Hilo de CHINA

droblo

Super Moderator
El gobierno de China rechazó el miércoles las acusaciones de que roba tecnología después de que un exingeniero de General Electric Co. y su socio comercial chino fueran imputados con cargos de espionaje industrial.

Los cargos anunciados el martes se conocen en plena guerra de aranceles entre Beijing y Washington por las denuncias estadounidenses, entre ellas que China roba o presiona a compañías para que entreguen su tecnología.

El Ministerio de Exteriores dijo que los cargos contra Xiaoqing Zheng, un exempleado de la división de energía de GE, y Zhaoxi Zhang, un empresario en el noreste de China, parecían ser un “caso comercial común” que no debería “interpretarse de más ni politizarse”.


“Los logros del desarrollo de China no han surgido del robo. Es el resultado de la sabiduría y sudor del pueblo chino”, dijo el ministerio en un comunicado. “Esperamos que la partes relevantes puedan frenar la exageración infundada, y ver y lidiar con los temas relevantes objetiva y racionalmente”.

El ministerio dijo que no tenía detalles más allá de lo que se reportaba en la prensa.

Zheng y Zhang están acusados de recibir dinero del gobierno chino y coordinarse con autoridades para lograr acuerdos con instituciones financieras y desarrollar tecnologías de turbina. La imputación indica que Zheng, quien se especializa en tecnología de sellado, tomó información patentada y la envió por correo electrónico a Zhang, su sobrino.

Su abogado, Kevin Luibrand, dijo que no comentaría los cargos.

Investigadores de seguridad extranjeros dicen que el gobierno de China ha alentado durante décadas a ingenieros y científicos a llevar a casa la tecnología extranjera, ya sea que la obtengan por la vía legal o no. Dicen que Beijing ofrece recompensas financieras y opera parques comerciales en donde la gente puede intercambiar tecnología robada por productos comerciales.
 

droblo

Super Moderator
El presidente de China, Xi Jinping, hizo un llamado el sábado a que más países se unan al vasto proyecto de infraestructuras de Beijing, frente a la oposición de Estados Unidos a una iniciativa que teme esté aumentando la influencia estratégica del gigante asiático.

Xi intervino en una cumbre con líderes de todo el mundo centrada en el multimillonario proyecto del Cinturón y Ruta de la Seda, su iniciativa internacional estrella. El tono optimista del encuentro de dos días _ donde el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y otros líderes elogiaron el programa _ es un revés para el gobierno de Donald Trump, que está intentando desanimar a otras naciones para que se adhieran.


En un discurso el viernes, Xi se comprometió a promover altos estándares financieros y medioambientales, entre otros, es respuesta a las quejas sobre la deuda que generan los proyectos de infraestructura y otros problemas. La llamada “Nueva Ruta de la Seda” podría aumentar la tensión con Washington al atraer a más participantes.

“Tenemos que animar a la plena participación de más países y empresas”, señaló el dirigente chino en el evento celebrado en un centro de convenciones a las afueras de la capital.

Xi trató de disipar las críticas acerca de que la iniciativa aporta poco para los países en vías de desarrollo que aceptaron préstamos de Beijing para construir puentes, ferrocarriles y otras instalaciones. El presidente dijo que su gobierno quiere “dar beneficios a todos”.

Otros gobiernos recibieron con satisfacción la iniciativa, lanzada en 2013, para expandir el comercio a través de la construcción de carreteras, puertos y otras infraestructuras desde Asia a África, pasando por Oriente Medio y Europa. Pero algunos tienen problemas para devolver los préstamos chinos, lo que avivó las quejas sobre posibles “trampas de deuda”.

Los críticos alegan además que la mayor parte de la carga de trabajo va a parar a las empresas estatales chinas y que la iniciativa podría derivar en corrupción y daños medioambientales.

Estados Unidos, Japón, India y Rusia están preocupados porque Beijing pueda estar erosionando su influencia. Funcionarios estadounidenses advirtieron a otros ejecutivos acerca de posibles problemas de deuda y motivaciones políticas por parte de China.

El gobierno de Xi está intentando reactivar la iniciativa luego de que varios de sus proyectos fracasaron el año pasado. Esto se produjo luego de que las autoridades chinas anunciaran que los bancos estatales aumentarían los controles a sus prestatarios y de las quejas de algunos gobiernos de que los proyectos tienen poca repercusión en sus economías y podrían dar demasiada influencia política a Beijing.

Xi prometió el viernes adoptar estándares internacionales financieros y medioambientales, entre otros.

Pese a la oposición estadounidense, el número de países que cerraron acuerdos para respaldar la iniciativa aumento a 115 desde los 65 anteriores, según el gobierno chino
 

droblo

Super Moderator
Argentina exportará cerdos a China por primera vez en su historia debido a que el gigante asiático padece una epidemia global de peste porcina africana y necesita importarlos.

El presidente argentino Mauricio Macri efectuó el anuncio el lunes durante la visita a un frigorífico en el oeste de la provincia de Buenos Aires, y se difundió a través de las redes sociales.

“Hemos conseguido autorización para exportar cerdo a China, un país de 1.500 millones de habitantes y que es el principal consumidor de cerdo del mundo”, destacó el mandatario rodeado por una decena de trabajadores del establecimiento.

“Nos quiere comprar porque confía... creen en la calidad de nuestros productos, que vamos a cumplir”, enfatizó.

El precio de la carne de cerdo se ha disparado en los últimos meses en el mercado internacional debido a una epidemia global de peste porcina africana, la cual es inocua para los humanos pero altamente mortal para los animales.

China, que también es el principal productor de cerdos en el planeta, se ha visto gravemente perjudicado por la epidemia. No hay cifras oficiales sobre mortandad animal, pero la apertura del mercado chino da cuenta de la necesidad de ese país de recurrir a nuevas fuentes para abastecerse.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la producción porcina en China alcanzó las 54 millones de toneladas y el consumo interno superó las 55 millones de toneladas en 2018, con un consumo per cápita de casi 40 kilos por año.

“Esto va a significar mucho trabajo para los productores de cerdos, para los transportistas y para los frigoríficos que van a faenar y se van a seguir ampliando”, dijo Macri, quien dio a conocer la novedad justo en momentos en que el país sudamericano atraviesa una crisis económica que afectó la popularidad del mandatario.

Macri buscará la reelección en las elecciones generales de octubre.

Según cifras oficiales, Argentina aumentó 5% la producción de cerdo en el primer trimestre del año a 148.390 toneladas. Entre 2015 y 2018, la exportación creció 555%.
 

droblo

Super Moderator
El número de empresas extranjeras que se sienten obligadas a entregar tecnología a cambio de acceder al mercado chino se ha multiplicado por dos en los últimos dos años pese a las promesas oficiales de poner fin a esa presión, según reportó el lunes un grupo empresarial.

El fenómeno desencadenó la disputa arancelaria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con Beijing.

El informe de la Cámara de Comercio Europea en China recogió quejas continuadas sobre la “transferencia forzosa de tecnología”, que según los socios comerciales de China incumple los compromisos de apertura de mercado del país a pesar de sus desmentidos y promesas de cambio.


Los gobiernos europeos han cuestionado la estrategia de Trump a la hora de confrontar a Beijing por sus ambiciones de tecnología, aunque comparten las críticas de Estados Unidos.

Una de cada cinco empresas encuestadas en enero, antes de la última ronda de subidas de aranceles de Estados Unidos y China, dijeron haberse sentido forzadas a entregar tecnología, en comparación con hasta el 10% en una encuesta de 2017, señaló la cámara europea.

“No es algo que se haya quedado en el pasado. Sigue pasando ahora”, dijo a la prensa Charlotte Roule, vicepresidenta de la institución, antes de la publicación del reporte. Acabar con esta práctica, señaló, “debe ser una prioridad”.

La proporción de empresas que dijeron haberse visto obligadas a compartir tecnología era mayor en algunos campos: el 30% en petróleo e industria química, el 28% en dispositivos médicos, el 27% en farmacéuticas y el 21% en industria automotriz. Un cuarto de esas empresas dijo que las transferencias seguían ocurriendo en el momento de la encuesta.

Las autoridades chinas niegan que se exija a empresas extranjeras entregar su tecnología. Pero las empresas de sectores como el automotriz o el electrónico que quieren operar en China deben convertirse en socios minoritarios en empresas conjuntas con socios estatales, lo que les obliga a compartir tecnología y experiencia.

Una ley aprobada en marzo por la legislatura china intenta tranquilizar a los inversionistas extranjeros prohibiendo el uso de “medidas administrativas” que insten a la transferencia de tecnología. Los grupos empresariales celebraron esa aprobación, aunque señalaron que las autoridades chinas aún tienen un gran poder en una economía muy regulada.

La transferencia tecnológica era una de las quejas que, según la cámara europea, contribuía al pesimismo entre las empresas sobre si el gobernante Partido Comunista cumpliría sus promesas de abrir sus mercados.

Un tercio de las empresas encuestadas dijo que no espera ver una “apertura significativa” del mercado chino.
 

droblo

Super Moderator
El Ministerio chino de Comercio anunció el jueves que publicará una lista de compañías extranjeras “poco fiables” en un futuro cercano.
Se considera que la decisión de crear la lista es en respuesta a la medida estadounidense de incluir a Huawei Technologies en una lista negra por presunto robo de propiedad intelectual y evasión de las sanciones a Irán.
El portavoz del Ministerio, Gao Feng, dijo durante su conferencia de prensa semanal que se había iniciado la elaboración de la lista. Las autoridades no perseguirán a ningún sector o empresa en particular, afirmó.

“Las compañías que cumplan las leyes y el espíritu contractual chinos no tienen de qué preocuparse”, aseguró Gao.
El Departamento de Comercio estadounidense ha decretado que las empresas del país deberán obtener la aprobación del gobierno para sus ventas a Huawei una vez que su propia lista entre en vigor después de un período de gracia de 90 días.
China no ha dicho qué medidas tomará contra las entidades en su lista.
Gao dijo que China no desea una guerra comercial, pero tampoco la teme.
“Si Estados Unidos sigue escalando las fricciones comerciales, China continuará hasta el fin”, aseguró.
Huawei, antes un proveedor poco conocido de equipos de telecom y ahora líder de la industria, se ha convertido en un campeón nacional cuando Beijing rechaza las acusaciones estadounidenses de que la empresa constituye un peligro para la seguridad y pide que se la excluya el desarrollo de la próxima generación de redes 5G superrrápidas.
 

Johngo

Well-Known Member
China está comprando más y más oro a medida que la guerra comercial se prolonga



China extendió sus compras de oro, añadiendo reservas por sexto mes consecutivo, mientras la prolongada guerra comercial con los Estados Unidos perjudica las expectativas de crecimiento e incrementa la demanda de un diversificador de cartera.

El Banco Popular de China aumentó sus reservas de lingotes a 61.61 millones de onzas en mayo desde los 61.10 millones del mes anterior. En términos de tonelaje, eso es un aumento de 15.86 toneladas, después de que casi 58 toneladas de oro que se sumaron a las reservas de la nación en los cinco meses hasta abril.

El aumento refleja la "diversificación determinada" del gobierno lejos de los activos en dólares, dijo la analista de Argonaut Securities, Helen Lau, y agregó que la demanda minorista también ha repuntado. A este ritmo de acumulación, China podría comprar 150 toneladas en 2019, según Lau.
 

droblo

Super Moderator
El principal negociador comercial chino aseguró el jueves que las “presiones externas” pueden ser útiles para la economía nacional, informaron medios de prensa chinos.
El vicepremier Liu He sostuvo en un foro en Shanghai que las presiones que enfrenta China en la actualidad son una “prueba inevitable”, según el South China Morning Post de Hong Kong y medios de China continental.
“La presión externa nos ayudará a mejorar la innovación y el autodesarrollo, acelerar las reformas y la apertura e impulsará el crecimiento de alta calidad”, dijo Liu.
No aludió directamente a la disputa comercial con Estados Unidos, según el South China Morning Post. Washington acusa a China de robar secretos comerciales y obligar a las empresas estadounidenses a transferir tecnología. China acusa a Estados Unidos de tratar de sofocar su desarrollo económico.

Cada país ha aplicado aranceles a bienes del otro por valor de miles de millones de dólares.
El mes pasado, el Departamento de Comercio estadounidense incluyó a Huawei en una lista que prohíbe a las firmas estadounidenses vender tecnología al gigante tecnológico sin aprobación del gobierno. China dijo que dará a conocer próximamente su propia lista de “entidades no dignas de confianza”, la que incluirá empresas, organizaciones e individuos extranjeros.
El vocero del ministerio de Comercio, Gao Feng, dijo a la prensa el jueves que cualquier compañía extranjera que cumpla con las leyes chinas, las normas del mercado y el espíritu de los contratos no deberá preocuparse por la lista.
Gao dijo que Estados Unidos era deshonesto en las negociaciones comerciales e incumplía sus promesas, algo de lo que Washington también acusa a Beijing.
“Si Estados Unidos quiere obligar a China a ceder mediante la máxima presión unilateral, no lo logrará en absoluto”, aseguró.
La prensa estatal china insinuó el mes pasado que la oferta de tierras raras _minerales que se emplean en autos eléctricos, telefonía móvil y otras tecnologías_ podría utilizarse como arma comercial. Según cifras de la administración de aduanas china, las exportaciones de tierras raras disminuyeron 16% en mayo con respecto al mes anterior.
Gao dijo que las fluctuaciones se debían a cambios en el mercado, y que China no ha aprobado nuevas medidas para la venta de sus tierras raras.
 
Arriba