y servicios de “adversarios extranjeros” considerados “riesgos inaceptables” para la seguridad nacional, incluidos los que puedan servir al ciberespionaje y el sabotaje. No nombra países ni compañías en específico, y le da al Departamento del Comercio un plazo de 150 días para presentar regulaciones.

En una clara bofetada a Huawei, el departamento también puso a la compañía y sus filiales en una lista que las obliga a solicitar la autorización del gobierno de Estados Unidos cuando pretendan comprar tecnología estadounidense.

Actualmente Washington y Beijing están enfrascados en una guerra comercial que refleja, en parte, una disputa por el dominio económico y tecnológico a nivel mundial, y las medidas adoptadas el miércoles incrementan las tensiones.

La orden ejecutiva atiende las preocupaciones del gobierno estadounidense de que el equipo de proveedores chinos podría representar una amenaza de espionaje a la infraestructura de internet y telecomunicaciones de Estados Unidos. Huawei, el mayor proveedor de equipo de redes del mundo, ha sido percibido como un peligro entre los círculos estadounidenses de seguridad nacional durante buena parte de la última década.

Funcionarios judiciales y de los servicios de inteligencia aseguran que el espionaje económico y el robo de secretos comerciales en China son comunes.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses no han presentado evidencia de que algún equipo Huawei en Estados Unidos o en alguna otra parte del mundo haya sido alterado por el fabricante para facilitar el espionaje de Beijing. Huawei rechaza firmemente cualquier involucramiento con el espionaje chino.

Un alto funcionario del gobierno estadounidense, que solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre el asunto, dijo a la prensa en una llamada telefónica que la orden “no tenía dedicatoria a compañía o país alguno” y tampoco sería retroactiva. Las autoridades dijeron que prevén “controles provisionales” previos a las normas definitivas, aunque no fueron claros en este punto.

A través de un comunicado, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, dijo que el decreto es “un paso importante para volver más seguras las redes de Estados Unidos”.

“Es una señal para los amigos y aliados de Estados Unidos de lo lejos que Washington está dispuesto a ir para bloquear a Huawei”, dijo Adam Segal, director de seguridad cibernética en el Consejo de Relaciones Exteriores. Muchos en Europa se han opuesto a la fuerte campaña diplomática de Estados Unidos por implementar una prohibición total al equipo de la compañía china para la instalación de redes inalámbricas 5G.

El senador demócrata Mark Warner, vicepresidente de la Comisión de Inteligencia del Senado y exejecutivo de telecomunicaciones, describió el decreto como “una medida necesaria” en un comunicado que ratifica la aseveración del Departamento de Estado de que la ley china obliga a Huawei a actuar como un agente del estado. Sin embargo, advirtió que su puesta en marcha no “daña ni paraliza” las actividades legítimas de negocios.

El diario The Washington Post fue el primero en reportar la existencia de un borrador del decreto en junio pasado. Segal dijo que debido al estancamiento en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, la Casa Blanca “sintió que finalmente había llegado el momento de jalar del gatillo”.


Es una “señal de determinación de bajo costo para el gobierno de Trump”, dijo Segal, y recalcó que no hay mucho en riesgo en materia económica.

Las principales operadoras de telefonía inalámbrica y proveedores de internet en Estados Unidos se han comprometido a no utilizar equipo fabricado en China después de que la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes publicó un informe en 2012 en el que señaló que Huawei y ZTE, la segunda mayor compañía de telecomunicaciones de China, deberían ser excluidas por permitir el espionaje ordenado por Beijing. El año pasado, Trump firmó una medida que prohibía al gobierno estadounidense y a sus contratistas utilizar equipo de los proveedores chinos.

La Comisión Federal de Comunicaciones elabora una norma que cancelaría los subsidios a las compañías que utilicen cualquier equipo prohibido que represente una amenaza a la seguridad nacional. Los teléfonos móviles de Huawei son prácticamente inexistentes en Estados Unidos, y la semana pasada la comisión rechazó la solicitud de una compañía telefónica china para proveer servicios en el país.

Apenas 2% del equipo de telecomunicaciones comprado por las empresas de telefonía en Norteamérica en 2017 fue fabricado por Huawei. Las consecuencias económicas internas se limitarán principalmente a las pequeñas empresas de telefonía rural para las que los equipos de Huawei son atractivos debido a su bajo costo. Esto podría hacer más difícil ampliar el acceso a internet rápido en las zonas rurales.
 

Johngo

Well-Known Member
POST RELACIONADO

 

droblo

Administrator
El gobierno de China advirtió el jueves a Estados Unidos que “protegerá con determinación” a las empresas chinas, luego de que Washington etiquetó al gigante tecnológico Huawei de ser un riesgo de seguridad y de que impuso controles a las exportaciones norteamericanas.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, calificó las medidas de un “abuso en las medidas de control de las exportaciones”, luego de que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó en la víspera una orden que exige a los vendedores obtener una autorización para comerciar con Huawei.


Huawei Technologies Ltd., el mayor fabricante de conmutadores para empresas de telefonía e internet del mundo, lleva una década luchando contra las acusaciones de que facilita el espionaje chino.


“Urgimos a Estados Unidos a que detenga su enfoque equivocado”, dijo el portavoz Kang. “China tomará más medidas necesarias para proteger con determinación los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”, agregó Lu sin ofrecer más detalles.

Lu no dio detalles, pero los analistas advirtieron que los controles de exportación amenazan con empeorar un conflicto entre Estados Unidos y China por la tecnología y el comercio.

La restricción es “una grave escalada con China que, como mínimo, pone en duda la perspectiva de que continúen las negociaciones comerciales”, dijeron los analistas de Eurasia Group en un informe.

“A menos que se maneje con cuidado, es probable que esta situación ponga a las empresas estadounidenses y chinas bajo un nuevo riesgo”, agregó el informe.

El decreto emitido el miércoles por Trump declaró una emergencia económica nacional que faculta al gobierno a prohibir la utilización de tecnología y servicios de “adversarios extranjeros” considerados “riesgos inaceptables” para la seguridad nacional, incluidos los que puedan servir al ciberespionaje y el sabotaje.

No nombró países ni compañías en específico, y le dio al Departamento del Comercio un plazo de 150 días para presentar regulaciones.

En una clara bofetada a Huawei, el Departamento también puso a la compañía y sus filiales en una lista que las obliga a solicitar la autorización del gobierno de Estados Unidos cuando pretendan comprar tecnología estadounidense.

Actualmente Washington y Beijing están enfrascados en una guerra comercial que refleja, en parte, una disputa por el dominio económico y tecnológico a nivel mundial, y las medidas adoptadas el miércoles incrementan las tensiones.

La orden ejecutiva atiende las preocupaciones del gobierno estadounidense de que el equipo de proveedores chinos podría representar una amenaza de espionaje a la infraestructura de internet y telecomunicaciones de Estados Unidos. Huawei, el mayor proveedor de equipo de redes del mundo, ha sido percibido como un peligro entre los círculos estadounidenses de seguridad nacional durante buena parte de la última década.

Funcionarios judiciales y de los servicios de inteligencia aseguran que el espionaje económico y el robo de secretos comerciales en China son comunes.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses no han presentado evidencia de que algún equipo Huawei en Estados Unidos o en alguna otra parte del mundo haya sido alterado por el fabricante para facilitar el espionaje de Beijing. Huawei rechaza firmemente cualquier involucramiento con el espionaje chino.

Un alto funcionario del gobierno estadounidense, que solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre el asunto, dijo a la prensa en una llamada telefónica que la orden “no tenía dedicatoria a compañía o país alguno” y tampoco sería retroactiva. Las autoridades dijeron que prevén “controles provisionales” previos a las normas definitivas, aunque no fueron claros en este punto.

“Es una señal para los amigos y aliados de Estados Unidos de lo lejos que Washington está dispuesto a ir para bloquear a Huawei”, dijo Adam Segal, director de seguridad cibernética en el Consejo de Relaciones Exteriores.

Muchos en Europa se han opuesto a la fuerte campaña diplomática de Estados Unidos por implementar una prohibición total al equipo de la compañía china para la instalación de redes inalámbricas 5G.

El senador demócrata Mark Warner, vicepresidente de la Comisión de Inteligencia del Senado y exejecutivo de telecomunicaciones, describió el decreto como “una medida necesaria” en un comunicado que ratifica la aseveración del Departamento de Estado de que la ley china obliga a Huawei a actuar como un agente del estado. Sin embargo, advirtió que su puesta en marcha no “daña ni paraliza” las actividades legítimas de negocios.

Las principales operadoras de telefonía inalámbrica y proveedores de internet en Estados Unidos se han comprometido a no utilizar equipo fabricado en China después de que la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes publicó un informe en 2012 en el que señaló que Huawei y ZTE, la segunda mayor compañía de telecomunicaciones de China, deberían ser excluidas por permitir el espionaje ordenado por Beijing. El año pasado, Trump firmó una medida que prohibía al gobierno estadounidense y a sus contratistas utilizar equipo de los proveedores chinos.

La Comisión Federal de Comunicaciones elabora una norma que cancelaría los subsidios a las compañías que utilicen cualquier equipo prohibido que represente una amenaza a la seguridad nacional. Los teléfonos móviles de Huawei son prácticamente inexistentes en Estados Unidos, y la semana pasada la comisión rechazó la solicitud de una compañía telefónica china para proveer servicios en el país.

Apenas 2% del equipo de telecomunicaciones comprado por las empresas de telefonía en Norteamérica en 2017 fue fabricado por Huawei. Las consecuencias económicas internas se limitarán principalmente a las pequeñas empresas de telefonía rural para las que los equipos de Huawei son atractivos debido a su bajo costo. Esto podría hacer más difícil ampliar el acceso a internet rápido en las zonas rurales.
 

Kristaps

New Member
En este tipo de guerra, siempre se mezclan las cantidades de las cuales la gente mortal común gira la cabeza. ¿Dónde podemos ver esas cantidades?))) Pero al menos acercarse a una vida rica ayudará a la bolsa http://topbrokers.es/
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Zhao Lijian , subjefe de misión en la embajada china en Islamabad, tuiteó una foto el martes de una manzana cortada. "Se acaba de revelar por qué @realDonaldTrump odiaba tanto a una empresa privada de China", bromeó. “Mira el logo de Huawei. Se ha cortado APPLE en pedazos ... "

2589
 

droblo

Administrator
El fundador de Huawei se mostró confiado el martes en que las restricciones de Washington a las ventas de tecnología a la empresa tendrán poco impacto, y afirmó que el gigante tecnológico chino está hablando con Google sobre “medidas de alivio de emergencia” ante posibles pérdidas de servicios en sus smartphones.

Huawei Technologies Ltd., el mayor fabricante de equipos de redes para empresas de telefonía, tiene “reservas de suministros” si pierde el acceso a los chips estadounidenses, dijo Ren Zhengfei a reporteros chinos en declaraciones emitidas por la televisora estatal y otros medios.

El gobierno del presidente Donald Trump alega que Huawei es un riesgo para la seguridad. La orden emitida la semana pasada requiere permiso de Washington para vender tecnología estadounidense a la firma china, que niega las acusaciones de que facilita el espionaje chino.

Esos controles “no tendrán impacto dentro de esta empresa” ni en el desarrollo de la nueva generación de tecnología de comunicaciones, aunque algunas firmas de bajo costo podrían verse afectadas, señaló Ren.

Huawei ha desarrollado sus propios procesadores para algunos celulares y otros productos, pero depende de los proveedores estadounidenses para los componentes más avanzados.

Huawei y Google están discutiendo posibles “medidas de alivio de emergencia” para sus smartphones, que podrían perder el acceso a parte de los servicios de la firma estadounidense, apuntó Ren sin ofrecer más detalles.

Google, una división de Alphabet Inc., dijo el lunes que sus servicios básicos seguirán funcionando en dispositivos Huawei, que emplean su sistema operativo Android.

Google no ofreció detalles sobre qué servicios podrían verse restringidos, pero la empresa podría no poder transferir hardware o software directamente a Huawei, lo que podría tener repercusiones en mapas o en otros servicios que requieren el respaldo de la firma estadounidense.
 
Arriba