Inicio Articulos Los «neobrokers» o cuando lo gratuito sale muy caro

Los «neobrokers» o cuando lo gratuito sale muy caro

0

Los "neobrokers" o cuando lo gratuito sale muy caro 1

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tiene trabajo últimamente, mucho. A la bronca que le echó a Iniesta hace poco (y a la cual nos unimos nosotros) se añade un aviso que el presidente de la entidad ha alertado sobre algunos neobrókeres que se promocionan como gratuitos pero que reciben comisiones por parte de terceros a los que llevan las operaciones de sus clientes. Una práctica que se conoce
como pago por flujo de órdenes y que el supervisor español cree que no debería permitirse.

Vale pero ¿Qué es eso del pago por flujo de órdenes?

La base del negocio de este tipo de empresas procede principalmente de los pagos por el flujo de órdenes, una práctica común aunque controvertida por la que una empresa cobra por dirigir las órdenes a diferentes partes para la ejecución de las operaciones. Aunque los pagos son insignificantes una empresa que dirige miles de millones de dólares en órdenes de compra/venta puede ganar cantidades sustanciales.

¿Y por qué el el flujo de órdenes y por qué debería importarme?

En principio suena bien, es un método que  facilita la compra y venta rápida y barata de acciones pero en realidad perjudica al pequeño, en beneficio de las grandes empresas. En este caso, cuando se ejecuta una orden ésta se vende a una empresa de Trading de Alta frecuencia para que sea ella quien la ejecute obteniendo así información antes que nadie sobre la dirección del mercado.

Si esto no fuese suficiente, este tipo de brokers online tienden a ampliar el margen entre la oferta y la demanda. Esto significa que cuando compras una acción inmediatamente pierdes dinero ya que suele haber una pequeña diferencia entre el precio de venta y el de compra. La clave está en como de pequeña es esa diferencia, en los brokers serios suele ser pequeña y en los gratuitos grande. De alguna manera se trata de una comisión encubierta.

La gratuidad de este tipo de servicios hace que sus clientes ejecuten más órdenes con lo que los ingresos por la venta del flujo de órdenes y las comisiones ocultas del margen de oferta y demanda se multiplican.

¿Realmente ganan tanto dinero con la venta de esta información?

Para que os hagáis una idea del negocio que manejan, en diciembre de 2020, Robinhood (el broker gratuito más famoso en EEUU) llegó a un acuerdo para pagar 65 millones de dólares a la SEC después de que el regulador descubriera que la práctica había privado a los clientes de 34,1 millones de dólares, causados por la fijación de precios inferiores de las órdenes.

El pago por el flujo de órdenes es el corazón del negocio de Robinhood, el año pasado al menos el 75% de los 958 millones de dólares de ingresos de la compañía se generaron a partir de esta polémica práctica. En el primer trimestre de 2021, ha supuesto ya un 81% de los ingresos totales.

¡Comenta!

¡Sé el primero en comentar!

Notificame
wpDiscuz