Cuando China mande en el mundo...

Estado
Cerrado para nuevas respuestas.

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Los problemas de China en Africa.

Video - China's Workers Are Targets of Kidnappers in Sudan, Libya and Egypt - WSJ.com






CHINÁFRICA, una presencia que no sorprende, pero causa inquietudes






¿Qué busca China en África?

La economía de la República Popular de China lleva 30 años con unas tasas de crecimiento asombrosas, entre un 8 y un 9 por cien de media. Y para poder continuar con este crecimiento China necesita recursos naturales. Por ello África resulta tremendamente atractiva ya que ofrece tres veces la superficie de la República Popular China, cuenta con una población mucho menor que la de ellos (12 % de la población mundial frente al 20 % de la población mundial china) y con gran cantidad de recursos naturales, por citar un ejemplo las selvas tropicales centroafricanas conforman la segunda mayor superficie de bosque tropical después de la Amazonia, abarcando más de 172 millones de hectáreas. De esta manera África se ha convertido en un socio privilegiado y un proveedor de materias primas:
Algodón: Benín.
Aluminio y diamantes: Sudáfrica.
Carbón: Etiopía.
Cobalto y uranio: Rep. Democrática Congo.
Cobre: Zambia.
Fosfato: Marruecos.
Madera: Gabón.
Oro: Zimbabwe.
Petróleo: Angola, Congo-Brazaville, Guinea Conakry, Libia, Nigeria y Sudán.]
¿ Y qué saca África de todo esto?



El giganteasiático le ofrece a África numerosas “ayudas”. Entre ellas:
- Ayuda públic a al desarrollo, generalmente a través de la inversión en infraestructuras: proyectos de telecomunicaciones, construcción de carreteras, vías férreas, hospitales, escuelas, oficinas, estadios, aeropuertos…
- Garantías de no interferencia política en los asuntos internos de los países africanos (por ejemplo en materia de Derechos Humanos). Algunos ejemplos son las estrechas relaciones con países como Sudán, acusado de genocidio por los crímenes en el conflicto de Darfur a los que también ha suministrado aviones de combate, helicópteros de transporte de tropas y otro material militar al régimen de Bashir. Pero también ocurre con Zimbabwe, donde según Amnistía Internacional, la policía detiene y recluye de manera arbitraria a defensores de los Derechos Humanos y a periodistas.
- Oportunidades de negocio: 900 empresas chinas en suelo africano. Sin embargo, las empresas chinas están compitiendo con los productos africanos de manera desleal al venderlos a precios mucho más bajos lo que ha provocado un aumento en las tasas de desempleo. Además las empresas chinas no contratan mano de obra africana ya que se traen sus propios trabajadores de China.
Desde hace años la presencia china en África no sorprende y el Foro de Cooperación China-África (FOCAC) supone la culminación de China en el continente africano al institucionalizar dicha presencia. El FOCAC tiene como objetivo promover consultas y diálogo colectivo así como ser un mecanismo de cooperación Sur-Sur. Según Chris Alder, autor del libro “China en África”, el FOCAC sirve de escaparate para exhibir los beneficios de la cooperación regional y la asociación de los dirigentes chinos y sus homólogos africanos. Acciones como la condonación de la deuda (China ha perdonado la deuda a más de 33 países africanos) sirve para estrechar lazos y relaciones con sus socios africanos.
¿Podrá África lograr un desarrollo endógeno a partir de la relación con China?



Si bien es cierto que la relación no se da en relaciones de igualdad y que hay que mirar la letra pequeña de las condiciones de esta ayuda, encontramos asimismo argumentos favorables de esta cooperación. El país asiático puede representar una alternativa económica a la imposición de modelos económicos y de desarrollo europeos, así como a los dictámenes de las instituciones financieras internacionales. La inversión directa extranjera en África (necesaria para que haya un crecimiento económico y poder llegar a un desarrollo socio-económico), en el periodo de 2000-2006, fue de 6.600 millones de dólares. Respecto a las obras de infraestructuras que lleva a cabo China en el continente africano se puede establecer pues, que éstas ofrecen un beneficio a las sociedades africanas cuyos gobiernos no pueden ofrecerles de manera inmediata[1]. Si a esto sumamos que desde las democracias occidentales se levantan límites a la inversión y se exigen condicionamientos de desarrollo democrático y protección de derechos, el modelo chino triunfa.
Podemos considerar, de este modo, que China es una nueva potencia colonial de última generación cuya capacidad de negociación es elevada y la despliega mediante el establecimiento de lazos diplomáticos y estrategias de expansión comercial e inversiones en grandes proyectos de desarrollo.
Este nuevo modelo económico made in China ha desembarcado con éxito en tierras africanas; lo que está por ver y el tiempo confirmará, es si es capaz de generar un desarrollo sostenible que favorezca a las poblaciones africanas y que no sólo las desabastezca de sus riquezas minerales. África está en camino de perpetuar su dependencia internacional de potencias exteriores, esta vez asiáticas. La conquista china de África es ya una realidad. Es responsabilidad de los países africanos el saber beneficiarse de las relaciones comerciales que tienen con China para poder crear su propia estrategia de desarrollo.

Ésta es una explicación sin ánimo de lucro

FUENTE[1] Analilia Huitrón Morales ( Desarrollo en los Países Africanos a Partir de la Relación con China, es Posible?, Licenciada en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional Autónoma de México y Máster en Relaciones Internacionales y Estudios Africanos 2009-2010, Universidad Autónoma de Madrid (UAM).)

VN:F [1.9.13_1145]
 
Última edición:

Pasaba por aqui

Well-Known Member
El interior de China está en pleno boom

Otra cosa son las zonas costeras

También comentó sobre el crecimiento de China, señalando un artículo en China Briefing donde se muestra el mapa que recogemos abajo.


El tema es inmediatamente obvio. Mientras que las zonas costeras se están desacelerando, el interior de China está en pleno boom.



 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
China pesa cada vez más en los mercados agrícolas

China en Hefei, en 27 de octubre de 2011 de provincia Anhui afp.com

China, que ya es un jugador importante en el comercio mundial de soja y algodón, era todavía poco autosuficiente en cereales, pero la situación cambia y puede alterar los equilibrios de los mercados agrícolas, de acuerdo con los expertos.

"China es un país importante que cualquier intervención en el escenario internacional y se espera que se fortalezca en los próximos años".

El antiguo Imperio del medio oriente ya invirtió el mercado de la soja con las importaciones que se han triplicado desde 2004 hasta hoy con 60% del comercio mundial.

Hasta ahora,... China tiene todo para no convertirse en importador neto de cereales. Pero "llega después de un modelo y hoy asistimos a una ruptura como muestra claramente el reciente acuerdo con Argentina,

El miércoles, Beijing y Buenos Aires firmaron un acuerdo para la exportación de maíz argentino. La primera porque China, el segundo más grande detrás de los Estados Unidos, del mundo hasta el año pasado casi no exporto maíz.

Todo cambió con el aumento en el consumo de los chinos. "Con el uso de las proteínas de las plantas para producir proteína animal, la multiplicación de los rebaños y sus resultados mecánicamente incluyendo consumo de maíz que se disparan.

Para todos los expertos, la llegada de China en el comercio mundial de maíz es "irreversible".

"Por el momento, los volúmenes de China" evaluados para 2011-12 ascienden a 4 millones de toneladas, "siguen siendo mínimos para el comercio global (92 millones de toneladas), pero es más bien su progresión que nos pone en la alerta, la situación global de maíz es extremadamente tensa.

La situación del trigo es menos preocupante ya que el país tendría 60 millones de toneladas de reservas estratégicas, una cifra equivalente a la mitad de su producción anual y se reserva el 30% del mundo.

Sin embargo, algunos analistas creen que después de maíz, es el suministro de trigo podría ser problemático.

Con más de 1.300 millones de personas y un cambio de consumo de alimentos, China enfrenta un problema de la producción agrícola PAC.

El país ha mejorado ya considerablemente su rendimiento a través de un consumo de fertilizantes significativo pero Beijing se enfrenta a un problema de escasez de tierras agrícolas disponibles.

De hecho, la contaminación del suelo y la erosión relacionadas a la deforestación hace parte de la tierra para la producción agrícola y el país enfrenta un problema de gestión del agua.

La única solución para el país: recuperar tierra cultivable de China, y seguir en la carrera por la tierra en África, Nueva Zelanda y las Filipinas.

 
Última edición:

Pasaba por aqui

Well-Known Member
Un influyente informe sugiere que China necesita profundas reformas


BEIJING—A menos que implemente reformas profundas, China podría sufrir una crisis económica, según un informe del Banco Mundial y un influyente centro de estudios del gobierno chino, que insta a Beijing a reducir su enorme cantidad de empresas estatales y hacer que operen más como firmas comerciales.

La recomendación aparece en "China 2030", un informe programado para ser difundido el lunes 27 de febrero, según seis personas que participaron en su preparación y análisis.

El documento, que aborda algunos de los asuntos económicos políticamente más sensibles de China, está diseñado para influenciar a la próxima generación de líderes del gigante asiático que asumirán el poder a partir de este año, según esas personas. Asimismo, cuestiona la forma en que se ha desarrollado el modelo económico de China en los últimos diez años, bajo el mando del presidente Hu Jintao, cuando el papel del Estado en la segunda mayor economía del mundo se expandió de manera constante.

China 2030 advierte que el crecimiento del país asiático está en peligro de desacelerarse rápida e imprevisiblemente, como ha ocurrido con muchos países en desarrollo después de alcanzar un cierto nivel de ingresos, un fenómeno que los expertos conocen como la "trampa de los ingresos medios". Una desaceleración podría profundizar los problemas en la industria bancaria y en otros sectores, advierte el informe, y podría dar lugar a una crisis, según los participantes en el proyecto.

El documento recomienda que las empresas estatales sean supervisadas por empresas de gestión de activos, añaden. Además, insta a China a reformar las finanzas de los gobiernos locales y promover la competencia y el emprendimiento.

"El sector estatal de China se encuentra en una encrucijada", dijo Fred Hu, presidente ejecutivo de Primavera Capital Group, una firma de inversión de Beijing. El gobierno debe decidir "si quiere un capitalismo liderado por el Estado y dominado por gigantescas compañías estatales o un empresariado de libre mercado".

Incluso antes de su publicación oficial, el informe ha provocado una fuerte resistencia de los burócratas que administran las empresas estatales, según varias fuentes cercanas.





El aparente heredero político de China, Jinping Xi, ahora vicepresidente, ha dado pocas pistas acerca de sus políticas económicas. Los analistas esperan que el influyente informe aliente a Xi y sus aliados a discutir la posibilidad de realizar cambios a un modelo económico impulsado por el Estado, que ha alarmado al sector privado chino y se está convirtiendo en una fuente de creciente tensión entre el país y sus principales socios comerciales.

Los autores del informe sostienen que contar con el visto bueno del Banco Mundial y del Centro de Investigaciones para el Desarrollo chino (DRC por sus siglas en inglés) —subordinado al Consejo de Estado, el poder ejecutivo de China—, sumará peso político a las propuestas. El Banco Mundial es muy admirado en los círculos del gobierno chino, en particular por el asesoramiento que dio al país en la fase en que proyectó sus primeras reformas de mercado.

"El informe presenta recomendaciones para un camino de crecimiento y desarrollo en el mediano plazo, ayudando a China a hacer la transición para convertirse en una sociedad de altos ingresos", dijo el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, en un comunicado anunciando la difusión del estudio. Ni el Banco Mundial, ni el DRC hicieron comentarios específicos sobre los resultados de China 2030.

El viceprimer ministro chino, Li Kequiang, que muchos esperan sea nombrado primer ministro el año próximo, respaldó el proyecto del Banco Mundial y DRC, cuando Zoellick lo propuso durante un viaje a Beijing en septiembre de 2010. Sus autores también cuentan con el número dos del DRC, Liu He, que también es asesor del omnipotente Comité Permanente del Buró Político, para ayudar a garantizar que sus hallazgos sean considerados seriamente por los principales líderes. Liu declinó hacer comentarios.

Entre las áreas más polémicas del informe cabe destacar las sugerencias sobre métodos de gestión de las empresas estatales, que dominan los sectores de energía, recursos naturales, telecomunicaciones e infraestructura y tienen fácil acceso a préstamos de intereses bajos de parte de los bancos estatales.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, y otras autoridades occidentales, sostienen que las subvenciones a las empresas distorsionan la competencia internacional. Internamente, los detractores se quejan de que las empresas asfixian la competencia interna, utilizan los beneficios del monopolio para expandirse a otras áreas de negocios y pagan exiguos dividendos.

El Banco Mundial y el DRC argumentan que las firmas de gestión de activos deberían supervisar a las empresas públicas, según fuentes cercanas. Estos gestores tratarían de garantizar que las compañías operen de acuerdo con los parámetros de las firmas comerciales y no con fines políticos.

"China necesita restringir las funciones de las empresas estatales, acabar con los monopolios, diversificar la propiedad y reducir las barreras de entrada a las compañías privadas", recomendó Zoellick el mes pasado, en una conferencia para economistas en Chicago.

El informe también recomienda un aumento acentuado en los dividendos que pagan las empresas estatales, lo que aumentaría los ingresos del gobierno y podría financiar nuevos programas sociales, según una fuente cercana.

"Es una propuesta innovadora", señaló Yiping Huang, economista de Barclays Capital. Sin embargo, otros argumentan que las sugerencias no son lo suficientemente profundas. Ni el Banco Mundial ni el DRC propusieron la privatización de las empresas estatales, concluyendo que eso sería políticamente inaceptable.
—Kersten Zhang contribuyó a este artículo.

fuente: WSJ
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
China será la economía más grande del mundo en 2030

Según ha señalado hoy en un amplio informe el Banco Mundial, China debe relajar su control sobre la industria y moverse a una economía de libre mercado. China será la economía más grande en el mundo en 2030.

Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, ha afirmado que "los líderes chinos cada vez son más conscientes que el modelo de crecimiento actual es insostenible. Este no es el momento de salir del paso. Es hora de salir adelante y afrontar los cambios importantes que se avecinan en el mundo y en las economías nacionales".

El Banco Mundial realiza recomendaciones específicas a Pekín: fortalecer una economía basada en el mercado, fomentar la innovación, potenciar cuestiones medioambientales, desarrollar el sector privado, proporcionar seguridad social universal, mejorar el sistema fiscal y buscar relaciones mutuamente beneficiosas con el mundo.

El resultado de aplicar estas modificaciones será una China socialmente más estable, y equitativa en la distribución de la riqueza, que dependerá menos de las exportaciones y de la inversión para el crecimiento económico, y más del consumo interno.

"China ha llegado a un punto de inflexión", afirma Zoellick
 

Pasaba por aqui

Well-Known Member
El IPC chino sube sólo un 3,2% en febrero, el menor aumento en 20 meses

El índice de precios al consumo de China (IPC) aumentó un 3,2 % en febrero, la menor subida en 20 meses, aunque ello no aleja del todo los temores de Pekín a que se mantenga la fuerte inflación de 2011, ya que las fiestas del Año Nuevo Lunar maquillaron en gran medida el indicador.

Según las cifras publicadas hoy por el Buró Nacional de Estadísticas (NBS), los alimentos fueron una vez más el principal causante de las subidas, al aumentar sus precios un 6,2 %.

Dentro de ellos, destacó otra vez el alza de la carne de porcino (15,9 %), si bien esta subida está lejos de las experimentadas en algunos meses del pasado año, cuando este mismo producto llegó a superar el 60 % de incremento interanual.

El aumento del 3,2 % en el IPC contrasta con el 4,5 % registrado en enero o con el de todo 2011 (5,4 % en el acumulado del año), pero deben tenerse en cuenta las especiales circunstancias del calendario chino antes de considerar que la tendencia vaya a consolidarse en meses posteriores.

En el Año Nuevo Lunar, como sucede en la Navidad occidental, aumenta fuertemente el consumo y con ello los precios en China, pero esta festividad no cae todos los años en la misma fecha.

En 2011 se celebró en febrero y en 2012 en enero, por lo que los precios del pasado mes estuvieron menos "hinchados" que los de febrero del año pasado, de ahí la anomalía, que también afectó a enero pero de manera inversa.

Es más fiable quizá acudir a la cifra acumulada de los precios de enero y febrero que hoy también aportó el buró de estadísticas, un 3,9 %, lo que continuaría de forma moderada la desaceleración ya mostrada en noviembre (4,2 %) y diciembre de 2011 (4,1 %).

Habrá que esperar en todo caso a marzo para ver si China ha conseguido controlar eficazmente los precios y continuar la desaceleración iniciada en agosto de 2011, después de que en julio de ese año la subida del IPC alcanzara máximos de casi cuatro años (6,5 %).

Esta misma semana el primer ministro chino, Wen Jiabao, fijó como uno de los objetivos macroeconómicos del año que la inflación no supere a finales de 2012 el 4 %, la misma marca establecida en 2011, y que en aquella ocasión no se logró (en años anteriores el límite se estableció en el 3 %).

En las cifras del IPC publicadas hoy por la oficina de estadísticas estatal destacó también el descenso en algunos alimentos, como la fruta (un 6,1 % menos) y los huevos (10,6 %), aunque la categoría que más bajó, como en meses anteriores, fueron los aparatos de telecomunicaciones, con un descenso del 13,5 %.
La vivienda volvió a experimentar leves subidas, del 2,1 %, pese a que el Gobierno chino sigue preocupado por el excesivo desarrollo del sector inmobiliario en el país, y mantiene políticas de limitación de la compra de apartamentos, especialmente en las grandes ciudades.

También se publicó hoy el índice de precios de producción (IPP), indicador de la inflación en el sector mayorista, y que no mostró ninguna variación respecto a febrero de 2011, frente al ascenso interanual del 0,7 % registrado en enero.
La desaceleración de este indicador es muy marcada si se tiene en cuenta que en julio del año pasado llegó a ser del 7,5 %.

La lucha contra la subida de precios fue la principal prioridad de la política macroeconómica china en el pasado año, en el que Pekín tomó medidas como la limitación de los créditos o frenos a la expansión del sector inmobiliario con este objetivo, aunque se espera que en 2012 éstas se relajen paulatinamente
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas.
Arriba