Hilo de Grecia

droblo

Administrator
La temporada turística en Grecia comenzará el 15 de junio con la apertura de hoteles, al tiempo que los vuelos internacionales llegarán directamente a los destinos turísticos gradualmente a partir del 1 de julio, dijo el miércoles el primer ministro Kyriakos Mitsotakis.

En un discurso televisado a la nación, Mitsokakis dijo que los visitantes serán sujetos a una prueba de coronavirus y “serán respetados nuestros protocolos generales de salud sin que éstos, sin embargo, eclipsen nuestro sol brillante y las bellezas naturales de Grecia”.

Mitsotakis apuntó que Grecia “ha conseguido restringir la diseminación del virus — hicimos de nuestro país un ejemplo a seguir para el manejo de la crisis de salud”.

El gobierno griego impuso un encierro muy temprano en el brote, por lo que se mantuvieron muy bajos los números de muertes y de enfermos graves. El miércoles, las autoridades de salud anunciaron una nueva muerte y 10 nuevos casos confirmados del virus, lo que elevó el total de muertes a 166 y el total de casos a 2.850 en el país de 11 millones de habitantes.

Pero el encierro propinó un severo golpe a la economía griega, que apenas emerge de una brutal crisis financiera de una década en la que un cuarto del producto interno bruto se evaporó. El turismo es una parte vital de la economía, contribuyendo más de 10% del PIB, y las autoridades han estado tratando de asegurarse de que la temporada veraniega no se pierda totalmente.

Más de 34 millones de personas viajaron a Grecia el año pasado, gastándose 18.200 millones de euros, de acuerdo con datos del gobierno.

Mitsotakis anunció una reducción de los impuestos al consumidor en el transporte de 24% a 13% por cinco meses, lo que hará menos costosos los boletos de barcos, avión y autobús durante la temporada.
 

droblo

Administrator
Grecia se prepara para recibir turistas de todo el mundo en los próximos meses, pero acatará los consejos de los especialistas en salud para garantizar que será un destino seguro en materia de contagio del coronavirus, dijo el ministro de Turismo el martes.

“Todos los turistas son bienvenidos... Éste ha sido un año muy tenso para todos, y la consigna del momento es recargar las baterías”, dijo el ministro Harry Theoharis en entrevista con The Associated Press. “Pero, desde luego, tendremos que esperar a que los expertos, los organismos internacionales, nos digan cuándo podemos hacerlo con seguridad”.

“No queremos poner en riesgo a la gente que nos visita. Ni, desde luego, a nuestra población”, añadió.

El gobierno impuso la cuarentena al comienzo mismo del brote de coronavirus, una decisión a la que se atribuye que Grecia haya mantenido el nivel de contagio en un nivel considerablemente más bajo que otras partes de Europa. Grecia registraba al martes poco más de 2.900 casos confirmados y 179 muertes, sin decesos nuevos relacionados con el COVID-19 en las últimas 24 horas.

Las autoridades han mitigado gradualmente la cuarentena hasta el punto de regresar casi a la vida normal. Pero el país es muy dependiente del turismo, y el gobierno está ávido de atraer visitantes extranjeros y apuntalar la economía, que apenas sale de una crisis financiera de una década.

Las autoridades enfrentan el problema de lograr un difícil equilibrio entre promover al país como un destino seguro y atractivo y a la vez prevenir que los visitantes provoquen un nuevo brote.

Una muestra de lo que está en juego se produjo el martes, cuando las autoridades anunciaron que 12 pasajeros que arribaron en la víspera desde Doha, Qatar, dieron positivo al virus. La Agencia de Protección Civil griega vetó todos los vuelos desde Qatar hasta el 15 de junio.

En la actualidad, todos los que arriban a Grecia deben someterse a análisis y pasar la noche en un hotel designado hasta conocerse los resultados.
 

droblo

Administrator
Grecia abrió oficialmente al turismo el lunes, se espera que los primeros vuelos internacionales lleguen a Atenas y Salónica, en el norte, donde los pasajeros no tendrán que someterse pruebas obligatorias para detectar el coronavirus.



También están reabriendo hoteles, museos y gimnasios, en el último paso en la reapertura gradual de los negocios en Grecia. Ya se levantó la prohibición de vuelos desde Italia, España y los Países Bajos, aunque sigue vigente para los vuelos desde Gran Bretaña.



Si bien Grecia permitió vuelos internacionales limitados durante el confinamiento impuesto en marzo, todos los pasajeros que llegaban tenían que realizarse la prueba y ponerse en cuarentena.




El gobierno impuso un bloqueo estricto al inicio del brote en el país, lo que permitió mantener bajas las cifra de muertes y casos. En total, en el país sólo hubo 183 decesos y 3.121 contagios confirmados.



Grecia está abriéndose gradualmente a los turistas, y los visitantes pueden llegar en avión a la capital y a la segunda ciudad más grande de Salónica a partir del lunes. Los vuelos internacionales directos a los aeropuertos regionales, incluidas las islas, comenzarán el 1 de julio. Los visitantes estarán sujetos a pruebas aleatorias de coronavirus.



La economía griega depende en gran medida del turismo, que representa un 20% del producto interno bruto. Grecia todavía está saliendo de una crisis financiera de una década que condujo a tres rescates internacionales y acabó con una cuarta parte de la economía.
 
Arriba