Inicio Hipotecas El IRPH no es más manipulable que el euríbor según el Tribunal...

El IRPH no es más manipulable que el euríbor según el Tribunal Supremo

0

Esa es la conclusión a la que llegó el Tribunal Supremo en la sentencia dictada el pasadol 21 de octubre, en la que analizaron el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 3 de marzo de 2020.

Si bien conocíamos las conclusiones de la sentencia no fue hasta ayer cuando pudimos leerla al completo, en ella considera que no se ha justificado que el IRPH sea más fácilmente manipulable que el resto de índices oficiales como el Euribor aunque lo que obvian es que este índice se ha demostrado que se manipuló algo que llevó a la Comisión Europea a imponer la mayor multa de su historia.

Tras más de un año de investigaciones, ya se conocen las sanciones impuestas a las seis grandes entidades bancarias europeas por manipular deliberadamente el índice Euribor. Serán 1.712 millones de euros a repartir entre las seis que, entre partida de pádel y tarde de golf, pactaban colocar el Euribor como más le conviniera a sus intereses entre los años 2005 y 2008. 

Por otro lado, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea consideró que la publicación del IRPH en el BOE permitía al consumidor entender el cálculo según el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para la adquisición de vivienda “de modo que esa publicación salva, para todos los casos, las exigencias de transparencia en cuanto a la composición y cálculo del IRPH”.

Estas sentencias cuentan con un voto particular el del Magistrado D. Francisco Javier Arroyo Fiestas, que considera incompatible la declaración de falta de transparencia del IRPH con que no sea abusiva, y lo hace desde el sentido común más lógico: si el consumidor no conoce claramente este índice ni tiene elementos comparativos, difícilmente puede escoger entre su aplicación y el Euríbor, por lo que el banco juega con las cartas marcadas (lo que con buen criterio afirma como vulneración de la buena fe en la contratación de este tipo de préstamos). Además,  expone sin tapujos la contradicción en que incurre la Sala con estos pronunciamientos con la doctrina que mantiene sin embargo al declarar la nulidad de otras cláusulas (la de gastos, sin ir más lejos), contradicción que se hace más evidente con la jurisprudencia del  Tribunal de Justicia de la Unión Europea, por lo que abre (más aún si cabe) la puerta a una nueva cuestión prejudicial en defensa de los argumentos del Magistrado discrepante

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz