Euribor
Euribor hoy: -0,191%
 Media mes: -0,188%

Prima de riesgo: 109,2
IBEX35: 10.321,10 (0,57%)


La renta básica llega al Congreso

Los datos macroeconómicos siguen apuntando a una clara recuperación del crecimiento en España. El Producto Interior Bruto volvió a rebasar en mayo su nivel de antes de la crisis tras llegar el PIB a los 1,124 billones de euros que registró en el tercer trimestre de 2008.

En este periodo de 10 años desde el estallido de la crisis han sucedido dos importantes cambios en la economía española. Por un lado, la estructura del PIB ha sufrido un cambio en España durante la recuperación económica. El sector de las exportaciones ha ganado peso después de alcanzar los 205.560 millones de euros hasta septiembre y marcar un nuevo récord.

Por otro, a pesar de la recuperación económica y de crecer un 3,3% de media el año pasado, las desigualdades, que han perjudicado sobre todo a la clase media, han calado en el mercado laboral español. Un informe de la Unión Europea (UE) publicado hace unos días sitúa a España a la cola y en una “situación crítica” en desigualdad de renta junto a Bulgaria, Grecia y Lituania.

Desde el punto de vista de los salarios, se puede observar que éstos han crecido de forma desigual en España desde 2008. A ello se une que los sueldos medios sufrieron una caída el año pasado pese al notable avance del PIB. En concreto, el sueldo medio se situó en 1.878,1 euros con una bajada del 0,8% respecto a 2015, según la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Los más perjudicados han sido los que menos cobraban antes de la crisis y aquellos que se han visto obligados a cambiar de trabajo. En 2008 la remuneración del 10% de la población con un salario más bajo fue de 655,07 euros, una cantidad que todavía no se ha recuperado. A cierre del año pasado, las ganancias mensuales de este 10% que menos cobraba eran de 633,39 euros.

Es con el fin de paliar este efecto colateral de las pérdidas adquisitivas de los salarios por el que se sigue hablando de la creación de una renta básica universal. Es decir, una renta que se perciba por cada persona sin importar su sexo, patrimonio ni situación laboral.

En este sentido, el Congreso de los Diputados aprobó hace unos meses una proposición de Ley al Ejecutivo para implantar una renta mínima de 426 euros a unos 2,2 millones de beneficiarios potenciales sin empleo. El coste de tal medida se ha cifrado en 16.000 millones de euros.

La respuesta del secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, ha sido demoledora: la renta mínima que pide el Congreso de los Diputados supondría la “quiebra de la Hacienda Pública”, una “destrucción masiva de empleo” y para pagarla habría que subir el tipo general del IVA al 27%. Esta afirmación viene avalada por una serie de cálculos de Hacienda que plantean un escenario poco menos que apocalíptico en el caso de implantación de la medida.

Pero la crítica aún va más allá, Nadal ha criticado que, en la propuesta del Congreso, la prestación no requiere requisito alguno de residencia u origen, lo que, en su opinión, provocaría un efecto llamada de ciudadanos desde otros países de la UE que no cuentan con sistemas de protección tan generosos. Además de que tampoco se exija para recibir la renta demostrar una búsqueda activa de empleo o justificación de reinserción social.

De este modo, dado que los cálculos del coste de la medida no tienen en cuenta este efecto llamada, las estimaciones de gasto fácilmente se triplicarían, teniendo en cuenta ese factor, sobrepasando los 45.000 millones de euros, lo que significaría un impacto sobre el PIB de entre 3,5 y 4,5 puntos. Todo esto sin tener en cuenta el desincentivo que una renta de esas características provocaría de cara al mercado laboral.

Señala igualmente que la cobertura social a estos colectivos desfavorecidos, si se suman prestaciones no contributivas, complementos a mínimos y ayudas sociales, suponen ya 22.000 millones, casi un 2% del PIB un porcentaje similar al de los países de nuestro entorno. En la actualidad, las comunidades autónomas cuentan con una red de rentas mínimas que suman 1.400 millones para 320.000 beneficiarios que cumplen una serie de requisitos.

El caso es que Finlandia lleva a cabo desde hace un año un experimento de renta mínima. Por sorteo se escogió a 2.000 ciudadanos sin empleo y se les ha concedió una Renta Básica de 560 euros mensuales sin condiciones. La mantendrán durante dos años, sea cual sea su poder económico y encuentren o no trabajo en este tiempo. No la tienen que declarar y no la perderán bajo ningún concepto.

El objetivo del experimento es doble: por un lado, se trata de analizar si el hecho de tener una renta garantizada desincentiva o no la búsqueda de empleo; por otro, se busca dar paso al debate sobre el modelo de financiación del Estado del Bienestar. Es decir, persiguen conocer si los ciudadanos estarían dispuestos a renunciar a ciertas prestaciones sociales a cambio de tener garantizado un ingreso mensual. O si están dispuestos a pagar más impuestos a cambio de la mencionada Renta Básica.

Pero la prueba más famosa tuvo lugar en Canadá. En la localidad de Dauphin, se concedió a toda la población una asignación mensual. Cada cual en una cantidad inversamente proporcional a su nivel de ingresos. El experimento duró desde 1.974 hasta 1.979 y las conclusiones se publicaron en 2.011 en el libro “El pueblo sin pobreza” (PDF). Según éstas, el empleo apenas se resintió en la población, mientras que el efecto psicológico positivo obtenido por la seguridad económica de los sujetos compensó sobradamente cualquier efecto adverso.

La idea de la renta básica, procede del siglo XVIII, cuando Thomas Paine señaló que todo ciudadano debía percibir una renta como compensación por la explotación privada de los recursos naturales, que pertenecen a todos, y tiene como primer objetivo no sólo mejorar el nivel de vida de los hombres, sino proporcionarles un mínimo indispensable para subsistir. Es decir, que su puesta en práctica nos permitiría eludir la miseria y gobernar mejor nuestro tiempo de vida.

El debate se abre en torno a dos vías. Una económica, ya que es una medida que requeriría una fuente de financiación por ahora inalcanzable. Otra ideológica: ofrecer una renta a cambio de nada es fomentar la creación de una población subvencionada, que no tendría interés ni necesidad de trabajar y que dedicaría su existencia a vivir a costa del resto de la sociedad.

En nuestro caso, no hay que olvidar que en España tenemos casi 13 millones de personas en riesgo de exclusión y 2,5 millones de trabajadores pobres a pesar de tener un sueldo. Con una renta mínima (y hay que tener en cuenta que este colectivo de trabajadores no está incluido en este debate), se tendría garantizado el comer y pagar las facturas básicas cada mes, si se quisiera aspirar a algo más, como una casa en propiedad, un coche, etc. sólo podría hacerse a través de un trabajo remunerado, con lo que el nivel de empleo no tendría por qué verse afectado. Y sí, positivamente, el nivel de consumo.

Visto así, hasta podría ser positivo. Lo que está claro es que, dada la evolución hacia la que camina el mercado de trabajo, dados los niveles de salarios y dados los índices de desigualdad social, si no es esta la solución, con las variantes que se crean oportunas, habrá que inventarse otra.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (21 votos, media: 3,90 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 7 de diciembre de 2017 con 28 comentarios

Venezuela quiere probar suerte con su propia criptomoneda

Surge un movimiento inesperado en el mercado de las criptomonedas (y esta vez no tiene nada que ver con el bitcoin), el presidente venezolano Nicolás Maduro ha anunciado una nueva criptomoneda y que estaría respaldada por reservas de materias primas, incluyendo petróleo.

De hecho este fin de semana Maduro dijo lo siguiente: “Venezuela creará una cripto moneda… el’ Petro’, para avanzar en cuestiones de soberanía monetaria, para hacer transacciones financieras y superar el bloqueo financiero”.

El movimiento se produce en medio de una caída en el valor del bolívar frente al dólar estadounidense, y semanas después de que el gobierno emitiera un nuevo billete de 100.000 bolívares. Por otra parte, no queda exactamente claro cómo este Petro estaría respaldado por varios recursos naturales.

Por ahora, esta noticia tiene más pinta de un reconocimiento tácito sobre el fracaso del bolívar como dinero fiduciario y el país espera confundir a sus socios comerciales globales, haciéndoles creer que de alguna manera crearán una nueva “bitcoin” en sus manos y que a diferencia del bolívar, sí tendrá valor.

Curiosamente ya hace algún tiempo que los venezolanos han encontrado una mejor alternativa para escapar de la hiperinflación, tomando el bitcoin como una alternativa y la minería del bitcoin se ha convertido en un gran negocio en el país. Eso se debe a que a diferencia de la mayoría de los lugares del mundo, la electricidad aquí es virtualmente gratis, permitiendo a los mineros crear bloques sin casi ningún coste recurrente.

Este tipo de decisiones monetarias se unen a que la tasa de inflación anual de tres dígitos de Venezuela se elevará a más de 2.300 por ciento en 2018, la estimación más alta para cualquier país monitoreado por el FMI. A demás se espera que el PIB se contraiga un 6 por ciento el próximo año, después de reducirse un 12% en 2017.

Marc Fortuño

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votos, media: 3,73 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 5 de diciembre de 2017 con 34 comentarios

Capitalismo e Historia (y 2)

Como vimos el otro día, el origen de la propiedad privada es la base de nuestro sistema económico desde la Prehistoria pero desde entonces, y a pesar de la evidente evolución tecnológica, la Historia avanzó muy despacio… hasta que no llegó la Revolución Industrial. La aceleración de la mejora económica en el mundo empieza ahí porque aumenta nuestra productividad. Entre 1500 y 1820, según datos reunidos por el difunto Angus Maddison, la tasa de crecimiento anual del mundo fue de apenas un 0,32%, y en grandes áreas del planeta no hubo crecimiento alguno. Desde entonces el crecimiento mundial medio ha sido del 2,25%. El que se iniciara en la única monarquía europea, la inglesa, que acabó con la tentación absolutista -ya en 1689- y en el que la separación de poderes se ejercía incluso antes de que los filósofos franceses -inspiradores de la Revolución de un siglo después- hablaran de ella, no es casualidad. Hay una gran relación entre sociedades abiertas y progreso económico y ambas variables se alimentan la una a la otra.

Para el desarrollo hace falta capital (monetario, tecnológico y humano) y seguridad jurídica pero también una sociedad que no castigue la ambición, porque todos necesitamos incentivos, tanto el empresario como el obrero. Por eso en la sociedad estamental, con escasísimas posibilidades de cambio en la escala social, el progreso se ralentizó tanto. Quizás por eso China, que durante siglos fue más avanzada tecnológicamente que Europa, se quedó atrás en cuanto la industria revolucionó Occidente. Ahí es cuando algunos sitúan el comienzo de los males del capitalismo pero es erróneo. El acaparador de trigo en la Roma del siglo I que encarecía los precios los años de sequía no se diferencia del tendero que abre su establecimiento por la noche cuando las demás están cerradas y aprovecha esa ventaja competitiva para vender más caro. Lo que sí es cierto es que los comienzos de la Revolución Industrial fueron terribles para los trabajadores menos cualificados que eran la mayoría. No obstante, que ellos prefirieran esa vida de largas horas de labor viviendo en pequeñas habitaciones de ciudades contaminadísimas… a la de peones agrícolas, por muy difícil de entender que nos pueda parecer ahora, demuestra que algo positivo veían en esos trabajos. Quizás la ilusión de poder prosperar que en el campo, no siendo propietarios, no tenían.

Por suerte, y con la inestimable ayuda de los movimientos sociales, la situación ha mejorado mucho pero ese mismo impulso llega a nuestros días: queremos vivir mejor. Vivir mejor para unos es tener fama, para otros tener dinero, para otros que sus hijos progresen…los sueños afortunadamente son innumerables. Lo cierto es que la sociedad debe preocuparse en que todos tengamos la opción de poder alcanzar nuestros sueños, al menos los materiales. Siendo el primero de todos, como especie animal que somos, la manutención, nuestro objetivo básico dentro de la sociedad es conseguir dinero para conseguir comida, bebida, alojamiento… Cuanto más dinero tengamos, mejor comida, bebida y alojamiento tendremos. Y si tras eso, aún nos sobra dinero, tendremos posibilidades de ocio: que nos cocinen en un restaurante, que un avión nos lleve a un paraíso tropical, que nos den un masaje, que alguien nos limpie la casa…

Suena muy materialista pero lo cierto es que la sociedad que vivimos, y a la que hemos llegado tras una larga evolución, funciona así. Y como el dinero que conseguimos lo gastamos en otras personas que nos dan un servicio a nosotros, no explotamos a nadie; simplemente con nuestro trabajo compramos el suyo y ellos con el suyo compran el de otro y así sucesivamente, de modo que todos somos empresarios puesto que siempre tenemos a gente trabajando para nosotros. ¿Por qué unos tienen mejores trabajos que otros o simplemente más dinero que otros? No todos tenemos las mismas oportunidades: un hijo único heredero de una gran fortuna lo tiene más fácil que el hijo de un obrero de una familia numerosa pero hablando en términos medios en un país europeo las posibilidades de la mayoría son muy parecidas por lo que es el esfuerzo y talento individual lo que marca (o debe marcar) la diferencia.

Básicamente, ese es el sistema capitalista y el que más éxito ha tenido en nuestra sociedad de seres humanos creo yo porque es el que más se parece a nuestra propia estructura de pensamiento. Puede que sea una conclusión triste para algunos pero la Historia nos lo ha demostrado: Ninguno trata igual a las plantas del parque que a las que tiene en su balcón ni al autobús público que al propio coche. La propiedad privada nos importa. Por eso el comunismo, entendido como igualdad en cuanto a lo que recibimos de la sociedad, ha resultado ser un fracaso. Porque todos debemos ser iguales en oportunidades cuando nacemos (y es una causa por la que merece la pena luchar) pero queremos recibir de la sociedad en función de nuestros méritos individuales.

Incluso si el único mérito que hemos tenido es comprar un boleto premiado en la lotería, no renunciamos al premio. Lo más probable es que usemos ese dinero para mejorar nuestra calidad de vida y quizás la de las personas que nos rodean y tras eso, puede que una mínima parte vaya a desconocidos. No pidamos entonces al sistema económico global que actúe de forma diferente a como actuaríamos nosotros ya que las empresas –pymes o multinacionales- son inventos humanos dirigidas por humanos y quieren el máximo beneficio con el mínimo coste así como los trabajadores –en una relación simbiótica atávica- quieren el mejor salario con la menor cantidad de horas de trabajo posibles. En resumen, la única diferencia es la escala pero no deberíamos considerar la estructura económica del mundo como algo ajeno a nosotros.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (31 votos, media: 4,45 sobre 5)

Escrito por Droblo el 4 de diciembre de 2017 con 20 comentarios

La semana en los mercados

A pesar del gusto español por la autocrítica, no debemos olvidar que la Justicia, incluso tras la victoria electoral del PP a finales de 2011, no ha dejado de trabajar y no ha tenido problema en investigar, enjuiciar y hasta encarcelar a muchos miembros del PP. Podemos criticar su lentitud pero difícilmente se puede afirmar que sea una justicia al servicio del partido en el poder y todos hemos de felicitarnos por ello. En cuanto a la lentitud, me gustaría aclarar que las instrucciones de casos tan grandes no son fáciles, que los fondos son limitados (y como en casi todas las partidas presupuestarias desde 2010 no crecen) y que aunque no lo fueran las personas dedicadas a algo así no pueden ser demasiado numerosas para evitar filtraciones, y que algunos casos –como la Gürtel- son muy complejos por sus ramificaciones por todo el territorio nacional y la implicación de varias administraciones. Para el que quiera hacer comparaciones de velocidad, desde luego es mucho más fácil y rápido instruir una causa contra el que en público desobedece varias órdenes del Tribunal Constitucional.

(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (17 votos, media: 4,24 sobre 5)

Escrito por Droblo el 1 de diciembre de 2017 con 21 comentarios

Bruselas prepara su propio FMI para afianzar el euro y la unión bancaria

El País ha tenido acceso al borrador de la propuesta sobre la creación del Fondo Monetario Europeo (FME),  un documento que consta de 47 páginas que  persigue culminar el proyecto europeo.  Esta medida evitaría toda aquella opción de crear un presupuesto en el entorno de la Eurozona para rescatar países, una opción que Alemania no había visto con buenos ojos.

La idea de los funcionarios y dirigentes europeos, incluido el presidente francés Emmanuel Macron, es profundizar los lazos dentro de la Eurozona y, por lo tanto, hacerla más resistente a las crisis financieras. Pero, sobre todo, haría a Europa independiente del FMI cada vez que un país euro necesite ayuda financiera.

El Fondo Monetario Europeo se vería profundamente inmerso en conflictos de intereses entre sus miembros. Tendría que encajar junto con la Comisión y el Eurosistema, que ya se encargan de supervisar a los países de la zona del euro, prevenir crisis, conceder préstamos de último recurso y desarrollar principios de reestructuración de la deuda.

(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (19 votos, media: 3,95 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 30 de noviembre de 2017 con 27 comentarios

Lecciones sacadas de la venta de un cuadro por 450 millones de dólares

La última obra de Leonardo da Vinci en manos de un coleccionista privado, propiedad del oligarca ruso Dimitry Rybolovlev (amo del club de fútbol AS Mónaco), se subastó el pasado 15 de Noviembre por una cifra récord de 450,3 millones de dólares. Se trata del  Salvator Mundi  y es ese que veis en la imagen. Como no sé de arte no voy a opinar aunque me parece una auténtica barbaridad.

Que alguien pague más de 450 millones de dólares por un cuadro nos puede dar pistas sobre cual es el estado actual de la economía, aunque no debemos olvidar que esto no deja de ser una anécdota, muy cara pero anécdota ya que son transacciones anormales que se sitúan exclusivamente en lo extraordinario.

De todas maneras, siempre podemos sacar algunas lecciones sobre estos eventos tan poco comunes.

La Perestroika fue una máquina de hacer millonarios instantáneos. Ese es el caso de Dimitry Rybolovlev , el vendedor de la obra y principal accionista de Uralkali, una de las compañías industriales más grandes y exitosa de Rusia. Según la revista Forbes, en el año 2017 se encontraba en el puesto 190 de las personas más ricas del mundo con una fortuna estimada de 7.300 millones de dólares. Su historia es muy similar a la de decena de oligarcas rusos que amasaron su fortuna con la caída de la URSS y que utilizan su riqueza para cosas como comprar clubs de fútbol o cuadros. (más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (28 votos, media: 4,00 sobre 5)

Escrito por Carlos Lopez el 29 de noviembre de 2017 con 72 comentarios

El Viernes Negro y el Cybermonday se implantan en España

Noviembre se ha convertido, no se sabe si definitivamente en un mes dedicado a la cultura anglosajona. El predominio cultural derivado de la preponderancia de la economía norteamericana se ve ahora potenciado por el fenómeno de la globalización que, haciendo pleno uso de las redes sociales, contagia como un virus todo evento cultural, sobre todo en lo referente a espíritu festivo.

El caso es que este mes ya arranca con la primera de las fiestas importadas, como es Halloween (tan implantada que ni siquiera es desconocida por el corrector ortográfico), que supone un contrapunto simpático y festivo a la tradición hispánica tan solemne como es la festividad de Todos los Santos. El efecto está claro, mientras que la tradición sólo supone un revulsivo para las floristerías, Halloween fomenta las ventas de un buen puñado de sectores, como son el ocio y la restauración, ventas de disfraces y adornos específicos y, como no, la venta de golosinas.

(más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (25 votos, media: 3,00 sobre 5)

Escrito por Manuel González el 28 de noviembre de 2017 con 40 comentarios

Capitalismo e Historia

Siempre es necesario ir a la raíz de un fenómeno para poder entenderlo, ahí radica la importancia no solo de conocer la Historia, también de saber interpretarla. Si queremos empezar por el principio debemos retroceder bastante lejos, hasta los comienzos de la Prehistoria, esas decenas de miles de años de los que desconocemos casi todo pero que han marcado para siempre al ser humano. No somos conscientes hasta qué punto. Por ejemplo, la ciencia dice que nos sentimos tan atraídos por los alimentos más calóricos (sí, la culpa de nuestro amor al bacon y al azúcar es de nuestros antepasados) porque durante todo ese periodo tan largo desconocíamos cuándo sería nuestra próxima comida y, lógicamente, nos llenábamos el estómago con lo que más energía nos podía proporcionar. Llevamos muy pocas generaciones dando por hecho que el alimento es algo asegurado, y ni siquiera hoy ocurre esto en todo el planeta.

Retrocedo tanto en el tiempo porque para entender nuestro sistema económico actual debemos viajar al momento en el que la propiedad privada nació. La igualdad total nunca ha existido, es un mito, como mucho un objetivo; cuando en el mundo animal se convive en grupo, los más fuertes, los más astutos, los más talentosos…  disponen del mejor alimento y refugio, incluso de más posibilidades de reproducción lo que no deja de ser una forma de privilegio. Y en el momento en que por ejemplo un león enferma o envejece llega otro y le roba esos privilegios, en general con una demostración de fuerza. En los homínidos podemos intuir que el proceso fue similar aunque la inteligencia poco a poco fue desplazando a la fuerza física y un jefe de una tribu podía no ser el más fuerte sino el que mejor sabía utilizar la fuerza de los demás. Suponemos que esos hombres primitivos pertenecientes a grupos de nómadas que vivían de la recolección, empezaron a sentir algunos objetos como suyos como quizás una piedra especialmente afilada. Y en el momento en que nació el sedentarismo el proceso se aceleró porque el hombre disponía de algo que acumular. (más…)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (36 votos, media: 3,97 sobre 5)

Escrito por Droblo el 27 de noviembre de 2017 con 43 comentarios



« Artículos más antiguos

Artículos más nuevos »


Contáctenos - Terminos de uso y cookies