Hilo de Venezuela

Tizo

Well-Known Member
China y Venezuela firmaron varios acuerdos el domingo durante una visita a Beijing del presidente de la nación sudamericana, que pretende fortalecer los vínculos económicos entre Venezuela y su principal acreedor.

El presidente Nicolás Maduro dijo al presidente chino Xi Jinping que el principal objetivo de su viaje es consolidar y ampliar la cooperación estratégica entre ambos países que comenzó el fallecido mandatario Hugo Chávez con los líderes chinos. Chávez murió en marzo tras 14 años en el poder.

Ambos firmaron 12 acuerdos el domingo, inclusive uno relacionado con una nueva línea de crédito por 5.000 millones de dólares de un fondo financiero, ciencia, tecnología, educación y una iniciativa conjunta de desarrollo entre el ente chino estatal de crudo Sinopec y la entidad nacional venezolana.

También firmaron un acuerdo de cooperación e intercambio entre la administración china de vuelos espaciales y el ministerio de ciencia de Venezuela en relación con satélites remotos. No se dieron detalles sobre los acuerdos.

Maduro dijo el domingo a su contraparte chino que Venezuela se encuentra en una fase importante de transformación económica y desea diversificar su estructura económica.

Dijo creer que estos objetivos podrían cumplirse esta década a través de intercambios y proyectos de cooperación actuales y futuros entre los dos países.

Xi llamó a Maduro de un "buen amigo de China" y dijo que su visita impulsará las relaciones bilaterales "a nuevas alturas".

A través de su cuenta en la red social de Twitter, Maduro confirmó que entre los acuerdos destaca una nueva línea de crédito de 5.000 millones de dólares con el Banco de Desarrollo de China como parte del fondo binacional que mantienen los gobiernos de Caracas y Beijing.

"Tenemos excelentes noticias para el país. Acordamos un crédito de 5 mil millones de Dólares para el desarrollo", escribió el mandatario venezolano en Twitter.

"Con este crédito financiaremos: viviendas, agricultura, transporte, industria, vialidad, electricidad, minería, salud, Ciencia y tecnología", agregó en otro mensaje.

Desde el 2008 Venezuela y China crearon un fondo binacional para el financiamiento de proyectos entre ambos países. El gobierno venezolano ha recibido cerca de 36.000 millones de dólares a través de ese fondo. Venezuela ha ido cancelando el financiamiento con petróleo.

En tanto, con el Eximbank de China se acordó un préstamo para Venezuela que será empleado en la construcción de un nuevo muelle de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

"Hemos firmado financiamiento de 391 millones de dólares con el Eximbank para la construcción del terminal marítimo", indicó Maduro. PDVSA informó que la terminal marítima se localizará en la localidad costera de Morón, cercana a la refinería El Palito, a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas.

"En el siglo XXI China y Venezuela seguiremos nuestro destino común, de desarrollo y prosperidad para nuestros pueblos", agregó.

Venezuela ha intensificado en los últimos siete años sus relaciones diplomáticas y comerciales con China como parte de la estrategia del gobierno para diversificar su cartera de clientes internacionales, lo que incluye un aumento en las ventas de petróleo.

China y Venezuela han invertido unos 12.000 millones de dólares en un fondo para desarrollar proyectos conjuntos en áreas que incluyen la producción petrolera, infraestructura y agricultura.

Alterno al fondo las autoridades chinas han autorizado préstamos a Venezuela por más de 20.000 millones de dólares que el gobierno está pagando con petróleo.

Venezuela es uno de los más grandes exportadores de petróleo del mundo y China uno de los mayores consumidores. El gobierno venezolano está vendiendo a China unos 640.000 barriles por día, y tiene proyectado para el 2015 elevar las ventas a un millón de barriles.
 

Tizo

Well-Known Member
ntonio Sánchez-Gijón.– Aumenta el número de señales indicando una creciente militarización de la forma de gobernar Venezuela. Mandos militares van a formar "estados mayores" en cada ministerio, en los que se dedicarán a funciones asesoras y de planificación. Se interpreta esta decisión como un medio de contener el deterioro de la gobernabilidad del país, después de una serie de perturbaciones en el suministro de electricidad, desabastecimiento de productos básicos, entre ellos carburantes y papel higiénico, violencia callejera, grupos criminales armados imponiendo su ley por barrios, y un deterioro creciente de la economía. El gobierno no quiere llegar a las elecciones municipales de diciembre bajo unas condiciones tan deterioradas.

Lo peor puede estar por llegar: observadores independientes consideran insoportable la situación del tesoro público, y se duda que el gobierno pueda evitar una pronta devaluación del bolívar. Si ésta se produjera, la resultante inflación de precios al consumo podría producir fuertes protestas contra el gobierno. La inflación de los doce últimos meses algunos la estiman en 45%.

Pedro Palma, anterior presidente de la Academia de ciencias Económicas, considera que la devaluación es inminente. La actual cotización de 6,3bol/1$ es insostenible, afirma.

La incertidumbre financiera se entrelaza estrechamente con un sentimiento de inseguridad interior. Desde hace semanas el gobierno lanza señales de alarma respecto de supuestas conspiraciones internas, estimuladas, según alega, por los diplomáticos norteamericanos acreditados en Caracas, tres de los cuales (los más altos funcionarios de la embajada en ese momento) fueron expulsados el 30 de septiembre. A este mismo estado de alerta corresponde el hecho de que el presidente Nicolás Maduro cancelase su comparecencia ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, y volase directamente desde Canadá, donde se encontraba de visita, a Caracas, así como la suspensión de un encuentro previsto con los presidentes Correa de Ecuador y Evo Morales de Bolivia, acto al que Maduro iba a asistir acompañado con un importante séquito militar.

Maduro anunció, en el mismo día de la expulsión de los diplomáticos, la creación de un Centro Estratégico para la Seguridad y la Protección de la Patria, encargado de hacer frente a las amenazas a la seguridad nacional. El nuevo organismo estará en estrecha coordinación con el estado mayor operativo de las fuerzas armadas y los Servicios de Inteligencia y de Contrainteligencia Bolivarianos.

Desde hace semanas agentes de la milicia bolivariana, un cuerpo ideologizado y semimilitarizado, han ocupado los puestos de cajeros en los supermercados. Las nuevas medidas llegarán aún más lejos. Las explicó el propio presidente Maduro el 1 de octubre: "Dentro de muy poco vamos a reestructurar todo el gobierno en su estructura interna de funcionamiento, para que los ministros tengan verdaderos estados mayores bien definidos. Y digo estados mayores tomando el concepto de organización militar de máximo nivel". Está previsto que los estados mayores "alojados" en los ministerios sean órganos asesores para la planificación económica, dejando en manos de los ministros las decisiones últimas.

Por la retórica que usa el presidente, se diría que las amenazas de subversión del estado son inminentes. En un discurso el pasado día 4, Maduro dijo que octubre "será un mes definitorio", y convocó a sus camaradas a estar preparados contra "las agresiones al pueblo" y contra "una guerra criminal contra el pueblo venezolano", desatada por "quienes quieren llevarnos al caos".

En previsión de un ominoso mes de octubre, el 25 de septiembre el gobierno anuncio medidas que aligeraban los procedimientos de importación de bienes de primera necesidad, facilitando para ello las necesarias divisas. Estas salidas monetarias ponen al mínimo el flujo de caja disponible por el Tesoro, quedando éste críticamente dependiente de las transferencias de la estatal Petróleos de Venezuela, que a su vez tiene un compendio muy serio de problemas de financiación, y también de credibilidad entre la industria energética mundial.

El deterioro de las finanzas venezolanas se aceleró durante el mandato de Maduro (desde marzo del 2013). A primeros de año las reservas se calculaban en casi $30.000 millones, y hoy son estimadas en $22.000 millones. La mayor parte de las reservas están depositadas en oro, y el disponible líquido se estima en menos de 2.000 millones.

La confianza de los socios extranjeros de Venezuela se debilita. Según El Nacional, China negó recientemente una petición de ayuda líquida, y ofreció en su lugar inversiones directas en infraestructuras, por $5.000 millones, a cambio de futuros suministros de petróleo.

Rusia tampoco va a echar una mano. La rusa Lukoil se propone liquidar su participación en el consorcio que, junto con la estatal Rosneft, explota el proyecto Faja del Orinoco, de petróleo pesado. Otras dos subsidiarias de Rosneft también abandonan. Razón: "las compañías son plenamente conscientes de los riesgos políticos, y han comenzado a retirarse, una a una", declaró Alexander Pasechnik. Analista del Fondo Nacional de Seguridad Energética, de Rusia.

Venezuela, posiblemente la primera potencia mundial en reservas de hidrocarburos, lucha desesperadamente por seguir jugando un papel importante en el mercado mundial del petróleo. Si en 1997 exportaba 3,1 millones b/d, actualmente solo logra suministrar 1,7 millones b/d. Además, debe pagar con sus ingresos los generosos programas sociales creados por el difunto presidente Chaves.

El mecanismo de pagos entre PdVSA y el Banco Central de Venezuela es seriamente perjudicial para la compañía. Los dólares que recibe por sus ventas al extranjero los entrega al Tesoro, pero debe comprar los dólares que necesita para operar vendiendo bonos al Tesoro, por los que recibe una de las cotizaciones oficiales del dólar. La mayor parte la recibe en la más baja, de 6,3 bol/1$, mientras el mercado negro lo paga en torno a 40bol/1$.

Dado que Venezuela posee pocos bienes exportables aparte del petróleo, así como una crónica insuficiencia de productos de primera necesidad (20% de déficit en alimentos), el gobierno se halla constantemente bajo intensa presión para conseguir divisas para la importación, estrechamente controlada por el gobierno. Existen cinco tipos de cambio, cada uno para un cierto tipo de actividad económica.

Junto a las distorsiones producidas por un sistema tan abstruso, está la pobre calidad de las estimaciones que el gobierno hace sobre las necesidades del país. El propio presidente interviene en la compra directa de alimentos en el extranjero, como el 11º Plan Excepcional para el Suministro de Productos de la Cesta Básica. Se dedicarán $4.660 millones para la compra de 3,57 millones de toneladas de alimentos. Técnicos del mercado afirman que con importaciones por $2.000 o 3.000 millones bastarían. En opinión de Carlos Machado Allison, profesor de IESA, Venezuela tiene el peor comportamiento en su política de alimentos, de entre todos los países latinoamericanos: casi todos son exportadores netos, excepto Venezuela.

La alarma por la que se ve poseído el gobierno tiene más que ver con las consecuencias de una devaluación, que se ve inevitable, que con conspiraciones externas. Lo expresa claramente Pedro Palma: "Estamos al borde del precipicio, y son necesarias medidas heroicas", declaró el sábado pasado a El Universal. Para heroísmos, nadie más apropiado que los militares, debe pensar el presidente Maduro, inquieto por la que se le viene encima a Venezuela..., y a su novata presidencia.
 

Tizo

Well-Known Member
Mientras la inflación sigue escalando en Venezuela y se hace más aguda la carencia de bienes básicos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la situación económica en ese país se está volviendo "insostenible".

El duro diagnóstico fue hecho por Adrienne Cheasty, subdirectora del organismo financiero internacional para las Américas.

La de Venezuela "es una situación difícil, probablemente insostenible", afirmó la ejecutiva, quien habló al margen de la asamblea del Fondo y el Banco Mundial en Washington.

El director de dicho departamento del FMI, Alejandro Werner, también describió con tintes sombríos el panorama de la nación sudamericana.

"Vemos que los desbalances macroeconómicos en Venezuela se hacen más y más anchos. Las cifras de inflación han escalado significativamente, y la escasez y los cuellos de botella en la economía se han agudizado", señaló.

La inflación anualizada en Venezuela rozó 50% en septiembre, la mayor en América Latina, luego de registrar un aumento de 4,4% sobre el mes anterior, informó el jueves el Banco Central venezolano (BCV).

"La situación se está complicando cada vez más y, eventualmente, un ajuste significativo será necesario" porque lo que se ha hecho hasta ahora "no es suficiente", señaló Werner.

El alto ejecutivo recordó que el Fondo no obtiene información directamente del gobierno venezolano, que rechaza toda evaluación de la economía del país por el organismo internacional desde hace siete años.

Baja tasa de crecimiento

A pesar de su oposición a las recomendaciones del FMI, Venezuela nunca se retiró de la institución, como amenazó repetidas veces el fallecido Presidente Hugo Chávez.

Venezuela cerrará 2013 con la menor tasa de crecimiento de la región -excepto algunos países del Caribe- con un 1%, según el FMI, aunque es mejor a la previsión de 0,1% que el organismo publicó en abril.

El Fondo estimó entonces que el nuevo gobierno del presidente Nicolás Maduro, electo en abril, aplicaría una reducción del gasto público, lo que no ha ocurrido.

Los venezolanos han enfrentado desde hace años la ausencia cíclica de alimentos como café, harina, azúcar y aceite o de productos de higiene personal, como papel sanitario. Al mismo tiempo, algunos hospitales denuncian la falta de insumos.

El gobierno chavista, en tanto, apela a un supuesto "sabotaje económico" emprendido por la oposición para explicar los problemas económicos del país.
 

Johngo

Well-Known Member
Economía venezolana no es sostenible

En algunos artículos anteriores hemos comentado que la economía venezolana viene de capa caída aún y con la cantidad de millones de millones de dólares por la venta de petróleo.

Devaluaciones, inflación, desabastecimiento, exceso de burocracia, autoritarismo, pérdida de soberanía, una deuda externa de $ 120 mil millones de dólares, que ha crecido 94% desde 2008, y un despilfarro del gobierno chavista tienen la economía de Venezuela al borde del colapso.

Hace solo unos días, el Washington Post escribió en su editorial una alerta sobre el régimen del Sr. Maduro que dice entre otras cosas que: “El gobierno del Sr. Maduro es asediado por las consecuencias de 14 años de políticas económicas desastrosas: inflación que se ha elevado por encima del 45 por ciento, grave escasez de alimentos básicos, como los alimentos y el papel higiénico, apagones crónicos, incluyendo uno que resultó las luces en el 70 por ciento del país el mes pasado, y una de las tasas más altas del mundo de la delincuencia violenta”. Agrega más adelante “Aunque parezca increíble, un país que recibe $90 mil millones al año en ingresos del petróleo carece del dinero para importar bienes de consumo básico” Termina el editorial afirmando que el gobierno de Maduro “parece estar dirigido hacia el colapso total”.

Venezuela, on the path to implosion, expels diplomats - The Washington Post

Todo esto los actuales gobernantes lo saben, pero no lo reconocerán públicamente, el pueblo lo sabe porque lo siente a la hora de comprar, y los organismos internacionales como el FMI declaran que esta economía no es sostenible como veremos a continuación.

El periódico Universal informó el 11-10-13 que el “El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que la situación económica en Venezuela “no es sostenible” El director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo señaló que deben hacerse “correcciones” en la economía venezolana para hacer frente a estos “desequilibrios que hacen que la situación actual “no sea sostenible”, a no ser que “se hagan correcciones”.

Agrega el comunicado que la inflación subió en Venezuela y que los indicadores de escasez son muy importantes, aseguró a la agencia EFE Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

Y nos dice además que Los últimos cálculos del organismo internacional señalaron que la inflación en Venezuela terminará en el 2013 en un 46% y el crecimiento será de un 1% para este año.

Fmi Afirma Que La Situacion Economica En Venezuela No Es Sostenible - Economia - El Universal

Si no se cambian las directrices y se continua con las políticas económicas que hasta el momento ha definido el gobierno chavista, el colapso de la economía vendrá y con ello la del gobierno actual. / Octubre 12, 2013 / By Carlos Vilchez Navamuel

NOTA: y encima el inmaduro ha pedido superpoderes. La pregunta que se hace todo el mundo es ¿a donde va a parar el dinero del crudo?
 

Tizo

Well-Known Member
Las autoridades venezolanas descartan un posible ajuste cambiario alegando que no hay necesidad de una medida de ese tipo en el corto plazo.

El ministro de Petróleo y vicepresidente del área económica, Rafael Ramírez, negó versiones recientes de que el gobierno estaría considerando una devaluación debido a una importante merma en las reservas internacionales.

Los analistas atribuyen la merma a la alta dependencia que mantiene Venezuela de la fluctuación del oro en los mercados externos.

Al descartar la devaluación, Ramírez indicó que una medida de ese tipo no tiene sentido porque el gobierno cuenta con las "divisas necesarias" para satisfacer y fortalecer la producción en el país.

El ministro ha dicho que la petrolera estatal PDVSA tiene previsto entregar este año al Banco Central de Venezuela 47.312 millones de dólares, de los cuales ya aportó más de 70% hasta septiembre.

Durante este año, las reservas internacionales han registrado una caída de 27,85% que las llevó a 21.466 millones de dólares para el 16 de octubre, situación que preocupa a los analistas y líderes de oposición.

Acotó que además de las reservas existen "mecanismos alternos para garantizar divisas" como el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), donde el Banco Central por ley debe transferir dos veces al año los "excedentes de las reservas internacionales".

Ramírez, empero, advirtió que se tomarán medidas para alcanzar "un control más estricto de las divisas que les están robando al pueblo".

En ese sentido comentó que será modificada la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para hacerla más eficiente y evitar que los agentes económicos puedan cometer irregularidades. "Que no nos sobrefacturen", acotó.

Cadivi tiene a su cargo el suministro de divisas oficiales para atender los requerimientos del sector público y vender dólares a las empresas y personas naturales.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control sobre el tipo de cambio. El precio oficial del dólar es actualmente es 6,30 bolívares, pero su valor en el mercado paralelo se cotiza a más de siete veces.

Las declaraciones del ministro se produjeron en el marco de reactivación el viernes de las subastas de divisas, que estaban paralizadas desde finales de agosto. El gobierno, en paralelo, estudia el diseño de un sistema alternativo de venta de dólares con la intención que este en definitiva dinamice la economía y ayude a aliviar el desabastecimiento de productos básicos.

En la subasta del viernes fueron adjudicados 100 millones de dólares, de ellos 5,48 millones de dólares serán liquidados a personas particulares y 41,45 millones de dólares para importaciones de juguetes, alimentos y otros bienes de consumo masivo durante los festejos de Navidad y Aaño Nuevo.

Cadivi ha liquidado durante el año 33.143 millones de dólares para importaciones y para atender los requerimientos de los viajeros, estudiantes y personas con problemas de salud que se atienden en el exterior, informó.

Ramírez admitió que el mercado paralelo está generando fuertes presiones en la economía y la inflación. En los últimos 12 meses, los precios han crecido 49,4%, la tasa más alta en más de una década.

El ministro adelantó que el gobierno tendrá próximamente "los elementos para combatir el dólar paralelo", sin dar detalles.

El presidente Nicolás Maduro presentó el 8 de octubre a la Asamblea Nacional una solicitud para una ley habilitante que le daría poderes para legislar por un año en diversas áreas. Maduro ha señalado que, de aprobar el Congreso esa ley especial, la utilizaría para emitir regulaciones para combatir la corrupción y lo que ha denominado la "guerra económica".
 

Johngo

Well-Known Member
Críticas y sarcasmo por la "oficina" de la felicidad

NOTA: Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.
(SIMÓN BOLÍVAR 1783-1830. Militar y político venezolano)

El nuevo viceministerio creado por Maduro fue recibido con dosis de indignación y de humor

CARACAS.- No se trata de un sketch humorístico ni tampoco de una conspiración mediática nacida en las entrañas del Imperio. Todo lo contrario: la creación del viceministerio de la Suprema Felicidad Social , anunciada anteayer, es la última estrategia electoral del presidente venezolano, Nicolás Maduro, sugerida por su mujer, Cilia Flores, "la primera combatiente de la Revolución", en medio de la mayor crisis social y económica de la última década.

Una iniciativa polémica que Venezuela recibió con dosis de indignación, humor y sarcasmo. "El viceministerio de la Suprema Felicidad bajó el dólar paralelo a 4,30 bolívares", bromeó el Chigüire Bipolar, un personaje humorístico creado para hacer las delicias políticas de la oposición. Precisamente ayer, el dólar en el mercado negro superó la barrera de los 50 bolívares por cada billete verde.

"Ridículo internacional", "asombro", "incredulidad", "bonito nombre para una secta" y decenas de juegos de palabras, más o menos imaginativos, tomaron ayer las redes sociales, las calles e incluso las habituales colas que los venezolanos hacen todos los días para comprar alimentos y productos básicos.

"Felicidad Suprema es esa felicidad galopante que se siente cuando vas a cinco supermercados y no se consigue leche", se quejaba amargamente un caraqueño.

"El verdadero viceministerio de la Suprema Felicidad será el que se encargue de hacerle las valijas a Maduro", señaló, mucho más seria, la diputada opositora María Corina Machado.

"Maduro se burla de los venezolanos. Ese ministerio no tiene nada que ver con las familias que tienen que llorar a sus muertos. Nadie se siente feliz cuando le roban su auto o cuando va al supermercado", destacó Antonio Ledezma, alcalde mayor de Caracas y candidato opositor en las próximas elecciones municipales, en diciembre.

La oposición, en tropel, aprovechó la nueva oportunidad que les brindó Maduro para criticar su gestión gubernamental, que atraviesa una zona de huracanes: inflación anual en torno al 50%, escasez, desabastecimiento, hospitales públicos bajo mínimos, apagones eléctricos y la desbocada violencia urbana, capaz de matar todos los días en Caracas a 17 personas.

Los seguidores del oficialismo, en cambio, se limitaron a anunciar la medida sin mucha alharaca, buscando antecedentes históricos en un discurso de Simón Bolívar.

La creación del nuevo viceministerio se trata, en realidad, de una reorganización de las famosas misiones o programas sociales de Chávez , que habían perdido gran parte de su efectividad a golpes de corrupción y burocracia. Las primeras misiones, como Barrio Adentro (médicos cubanos en las barriadas populares a cambio de petróleo), fueron sugeridas por Fidel Castro a Hugo Chávez como fórmula para remontar su popularidad tras el golpe de 2002 y el paro petrolero, y así triunfar en el referéndum revocatorio que le planteó la oposición.

"Estas misiones tenemos que llevarlas al cielo, ése es nuestro agradecimiento a Chávez", insistió Maduro, empeñado en destacar que se trata de "un avance social en el marco del capitalismo".

La iniciativa del matrimonio presidencial sucede pocas horas después de que el propio Maduro dejara atónito al país al decretar el 8 de diciembre (jornada de las elecciones municipales) como el Día de la Lealtad y Amor a Chávez.

"La lealtad se tiene que probar todos los días, en el amor a la patria. Será una jornada patriótica especial, de difusión del pensamiento de Chávez", añadió.

Dos arrebatos de romanticismo político, que buscan evidentes beneficios electorales, en el momento de mayor debilidad para Maduro. Y que fueron defendidos a capa y espada por el propio mandatario, ayer a través de su Twitter: "Amor y lealtad para el 8-D con el legado de nuestro comandante Chávez, ahora que los fascistas arremeten contra la patria".

El oficialismo culpabiliza a la "burguesía parasitaria" y la "Trilogía del Mal" (el gobernador Henrique Capriles, la diputada Machado y Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular) de la "guerra económica" que golpea Venezuela. "Hay un pueblo decidido a seguir el camino de la dignidad para construir el socialismo como sueño supremo", sentenció Maduro.

Por Daniel Lozano | Para LA NACION
Críticas y sarcasmo por la "oficina" de la felicidad - 26.10.2013 - lanacion.com  
 

Tizo

Well-Known Member
Los turistas que ingresen a Venezuela podrán cambiar hasta un máximo de 10.000 dólares al año a una tasa diferente de la oficial como parte de los esfuerzos del gobierno para evitar una devaluación y que esas divisas alimenten el mercado paralelo.

"Las personas naturales no residentes... podrán vender anualmente hasta 10.000 dólares... por los operadores cambiarios autorizados a estos efectos por el Banco Central de Venezuela (BCV), al tipo de cambio de compra que este último determine", informó el jueves el Ministerio de Comunicación e Información en un comunicado.

La medida entró en vigor luego de su publicación en la Gaceta Oficial el miércoles.

La tasa turística se aplicará también a las tarjetas de crédito emitidas en el extranjero y que sean utilizadas en el país.

"Los bancos autorizados podrán retener 25% de las divisas adquiridas por la aplicación de este convenio cambiario; el resto de las divisas adquiridas deberán ser vendidas al BCV", agregó el escrito.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control sobre el tipo de cambio. El precio oficial del dólar es actualmente es 6,30 bolívares, pero su valor en el mercado paralelo se cotiza a siete veces más.

Voceros del gobierno han admitido que el mercado paralelo está generando fuertes presiones en la economía y la inflación. En los últimos 12 meses, los precios han crecido 49,4%, la tasa más alta en más de una década.

Las autoridades niegan versiones recientes de que el gobierno estaría considerando una devaluación debido a una importante merma en las reservas internacionales y aseguran que cuenta con las divisas necesarias para satisfacer la demanda.

La mayoría de los analistas esperan que medidas duras en materia económica sean postergadas hasta después de los comicios municipales de diciembre.
 

Johngo

Well-Known Member
EN VENEZUELA YA EMPEZO LA NAVIDAD DEL INMADURO

NOTA Y PREGUNTA: ¿y que van a hacer en la verdadera Navidad?? (este si que tiene pajaritos en la cabeza)
Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.
(SIMÓN BOLÍVAR 1783-1830. Militar y político venezolano)

Domingo 03 de noviembre de 2013 | 19:23

En Venezuela ya comenzó la Navidad, por un decreto de Nicolás Maduro

El presidente bolivariano dio inicio a la festividad católica casi dos meses antes de su fecha; dijo que su objetivo es la "felicidad para todo el pueblo"

CARACAS.- Era 1° de noviembre, pero para Nicolás Maduro ya era Navidad. Y así lo decretó en un acto, en la que dijo que con esa medida busca la "felicidad para todo el pueblo" y así derrotar a la "amargura".

"Hoy viernes 1° de noviembre quisimos decretar la llegada de la Navidad porque queremos la felicidad para todo el pueblo, la paz", dijo Maduro tras visitar la denominada Feria Navideña Socialista 2013, organizada por el gobierno en una céntrica zona de Caracas.

Allí, como si estuviésemos ya cerca del 25 de diciembre, el mandatario bolivariano compartió unas palabras con los Reyes Magos de Oriente, entonó canciones navideñas tradicionales de Venezuela y observó la venta de numerosos artículos y alimentos alusivos a las Fiestas.

"La Navidad temprana es la mejor vacuna para cualquiera que quiera inventar, el que quiera inventar bochinches y violencia. Navidad temprana. El que ande amargado por ahí, [tendrá] un villancico de [el compositor venezolano Francisco] Pacheco, una parranda para alegrar el alma", dijo el presidente.

El presidente hizo así mención al recién creado Viceministerio para la Suprema Felicidad del Pueblo, organismo que, como él mismo ha denunciado, ha sido objeto de burlas y críticas.

"Nadie podrá con nosotros, nadie podrá con la felicidad y el derecho a la paz que tenemos, nadie podrá con el derecho que tenemos a vivir y a tener un buen feliz año. Noviembre y diciembre tiene que ser un buen fin de año 2013 que sea premonitorio de lo que va a ser un tremendo año 2014 para la economía y la sociedad", dijo.

En ese sentido, Maduro se refirió a las críticas que recibió el mencionado viceministerio, que reagrupará a las denominadas "misiones" que desarrollan programas sociales. "Ellos se burlan porque creé un viceministerio para la Suprema Felicidad Social; provoca convertirlo en ministerio", dijo.

Desde hace varios años en Venezuela se organizan ferias navideñas en semanas previas a la Navidad en la que se venden desde alimentos para preparar los platillos tradicionales de estas fiestas hasta juguetes, artesanías y ropa para regalar a precios económicos en un país actualmente golpeado por una severa crisis económica en la que la inflación rozó el 50% en tasa anualizada.

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/1635125-en-venezuela-ya-comenzo-la-navidad-por-un-decreto-de-nicolas-maduro
 

Tizo

Well-Known Member
Venezuela registró una inflación de 5,1% en octubre y en los últimos 12 meses lleva un acumulado de 54,3%, una de las tasas más altas en más de una década, anunció el jueves el Banco Central.

El país enfrenta una galopante inflación en medio de crecientes problemas de escasez, cuyo índice cerró en octubre en 22,4%, el más alto desde que comenzó a difundirse el indicador en 2009.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en octubre en una tasa de 5,1%, 0,7 puntos porcentuales por encima del registrado en agosto, indicó el banco en un comunicado. En los primeros 10 meses del año se ha acumulado una tasa de 45,8%.

Entre enero y octubre de 2012 se ubicó en 13,4%. Mientras que la variación anualizada correspondiente a octubre se situó en 54,3%, 36,4% más que en octubre del año pasado.

Venezuela ha registrado en los últimos siete años una de las mayores tasas de inflación de la región.

Alterno al problema de la inflación, Venezuela enfrenta dificultades de desabastecimiento de algunos productos debido a distorsiones generadas por 10 años de control de precio y de cambio.

El presidente Nicolás Maduro prometió el miércoles intensificar los esfuerzos para acabar con aquellos que especulan con las divisas y contra los acaparadores que, según él, han desatado "una guerra económica" para "desestabilizar" al gobierno.

Los dirigentes empresariales han rechazado esos señalamientos y han planteado que las fallas en el abastecimiento son consecuencia de la reducción de la entrega de las divisas oficiales que ha afectado la importación de materias primas, equipos y repuestos, así como por las distorsiones generadas por una década de controles de precios y de cambio que han hecho caer la producción.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control de precios y sobre el tipo de cambio. La tasa oficial de cambio es de 6,30 bolívares por dólar, pero su valor en el mercado paralelo se cotiza cerca de nueve veces más.

Venezuela cerró el año pasado con una inflación de 20,1%.
 

Johngo

Well-Known Member
Deudas y menos reservas, la amarga factura de combate a escasez en Venezuela

Venezuela ha declarado la guerra a la escasez de productos básicos con una mezcla de masivas importaciones y entrega de divisas a sectores clave, pero la estrategia amenaza con pasarle factura mientras se acumulan deudas con proveedores extranjeros y las reservas del Banco Central caen aceleradamente.

En un país donde el Estado monopoliza la comercialización y el control de las divisas, el Gobierno se ha puesto como principal tarea garantizar el abastecimiento de aquí a fin de año, especialmente durante la crucial temporada navideña y ante la cercanía de las próximas elecciones municipales. Y para ello no ha escatimado esfuerzos, aprobando millonarias importaciones y autorizando, por ejemplo, mediante un decreto la compra de 3,5 millones de toneladas de alimentos por 29.392 millones de bolívares (4.665 millones de dólares) en los próximos 10 meses.

El propio presidente, Nicolás Maduro, suele informar de la compra de productos a sus socios del Mercosur y el vicepresidente económico, Rafael Ramírez, ha anunciado que se realizará una importación masiva de alimentos. Al mismo tiempo, los medios estatales publican grandes titulares cuando llegan artículos a los puertos del país. El Gobierno también ha intentado paliar la escasez de dólares con un nuevo ciclo de subastas semanales de divisas, en las que asigna un total de 100 millones de dólares a particulares y a empresas. Además, Maduro anunció esta semana un operativo cívico-militar para inspeccionar almacenes, galpones y reservas de empresas en la lucha contra el acaparamiento, con el resultado de varios decomisos y el inicio de procesos judiciales.

Sin embargo, en medio de acusaciones a la oposición y al empresariado de llevar adelante una guerra económica en su contra, ve cómo sus opciones se reducen, entre una escasez crónica de dólares, rumores de devaluación y una inflación que cerraría el año sobre el 50 %. "Se ha pretendido sustituir con importaciones lo que antes se producía en el país y ésto ha sido un modelo que hoy en día empieza a hacer agua", dijo a Efe Jorge Roig, el presidente de Fedecámaras, una organización acusada por Maduro de impulsar la "guerra económica" contra el Gobierno.

La ola importadora ha dejado al Gobierno con una abultada cuenta por pagar que se ha evidenciado en quejas de algunos de sus proveedores, mientras sus reservas internacionales caían a 21.747 millones de dólares a fines de octubre tras abrir el año en cerca de los 30.000 millones. El Gobierno de Brasil fue uno de los últimos en sumarse a la lista de proveedores extranjeros que reclaman a Venezuela pagos atrasados por la compra de productos. La preocupación por las deudas, que según el diario brasileño Folha de Sao Paulo en algunos casos acumulan retrasos de cuatro meses, escaló a tal punto que el Gobierno de Dilma Rousseff envió a Caracas una misión para tratar la situación.

Los reclamos de Brasil se suman a los de Panamá, que ya ha hecho público su malestar por la deuda que importadores venezolanos mantienen con la Zona Libre de Colón, estimada por el país centroamericano en 1.200 millones de dólares. Aunque el Gobierno de Panamá y el de Venezuela se comprometieron a buscar mecanismos para reducir la deuda, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, dijo en septiembre que su país no ha recibido "un real".

Los crecientes reclamos de exportadores extranjeros reflejan las dificultades de Venezuela para honrar sus compromisos, problema que los importadores venezolanos y los economistas atribuyen a las trabas para acceder a divisas en el marco del control de cambios que rige en el país desde hace una década. El Gobierno ha respondido lanzando esta semana un nuevo mecanismo de administración de divisas y la activación de un operativo cívico-militar contra el acaparamiento.

Para los economistas, la cercanía de las elecciones municipales del 8 de diciembre hará que el Gobierno persista en su estrategia y demore cualquier decisión impopular para dar respuesta a un problema multifactorial.

El economista Asdrúbal Oliveros indicó a Efe que "la escasez es un reflejo del mal diseño de la política económica, con más importaciones no vas a resolver el problema". Inés Guzmán / Caracas, 9 nov (EFE)
 

Johngo

Well-Known Member
InMaduro quiere bloquear el “aire”

Maduro bloquea las páginas de internet que difunden cotizaciones de divisas

Domingo, 10/11/13 - 03:22

*- El presidente venezolano destacó que el bloqueo ya ha sido ejecutado por expertos del Ministerio de Ciencia y Tecnología
*- Nicolás Maduro aseguró que si los responsables de estas páginas estuvieran en Venezuela "estarían presos"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que su Gobierno bloqueó hoy siete sitios de internet con cotizaciones del dólar y el euro al margen de las tasas oficiales fijadas en el marco del control estatal de divisas en vigor hace una década.

Maduro, que destacó que el bloqueo ya ha sido ejecutado por expertos del Ministerio de Ciencia y Tecnología, efectuó el anuncio en una cadena nacional obligatoria de radio y televisión que convocó para hacer un balance de una ofensiva contra la especulación.

Las acusaciones apuntan a tiendas que venden productos importados con divisas proporcionadas por el Estado, en el marco de un control estatal de divisas en vigor desde 2003 que sitúa en la actualidad la tasa oficial en 6,30 bolívares por dólar, pero aplican la cotización del ilegal mercado negro donde la divisa es ocho veces más cara.

Ello, añadió el gobernante, ha repercutido en la inflación, que acumula un alza de un 45,8 % en los primeros diez meses del año y de 54,3 % entre octubre de 2012 y el mismo mes de este año.

El gobernante precisó que las páginas bloqueadas, que aseguró fueron creadas en Estados Unidos, son dollarparalelovenezuela.com, preciodolar.info, dolarparalelo.org, dolartoday.org, tucadivi.com, dolarparalelo.org y lechugaverde.biz.

Si los responsables de estas páginas estuvieran en Venezuela "estarían presos", advirtió Maduro e incluyó el asunto en la "guerra económica" que denuncia le ha declarado la oposición a su Gobierno en un supuesto empeño por derrocarlo.

Es una guerra que "se nos declaró desde el norte", añadió en alusión a Estados Unidos y agregó que "el colapso total" de la economía y de la gobernabilidad estuvo planeada para el mes pasado, empeño que se mantiene porque la oposición no renuncia a la "pelea de perros de todos contra todos", remarcó.

La gubernamental Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) anunció de manera paralela que abrió un proceso legal contra empresas telefónicas privadas y estatales proveedoras de internet por permitir en sus redes difusión de tasas ilegales.

El director de Conatel, Pedro Maldonado, dijo a Noticias24 que los proveedores Digitel, Movistar, Inter, Cantv, Supercable, NetUno, Omnivision y Level 3 deben, además, retirar tales informaciones.

"La consecuencia de no cumplir con la medida (...) conlleva la revocatoria de la concesión" de los permisos de operación, advirtió.

El anuncio de Maduro y de Maldonado coronó un balance presidencial sobre una ofensiva contra la especulación y la escasez de productos de consumo masivo intensificada este viernes.

Miles de venezolanos se lanzaron hoy a la compra de electrodomésticos un día después de que Maduro ordenara la "ocupación" de tiendas acusadas de especular y la inmediata venta de sus artículos a "precio justo".

Las colas se repiten principalmente en sucursales en Caracas y en otras ciudades de la red comercializadora Daka, acusada por Maduro de vender con un sobreprecio de hasta un 1.200%, y en algunas de las cuales han informado de incidentes e incluso conatos de saqueos.

Maduro dijo que esto último se limitó a una sola tienda de Daka en la ciudad de Valencia (centro oeste) y barajó la posibilidad de que actuaran "infiltrados".

Daka es una de las mayores cadenas nacionales de línea blanca y varios de sus directivos han sido apresados acusados de usura y de prestarse a la supuesta "guerra económica" denunciada.

El jefe de Estado pidió a los compradores no desesperarse y garantizó que las ventas "a precio justo" se mantendrá de manera permanente, por lo que exhortó a desistir de las colas.

En el mismo sentido se pronunció el presidente del gubernamental Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, durante una revisión de precios de venta tras denuncias de usura en la comercializadora General Import, en Caracas, y en otras tiendas de juguetes.

"La población debe mantener la calma y no salir desesperadamente a comprar sus productos en los establecimientos inspeccionados, pues todos los comercios serán visitados para garantizar la venta de los bienes a precios justos", remarcó el funcionario. EFE

OTRAS INFOS EN DIARIO OPOSITOR

http://www.analitica.com/
 

Johngo

Well-Known Member
El caos económico venezolano visto por la oposición

Noviembre 12, 2013

By Emilio J. Cárdenas

Venezuela está inequívocamente en estado de caos económico. El cuestionado presidente, Nicolás Maduro, evidencia incapacidad para administrar la crisis que castiga, como siempre sucede, a quienes menos tienen.

En ese estado de cosas, la oposición unificada en torno a la “Mesa de la Unidad Democrática” acaba de hacer conocer su diagnóstico y sus opiniones. Vale la pena reseñarlos. Para no escuchar solamente el mensaje insensato y fantasioso de Maduro.

En el entender de la oposición, la crisis venezolana es fundamentalmente producto de cinco factores, combinados entre sí. Primero, una situación fiscal desbordada, donde el sector público tiene un gigantesco déficit, estimado en el 15% del PBI de Venezuela, que se financia con emisión de dinero. Segundo, como consecuencia de ello, un notorio exceso de liquidez, con tasas de interés bajas que -en un ambiente de alta inflación- destruyen toda posibilidad de ahorro en moneda local. Tercero, las bajas reservas, que se evaporan velozmente, a un ritmo realmente tremendo, de más de 800 millones de dólares mensuales. A pesar de las exportaciones de petróleo a los Estados Unidos, el principal cliente de Venezuela, pese a la retórica política. El valor del bolívar cae entonces precipitadamente. Cuarto, la producción petrolera, en manos del Estado, que declina aceleradamente y no logra salir de la espiral de disminución de volúmenes que se ha generado. La deuda externa de PDVSA es también enorme. Quinto, no hay conducción económica. No se sabe quien toma las decisiones. Y si es Maduro, mala señal, por su evidente incompetencia. Lo cierto es que el Ministro de Energía y Petróleo acaba de ser encargado específicamente del manejo de la economía. Y que los militares, de paso, también. No hay entonces cara visible del gabinete económico, que es multifacético. Nadie es responsable de nada. Como en otros lares de nuestra región.

Ante esa dura realidad, el gobierno “bolivariano” ha reaccionado del siguiente modo: a. fijando todos los precios de todos los bienes y servicios. Caprichosamente. Desde el 2011. Favoreciendo a unos y destruyendo a otros, como si ello no tuviera costo alguno. Los precios se “controlan” mediante publicitados -pero ineficaces- operativos cívico-militares; b. estatizando el comercio exterior. Todo es lento y burocrático. Las trabas de todo orden son -en cambio- la normalidad; c. lo mismo ocurre con la distribución y la logística. Lo que agrega frenos a un proceso exasperantemente ineficiente; d. las divisas se manejan mediante un presupuesto propio, otra vez desde el capricho y la mayor discrecionalidad. Las divisas se asignan mediante un “registro de usuarios”. Todo, queda visto, es “conducido” dictatorialmente por un Estado ciertamente incapaz. Con el riesgo cierto de sucumbir a su ignorancia y ser víctimas constantes de su corrupción.

La realidad es francamente cruel, desde que está signada por: la escasez de los productos hasta de primera necesidad; una inflación desbocada; una pérdida imparable de reservas; y la caída constante de la producción de hidrocarburos y de casi todo lo demás.

Ocurre que en el “ambiente económico” antes descripto es obviamente imposible trabajar y producir. Por esto el no demasiado sorprendente florecer de los “mercados negros”. Por todas partes.

También por esto, la oposición está formulando propuestas concretas, que pone abiertamente a la consideración del pueblo venezolano todo, aunque esté segura de que ellas caerán “en saco roto”, cuando de ser consideradas por la administración que “conduce” a Venezuela se trata.

Primero, propone asegurar el derecho de propiedad, de manera que nadie se sienta vulnerable en ese capítulo esencial de la vida de relación. Porque si ello no ocurre, simplemente no hay inversión. Desde que nadie asume riesgos absurdos. Sin inversión, nos recuerda, no hay crecimiento. Que es exactamente lo que está sucediendo en Venezuela.

Segundo, hay que dejar de financiar los gigantescos déficits fiscales con emisión de dinero. Esto supone, además, poner límites a la deuda pública, en todos sus frentes. Para ello la oposición sugiere debatir y sancionar una “ley de responsabilidad fiscal”.

Tercero
, debe propenderse a la unificación progresiva de los distintos -y caóticos- tipos de cambio. Porque el presunto “anclaje” de la inflación mediante el atraso del tipo de cambio (como sabemos bien los argentinos) tan sólo genera pérdida de reservas. Tarde o temprano. Además de permanentes expectativas de devaluación. Y, por ende, las consiguientes presiones inflacionarias.

Cuarto, definir una política industrial concreta, que permita que la producción venezolana no siga cayendo y, en cambio, se entone. Incluyendo líneas de crédito a la exportación. Además de poner en marcha políticas concretas de capacitación del personal y promover concretamente la inversión nacional y extranjera, con todas las reglas y medidas que para ello siempre se requieren, esto es con normas que, lejos de generar caos e inestabilidad, proyecten confianza. Incluyendo naturalmente las institucionales. Por ejemplo, la inversión ciertamente no llega -y se escapa- cuando, en lugar de independencia e imparcialidad en el poder judicial, se advierte una sumisión ostensible de los jueces y magistrados al poder político.

Quinto, modernizar una infraestructura hoy deteriorada, al punto de estar decrépita. Con un plan ambicioso y concreto, que contemple las carreteras, puertos, puentes, aeropuertos, así como a las escuelas y hospitales. Sin ello, no se podrá aumentar la bajísima productividad de las empresas venezolanas.

Como es evidente, nada de esto puede estar en manos de “bolivarianos”, a quienes el fanatismo ideológico les impide ver la realidad tal cual ella es, a la que remplazan -es obvio- por un “relato” conveniente, publicitado a través de los medios con el que procuran justificar lo injustificable y edificar una “verdad” subjetiva, absolutamente distinta de la realidad.

Las elecciones del 8 de diciembre venidero, que se aproximan rápidamente, pueden emitir una señal clara de que la sociedad venezolana quiere un cambio. Por ello muchos las consideran un “referendo” al cuestionado gobierno de Nicolás Maduro. Veremos si quienes están en el poder aceptan el mensaje que llegue desde las urnas o se refugian en el despotismo en el que se sienten cómodos, para beneficio propio.

Mientras tanto, Nicolás Maduro ha puesto en marcha una “guerra económica” populista. Ésta consiste en obligar a vender los inventarios de productos como los electrodomésticos a precios “controlados” (sin importarle si hay, o no, ganancia) y en limitar las utilidades que, en cada caso, se permitirán a los empresarios. Más de lo mismo: la demolición de lo que queda (poco) del capitalismo venezolano. Pronto Venezuela lucirá como Cuba.
 

Johngo

Well-Known Member
Bonos venezolanos se hunden tras ofensiva contra minoristas

Los bonos venezolanos retrocedieron con fuerza el martes, luego de que el presidente Nicolás Maduro ordenara una ocupación militar de cadenas de ventas de electrodomésticos que provocó docenas de arrestos por una supuesta manipulación de precios.

La "ofensiva económica" de Maduro, que busca controlar una inflación del 54,3 por ciento, ha devenido en detenciones y saqueos y se extenderá a otros sectores productivos, avivando las preocupaciones sobre el panorama económico y político del mayor exportador de crudo de Sudamérica.

"(Las caídas de los bonos son) definitivamente una reacción a la percepción de que el Gobierno está ordenando un episodio de saqueo semiorganizado", dijo una fuente de Wall Street que pidió no ser identificada en referencia a las acciones del Gobierno, que forzó a las tiendas a rebajar sus precios por considerar que eran vendidos a precios "especulativos".

Los bonos de la deuda soberana del país, que no operaron el lunes por un feriado del mercado, cayeron un 5,67 por ciento según el indicador de riesgo país EMBI+, en comparación con una baja del 0,97 por ciento en el índice general de mercados emergentes.

El bono referencial Venezuela Global 27, con vencimiento al 2027, retrocedió 2,50 puntos a un precio de 76,054 y con un rendimiento del 13,27 por ciento.

A lo largo del fin de semana grupos de soldados ocuparon las tiendas de la cadena de electrodomésticos Daka y otras dos firmas, forzando a vender productos a precios más baratos y apresando a algunos de sus gerentes.

El martes, cientos de venezolanos aún se aglutinaban alrededor de las tiendas de electrodomésticos, mientras la policía y el ejército pugnaban por mantener el orden.

Según quienes hacían fila para adquirir productos, los precios habían bajado hasta en un 60 por ciento desde la semana pasada. Pero las autoridades afirmaron que los precios presentaron una reducción de hasta 300 por ciento.

"¿Por qué hay colas? Porque el pueblo tiene capacidad de compra", se preguntó retóricamente Maduro durante un acto público en la sede de la petrolera estatal PDVSA.

Maduro aseguró que los importadores de electrodomésticos reciben dólares preferenciales al tipo de cambio oficial de 6,3 bolívares, pero venden orientados por el valor del dólar en el mercado negro, unas nueve veces más caro.

Ante ello, también el sábado, el sucesor del fallecido Hugo Chávez ordenó bloquear las páginas web que dan a conocer el tipo de cambio del dólar paralelo.

Los líderes empresariales aseguran que el control cambiario -que ya lleva una década- no está proveyendo suficientes divisas, lo que obliga a muchos a recurrir al mercado negro.

MANTO ELECTORAL


La escasez de productos básicos y la alta inflación han hecho de la economía la mayor preocupación para los venezolanos, que el 8 de diciembre volverán a las urnas para elegir alcaldes y concejales a lo largo del país.

La campaña de Maduro, de exigir "precios justos", podría ayudarlo a reconectar con los votantes que le dieron la victoria en las presidenciales de abril y que, en los últimos meses, se han mostrado descontentos con el rumbo del país.

"Dicen que somos saqueadores pero lo único que quiero es un buen televisor a un precio justo para mi familia en Navidad", dijo Luciano Alves, de 29 años y empleado de una panadería, en la cola formada frente a una tienda de electrodomésticos.

"¿Qué hay de malo con eso?. Ya era hora de hacer algo contra le especulación. Mano dura, digo yo", agregó.

Maduro culpa por los actuales problemas a la "guerra económica" que según él está respaldada por líderes opositores y Estados Unidos, y ha prometido aumentar las inspecciones a los comercios privados en los próximos días para garantizar que vendan bienes a "precios justos".

El mandatario adelantó el martes que los próximos en ser inspeccionados serán los comercios de autopartes y los concesionarios de vehículos. "Tienen que bajar los precios, no me vengan con cuentos", dijo.

Sin embargo, los críticos del gobierno de Maduro aseguran que la situación económica de Venezuela -alta inflación, desabastecimiento y débil crecimiento económico a pesar de los altos pecios del petróleo- es consecuencia de un sistema de control de cambios plagado de corrupción, una gran expansión de la liquidez monetaria y regulaciones que limitan la productividad sofocando la industria nacional.

"Algunos de los titulares del fin de semana se relacionaron con la intervención del Gobierno en ciertos locales minoristas y los reportes subsiguientes de saqueos, lo que pareció ser una prueba de un contexto político y social mucho menos controlable", dijo JP Morgan en una nota a clientes.

Los bonos de alto rendimiento del país miembro de la OPEP han sido, por años, una apuesta rentable para los inversionistas a pesar de la estridente retórica anticapitalista del fallecido Chávez. CARACAS (Reuters)
 

Johngo

Well-Known Member
Venezuela: gobierno ya ha clausurado más de 50 sitios web que informan de dólar paralelo

Las autoridades venezolanas han clausurado un total de 50 páginas web que publican la cotización del dólar paralelo en un país donde rige un férreo control cambiario, informaron este martes.

"Ya son más de 50 páginas web las que se han bloqueado que contenían valores especulativos sobre el dólar, las cuales buscaban generar una burbuja especulativa y una espiral inflacionaria irreal que agrede directamente a nuestro pueblo", declaró en un comunicado el director general de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

Para combatir "especulaciones" en el marco de la supuesta guerra económica -traducida en alta inflación y escasez- contra Venezuela, el presidente Nicolás Maduro anunció el pasado sábado el cierre de varias páginas: dolartoday.com, tucadivi.com, lalechugaVerde.com, dolarparalelovenezuela.com, dolarparalelo.org, preciodolar.info y a dolarparalelo.tk.

A pesar de que la ley venezolana lo prohíbe, estas páginas publican de manera permanente la cotización del llamado dólar paralelo, la divisa estadounidense que se comercializa de manera ilegal en Venezuela y que supera en más de ocho veces el precio oficial del billete verde.

En Venezuela rige desde 2003 un férreo control cambiario y la única forma de adquirir dólares es mediante la denominada Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), que lo vende en 6,30 o en subastas del Banco Central, en las que se adquiere a entre 10 y 12 bolívares.

Este tipo de páginas existen desde hace varios años y, si bien el gobierno consigue eliminarlas, reaparecen poco después bajo otros nombres.

El cierre de estas páginas es una de las diversas medidas anunciadas por Maduro para combatir la supuesta "guerra económica" que sufre el país, entre ellas la rebaja de precios, por ahora en el sector de los electrodomésticos, y la fijación de límites a las ganancias.

Venezuela, el mayor productor de petroleo sudamericano y que importa la gran mayoría de los alimentos y productos que consume, atraviesa una severa crisis económica marcada por una inflación que en octubre cerró en cifras anualizadas en 54,3%.

DÓLAR VERDADERO (PARALELO) = CASI 10 VECES MAS QUE EL OFICIAL




WEB ¿DESAPARECERA?
Dlar paralelo Venezuela de hoy.
 

Tizo

Well-Known Member
El presidente Nicolás Maduro anunció el miércoles que el jueves promulgará las dos primeras leyes en el marco de una ley habilitante que le da atribuciones al Poder Ejecutivo para dictar leyes durante un año.

Maduro, a través de la red social de Twitter, indicó la noche del miércoles que "mañana (jueves) apruebo las 2 (sic.) primeras leyes" en alusión a una nueva ley de costos, márgenes de ganancias y precios máximos para todos los artículos, así como otra ley de comercio exterior para garantizar el control de las importaciones.

Acotó en Twitter que además que entre sábado y domingo llamará "en todo el país al nuevo Registro de Comerciantes, Pequeños y Medianos ¡Pendientes!" para protegerlos de la especulación de distribuidores y mayoristas.

El gobernante no ha dicho cuándo promulgará otras normas que dice tiene previsto emitir para enfrentar la "guerra económica silenciosa", que según él despliegan sus adversarios dentro y fuera de Venezuela para desestabilizar su gobierno.

Algunos economistas, en tanto, anticipan que el mandatario utilizaría sus poderes especiales para ejercer mayores controles y convertir al Estado en comerciante, importador y distribuidor de productos con lo que se aseguraría un mayor control social.

Los poderes especiales, aprobados por la Asamblea Nacional dominada por el oficialismo, permiten al presidente emitir decretos con fuerza de ley por 12 meses.

Economistas consultados por The Associated Press advirtieron que, según lo que ha dicho Maduro, se vislumbran mayores controles gubernamentales y eventualmente la exclusión de la competencia privada.

"Lo que han visto (hasta ahora) es poco para lo que vamos a hacer", afirmó el presidente, un ex sindicalista de 50 años, y añadió que planea una "ofensiva estremecedora" contra la corrupción.

El Departamento de Estado en Washington expresó el miércoles su preocupación por el otorgamiento de esas facultades al destacar que cree "en la separación de poderes y la independencia de las ramas del gobierno".

El otorgamiento de esos poderes "está constitucionalmente permitido en Venezuela, pero... sentimos, por supuesto, que es esencialmente importante para las personas tener voz, en cualquier país, en cualquier proceso de toma de decisiones y por eso es que la separación de poderes es importante", dijo Jan Psaki, vocera del Departamento de Estado, al hablar con reporteros en Washington.

El 8 de noviembre y ante lo que declaró era una guerra económica desatada por sus opositores para desestabilizar al gobierno, Maduro ordenó inspecciones en comercios a los que acusó de inflar los precios y sacar provecho de las divisas a la tasa oficial de 6,30 bolívares por dólar que el gobierno entrega en virtud del control de cambio que rige desde 2003. En la calle esa tasa es al menos de 10 veces más.

En consecuencia, decenas de comercios redujeron sus precios hasta en 70%, al tiempo que miles de venezolanos se agolparon a las puertas de las tiendas en busca de los productos con descuentos.

A través de la red social de Twitter, Maduro además adelantó el miércoles que durante "el fin de semana incorporaré la inspección a los Centros Comerciales del país para consolidar los precios Justos contra la Usura Capitalista".

Las inspecciones se han desarrollado diariamente en locales de todo el país. El miércoles el vicepresidente ejecutivo Jorge Arreaza dijo que al menos "seis dueños de empresas" de la rama ferretera fueron detenidos por usura.

"No queremos andar por el país arremetiendo contra nadie... pero cuando hay usura en máximo nivel... la ley tiene que caer con todo su peso", agregó el vicepresidente.

El vicepresidente para el área económica y ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, dijo que desde fines de 2012 y en lo que va del año las autoridades estatales han entregado a la tasa oficial de cambio unos 50.300 dólares a empresas y que el listado es examinado para determinar quién pudo haber incurrido en irregularidades. "No le vamos a dar más dólares ni más equipos" hasta que se determine si vendieron productos importados con sobreprecio o calculando la divisa a otro valor.

Con el registro de comercios "en el fondo el gobierno está avanzando de una manera bastante determinada y muy rápido... en la consecución del objetivo de centralizar las importaciones, es decir centralizar el poder importador y que sea el gobierno el que importe", dijo Domingo Sifonte, economista y profesor de la Universidad de Carabobo, en el centro del país.

Así, "pasaría a la ofensiva en términos de lo que se llama el Estado comerciante, es decir que sean ellos quienes distribuyan, el Estado distribuidor de bienes y servicios", agregó.

Las compras públicas importadas crecieron desde 15% a fines de la década de 1990 hasta 40% en la actualidad, según Sifonte.

El gobierno de Maduro "está avanzando hacia un modelo de control social... Si tú tienes el control económico y tienes el control político, las libertades individuales van a estar básicamente suprimidas", añadió.

Por su parte Ronald Balza, profesor de economía de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, dijo que "lo que parece es querer controlar las importaciones y vender a un precio que el gobierno decida... el gobierno es el que va a determinar qué es lo que se importa".

Con los controles e inspecciones "uno no sabe hasta dónde llega la intención (del gobierno); ése puede ser un modo de excluir la competencia y justificar la no entrega de divisas a esas otras cadenas" o redes comerciales, destacó Balza.

Con escasez de productos, caída de las reservas, una inflación acumulada de 54,3% en 12 meses y con la perspectiva de que el año que viene, si no se hacen ajustes, sean aún mayores, dijo Sifonte, "lo cierto es que estamos apagando el fuego con gasolina en materia económica".

El miércoles y como parte de su plan de importaciones directas, Ramírez firmó un acuerdo con la surcoreana Samsung para crear una empresa mixta que fabrique en el país aparatos electrónicos y electrodomésticos.

Ramírez no dio detalles sobre dónde se ubicaría la planta y cuánto produciría pero explicó que de momento y para abastecer el mercado local Venezuela importará 400.000 equipos de Samsung como neveras, cocinas y celulares por un monto aproximado a los 100 millones de dólares.

El acuerdo firmado con la surcoreana contempla la creación de una empresa mixta en la que Venezuela tenga la mayoría accionaria y Samsung haga, al menos en una primera fase, una inversión de 50 millones de dólares, agregó.
 

Tizo

Well-Known Member
El gobierno del presidente Nicolás Maduro comenzó el sábado un censo de pequeños y medianos comerciantes en centros comerciales y otros puntos en el país.

Los comerciantes deberán informar al registro datos que van desde su nacionalidad, sus proveedores nacionales o internacionales y hasta el número de trabajadores que emplea. El conteo es parte de una "ofensiva contra la guerra económica" emprendida por el gobierno y que asegura han desatado sus opositores para desestabilizar la administración de Maduro y que es percibida como la continuidad del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, quien ya tuvo que lidiar con inflación y escasez sin que hasta ahora se resuelva tal crisis.

Centros comerciales en Caracas y otras ciudades fueron visitados por algunos ministros del gabinete, según reportes de la televisora estatal, donde también se veían comercios con personas sentadas en mesas con funcionarios equipados con computadores portátiles recabando los datos.

En cadena de radio y televisión desde la casa de gobierno, Maduro dijo que los descuentos "voluntarios" en algunos artículos y alquileres de locales comerciales, en algunos de hasta 30%, eran reducciones que "llegaron para quedarse" y que no eran medidas coyunturales.

Opositores al gobierno Maduro han dicho que lo que busca el censo es imponer un mayor control a una economía ya con gran cantidad de restricciones. "Quieren que todos terminen dependiendo del Estado", dijo el sábado el líder opositor Henrique Capriles desde Caracas, en una jornada de protestas.

Las autoridades han dicho que los comercios en centros comerciales no deberían colocar carteles en sus vitrinas anunciando rebajas porque en realidad se trataba de una "sinceración de precios" y que anunciar gangas era un anuncio "engañoso", dijo a la televisora oficial el ministro de Comercio, Alejandro Fleming.

El gobierno, acosado por una inflación de 54,3% acumulada en los últimos 12 meses, sostiene que la "oligarquía" o como denominada a la oposición y sectores empresariales, infló artificialmente los precios para generar malestar entre los venezolanos y causar desorden en las calles.

El gobierno le dará "un nuevo orden a la economía, la vamos a equilibrar donde tiene que estar... Justicia en los precios y en las ganancias... (la gente) está feliz", aseguró el presidente.

Maduro también dijo que harán una detallada auditoría sobre quienes han recibido dólares de las autoridades en el último año. En Venezuela rige un control de cambio de divisas desde 2003, pero en la calle se puede conseguir la divisa por casi 10 veces más la tasa oficial.

Para gremios y organizaciones empresariales como Fedecámaras o el Consejo de Cámaras de Comercio, las medidas del gobierno no resolverán problemas como la escasez de artículos ni la inflación, y alertan sobre un agravamiento de la carestía para los primeros meses del 2014 debido a la incapacidad de algunos comercios de reponer sus mercancías, la mayor parte importada.
 
Arriba