Hilo de Powell, Draghi y la política de los bancos centrales

droblo

Super Moderator
La economía de Estados Unidos estaba expandiéndose a un ritmo moderado en marzo e inicios de abril, pese a la incertidumbre causada por las tensiones comerciales y por las severas inundaciones en el centro del país, informó el miércoles la Reserva Federal.

En su nuevo reporte de las condiciones económicas del país, la Fed dijo que algunos distritos reportaron un fortalecimiento leve tras una desaceleración en el invierno. Pero la debilidad persistió, especialmente en los gastos de los consumidores, que representan dos tercios de la actividad económica.


El reporte de la Fed dice que los aranceles a las importaciones, mayores costos de embarques y el alza de salarios habían contribuido a algunos incrementos de costos.

El reporte concluye que los precios siguieron bajos para muchos productos agrícolas, y que varios distritos, incluyendo San Luis, Minneapolis y Kansas City, expresaron preocupaciones sobre los posibles efectos de las inundaciones en las cosechas de este año.

Las conclusiones del reporte serán parte del fundamento de las discusiones cuando los funcionarios del banco central se reúnan el 30 de abril y 1 de mayo para discutir las tasas de intereses.

La Fed dijo que los reportes de sus 12 distritos fueron mixtos sobre los gastos de los consumidores, pero apuntó que las ventas de casas fueron más fuertes.

La Fed dijo que había mejorías en el panorama para el sector manufacturero “aunque los contactos en muchos distritos señalaron incertidumbres relacionadas con el comercio”.

La mayoría de los distritos dijeron que las ventas de viviendas fueron más fuertes, aunque algunos reportaron una baja en la demanda de las casas de mayor precio.

Dado que el desempleo se ubica en su nivel más bajo en casi 50 años, el reporte dice que hubo escasez de trabajadores calificados en la manufactura y la construcción, así como en algunas posiciones técnicas y profesionales.

El banco central elevó sus tasas cuatro veces en el 2018, y en diciembre indicó que esperaba dos alzas más en el 2019. Esos incrementos fueron criticados por el presidente Donald Trump y contribuyeron a una caída de la bolsa a finales del año pasado.

Desde enero, la Fed dio un viraje en su política y dice ahora que planea mantener las tasas sin cambios por el resto del año.
 

droblo

Super Moderator
El político republicano Herman Cain retiró su candidatura a ser miembro de la junta de la Reserva Federal, en medio de una controversia sobre su conducta pasada.

El presidente Donald Trump hizo el anuncio el lunes sobre Cain, ex director general de la cadena de pizzerías Godfather’s Pizza quien abandonó su candidatura presidencial en el 2012 en medio de denuncias de acoso sexual e infidelidad. Los rumores resurgieron cuando Trump anunció que postularía a Cain a un escaño en el banco central del país.

Tuiteó Trump el lunes: “Mi amigo Herman Cain, un hombre realmente maravilloso, me ha pedido que no lo postule a un escaño de la junta de la Reserva Federal. Honraré su pedido”.

Añadió Trump: “¡Herman es un gran estadounidense que realmente ama nuestro país!”

Trump también ha nominado al político conservador Stephen Moore para otra vacante en la junta de la institución monetaria, que tiene siete miembros.
 

droblo

Super Moderator
La Reserva Federal mantuvo el miércoles sin cambios las tasas de interés y señaló que es improbable que haya alzas en los próximos meses, en medio de indicios de un restablecimiento de la salud económica y una inflación inusualmente baja.

La Fed dejó su tasa de referencia _que influye en muchos préstamos, tanto al consumidor como a las empresas_ en un rango de 2,25% a 2,5%.

La política del banco central estadounidense de bajas tasas de interés ha logrado que se conserven bajos los costos de los préstamos, lo que ha ayudado a impulsar los precios de las acciones y a apoyar a una economía que está creciendo de manera constante.


En un comunicado, la Reserva Federal destacó que sigue fracasando en acelerar la tasa de inflación anual a por lo menos su tasa objetivo del 2%. El barómetro preferido por la Reserva Federal para la inflación a 12 meses se encuentra en el 1,5%.

Al apuntar que la inflación está persistentemente baja, la Fed puede estar aumentando las expectativas de que su próximo cambio en las tasas de interés, cuando ocurra, sea un recorte en lugar de un alza. La Reserva Federal reduce las tasas de interés cuando trata de estimular la inflación o el crecimiento económico.

La Reserva Federal también hizo un ajuste técnico el miércoles para reducir el interés que paga a los bancos sobre las reservas, como una forma de mantener su tasa de referencia dentro de su rango aprobado, en lugar de que esté en el máximo de ese rango.

La decisión del banco central de no cambiar la política de tasas de interés _aprobada por votación de 10-0_ se esperaba a pesar de la renovada presión del presidente Donald Trump para que la Fed reduzca fuertemente las tasas de interés para ayudar a acelerar el crecimiento económico.

Casi ningún economista de la corriente dominante favorece reducir aún más las tasas de interés.
 

droblo

Super Moderator
El analista conservador Stephen Moore, nominado por el presidente Donald Trump para incorporarse a la junta de la Reserva Federal, se retiró el jueves de consideración luego de perder el apoyo de los republicanos en el Senado de Estados Unidos, en gran parte por unos textos despectivos que escribió sobre mujeres.

Trump tuiteó la noticia y dijo que Moore era un “economista maravilloso a favor del crecimiento y una fina persona”.

Varios senadores del Partido Republicano dijeron que se oponían a Moore por unos textos despectivos sobre mujeres, mientras que otros eludieron las preguntas sobre si apoyarían la candidatura de Moore.

El economista ha dicho que se arrepiente de dichos escritos y aseguró que estaban destinados para columnas de humor.

Moore fue asesor de la campaña presidencial de Trump y ayudó a diseñar la reforma fiscal de 2017.

La nominación de Moore fue recibida inmediatamente con críticas sobre sus aptitudes para la Fed y con inquietudes sobre su antecedente como un analista altamente político en temas económicos.

Había pedido a la Fed aumentar las tasas de interés luego de la crisis financiera de 2008, cuando el banco central y otras agencias recortaron las tasas o tomaron medidas de emergencia para ayudar a resucitar la economía y el sistema bancario. Tras la victoria de Trump en las elecciones presidenciales, Moore dio un giro y empezó a pedir disminuciones en las tasas, incluso cuando la economía era mucho más saludable para ese entonces.

Luego de que Trump nombró a Moore como un potencial nominado a fines de marzo, Gregory Mankiw, profesor de Harvard y quien fue uno de los principales asesores del expresidente George W. Bush, afirmó que Moore “no tiene el carisma intelectual para este trabajo importante” y pidió al Senado mantenerlo fuera de la Reserva Federal.

Moore ha dicho que la Fed debería seguir los cambios en los precios de las materias primas, como el petróleo o los productos agrícolas, y aumentar las tasas si esos precios suben, para contener la inflación. Sin embargo, si se hubiera aplicado ese enfoque, la Fed habría elevado las tasas en 2008, cuando los precios del petróleo aumentaron considerablemente, pero eso habría empeorado la Gran Recesión.

Analista conservador desde hace más de dos décadas, incluso para la página editorial del diario Wall Street Journal, Moore ahora es un miembro visitante de la Fundación Heritage, que promueve políticas de derecha. También coescribió “Trumponomics”, un libro que promociona las políticas del actual mandatario estadounidense.

El otro nominado de Trump para la junta de la Fed, Herman Cain, se retiró por acusaciones de acoso sexual e infidelidad.
 

droblo

Super Moderator
El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell declaró el jueves que Estados Unidos debe tomar medidas para frenar la desaceleración del crecimiento en los ingresos personales y de la movilidad socioeconómica.

En una conferencia, Powell señaló que desde la década de 1970 el crecimiento del ingreso familiar para la clase media se ha rezagado en comparación con las familias de mayores ingresos.

En la década de 1950, más del 80% de los niños criados en familias de clase media llegaron a ganar más dinero que sus padres. Pero en tiempos recientes, la proporción es la mitad, dijo el titular de la institución bancaria.

“El tipo de avances generacionales que por muchos años fueron emblemáticos de la clase media estadounidense han desaparecido gradualmente”, destacó Powell.

Apuntó a dos factores: el aumento de la desigualdad económica y el menguado crecimiento de la productividad laboral. La productividad, un factor importante para el mejoramiento de los estándares de vida, ha sido débil en la expansión económica de los últimos 10 años.

Powell señaló también la gran brecha de oportunidades entre los que tienen título universitario y los que no. Más del 90% de los hombres en la década de 1960 tenían un empleo, independientemente de si tenían un título universitario o no.

Mientras la proporción de hombres con grado universitario y con empleo ha estado bajando, de más de 95% en 1967 a un 90% hoy en día, ha ido disminuyendo más en otros sectores, notó Powell. En 1967, el 90% de los hombres graduados de secundaria tenían un empleo, mientras que hoy en día la cifra es de un 80%.

Además de la brecha educativa, los recursos económicos varían drásticamente según la raza, educación, ocupación y geografía, dijo Powell, agregando que es “crucial” encarar ese problema.

“Políticas públicas sólidas podrían ayudar a las familias y a las empresas y podrían ayudar a más ciudadanos a llegar a la clase media y permanecer allí”, expresó el funcionario.

Powell no ofreció soluciones a esos problemas, pero aseguró que en la conferencia se hablaría de temas para examinar posibles respuestas.
 

droblo

Super Moderator
El presidente de la Reserva Federal dijo el martes que el banco central estadounidense está preparado para responder a los conflictos comerciales durante el gobierno de Donald Trump y proteger el crecimiento de la economía estadounidense si lo considera necesario.

Jerome Powell hizo sus comentarios en una conferencia en Chicago acerca de cómo el banco central puede aplicar una política más eficiente de tasas de interés cuando la inflación permanece por debajo del nivel que busca la Fed.

Powell dijo que la inflación persistentemente baja es “el reto predominante de nuestro tiempo para la política monetaria”, porque limita la capacidad de la Fed para apoyar la economía mediante la reducción de las tasas.

No aclaró qué podría hacer la Fed para ayudar a impulsar la economía estadounidense, golpeada por los aranceles que Trump ha impuesto a China y que ahora amenaza con imponer a México.

En Londres, durante otra conferencia de prensa, Trump reiteró el martes que su gobierno planea aplicar aranceles de 5% a los productos que México vende a Estados Unidos a partir de la semana entrante y que se elevarán gradualmente hasta 25% si México no se esfuerza más para ayudar a detener el flujo de migrantes a Estados Unidos.

Los economistas dicen que esos aranceles, junto con la expansión de los aplicados sobre las importaciones chinas, afectarán significativamente la economía estadounidense.

“No sabemos cómo ni cuándo se resolverán estos problemas”, dijo Powell en su conferencia. “Vigilamos estrechamente las consecuencias de estos sucesos para la perspectiva económica estadounidense y, como siempre, tomaremos las medidas apropiadas para sustentar el crecimiento”.

Powell dijo que la primera revisión pública que hace la Fed de sus operaciones se concentrará en cómo mejorar las estrategias para las tasas de interés, las herramientas que utiliza para alcanzar sus objetivos y cómo comunica sus medidas a la ciudadanía.

El mes próximo se registrará el período más largo de crecimiento ininterrumpido de la historia estadounidense al superar los 10 años de crecimiento de la década de 1990.

La Fed manipula las tasas de interés para alcanzar dos objetivos, el máximo empleo y una inflación baja. El desempleo está en 3,6%, su nivel más bajo en 50 años, pero la inflación no se eleva al 2%, la meta fijada por el banco central.
 
Arriba