Hilo Estados Unidos

droblo

Super Moderator
Las empresas estadounidenses añadieron la menor cantidad de empleos en nueve años, reveló una encuesta privada en momentos en que fábricas, empresas de construcción y empresas mineras están reduciendo su personal.

La procesadora de nóminas ADP informó el miércoles que las empresas sumaron sólo 27.000 plazas en mayo, la menor cantidad desde marzo de 2010. En el sector de la construcción la baja fue de 36.000 y en el de la manufactura fue de 3.000.

Apenas en abril ADP reportó que las contrataciones fueron fuertes, al agregar 271.000 plazas, la mayor cantidad en nueve meses.


Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s Analytics, que ayuda a recabar los datos, opinó que la tendencia a largo plazo será más o menos el promedio de esos dos extremos, es decir unas 150.000 plazas. Ello sería un descenso comparado con el promedio de incremento mensual del año pasado, que fue de unas 225.000 plazas.

“La tasa de crecimiento de la economía ha disminuido pronunciadamente comparado con el año pasado”, dijo Zandi. “Eso está empezando a reflejarse en el mercado laboral”.

El crecimiento económico podría disminuir a una tasa mínima de un 1,5% para el trimestre abril-junio, abajo del 3% del año pasado. La debilidad en la economía mundial y la desaparición del efecto de los recortes impositivos en Estados Unidos están aletargando a la economía norteamericana.

Los aranceles aplicados a los productos chinos que importa Estados Unidos también podrían estar llevando a las empresas a postergar sus compras de equipos y maquinarias.

Las empresas pequeñas, es decir las de menos de 50 empleados, perdieron 52.000 puestos de empleo el mes pasado, mientras que las medianas añadieron 11.000 y las grandes, las de 500 o más empleados, incorporaron 68.000.

Las empresas pequeñas han tenido dificultades para contratar gente debido a que el número de desempleados ha disminuido. Las empresas grandes por lo general pueden ofrecer mejores salarios y más prestaciones, y se les facilita conseguir gente en un mercado laboral estrecho.

Las cifras de ADP no incluyen el sector público y suelen discrepar con respecto al reporte oficial del gobierno sobre el mercado laboral, que será difundido el viernes. Los economistas prevén que ese informe mostrará un incremento de 185.000 plazas y que la tasa de desempleo quedará en un 3,6%, la más baja en casi 50 años.
 

droblo

Super Moderator
Un intento bipartidista de aumentar los salarios de los legisladores de Estados Unidos, congelados desde hace 10 años, enfrenta obstáculos previsibles y está a punto de fracasar.
El tema ha provocado enfrentamientos en las filas demócratas, donde los legisladores de distritos competitivos que cumplen su primer período rechazan la idea de elevar los salarios.
Ante las protestas, los líderes demócratas resolvieron el lunes por la noche demorar las decisiones sobre la ley anual de financiación de las operaciones legislativas, una medida utilizada por los republicanos en los últimos ocho años para bloquear un aumento automático de los sueldos acorde con el costo de la vida.

El aumento anual está congelado desde el principio de la presidencia de Barack Obama y la mayoría de los legisladores nunca lo han recibido, incluidos los ultraderechistas elegidos en la primera oleada del movimiento conservador Tea Party en 2010.
Los legisladores ganan 174.000 dólares al año, un salario que no es ni de lejos tan rendidor como solía serlo, sobre todo con el aumento de los precios de la vivienda en la capital. Muchos legisladores prefieren dormir en sus oficinas durante las semanas en Washington en lugar de mantener dos viviendas.
Es un dilema terrible, sobre todo para los demócratas que representan distritos disputados. Adicionalmente, también puede surgir en las primarias republicanas.
El tema del salario siempre ha sido dominado por los que poseen información privilegiada, que son cada vez menos. Muchos de los veteranos poderosos que facilitaban la controversia en el pasado y protegían el aumento anual ya se han ido.
El problema del salario se remonta a un paquete bipartidista de 1989 en el cual los legisladores obtuvieron un gran aumento a cambio de desistir de las conferencias pagas, de las cuales abusaban los más influyentes. Las reformas colapsaron tras una batalla olvidada en torno a un proyecto de gastos poco conocido, manejado por el demócrata Steny Hoyer quien desde entonces ha ascendido al puesto número dos en la cámara y es el principal impulsor del aumento.
 

droblo

Super Moderator
"Los modelos sugieren más del 70% de probabilidad de recesión en los próximos 24 meses. La banca en la sombra, la deuda empresarial y el apetito por el riesgo representan las principales banderas rojas. La respuesta "dovish" de la Fed tiene el potencial para negar los riesgos a la baja en el corto plazo" http://bit.ly/2IFR4Mw
 
Arriba