Inicio Hipotecas ¿Cuándo y cómo conviene amortizar tu hipoteca?

¿Cuándo y cómo conviene amortizar tu hipoteca?

0

¿Cuándo y cómo conviene amortizar tu hipoteca? 1

Amortizar la hipoteca es devolver de forma anticipada parte del préstamo y puede realizarse mediante una reducción de cuotas o de plazos. Es el método más efectivo para reducir el coste final de la hipoteca.

Antes de decidir amortizar una hipoteca hay que prestar especial atención a:

El tipo de interés del préstamo.

Podría darse el caso de rentabilizar mejor el excedente de liquidez con una inversión alternativa en vez de amortizar (el coste deuda es inferior a la rentabilidad en una inversión alternativa). Esto es algo especialmente importante en el momento actual con los tipos negativos. Si el banco te está pagando intereses entonces en ese caso lo mejor es no amortizar todavía.

La ventaja fiscal, para los supuestos que la tengan.

La amortización anticipada puede ser interesante si se tiene derecho a desgravar en la declaración de la Renta los pagos efectuados por la compra o por la financiación de la vivienda, hasta una determinada cantidad. Aunque no siempre es así, por lo que hay que tener en cuenta este condicionante. Solo se podrá desgravar la hipoteca (también denominada préstamo hipotecario) en la declaración de la renta si se ha comprado la vivienda antes del 1 de enero de 2013. La hipoteca sobre bienes inmuebles comprados a partir de esta fecha no desgrava.

Las necesidades financieras que se puedan tener a corto o medio plazo y cuyo coste podría ser superior al pactado en la hipoteca.

La AHE pone un ejemplo: “Si en el préstamo hipotecario te cobran 1,5% de intereses y necesitas comprarte un coche, pero en este caso el banco te cobra un 5% de intereses, te interesará en principio destinar el ahorro acumulado a la compra del vehículo”.

Liquidez.

El inconveniente de no poder contar con excedente líquido para posibles imprevistos en el caso de que se amorticen gran parte de los ahorros.

El tiempo que te quede por pagar de hipoteca.

En general conviene más amortizar la hipoteca los primeros años ya que es cuando se pagan más intereses, esto es especialmente importante en hipotecas muy largas y con un tipo alto (especialmente las de tipo fijo).

Situación personal.

¿Necesitarás ese dinero en un futuro? ¿Tienes algún ahorro más de urgencia? ¿Te quema el dinero en la mano? Cada persona conoce sus debilidades y debería tenerlas en cuenta.

Cotes de amortización.

Tu hipoteca puede tener una comisión de amortización anticipada y esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de hacer los cálculos, generalmente las amortizaciones parciales no tienen coste hasta cierta cantidad. Revisa las condiciones de tu contrato.

Las condiciones de tu hipoteca.

Si tienes una hipoteca variable con un diferencial por debajo del 0.5% es posible que incluso el banco te esté pagando intereses y si no lo hace, debería. En ese caso la amortización anticipada no tendría sentido financieramente hablando aunque otro aspecto sería el psicológico ya que muchos duermen mejor teniendo menos deudas

Conclusión.

Cuando se realiza una amortización anticipada con reducción de cuota, lo que ocurre es que el esfuerzo financiero se reduce a partir de ese momento (la cuota será menor que la que se estaba atendiendo), y, en consecuencia, el capital medio del préstamo será menor que en origen, pero, sin embargo, mayor que en el supuesto de reducción de plazo, por el contrario cuando se amortiza con reducción de plazo, lo que sucede es que el esfuerzo financiero no se reduce (se mantiene la misma cuota frente a la situación en origen e incrementa respecto al supuesto de reducción de cuota) aunque disminuye el plazo de vigencia

¡Comenta!

¡Sé el primero en comentar!

Notificame
wpDiscuz