Hilo de Cuba

Johngo

Well-Known Member
Datos básicos de Cuba (de los pocos que hay)






BRUSELAS (Reuters) - Veinticinco años después de que la caída del Muro de Berlín volviera a unir a Europa, la Unión Europea celebró el "punto de inflexión histórico" en el Caribe con la renovación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

"Hoy, otro Muro ha comenzado a caer", dijo en un comunicado la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini. "Estos movimientos representan una victoria del diálogo sobre la confrontación", agregó.

Los gobiernos europeos, aunque han sido críticos con los abusos a los derechos humanos en Cuba, han instado desde hace tiempo a Washington a seguir su ejemplo en la mejora de las relaciones con la isla de Gobierno comunista, especialmente desde el fin de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética.

Mogherini afirmó que la Unión Europea, que levantó las sanciones diplomáticas a Cuba en 2008, favorece el diálogo.

En abril, el bloque comenzó negociaciones sobre un acuerdo de cooperación, aunque Cuba recientemente canceló conversaciones en las que se habría tratado el tema de los derechos humanos.

"Los derechos humanos continúan en el corazón de la política de la Unión Europea hacia Cuba", comentó Mogherini, ex ministra de Relaciones Exteriores de Italia.

La responsable también agradeció al Papa Francisco por su "sabiduría" al ayudar a mediar entre La Habana y Washington.

© Thomson Reuters 2014 All rights reserved.
 
Última edición por un moderador:

Johngo

Well-Known Member
Muy buena la viñeta - una imagen vale mas que mil palabras - ademas con los republicanos el tema va a llevar tiempo. De todas maneras es inexorable que algun dia pase, como dijo un Cubano en EEUU y... es bueno para que conozcamos el nivel de vida que se vive alli y aqui. Tambien hay otra historia de hace algunos años en la epoca de Batista (pre Fidel y el Che) -- todos los casinos de la mafia estadounidense estaban en Cuba y habia mucha corrupcion, droga, etc. Tambien al rechazar inversiones de capitales empresarias extranjeras por ideologia (salvo turisticas Españolas) Cuba no tiene industrias propias o casi inexistentes. SALUDOS
 
Última edición:

Johngo

Well-Known Member
A Cuba le espera una lucha larga para que EEUU levante el embargo

sábado 20 de diciembre de 2014 17:35 CET

LA HAVANA (Reuters) - El presidente cubano Raúl Castro dijo el sábado que su país tiene por delante una lucha larga y difícil antes de que se levante el embargo económico y comercial que aplica Estados Unidos a la isla desde hace más de medio siglo.

Esta semana, Castro y el presidente Barack Obama sorprendieron al mundo con un histórico acuerdo que incluyó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los viejos enemigos de la Guerra Fría.

La eliminación del embargo debe ser aprobada por el Congreso de Estados Unidos, donde la oposición republicana tendrá mayoría en ambas cámaras a partir de enero.

Castro anunció además, en una sesión de la Asamblea Nacional, que asistirá en abril a la séptima Cumbre de las Américas en Panamá respaldada por el Gobierno de Washington.

Se espera que Castro coincida en esa cumbre con el presidente estadounidense por primera vez desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. © Thomson Reuters 2014 All rights reserved.

Apuntes sobre lo que vendrá en Cuba

Nadie dijo que va a ser fácil para Obama conseguir el apoyo del Congreso con su iniciativa de levantar el embargo a Cuba. Tampoco les resultará sencillo a los republicanos oponerse.

La clave del histórico discurso de Obama es la palabra China. La frase escuchada el miércoles fue: ‘Piensen que por más 35 años hemos tenido relaciones diplomáticas con China, un país mucho más grande también dominado por el Partido Comunista‘.

Los Estados Unidos y China establecieron relaciones diplomáticas formales el 1 de enero de 1979, resultado de un largo período de acercamiento iniciado una década antes con la llamada ‘diplomacia triangular‘ de los EE.UU -en un contexto de división del bloque chino-soviético-y que incluiría el histórico viaje de Richard Nixon a China en 1972.

La normalización de las relaciones fue coronada por otro viaje, en dirección inversa. Deng Xiaoping visitó Washington a finales de enero de 1979. Aún ocupaba lugares secundarios en la estructura formal, pero Deng no solo controlaba el poder en China, sino que ya había iniciado el proceso de reformas económicas que sacó a su país del ‘siglo de la humillación, según la perspectiva china, y lo llevó al lugar que ocupa hoy.

China avanzó desde entonces hacia un sistema que conjuga un régimen de gobierno comunista con una economía de mercado. Se ha escuchado decir que el capitalismo no fue pensado originalmente para ser practicado en democracia. Más allá del establecimiento de zonas económicas especiales, los comunistas de China parecen tener en cuenta aquella definición y están gobernando una sociedad en la que crece la vocación capitalista.

La posibilidad de que el levantamiento del bloqueo a Cuba conduzca a un proceso de democratización de la isla no puede ser analizada fuera de este contexto.

Representante de la escuela inglesa en las relaciones internacionales, Barry Buzan, quien visitó recientemente la Argentina, dice que una de las características de este siglo será la de la convivencia entre distintos tipos de capitalismos en el mundo, algunos de ellos no asociados a la idea de democracia. En un artículo publicado en enero pasado en International Affairs, Buzan sostiene que ‘hay cuatro formas prominentes de gobierno capitalista: liberal democrático, social democrático, autoritario competitivo (Rusia) y burocrático de estado (China)‘. Y cree que la influencia y el peso relativo de los dos últimos "se está incrementando".

"La competencia pacífica entre las variedades de capitalismo mostrarán pronto si un modo de economía política es superior a otro", escribió en esa revista especializada.

Como lo fue en su momento con la URSS, una fuerte relación comercial con China es decisiva en la economía cubana. Cuba recibe de China el 18% de sus importaciones (1.100 millones de dólares) y envía a ese destino el 30% de sus exportaciones (533 millones de dólares) según cifras oficiales cubanas citadas por el Washington Post.

Para los analistas, China representa una contradicción que debería resolver un partido comunista que ya ha dado muestras inequívocas de pragmatismo. Aunque el capitalismo ya está generando riqueza y conocimiento en China desde hace mucho tiempo, ese proceso recién está dando sus primeros pasos y se ignora más de lo que se sabe sobre su destino.

En el mediano plazo, ¿el fin del embargo y una apertura económica ya ensayada por Raúl Castro podrían conducir a Cuba a un modelo de dos sistemas? Un intelectual con buena llegada al gobierno La Habana se inclina más hacia el modelo vietnamita, de una apertura más controlada, pero no en el corto plazo. Además cree que la sociedad cubana no evolucionará hacia un modelo de democracia pluralista‘.

Aunque alentado por distintos sectores en EE.UU. -The New York Times ha sido un fuerte impulsor del levantamiento del bloqueo- el paso dado por Obama tomó por sorpresa a los analistas. Se esperaba algún tipo de acercamiento en la próxima cumbre de las Américas en Panamá, de la que participará Cuba, pero no más que eso.

Invitado por una universidad local, un académico estadounidense que se especializa en la relación con la región y ha estado en Cuba innumerables veces pasó la semana pasada por Buenos Aires. En un almuerzo en un think tank local, fue muy escéptico con la posibilidad de que Washington abandonara la política del bloqueo en la idea de que, básicamente, no tiene ninguna motivación para hacerlo. Dijo que primarían cuestiones ideológicas en el establishment norteamericano, pero sobre todo, desinterés comercial.

-¿Ni siquiera para dar aliento a una apertura democrática?, se le preguntó.

-Lo del PC en Cuba por momentos parece que será eterno...

Un funcionario de la embajada de EE.UU. escuchaba con interés. Sonreía.
 

Tizo

Well-Known Member
Cuba aseguró el sábado que su acercamiento con Estados Unidos no implicará olvidar o hacer a un lado sus relaciones con aliados regionales que mantienen, por su propia cuenta, tensiones con la nación norteamericana.

El presidente cubano Raúl Castro dijo que su gobierno mantendrá su apoyo a Venezuela y aprovechó para criticar las sanciones que Estados Unidos impuso esta semana a funcionarios venezolanos señalados de violaciones a derechos humanos.

Castro y el presidente Barack Obama anunciaron esta semana el inicio de la normalización de relaciones diplomáticas, rotas hace más de 50 años, lo cual aún abre interrogantes sobre cómo afectará eso la geopolítica latinoamericana.

"La Revolución Cubana debe profunda gratitud a los pueblos, partidos y gobiernos de quienes han recibido invariable y permanente solidaridad y seguirá orientando su política exterior sobre sus bases inamovibles de fidelidad a los principios", dijo el mandatario cubano en la sesión de clausura de las sesiones de la Asamblea Nacional, en la cual abordó asuntos como la situación económica interna y sus relaciones con Estados Unidos.

"Símbolo de lo anterior son las especiales relaciones que mantenemos con la República Bolivariana de Venezuela", añadió.

Castro subrayó que a Venezuela le seguirá "brindando apoyo frente a los intentos de desestabilizar al gobierno legítimo que encabeza el compañero presidente Nicolás Maduro Moros y rechazamos las pretensiones de imponer sanciones a esa hermana nación".

Un día después del anuncio de la reconciliación diplomática, Obama promulgó una ley que sanciona con la suspensión de visas y el congelamiento de activos en territorio estadounidense a funcionarios venezolanos que Washington identifique como responsables de violar derechos humanos durante protestas callejeras que sacudieron al país sudamericano meses atrás.

Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, dijo el sábado que es claro que Castro busca abrir una nueva relación con Estados Unidos y al mismo tiempo no abandonar a sus aliados en la región, particularmente Venezuela, lo cual será un reto que pondrá a prueba su liderazgo.

"Él preferiría no tener que escoger entre Venezuela y los Estados Unidos. Cuba necesita a ambos ahora", comentó el experto en comentarios escritos a The Associated Press.

Añadió que "será una prueba decisiva de su liderazgo" ver si Raúl Castro puede manejar con habilidad los intereses distintos de Estados Unidos y Venezuela.

Cuba y Venezuela han forjado una relación cercana en los últimos años, en particular tras la llegada al poder del fallecido Hugo Chávez y que ha continuado con el actual presidente Nicolás Maduro.

La isla recibe cientos de miles de barriles de crudo de la nación sudamericana, que a su vez tiene el apoyo cubano en áreas como la salud y la educación, como parte de un entramado de negocios conjuntos que van desde las telecomunicaciones hasta la pesca y el petróleo.

Venezuela es por mucho el principal socio comercial de Cuba, con un comercio bilateral que en 2013 ascendió a poco más de 7.000 millones de dólares, según estadísticas oficiales. China ocupa el segundo lugar, con intercambios conjuntos por unos 1.800 millones de dólares.

Con Estados Unidos, el comercio bilateral fue el año pasado de poco más de 400 millones de dólares, el cual está concentrado en alimentos, los cuales están excluidos del embargo.
 

Tizo

Well-Known Member
Los estadounidenses están un paso más cerca de poder irse de vacaciones a Cuba, pero se recomienda que todavía no empaquen el traje de baño ni la crema solar.

Nuevas reglas del gobierno entra en vigor el viernes y varias alivian las restricciones de viaje y comercio implementadas por Estados Unidos desde hace 54 años. Los cambios siguen al anuncio del presidente Barack Obama el mes pasado de la normalización de relaciones diplomáticas con la isla. Sólo el Congreso puede levantar completamente el embargo, pero el gobierno puede hacerlo cumplir, o hacerse de la vista gorda, a la prohibición de viajes.

Las compañías de viajes y turismo están entusiasmadas ante la oportunidad de establecerse en Cuba. Las aerolíneas Delta Air Lines, JetBlue Airways, las cadenas hoteleras Hilton Worldwide, Marriott International y la línea de cruceros Carnival Corp. han expresado interés.

Los estadounidenses siempre se han sentido atraídos a Cuba por la cercanía, su clima templado y la aventura de visitar un país al que legalmente no pueden viajar desde 1960. Este es un vistazo a lo que las nuevas normas del gobierno significan para ellos.

P: ¿Pueden los ciudadanos estadounidenses viajar a Cuba?

R: La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro supervisa los viajes a Cuba. Hay 12 categorías de personas que pueden viajar a la isla: familiares cercanos de cubanos, académicos, los que viajan por asuntos oficiales del gobierno, los que viajan en misiones humanitarias o religiosas, periodistas y personas que son parte de programas culturales o educativos acreditados.

P: ¿Qué ha cambiado?

A: Los grupos de personas que pueden visitar la isla no han cambiado, pero ya no necesitan una licencia especial para viajar.

P: ¿Y los demás?

R: Eso está menos claro. Todavía es ilegal que los estadounidenses visiten la isla si no pertenecen a una de esas 12 categorías, pero sin necesidad de solicitar una licencia sería imposible que el gobierno haga cumplir esa restricción.

P: ¿Cómo puedo comprar un boleto aéreo?

R: Hasta ahora, el gobierno ha emitido licencias a operadores turísticos, que ayudan a los viajeros a obtener la visa y venden cupos en viajes a Cuba. Muchos de estos operadores son pequeñas empresas familiares de viajes de Florida que prestan servicios a los cubanoestadounidenses. Otros son grandes compañías de turismo que ofrecen viajes educativos de una semana a casi 8.000 dólares por persona. Las nuevas normas permiten a los agentes de viajes y aerolíneas vender boletos sin necesidad de una licencia específica de la Oficina de Control de Activos Extranjeros. Eso significa que será mucho más fácil hacer una reservación y los precios deben bajar significativamente.

P: ¿Pueden los viajeros estadounidenses comprar productos cubanos?

R: Los bancos y tarjetas de crédito tenían prohibido hasta ahora operar en Cuba, prohibición que se elimina con las nuevas reglas, pero no debe esperar que los cajeros automáticos o negocios comiencen a aceptar de inmediato tarjetas Visa, MasterCard o American Express emitidas en Estados Unidos. Los grandes hoteles probablemente sean los primeros en permitirlo, pero los restaurants familiares y tiendas pequeñas pudieran demorar mucho más. Así las cosas, a corto plazo, los viajeros deben llevar mucho efectivo.

P: ¿Qué pueden traer de regreso los estadounidenses desde Cuba?

R: Los visitantes autorizados pueden traer un máximo de 400 dólares en bienes adquiridos en Cuba para uso personal. Esto incluye no más de 100 dólares en bebidas alcohólicas o productos de tabaco.

P: ¿Habrá límites al número de visitantes?

R: Sin necesidad de una licencia, no hay límite. Sin embargo, Cuba tiene una cantidad limitada de habitaciones de hotel y otra infraestructura necesaria para apoyar el turismo. A corto plazo, eso reducirá la cantidad de visitantes.

P: ¿Qué aerolíneas viajan de Estados Unidos a Cuba?

R: American Airlines, JetBlue y Sun Country ofrecen vuelos fletados a La Habana, Holguín, Santa Clara y Cienfuegos. Hasta ahora, la única forma de reservar en esos aviones era a través de una de las agencias de viaje mencionadas, pero eso pudiera cambiar rápidamente. Sin embargo, no se debe esperar que las aerolíneas inunden repentinamente el mercado porque deben determinar si el mercado es lo suficientemente grande como para comprar boletos suficientes. Por ejemplo, un portavoz de Southwest Airlines dijo el jueves que "Cuba es una buena oportunidad a futuro que estamos estudiando". Y Cuba es todavía un destino difícil de servir. JetBlue lleva un mecánico en todos sus vuelos fletados a la isla.

P: ¿Hay alguna otra forma en que los estadounidenses puedan visitar Cuba?

R: El gobierno cubano no impide que los estadounidenses visiten la isla, así que desde hace años viajeros intrépidos han infringido las leyes al viajar a Cuba a través de México o Canadá y piden a las autoridades cubanas que no les sellen el pasaporte.
 

Tizo

Well-Known Member
Tres días de conversaciones Cuba-Estados Unidos, las primeras entre funcionarios de ambos países para llevar adelante un restablecimiento de los lazos, dejaron claro a todos un mensaje: la isla caribeña no está dispuesta a hacer concesiones en sus sistemas político y económico.

En unos amplios y abiertos intercambios con la prensa que cubrió las conversaciones desarrolladas la semana pasada, los diplomáticos cubanos dejaron claro sus objetivos tras el sorpresivo anuncio de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama del inicio de un proceso de normalización de las relaciones y que podría llevar al final de una política de embargo comercial de cinco décadas.

"Cuba ha dicho muy claramente que no se puede pretender que para mejorar las relaciones con Estados Unidos y normalizarlas, Cuba tenga que renunciar a los principios en los que cree", explicó Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos de la cancillería cubana. "Los cambios en Cuba no son negociables", agregó Vidal en entrevista con The Associated Press después de finalizar las primeras conversaciones.

Vidal explicó que ante las medidas de flexibilización del embargo anunciadas el 16 de enero por Obama, las autoridades cubanas van a preparar una serie de preguntas a su contraparte.

"Vamos a hacer una lista de preguntas, porque es muy difícil de una simple lectura tener una idea exacta del alcance, de qué se va a permitir o qué no va a ser posible", dijo Vidal. Recalcó que un grupo de expertos se encargará de eso.

Entre las preguntas cubanas, Vidal destacó por ejemplo la de si "se va a permitir a Cuba acceso a créditos" o "si se va a permitir que Cuba use el dólar estadounidense en otras transacciones, no solamente en una transacción bilateral Cuba-Estados Unidos".

En fin, concluyó Vidal, "va a requerir un proceso de aclaraciones sucesivas para saber realmente en qué estamos y qué posibilidades va a abrir".

Por otra parte, Obama también anunció que su gobierno revisará la inclusión de Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo en tanto también hizo mención a poner fin al embargo que Washington sostiene contra la isla desde hace más de cinco décadas.

"Cuba ha dicho que sería difícil concebir un restablecimiento de relaciones mientras Cuba permanezca en la lista de estados patrocinadores del terrorismo internacional", subrayó Vidal. En tanto, agregó, "no puede haber normalización de las relaciones si no se elimina y no se levanta el bloqueo a Cuba".

Para la funcionaria cubana, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas anunciado por Obama y Castro "va a ser un primer paso importante, pero solo el primer paso" hacia la normalización.

Vidal explicó que la parte estadounidense solicitó una revisión de la libertad de movimiento de sus diplomáticos en la isla.

"No lo hemos presentado como una condición, no hemos usado esa palabra, pero sí hemos dicho que la consideración por parte de Cuba de la libertad de movimiento está asociada a un cambio en el comportamiento" de los funcionarios estadounidenses en la isla, precisó la funcionaria cubana.

Vidal recordó que el presidente Ronald Reagan (1981-1989) fue quien "dispuso aplicar restricciones a los movimientos de los diplomáticos cubanos en Washington" y agregó que los cubanos "aplicamos reciprocidad".

Para Cuba, los diplomáticos estadounidenses "al moverse libremente por nuestro país... (deberán ser) cuidadosos de no realizar actividades que puedan considerarse por Cuba como una injerencia en los asuntos internos de nuestro país. Eso mismo hacemos nosotros en Washington", manifestó Vidal.

En tanto, sobre el posible reclamo de extradición por el gobierno de Estados Unidos de estadounidenses que se refugiaron en Cuba, como es el caso de Joanne Chesimard, activista del Partido Pantera Negra y ahora conocida como Assata Shakur, condenada a cadena perpetua por la justicia de Estados Unidos y quien vive como asilada política en la isla.

"Hace unos años Cuba decidió acoger a un grupo de personas luchadores por los derechos civiles en los Estados Unidos, a los que nuestro gobierno legítimamente les dio asilo político".

La prensa oficial cubana, toda de corte estatal, dio una cobertura muy amplia de las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos.

De forma inusual, la teleaudiencia cubana pudo ver cómo Vidal respondió a periodistas de Estados Unidos sobre derechos humanos, en una rueda de prensa transmitida íntegramente. En tanto, vieron a Roberta Jacobson, funcionaria del gobierno de Obama, hablando con reporteros de medios cubanos, extranjeros e independientes.

"Hemos visto muchísimo, pero muchísimo más de lo que estamos acostumbrado a ver sobre temas muy sensibles en nuestro país" exclamó Diego Ferrer, jubilado de 68 años.

"Me hubiera gustado que lo pusieran todo en vivo", comentó Jesus Rivero. Este jubilado de 68 años estaba sentado en un parque de La Habana vieja, leyendo el diario oficial Granma.

"Que Granma reporte la conferencia de prensa (de Jacobson) organizada en la residencia del jefe de la Sección de Intereses en La Habana", afirmó Rivero, "es algo bueno, aunque creo que debería explicar mucho mejor para que todo el pueblo entienda bien lo que está pasando".
 

Tizo

Well-Known Member
El gobierno de Barack Obama anunció que permitirá al sector de pequeños negocios privados de Cuba vender productos a Estados Unidos, en una medida potencialmente importante para aliviar el embargo de medio siglo a la isla.

Una lista publicada el viernes por el Departamento de Estado indicó que los estadounidenses podrán importar cualquier producto de los pequeños empresarios cubanos con la excepción de alimentos, productos agrícolas, alcohol, minerales, sustancias químicas, textiles, maquinarias, vehículos, armas y municiones.

Los artículos permitidos deberán ser producidos por un cubano que opere en una de las docenas de categorías privadas autorizadas por el gobierno de la isla.

La mayoría de dichos rubros son para servicios como mantenimiento o reparación de relojes, cafeterías o taxistas y no para la producción de mercancías exportables.

Además, prácticamente todas las exportaciones cubanas son producidas y despachadas por medio de empresas controladas por el estado y no hay indicaciones de que el gobierno permita flexibilizar los controles ni que los negocios privados en la isla empiecen a comerciar directamente con firmas del exterior.

Nadie debe esperar que los productos cubanos comiencen a llegar en cantidades importantes a Estados Unidos en un futuro inmediato, afirmó Pedro Freyre, director de prácticas internacionales en el bufete de abogados Akerman LLP en la Florida.

Sin embargo, la posibilidad de exportar artículos cubanos a un mercado masivo a 150 kilómetros (90 millas) de distancia podría inspirar a negocios privados a empezar a desarrollar productos para exportación, agregó.

"Establece el mecanismo", comentó. "Ahora la gente tiene que hacer que se concrete, lo que es una cuestión totalmente distinta".

Cuba flexibilizó los permisos para la iniciativa privada en 2010 cuando el estancamiento de la economía obligó al estado a pensar en formas de hacerla más eficiente.

El número de personas empleadas en negocios privados subió este año a 483.396, pero según los expertos la falta de demanda interna es un fuerte reto para este sector. Más de una cuarta parte de los empleos privados son en venta de alimentos, transporte y alquiler de viviendas.

Una fuente de exportación potencial a Estados Unidos es la nueva categoría de cooperativas propiedad de trabajadores, que funciona en muchos sentidos como negocios privados.

"Esta medida es interesante mirarla desde una perspectiva dinámica porque tanto la política norteamericana hacia cuba como la reforma cubana son procesos en movimiento", dijo a AP el economista isleño e investigador en la Universidad de Denver, Arturo López-Levy.

"El impacto hoy es relativamente limitado, pero es una apertura que le genera apetencias a algunos sectores", agrego López-Levy, quien por ejemplo destacó el interés de la comunidad cubanoamericana por productos étnicos.
 

Tizo

Well-Known Member
Los campos rojos se extendían durante varias millas bajo el sol de Cuba. Los brotes de ajo y hojas de remolacha ondeaban suavemente en la brisa primaveral.

Crías de cerdo rosadas buscaban sobras ante los ojos del primer secretario de agricultura del ex presidente Ronald Reagan y una docena de representantes agrícolas y de minoristas, que suponen la mejor baza de Cuba para poner fin a medio siglo de embargo comercial al que la isla atribuye sus problemas económicos.

El miércoles, su delegación de unos 90 representantes de la agricultura estadounidenses pondrá fin a tres días de reuniones con las autoridades y campesinos cubanos, dentro de una campaña de presión para que se ponga fin al embargo.

"Es una cuestión de tiempo", dijo el ex secretario de Agricultura John Block, que cría cerdos en Illinois y es abogado en Washington, durante su visita a una granja cooperativa con 247 miembros a las afueras de La Habana. "Se levantará y tendremos relaciones normales. Deberíamos haberlo hecho hace mucho tiempo".

La decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de suavizar el embargo desató un frenesí en las empresas estadounidenses, que intentan posicionarse para ganarse un hueco en un mercado por explorar. Parece probable que el mayor crecimiento comercial se produzca en la agricultura, el sector de la economía cubana con lazos más profundos con Estados Unidos y que experimenta reformas orientadas al mercado desde hace más tiempo que cualquier otro sector en la isla caribeña.

Un grupo bipartisano de senadores, que presentó una propuesta el mes pasado para que se retirase el embargo, afirma que el respaldo agrícola y de negocios es esencial.

Cuba gasta unos 2.000 millones de dólares al año en importar en torno al 80% de su comida, y una ya antigua excepción humanitaria al embargo comercial permite a algunos granjeros estadounidenses cubrir parte de esa demanda. Tras años de ventas en declive, estados en su mayoría republicanos vendieron el año pasado unos 300 millones de dólares de comida en la isla, especialmente pollo congelado y derivados de la soja. Las autoridades comerciales y los agricultores estadounidenses sueñan con dominar un mercado de importación de comida que podría alcanzar los 3.000 millones de dólares en los próximos años si mejora la economía cubana.

"Hemos estado aquí y queremos quedarnos aquí", dijo Stephanie Robinson, directora de marketing y desarrollo del Departamento de Agricultura de Virginia.

Los cambios de Obama parecen permitir las exportaciones de material agrícola estadounidense a cientos de miles de campesinos cubanos integrados en negocios gestionados por sus miembros, como la Cooperativa de Crédito y Servicios Primero de Mayo, a las afueras de La Habana.

Las importaciones y asesoría de Estados Unidos podrían ayudar a Cuba a mejorar niveles de producción que llevan años bajando. En el pasado, la isla exportaba azúcar, tabaco y cítricos a Estados Unidos e importaba mucho arroz y otros bienes de su socio. Tras más de 50 años de planificación central y embargo, la producción agrícola cubana ha caído de forma drástica y el consiguiente aumento en los precios de la comida es la principal fuente de insatisfacción para muchos cubanos.

Un año después de asumir el poder de manos de su hermano Fidel en 2006, el presidente Raúl Castro anunció una serie de reformas para suavizar el casi total control estatal sobre la agricultura. Se anunciaron préstamos a largo plazo sobre tierras en barbecho para agricultores privados y se les permitió vender los excedentes de producción en el mercado privado.

La agricultura cubana está hoy a media transformación. Cooperativas como la Primero de Mayo venden casi el 30 por ciento de sus cosechas en puestos urbanos a precios de mercado. El resto deben vendérselo al estado, entre un 30% y un 50% por debajo del precio de mercado.

Los pagos del gobierno suelen llevar retraso y el Ministerio de Agricultura controla la venta de suministros como semillas y maquinaria, que a menudo escasean o llegan demasiado tarde. La productividad es baja. Una vaca en Primero de Mayo produce en torno a una octava parte de la leche que produce una vaca estadounidense al día.

Los precios de la comida, especialmente para la carne, son abrumadoramente altos para un país donde el salario medio ronda los 20 dólares al mes. Los agricultores cubanos y estadounidenses compararon precios durante la visita del martes a la cooperativa, y encontraron que el pollo y el cerdo son dos o tres veces más caros en Cuba que en Estados Unidos.

El martes por la tarde, Eudelia González, una cocinera de hotel retirada, compró cuatro remolachas y un hueso de cerdo sin carne en el puesto que gestiona la Primero de Mayo en el barrio Kohly de La Habana. Los ingredientes para un estofado cuestan un dólar, la décima parte de su pensión mensual. Sin embargo, señaló, "por lo menos las cosas hay".

"A veces hay escasez de cebolla, ahora hay abundancia", dijo. "Las papas también están saliendo a la venta".

Las patatas son productos controlados por el gobierno y casi nunca hay existencias. Como si fueran drogas, algunos vendedores ambulantes las ofrecen fuera de los mercados atrayendo a los clientes con un susurro de "¡Papas!".

La relajación de tensiones ha hecho que los agricultores cubanos sueñen con ofrecer productos caros como el marisco, el tabaco y la miel en Estados Unidos y elevar la productividad con equipamiento, fertilizante y semillas modernas compradas a crédito. Todo eso es ahora imposible con el embargo.

"Si ese acercamiento se logra va ser muy muy bien para ambas partes", dijo José Manuel González García, presidente de la cooperativa Primero de Mayo. "Hay mucho optimismo en que realmente las cosas van a cambiar"
 

droblo

Super Moderator
Poco después de la llegada de Fidel Castro al poder, su gobierno confiscó refinerías, hoteles y plantaciones de azúcar que eran los signos más visibles del control que ejercía Estados Unidos sobre la economía isleña.

Una revisión de los reclamos de bienes confiscados, no obstante, revela que muchos de los perjudicados fueron individuos y familias, más que empresas y buena parte de lo que fue confiscado tal vez no tenía un valor muy alto en dólares, pero era el sostén y el orgullo de individuos y familias.

Casi el 90% de los reclamos hechos por estadounidenses a los que se les confiscaron propiedades son individuos, según un estudio de la Universidad Creighton encargado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos.

"Dejaron de todo: acciones, pólizas de seguros de vida, obras de arte, automóviles", expresó Michael Kelly, profesor de derecho en Creighton que participó en el estudio, realizado en 2007. "¿Vio esos Chevy del 57 que siguen dando vueltas? Uno de cada tres probablemente sea reclamado" por alguien en Estados Unidos, agregó. "Esto va a ser un problema muy difícil de resolver".

La Comisión de Reclamos en el Extranjero, conocida por sus siglas en inglés, FCSC, aceptó 5.900 reclamos de propiedades confiscadas. Se cree que valían 1.900 millones de dólares y que esa cifra, ajustada a la inflación, equivaldría a 7.000 millones de dólares de hoy.

Algunas de las pérdidas fueron cuantiosas. La Cuban Electric Company perdió plantas generadoras de electricidad por valor de 268 millones de dólares. El reclamo está hoy en manos de Office Depot, que se quedó con la empresa luego de varias fusiones. Las pérdidas de International Telephone and Telegraph Corp. ascendieron a 131 millones de entonces y las de Exxon, incluida una refinería, superaron los 71 millones.

Ocho de cada 10 reclamos, no obstante, fueron por propiedades valuadas en 10.000 dólares o menos por la FCSC, que también procesa reclamos de propiedades confiscadas en Irán, Vietnam y la Unión Soviética. Estos reclamos están amparados por leyes internacionales, que prohíben a los gobiernos confiscar propiedades sin ofrecer compensaciones.

Aproximadamente el 70% de los reclamos estadounidenses involucran ganado. También se reclaman tierra o edificios, sobre todo en La Habana y la antigua Isla de los Pinos, frente a la costa sur de Cuba y donde se radicó una enorme colonia estadounidense. Hay reclamos asimismo de pensiones perdidas, cuentas bancarias y propiedades personales, incluidas joyas y muebles.

Cuando los profesores de Creighton viajaron a Cuba hace casi una década trataron de identificar propiedades confiscadas, incluidos edificios que alguna vez albergaron una universidad y una clínica administrada por curas católicos.

"No queda casi nada", dijo uno de los profesores, Patrick Borchers. "Lo único que hay es muros derribados".
 

droblo

Super Moderator
Aunque, al igual que Irán, estará próximo a desaparecer de esta lista, Cuba es aún uno de los 4 "marcados":
 

Johngo

Well-Known Member
¿Qué empresas españolas se beneficiarán del cambio de relaciones entre Cuba y Estados Unidos?

Representantes de 45 empresas españolas viajan a Cuba para potenciar las relaciones comerciales. Las 45 empresas que componen la delegación empresarial española desarrollaron su actividad en el ámbito del turismo, la ingeniería y las energías renovables, entre otros.

*- Las principales inversiones españolas en Cuba pertenecen al sector del turismo, ya que España es el tercer socio comercial de Cuba, tras Venezuela y China. Unas 200 empresas españolas venden sus productos a Cuba dejó por valor de unos 609 millones de euros. Además, la aplicación de la llamada Ley de Memoria Histórica, que concedía la nacionalidad a los descendientes de exiliados y emigrantes, multiplicará el número de españoles en la isla. Desde los 120.000 actuales hasta unos 400.000 al final del proceso, una vez que los hijos menores de edad de nacionalizados ejerzan su derecho.

*- Meliá Hotels International es la cadena española que cuenta con más establecimientos en Cuba, con 27 hoteles y una oferta total de 13.000 habitaciones. Entre ellos, destacan nueve en Varadero, cuatro en Cayo Coco, cuatro en Cayo Santa María y tres en La Habana.

*- Iberostar gestiona diez establecimientos, entre los que destacan cuatro en Varadero, tres en Cayo Coco y uno en La Habana. La cadena Roc cuenta con tres hoteles; y Barceló, dos establecimientos en Varadero. La división hotelera del grupo Globalia, Be Live, cuenta con dos establecimientos en Cuba, ambos en Varadero.
*- El turismo es la segunda actividad económica de la isla, con un volumen de 1.832 millones de euros anuales. En la actualidad, Cuba tiene 335 hoteles, con una capacidad total de alojamiento de 58.434 habitaciones.

*- Otro sector que puede verse beneficiado es el de las constructoras de obra pública, ya que está prevista una gran renovación de las infraestructuras, tanto en transporte, carreteras y autovías como en obras ferroviarias, puertos y equipamientos públicos (escuelas y hospitales).
 

Johngo

Well-Known Member
Empresas de Reino Unido invertirán 400 millones de dólares en Cuba

Varias empresas de Reino Unido invertirán 400 millones de dólares en Cuba en proyectos de agricultura, infraestructuras, turismo y energía, después de la misión empresarial que visitó esta semana la isla.

“Ha sido una misión muy exitosa. Hemos firmado acuerdos por un valor de 400 millones de dólares” y “eso tiene como significado una inversión directa en la economía” cubana, aseguró a la televisión local el empresario Lord Hutton of Furness, según destaca France Presse.

NUEVOS ACUERDOS CON CUBA

Los acuerdos fueron suscritos en el marco de un foro de negocios entre los dos países, en el que participaron responsables de 32 compañías británicas y fue organizado por Hutton, quien creó en 1995 el proyecto Cuba Initiative para fomentar los negocios con la isla.

Los empresarios británicos se reunieron con los ministros Rodrigo Malmierca (Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras) y Alfredo López (Energía y Minas). En su encuentro, visitaron la futura zona franca industrial del nuevo megapuerto de Mariel, 45 km al oeste de La Habana, que constituye la principal atracción que ofrece Cuba al capital foráneo, tras aprobar en marzo de 2014 una nueva Ley de Inversión Extranjera.
 

Johngo

Well-Known Member
EEUU autoriza viajes en ferry a Cuba por primera vez en medio siglo

Estados Unidos emitió este martes por primera vez en medio siglo licencias a algunas empresas para que comiencen a operar servicios de ferry con pasajeros a Cuba, en medio del proceso de acercamiento entre los antiguos rivales.

La Oficina de control de activos extranjeros del Departamento del Tesoro "emitió ciertas licencias específicas para servicios de ferry con pasajeros", indicó a la AFP una portavoz de ese instancia, Hagar Chemali.
Cuatro empresas navieras en Florida (sureste de EEUU), cuyas costas están a 150 km de Cuba, confirmaron haber recibido la luz verde del Tesoro, aunque señalaron que aún deben conseguir permisos adicionales, además del de La Habana.

Una vez operativos, estos servicios se unirán a los de compañías de vuelos fletados, las únicas que actualmente realizan el viaje de Estados Unidos a la isla de régimen comunista. Los transbordadores entre ambos países fueron suspendidos en la década de 1950, cuando eran muy populares.
Desde que en diciembre pasado los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro hicieron el histórico anuncio de que comenzarían un proceso de acercamiento y buscarían restablecer relaciones diplomáticas luego de medio siglo de enemistad, Washington ha tomado medidas para facilitar los intercambios con la isla.

En medio del enorme interés en visitar Cuba que se generó luego del anuncio y de que el gobierno estadounidense relajara en enero restricciones para que sus ciudadanos hicieran los viajes, varias navieras habían anunciado la solicitud de las licencias, con la intención de ofrecer servicios más económicos que los vuelos chárter.

- Servicio con condiciones -
Según las directrices divulgadas este martes por el Tesoro, los pasajeros de los barcos deben entrar dentro de las doce categorías bajo las cuales se les permite a los estadounidenses viajar a Cuba, entre ellas visitas familiares o con fines académicos, culturales, deportivos o religiosos.
De Cuba a Estados Unidos podrían ir los cubanos o ciudadanos de terceros países que tengan visado estadounidense, indicó el Tesoro.
Bajo el embargo vigente desde 1962, los estadounidenses siguen teniendo prohibido el turismo en Cuba.

Tanto el Tesoro como las navieras reconocieron que las empresas deben conseguir permisos adicionales de otras agencias estadounidenses, así como de La Habana, por lo que no prevén comenzar a operar hasta dentro de unos meses. (parcial) AFP
 
Arriba