Inicio / Sin categoría / ¿Cómo se comporta el inversor inglés ante el Brexit?

¿Cómo se comporta el inversor inglés ante el Brexit?

Los gestores de patrimonio dicen que los temores de una futura debilidad de la libra esterlina ya están pesando en las mentes de los inversores británicos. Sin embargo, sus clientes están preocupados por el clima más amplio de incertidumbre política, más que por la amenaza específica de un “no acuerdo” sobre el Brexit. Todo ello está impulsando cierta aversión al riesgo, especialmente hacia los activos en libras esterlinas.

Algunos inversores están considerando la posibilidad de liquidar parte de su cartera o reducir su exposición a la renta variable del Reino Unido para aislarse de los efectos de un Brexit duro. Muchos quieren tener más activos denominados en dólares o activos de refugio, como el oro. Existe la percepción de que sin los acuerdos comerciales en vigor y sin ninguna relación con Europa, la economía británica podría sufrir y las empresas sufrirían en términos de beneficios.

Los inversores asustados también quieren comprar oro, divisas como el franco suizo, el yen japonés y el dólar estadounidense, e incluso bonos del Estado estadounidense.  Aquellos con carteras diversificadas y globalmente orientadas estarán bien aislados en el caso de una Brexit sin operaciones, e incluso es probable que se beneficien de la debilidad de la libra al menos en el corto plazo.

Sin embargo, los mercados globales también conllevan riesgos, lo que significa que una combinación diversa de activos es clave. Los mercados mundiales se han visto impulsados al alza en los últimos meses por el fuerte rendimiento de la renta variable estadounidense, en particular de titanes de la tecnología como Amazon. Sin embargo, otros como Facebook y Twitter han sufrido grandes caídas en las últimas semanas, ya que los inversores se han puesto nerviosos por su capacidad para seguir creciendo.

Como resultado, los gestores más contrarios están buscando áreas de mayor valor – y algunos dicen que no hay necesidad de abandonar la renta variable británica. Las acciones británicas de alta capitalización se ven menos afectadas por las políticas nacionales que las empresas británicas más pequeñas. Algunos gestores patrimoniales están a favor del sector bancario, que se beneficiará de la subida de los tipos de interés, y podría recuperarse si el Reino Unido es capaz de llegar a un acuerdo con Bruselas que aísle los servicios financieros.

Los bonos del gobierno de Estados Unidos también se han añadido a las carteras de los británicos por su capacidad de refugio seguro que puede funcionar en tiempos de temor, así como por la ventaja de tener cierta exposición al dólar. Por el contrario no existe un predisposición a adquirir bonos del Estado del Reino Unido, que son vulnerables a la subida de los tipos de interés en el Reino Unido.

Marc Fortuño

Noticias de idealista.com:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *