Inicio Hipotecas Se termina la moratoria hipotecaria ¿Qué opciones tienes?

Se termina la moratoria hipotecaria ¿Qué opciones tienes?

0

Se termina la moratoria hipotecaria ¿Qué opciones tienes? 1

Hoy termina el plazo para la solicitud de moratorias hipotecarias para aquellos afectados económicamente por la crisis del COVID19.

Las directrices de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) establecían en un principio un límite a los plazos de solicitud hasta el 30 de junio de 2020 que, posteriormente, se amplió hasta el 30 de septiembre. No obstante, la evolución de la pandemia motivó a la autoridad bancaria a abordar una nueva modificación, que concluye hoy 30 de marzo.

Pasado este plazo los bancos no parecen tener mucho interés en ampliar estas moratorias pero como tampoco están interesados en ejecutar la hipoteca sin embargo sí están dispuestos a renegociar las condiciones analizando caso por caso y ofreciendo carencias u otras facilidades con el fin de buscar soluciones que eviten los impagos.

Desde la banca no consideran que en España exista una situación tan delicada como para realizar una nueva ampliación del plazo.

Esta moratoria podía ser solicitada por aquellos estuvieran pagando cuotas hipotecarias por la adquisición de su vivienda habitual, local en el que desarrollara su negocio o vivienda destinada al alquiler en la que haya dejado de percibir cuotas de su inquilino debido al estado de alarma.

Según cálculos del Banco de España se habían concedido 1,4 millones de moratorias hipotecarias y no hipotecarias a los afectados por la crisis del coronavirus

La información incluye tanto las moratorias hipotecarias y las de préstamos sin garantía hipotecaria que aprobó el Gobierno en su plan de medidas para mitigar el impacto del Covid-19, como los acuerdos de moratorias sectoriales de crédito alcanzados entre los bancos y sus clientes a través de las patronales financieras como medida complementaria a las moratorias legislativas del Ejecutivo.

Para acogerse a la moratoria los requisitos, en el caso de los asalariados, eran haber perdido el empleo ERTE, mientras que en el caso de los autónomos, la condición era haber registrado un descenso de los ingresos de al menos el 40% como consecuencia del covid-19. Por otro lado la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, debían suponer al menos el 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

¡Comenta!

¡Sé el primero en comentar!

Notificame
wpDiscuz