Hilo de Alemania

droblo

Administrator
El ministro de trabajo de Alemania propuso crear una ley que proteja el derecho a trabajar desde casa aun para después que ceda la crisis del coronavirus.

El ministro, Hubertus Heil, declaró al diario Bild am Sonntag que planea presentar la propuesta este otoño. Calculó que el porcentaje de la población que trabaja dese casa ha aumentado de 12% a 25% debido al coronavirus, es decir unas 8 millones de personas.

“Todos los que quieran, y cuyos empleadores lo permitan, deben poder trabajar desde casa, incluso después de que concluya la pandemia corona”, expresó Heil según el diario.

“Estamos aprendiendo debido a la pandemia cuánto trabajo se puede hacer desde casa”, agregó.

Heil enfatizó que la idea es hacer posible trabajar desde casa, pero no obligar a nadie. Dijo que habrá quienes quieran trabajar desde casa todo el tiempo, y quienes desean hacer una o dos veces por semana.

El partido de Heil, el centroizquierdista Social Demócrata, es parte de la coalición de la canciller Angela Merkel. Ya desde diciembre del año pasado, mucho antes de la pandemia, había propuesto defender el derecho de trabajar desde casa.
 

droblo

Administrator
Los agricultores, silvicultores y bomberos de Alemania esperan ansiosamente un pronóstico de lluvias generalizadas para finales de esta semana, luego de varias semanas cálidas y secas que han elevado el temor de un tercer año consecutivo de sequía en verano.

Antes de iniciar una reunión climática virtual el martes con funcionarios de 30 países, la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, dijo que los dos años anteriores de tiempo seco, combinados con temperaturas más altas en general, muestran la necesidad de actuar.

“Podemos ver que los últimos dos veranos fueron extremadamente secos, lo que ya está causando problemas enormes para nuestra agricultura y silvicultura”, afirmó. “Es por eso que tenemos que adaptarnos a los cambios que ya no podemos evitar, y debemos asegurarnos de que no empeore... Realmente debemos impulsar medidas de protección climática ahora”.

Las reservas de agua ya están en niveles bajos y, si no hay lluvias fuertes en las próximas dos o tres semanas, podrían producirse grandes pérdidas de cosechas, advirtió Mojib Latif, meteorólogo del Centro Helmholtz de Investigación Oceánica, en Kiel.

“Los últimos dos años fueron extraordinariamente secos”, dijo al periódico Rhein-Neckar Zeitung. “El suelo necesita lluvia”.

La sequía de 2018 causó daños graves a los agricultores, que tuvieron una cosecha tan pobre que el gobierno alemán tuvo que brindarles cientos de millones de euros en ayuda. Al mismo tiempo, los ríos y lagos alcanzaron mínimos récord, causando trastornos ambientales y afectando a los negocios que transportan agua potable.

El año pasado también fue excepcionalmente seco y causó daños generalizados a los bosques del país. Las advertencias de incendios forestales ya están en su segundo nivel más alto este año, dijo Ulrike Hoefken, ministra de medio ambiente y bosques del estado de Renania-Palatinado, citada por la agencia de noticias dpa.

“Una tercera sequía consecutiva este verano sería catastrófica”, aseguró.

Casi no ha llovido desde el 14 de marzo, dijo el especialista del Servicio Meteorológico Alemán Andreas Friedrich. Dijo que es demasiado pronto para saber si la precipitación esperada a finales de esta semana será suficiente para aliviar la situación.
 

droblo

Administrator
La economía alemana se contrajo 2,2% en el primer trimestre comparado con el último del año anterior, al sentirse los efectos de la cuarentena, de acuerdo con la información oficial. Eso significa que la primera economía europea ha caído en recesión tras una pequeña contracción a fines del año pasado.

Las cifras difundidas por la Oficina Federal de Estadísticas el viernes brindaron un primer vistazo de los daños provocados por la crisis de coronavirus, que el gobierno intenta mitigar con programas de rescate. Otras grandes economías europeas como Francia e Italia también han caído en recesión.

ADVERTISEMENT

La contracción del período enero-marzo fue la segunda más grande desde la reunificación alemana de 1990, superada solamente por la del primer trimestre de 2009, de 4,7%, durante la crisis financiera global, dijo el funcionario de estadísticas Albert Braakmann.

En el cuarto trimestre del año pasado se registró una contracción de 0,1%, de acuerdo con una revisión del informe original de crecimiento cero. En términos anuales, la contracción fue de 2,3%.

La pandemia de coronavirus llegó a Europa en marzo. Italia y luego otros países impusieron amplias restricciones a la vida pública y los negocios.
 

Johngo

Well-Known Member
Alemania se prepara para aumentar su deuda pública en 2021

El ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz, sugirió que podría ser necesario suspender la cláusula que limita el endeudamiento neto anual del Gobierno federal a un 0,35% del PIB. Esto ya se encuentra vigente, desde marzo, por tiempo limitado al ejercicio fiscal 2020. El fundamento al que apelaría la Administración para ampliar la flexibilidad a 2021 sería la cláusula que permite levantar el cepo en caso de catástrofe o emergencia. De todos modos, Scholz deslizó: "Es muy pronto para saberlo".

Según el diario Handelsblatt, funcionarios de la Administración alemana ya están planificando la activación de la cláusula de suspensión al freno de deuda pública para 2021, ante el hundimiento de los ingresos y el aumento del gasto producido por el freno económico y la crisis sanitaria. El Gobierno alemán ya suspendió su límite en marzo, cuando necesitaba ganar espacio fiscal tras el compromiso de dar un apoyo de liquidez ilimitado a las empresas y su intención de crear un fondo de emergencia de varias decenas de miles de millones de euros para los autónomos y las pymes. Hasta el inicio de 2020, la limitación constitucional vigente obligaba al Gobierno de coalición conservador-socialista de Angela Merkel a colocar en los mercados deuda por un monto no superior a 17.000M a 18.000M.

Sin duda es un volumen que no cubre la caída de recaudación impositiva ni los gastos sanitarios, que muy probablemente se extiendan hasta entrado 2021. Era un monto posible antes de la pandemia, en un Estado que cancelaba deuda pública con recursos fiscales genuinos. El enfoque 2021 sería apostar por la reactivación.

Alemania acaba de colocar en el mercado, otra vez, bonos a 7 años por valor de 3.255,75 millones de euros a una rentabilidad media del -0,62%, en emisión para financiar la ayuda del Gobierno alemán a las empresas por crisis del coronavirus. El Bundesbank, que ejecuta la operación, informó de que los inversores ofrecieron a Alemania 7.503 millones de euros por lo que el ratio de cobertura, la relación entre la oferta y la demanda, fue del 2,3. Los bonos emitidos vencen el 15/11/2027, añadió el Bundesbank.

El Estado alemán, a través de la "Finanzagentur des Bundes" (similar al Tesoro), mantuvo 744,25 millones de euros en bonos para colocarlos en el mercado secundario, donde espera lograr mejores condiciones, por lo que el volumen de emisión fue de 4.000 millones de euros.
El presidente del Consejo Alemán de Expertos Económicos dijo al Handelsblatt que es utópico compensar el déficit fiscal en 2021 sin apelar a mayor endeudamiento, por lo que "el gobierno federal probablemente tendrá que aplicar la cláusula de excepción del freno de la deuda por 2do. año". Sin embargo, insistió él, el freno debería volver a aplicarse en 2022.
 

droblo

Administrator
La producción industrial en Alemania se desplomó casi 18% en abril comparado con el mes previo en el momento más álgido de las cuarentenas por el coronavirus en Europa, según datos oficiales difundidos el lunes.



El declive de 17,9% reportado por el Ministerio de Economía siguió a una caída de 8,9% en marzo, cuando Alemania comenzó las medidas de confinamiento. La cuarentena aquí fue menos estricta que en Italia, España y Francia, y nunca se obligó a cerrar las fábricas, pero las compañías sí detuvieron en gran parte la producción en algunos sectores —como en el automotriz— y se alteraron las cadenas de suministros.



Alemania comenzó a aliviar las restricciones en la vida pública el 20 de abril y, desde entonces, el proceso ha recuperado ritmo. Sin embargo, la economía alemana entró en recesión en el primer trimestre y se espera que se profundice en el trimestre actual.



Datos publicados el viernes muestran que los pedidos de las fábricas cayeron 25,8% en abril, después de una caída del 15% en marzo.



La coalición gobernante acordó la semana pasada estímulos por 130.000 millones de euros (148.000 millones de dólares), entre ellos exenciones tributarias y subsidios para comprar vehículos eléctricos.
 

droblo

Administrator
La compañía alemana Bayer indicó el miércoles que pagará hasta 10.900 millones de dólares para llegar a acuerdos en litigios por el herbicida Roundup, que ha enfrentado miles de demandas por acusaciones de que causa cáncer.

Bayer señaló que también pagará hasta 1.220 millones de dólares para zanjar otros dos casos de litigación intensa, uno sobre los bifenilos policlorados (PCB) en el agua, y otro por el herbicida dicamba.

La compañía dijo que el arreglo sobre el Roundup, fabricado por su subsidiaria Monsanto, involucra a aproximadamente 125.000 reclamos incoados y no incoados. Según el acuerdo, Bayer hará un pago de entre 8.800 y 9.600 millones de dólares para zanjar los litigios actuales, y otro de 1.250 millones de dólares para atender posibles litigios futuros, incluso a pesar de que la compañía sigue sosteniendo que usar Roundup es seguro.

“En resumen, esta es la acción correcta en el momento correcto para Bayer”, dijo su director general Werner Baumann durante una conferencia telefónica con reporteros. En un comunicado, señaló que el acuerdo es “razonable en lo financiero si se compara con los riesgos financieros significativos de litigar continuamente durante muchos años y los impactos que conlleva sobre nuestra reputación y nuestro negocio”.

Monsanto desarrolló el glifosato —un ingrediente crucial en el Roundup— en la década de 1970. El herbicida se ha vendido en más de 160 países y se ha utilizado ampliamente en Estados Unidos. Monsanto, con sede en San Luis, fue adquirida por Bayer en 2018.

La empresa alemana dijo el año pasado que todos los organismos gubernamentales de regulación que han examinado el asunto han rechazado que haya un vínculo entre el glifosato y el cáncer.

El abogado Robin Greenwald del despacho legal Weitz & Luxenberg, ubicado en Nueva York y que representó a varias personas que demandaron a Monsanto, recibió el acuerdo con beneplácito.

“Ha sido un largo camino, pero estamos muy complacidos de que logramos que se hiciera justicia para las decenas de miles de personas que, sin culpa de su parte, padecen linfoma no Hodgkin tras usar un producto que Monsanto les garantizó era seguro”, afirmó Greenwald en un comunicado.

Bayer dijo que también pagará 400 millones de dólares para resolver casos en los que se alega que el dicamba alcanzaba plantas que no habían sido criadas para resistirlo, matándolas.

Además, Bayer accedió por separado a pagar aproximadamente 170 millones de dólares para llegar a acuerdos en demandas por PCB interpuestas por procuradores en Nuevo México, el estado de Washington y el Distrito de Columbia. La compañía indicó también que pagaría 650 millones de dólares a un grupo de gobiernos locales que alegan haber sufrido contaminación con PCB, un acuerdo que requiere la aprobación de un tribunal federal.

Bayer dijo que comenzará a hacer los pagos este año y que serán financiados con liquidez actual, futuros ingresos, la venta de su división de salud animal y la emisión de bonos adicionales.
 

droblo

Administrator
Alemania busca intensificar el sistema de supervisión de la industria financiera del país tras el escándalo del proveedor de sistemas de pago Wirecard.

Wirecard, con sede en Múnich, recientemente se declaró en bancarrota después de que auditores no encontraron cuentas en Filipinas que presuntamente debían contener 1.900 millones de euros (2.100 millones de dólares). El exdirector general de la compañía fue arrestado y liberado bajo fianza, mientras que su exdirector de operaciones está prófugo.

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, quiere empoderar a la autoridad de supervisión del país, BaFin, para que realice visitas no anunciadas en cualquier momento, según una entrevista publicada el domingo en el semanario Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung.

También propuso asegurar que BaFin supervise a grandes compañías de procesamiento de pagos —aunque no entren en la categoría de institución financiera— y discutir si es necesario rotar con más frecuencia a los auditores.

Las autoridades alemanas han sido criticadas por no involucrarse antes a pesar de reportes de irregularidades que datan de por lo menos cinco años.

Fabio de Masi, un legislador con el partido opositor Izquierda, aceptó de buena manera casi todas las propuestas, pero pide un umbral más bajo de responsabilidad para las fallas de los auditores.
 
Arriba