Inicio Noticias Oleadas de despidos en la banca española con cerca de 20.000 trabajadores...

Oleadas de despidos en la banca española con cerca de 20.000 trabajadores a la calle

0

Recapitulemos. Recientemente el Banco Central Europeo recomendó al sector bancario europeo que se concentrasen para así reducir costes y poder ser más competitivos en la era de los tipos negativos. Fue concretamente Luis de Guindos el que avisó de los problemas de rentabilidad de las entidades financieras de la zona euro, problemas heredados de antes de la crisis del coronavirus pero que se han visto agravadas por esta.

Y dicho y hecho, primero conocimos la fusión entre CaixaBank y Bankia, luego la de Liberbank con Unicaja y ahora conocemos la del BBVA con el Banco de Sabadell (que todavía tienen que aprobarla los accionistas). En este entorno, queda un banco grande “soltero” que es el Banco de Santander que tendrá que hacer lo posible para mantener su competitividad. Así de desolador queda el panorama.

Banco de Santander. Este mismo viernes anunció el cierre de 1.000 oficinas y el despido (o jubiliación anticipada) de cerca de 4.000 empleados.

CaixaBank + Bankia. En la presentación de su proyecto de fusión anunciaron que reservan 2.200 millones para la reestructuración que se estima repercuta en el despido o jubilación anticipada de de unos 8.000 empleados. Además se prevé que cierren entorno a 1.400 oficinas.

BBVA + Banco Sabadell. Antes de la fusión el Sabadell ya había anunciado la salida de 2.000 empleados (el 15% de su plantilla) y el BBVA ya había recortado su plantilla en 800 trabajadores. A esto habría que sumar que tras la fusión estaría en el aire el futuro de unas 1.250 oficinas ya que habría habría solapamiento de casi el 30% de la red conjunta. Esto sumaría otra importante reducción de plantilla de probablemente unas 4.000 personas.

Y por último tenemos la fusión de Liberbank y Unicaja que prevén la salida de unos 1.500 empleados.

De momento el único grande que se salva es Bankinter que no tiene previsto realizar ninguna restructuración en su plantilla.

En total hablamos de un recorte de casi 20.000 empleos, solo este año. Los tipos negativos y la adopción de los canales digitales por parte de los clientes abre un panorama muy sombrío para el trabajador bancario.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz