Hilo de Grecia

droblo

Super Moderator
Los países de la eurozona llegaron a un acuerdo el viernes sobre los últimos puntos de un plan para poner fin al programa de rescate de Grecia luego de ocho años y hacer que su enorme deuda sea más manejable.

Los ministros de Finanzas de las 19 naciones necesitaban finalizar un acuerdo entre Grecia y sus acreedores internacionales que le permitiría a Atenas emerger de su tercer y último programa de rescate el 20 de agosto y enfrentar nuevamente a los mercados.

“La deuda griega es sostenible de ahí en adelante”, dijo Mario Centeno, el presidente del Eurogrupo.

Bruno Le Maire, el ministro de Finanzas francés, indicó que “tenemos que reconocer que Grecia ha hecho un buen trabajo, ha cumplido con sus compromisos”.

Centeno dijo que bajo el acuerdo, Grecia podría aplazar por 10 años el pago de miles de millones de euros en préstamos, lo que le brindará un respiro financiero. También recibió una inyección de 15.000 millones de euros.

Grecia ya había recibido unos 275.000 millones de euros en apoyo financiero de sus acreedores internacionales en los últimos ocho años. Durante ese tiempo, el país estuvo cerca de ser expulsado de la eurozona, señaló Pierre Moscovici, comisionado de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea.

Grecia ha necesitado una enorme ayuda financiera por parte de las naciones de la eurozona y de acreedores internacionales para sobrevivir financieramente en los últimos ocho años. A cambio, tuvo que comprometerse a estrictos programas de austeridad presupuestaria que tuvieron repercusiones en las finanzas de los griegos y ocasionaron un importante distanciamiento entre Atenas y varios países de la zona del euro.

“Ha habido enormes sacrificios”, puntualizó Moscovici.

Incluso después de que su programa de rescate termine en agosto, las políticas de Grecia continuarán bajo una estricta supervisión.

Sin embargo, Moscovici dijo que “al fin después de ocho años de complicadas reformas y de duros ajustes a nuestros programas, Grecia será capaz de caminar por cuenta propia”.

Uno de los últimos puntos a tratar el jueves era cómo dejar que Grecia distribuyera algunos de los pagos de su deuda durante más años para asegurarse de que el costo de pagar los préstamos no sofocara su economía, la cual ya se ha contraído en aproximadamente un cuarto desde que comenzó su crisis financiera a fines de 2009, y el crecimiento es un elemento clave en reducir la carga de la deuda.

Para poder llegar a un acuerdo, la semana pasada los legisladores griegos impulsaron un paquete de reformas económicas solicitadas por los acreedores, incluidos recortes de pensiones, al sistema de salud y reformas tributarias.

Una vez que el rescate llegue a su fin, Grecia tendrá que financiarse en los mercados internacionales de bonos.
 

droblo

Super Moderator
La agencia Standard and Poor’s subió el lunes en un grado la calificación de deuda que asigna a Grecia, de B a B+, gracias a un menor riesgo luego de que llegó a un acuerdo la semana pasada con los acreedores internacionales del país.

El panorama de Grecia se califica como estable, agregó la agencia.

A pesar de la mejoría, la deuda de Grecia sigue estando en territorio de no inversión. Eso significa que algunos inversores no podrán adquirir bonos griegos y otros exigirán un alto rendimiento para hacerlo.

La semana pasada, los acreedores europeos de Grecia y el Fondo Monetario Internacional decidieron proveer otro paquete financiero para ayudar al país antes de que termine el programa de rescate en agosto.

Sin embargo, los acreedores de Grecia la seguirán supervisando de cerca.
 

droblo

Super Moderator
Un fondo de rescate creado para ayudar a países que usan el euro entregó el último paquete de rescate de 15.000 millones de euros (17.300 millones de dólares) a Grecia el lunes, luego de que las objeciones de Alemania atrasaron el pago durante varias semanas.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad dijo que 9.500 millones de euros (casi 11.000 millones de dólares) del préstamo irán a un fondo de liquidez que Grecia puede usar para satisfacer sus necesidades financieras durante casi dos años.

Los otros 5.500 millones de euros (6.400 millones de dólares) fueron designados para pagar algunas de las deudas del país.

El gobierno griego describió el pago como el “último acto de un dramático rescate financiero”.

“Grecia hora puede comenzar una nueva página de progreso, justicia y crecimiento”, dijo la oficina del primer ministro Alexis Tsipras en un comunicado. “Nos espera mucho trabajo por delante, pero también nuevas posibilidades, al fin, para la mayoría” del pueblo griego.

Grecia se ha mantenido a flote gracias a préstamos de recate de sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional desde el 2010. El tercer y último préstamo se acaba el 20 de agosto. Después de eso, Grecia tendrá que recurrir a los mercados internacionales de bonos para conseguir dinero.

El fondo de liquidez permitirá que el gobierno no se vea presionado para hacerlo, dada la baja calificación crediticia de inversión que tiene el país y los altos intereses que los inversionistas privados exigirían por los préstamos.

Klaus Regling, director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad, dijo que la entrega de fondos demuestra que “Grecia ha avanzado bastante” en cuanto a administración de los fondos de rescate y que “ahora está dando frutos el compromiso y trabajo duro del pueblo griego”.

A mediados de julio, Alemania puso objeciones a la entrega inmediata del último pago, argumentando que Atenas no había cumplido con todos los requisitos.
 

droblo

Super Moderator
En un discurso lleno de referencias a la mitología griega y pronunciado en la isla de Ítaca, el primer ministro griego declaró con alivio el fin de los pagos internacionales a cambio de duras medidas de austeridad.

El mandatario, Alexis Tsipras, especialmente se refirió a “La Odisea” de Homero.

Gracia está a punto a ser de nuevo “un país normal”, dijo Tsipras desde Ítaca, la isla de origen del héroe mitológico Odiseo, el rey mesenio cuyas arduas travesías son relatadas en “La Odisea”.

“Desde el 2010, Grecia ha sufrido su propia odisea”, dijo el mandatario en un discurso lleno de referencias a la literatura y mitología griega. “Ítaca es sólo el comienzo”.

Tsipras declaró que Grecia ha recuperado su libertad financiera tras años de ceder a las demandas de los acreedores de recortes y reformas económicas a cambio de asistencia.

La decisión de hacer el anuncio desde una isla recordó al inicio de la crisis, en el 2010, cuando el entonces primer ministro George Papandreou habló desde la isla de Kastelorizo, informando a la nación que en efecto el país estaba en la bancarrota y necesitaba ayuda económica del extranjero.

A cambio de los préstamos, los gobiernos subsiguientes tuvieron que imponer duras medidas de austeridad para equilibrar el presupuesto y sanear las finanzas del país. En esa época la economía griega se contrajo en 25% y el desempleo aumentó al punto que hasta el día de hoy, una de cada cinco personas está desempleada. Los ingresos disminuyeron y los impuestos subieron.

Evidentemente, ha sido una trayectoria difícil y dolorosa para Grecia, una que ha durado casi tanto como las legendarias aventuras de Odiseo.

Odiseo fue protagonista renuente en la Guerra de Troya, una expedición cuasimítica de reinos mesenios griegos para conquistar la ciudad de Troya en lo que hoy en día es el norte de Turquía. Tras la caída de Troya, perseguido por furiosos dioses, Odiseo tuvo que sufrir otros 10 años de desventuras en el mar antes de poder regresar a Ítaca.

Una vez allí, apabullado y harapiento, Odiseo halló su vivienda ocupada por un grupo de jóvenes que trataban de convencer a su fiel esposa a que se vuelva a casar. Odiseo los masacró, para luego morir a manos de su hijo y la seductora Cirsa.

“Hemos llegado a nuestro destino”, dijo Tsipras. “Los rescates financieros que conllevaron a la austeridad y a la recesión y que convirtieron a nuestro país en un desierto social, han concluido”, dijo Tsipras.
 

droblo

Super Moderator
Las tripulaciones de los transbordadores de Grecia dieron por finalizada el martes la huelga que dejó varados a decenas de miles de viajeros y residentes de las islas durante más de un día.

El principal sindicato del sector, PNO, decidió volver a trabajar de inmediato luego de que los operadores de los ferrys les ofrecieron un aumento del 2% en sus salarios, que llevaban ocho años congelados por la crisis de deuda del país.

Esto supone que las embarcaciones volverán a navegar lo antes posible y no a las 06:00 de la mañana (0300 GMT) del miércoles, cuando estaba previsto el final del paro.

PNO pedía inicialmente un aumento del 5% en los sueldos.

La huelga, que comenzó a primera hora del lunes, provocó importantes problemas ya que la mayoría de las islas griegas no tienen rutas aéreas con el territorio continental.
 

droblo

Super Moderator
Los servicios de trenes y ferris en Grecia fueron suspendidos el miércoles y la mayoría del transporte público en Atenas quedó paralizado por una huelga de 24 horas lanzada por el mayor sindicato del país contra las persistentes medidas de austeridad.

El paro del transporte público forzó a muchos atenienses a usar sus autos para ir al trabajo, lo que causó grandes trabazones en el tránsito de la capital, en cuyo centro se realizaron dos marchas relacionadas con el paro.

La policía dijo que unas 7.000 personas en total participaron en las marchas pacíficas al Parlamento.

La huelga, organizada por la central sindical del sector privado GSEE, que incluye además muchas categorías de empleados públicos, no afectó las escuelas, hospitales ni otros servicios clave.

Los sindicatos quieren que el gobierno izquierdista elimine recortes importantes a los ingresos y las pensiones que fueron impuestos por exigencia de los acreedores internacionales durante el programa de rescate financiero de ocho años.

El programa concluyó formalmente en agosto, pero se espera que las medidas sigan en vigencia durante varios años más para garantizar que Grecia pueda mantener equilibrado su presupuesto y pagar sus deudas relacionadas con el rescate.

Grecia se vio forzada a solicitar los préstamos de rescate en 2010, cuando perdió acceso a los mercados de bonos tras revelarse que había estado reportando de forma inexacta durante años datos financieros importantes y llevaba un déficit en su presupuesto mucho mayor del esperado.

Entre las demandas de los sindicatos está restaurar el salario mensual mínimo al nivel previo al rescate, de 751 euros (853 dólares), de los 580 euros (659 dólares) actuales.

El gobierno del primer ministro Alexis Tsipras ha dicho que aumentará los gastos en bienestar social este año y el próximo, usando parte del superávit presupuestario que espera como resultado de los elevados impuestos y los reducidos gastos públicos.

Tsipras fue elegido gracias a promesas de que eliminaría todas las medidas de austeridad exigidas por los acreedores, pero pronto se vio forzado a tomar un giro radical luego que las negociaciones con los acreedores se desplomaron y Grecia enfrentaba el prospecto de una bancarrota y la salida de la zona del euro.

El miércoles en el Parlamento, Tsipras se comprometió a reducir para 2019 un impuesto inmobiliario altamente resentido y aplicado a dueños de propiedades de bajo y medio nivel. Dijo que eso beneficiaría a nueve de cada 10 dueños de propiedades inmobiliarias.
 

droblo

Super Moderator
Grecia anunció el lunes que regresará a los mercados de bonos y que aumentará el salario mínimo más de lo anticipado, cinco meses después de salir del programa de asistencia financiera y poco antes de las elecciones nacionales.

El gobierno griego anunció que emitirá un bono de maduración a cinco años, su primera jugada en los mercados desde que en agosto el país salió del programa de asistencia financiera internacional.

El primer ministro Alexis Tsipras dijo en una alocución televisada que el salario mínimo aumentará 10% a partir del mes entrante: de 586 a 650 euros al mes. Otra medida que iba a beneficiar a jóvenes menores de 25 años fue descartada.

“Esta es una medida esencial pero también simbólica. Es algo que le debíamos al pueblo que sufrió las consecuencias de la bancarrota nacional y el ajuste financiero, cuyas vidas, perspectivas y expectativas quedaron hundidas en la oscuridad de la crisis”, declaró el mandatario.

Añadió que “ahora que el país gradualmente está saliendo de la crisis, podemos empezar a sanar las heridas”.

El aumento, si bien es mayor a lo esperado, no llega al salario mínimo de 751 euros que imperaba en el 2012, cuando el gobierno impuso drásticos recortes presupuestarios para cumplir con las condiciones de los acreedores. El aumento, que afecta también las prestaciones y las escalas de pago, entrará en vigencia el próximo mes.

Se espera que la subasta de bonos se realice esta semana y que recaude hasta 3.000 millones de euros (3.400 millones de dólares).

Grecia hasta ahora había postergado su retorno a los mercados de bonos debido a la turbulencia en el mercado causada por la crisis presupuestaria en Italia.

Pero las tasas de préstamos han disminuido y el gobierno sobrevivió la semana pasada a una moción de censura en torno a su acuerdo para normalizar relaciones con Macedonia. Representantes de las instituciones prestamistas concluyeron la semana pasada en Atenas una inspección de las finanzas nacionales.

El rendimiento de los bonos griegos a 10 años bajó el lunes a 4,06%, aunque las acciones en la Bolsa de Valores de Atenas no sufrieron grandes cambios.

Tsipras, cuyo gobierno izquierdista va rezagado en las encuestas con respecto al partido conservador, enfrentará elecciones locales y del Parlamento Europeo en mayo, y deberá convocar a unas elecciones generales antes de octubre.
 

droblo

Super Moderator
Grecia lanzó exitosamente el martes su primera subasta de bonos a 10 años desde 2010, mientras busca recuperar gradualmente la confianza de los inversionistas internacionales y cortar su dependencia a los rescates financieros.
El primer ministro Alexis Tsipras dijo que la emisión atrajo mucho interés de los inversionistas y mostró que el país dejó atrás una época de crisis cuando era evadida por los mercados y estuvo al borde de la bancarrota.
“Las apuestas están en un nivel admirable y es indicio de esperanza”, dijo Tsipras. “Es señal de que damos vuelta a la página y salimos de la época de crisis”.
La Agencia del Manejo de la Deuda Pública dijo que Grecia recaudó 2.500 millones de euros con un rendimiento de 3,9% en una subasta que atrajo ofertas con un valor de más de 11.800 millones de euros.
La emisión de deuda llega en un momento oportuno para Grecia, mientras su rendimiento ronda el valor más bajo en más de una década después de que la agencia calificadora Moody’s aumentó dos puntos la calificación del crédito del país. Aunque todavía muy por debajo del grado de inversión, su clasificación B1 marca una gran mejoría para un país que estuvo en impago en el peor momento de su crisis.
Fue la segunda incursión de Grecia en el mercado de financiamiento desde que terminó su tercer, y último, programa de rescate financiero en agosto. El gobierno recaudó 2.500 millones de euros (2.850 millones de dólares) a través de la emisión de bonos a 5 años en enero.
El país quedó fuera de los mercados de capital tras revelar que durante años había reportado engañosamente las cifras de su deuda pública y firmó su primer acuerdo de rescate en 2010. A cambio de los préstamos de rescate, gobiernos sucesivos se vieron forzados a implementar profundos recortes de gastos y aumentos de impuestos, al tiempo que reformaban radicalmente la economía.
La austeridad profundizó una recesión económica y provocó un fuerte descenso en el nivel de vida, el ingreso promedio cayó una tercera parte y el desempleo llegó a un récord en la postguerra de 28%. Ahora está en 19%.
Tsipras fue elegido en el 2015 con una plataforma anti austeridad, pero pronto se vio obligado a revertir curso y negociar el tercer rescate e incluso más austeridad.
Su gobierno implementó las reformas a las que se había opuesto previamente y se considera que está comprometido a mantener el curso pese a una desaceleración del ritmo en meses recientes y una serie de medidas favorables a los votantes en momentos en que se acercan las elecciones parlamentarias.
 

droblo

Super Moderator
Es probable que el Banco de Grecia no alcance su meta de crecimiento para el 2019 debido a la incertidumbre económica mundial y las dudas sobre el compromiso del gobierno en cuanto a la implementación de reformas a largo plazo, informó el lunes la institución.

El gobernador del banco central, Yannis Stournaras, indicó al presentar el informe anual del banco que es probable que la economía griega crezca 1,9% este año, por debajo del pronóstico de 2,2% de la Comisión Europea y el presupuesto oficial de Grecia calculado en 2,5%.

Grecia sigue bajo supervisión de los prestamistas del rescate financiero a pesar de haber concluido el programa de rescate en agosto y después de haber aprovechado exitosamente a los mercados de bonos este año para obtener efectivo.


Con su deuda nacional en aproximadamente 180% del producto interno bruto, Grecia espera calificar para otro alivio financiero de sus prestamistas europeos.
 

droblo

Super Moderator
El desempeño presupuestario de Grecia en 2018 fue mejor de lo esperado después de que el gobierno adoptara algunas medidas para aumentar los ingresos.

Según el organismo estadístico oficial, el país registró un superávit presupuestario primario, que excluye el costo del servicio de la vasta deuda pública del país, del 4,4% de su producción anual. Eso fue por encima de las proyecciones del gobierno del 4,1%.

La agencia agregó el martes que la montaña de la deuda del país subió al 181% del PIB en 2018, desde el 176% en 2017.

La dinámica del endeudamiento griega se vio sacudida por una crisis de la deuda que condujo a una profunda recesión y que obligó a Atenas en 2010 a buscar un rescate internacional masivo. A cambio de los préstamos, los sucesivos gobiernos aplicaron estrictas medidas de austeridad.


Aunque Grecia terminó su era de rescate el verano pasado, todavía tiene que registrar superávit en los próximos años.
 

droblo

Super Moderator
El primer ministro de Grecia Alexis Tsipras prometió el martes a los votantes una baja de impuestos con vistas a las próximas elecciones, después de que su gobierno superó las metas presupuestarias fijadas por los acreedores del rescate financiero.

Tsipras dijo que la baja al impuesto sobre ventas en los cobros de energía en viviendas, así como en el servicio de comidas, entrará en vigor este mes, y que medidas adicionales de asistencia serían puestas en marcha a comienzos de 2020 a fin de disminuir algunos de los fuertes impuestos aplicados durante los tres rescates financieros internacionales.


Tsipras es superado por los conservadores de la oposición en las encuestas —por dos dígitos en algunas— con vistas a los comicios de gobierno local y europeos previstos para finales de mes y a una elección nacional que se realizará a principios de octubre.

“Con efecto inmediato, estamos adoptando medidas para reducir la carga de la crisis a los afectados”, declaró el primer ministro izquierdista en conferencia de prensa.

El desempeño fiscal de Grecia en 2018 fue mejor a lo esperado: hubo un superávit presupuestario primario de 4,4% _excluyendo el pago de la deuda_, cuando los acreedores pedían un saldo positivo de 3,5%.

La economía crecerá este año 2,2% con un desempleo bastante leve, de acuerdo con una previsión actualizada que la Comisión Europea anunció el martes. Sin embargo, más de un tercio de los griegos continúan viviendo en la pobreza o en riesgo de caer en pobreza, y los sueldos promedio continúan bajando después del rescate financiero que concluyó en agosto.
 

droblo

Super Moderator
Tsipras anuncia elecciones anticipadas tras descalabro de Syriza en europeas
 

droblo

Super Moderator
Greece 10-Year Bond Yield...
Jan 2012: 42% (all-time high)
May 2012: 31% May 2013: 11% May 2014: 7% May 2015: 12% May 2016: 9% May 2017: 6% May 2018: 4%
Today: 2.9% (all-time low)
 
Arriba