Inicio Hipotecas ¿Sabías que te pueden cambiar el interés de la hipoteca fija?

¿Sabías que te pueden cambiar el interés de la hipoteca fija?

0

Cuando alguien opta por una hipoteca fija (generalmente con un tipo de interés más alto) lo hace por la tranquilidad que supone el poder olvidarse para siempre del Euribor y garantizarse que todos los meses pagará lo mismo.

Hay algunos casos en los que el interés puede cambiar, generalmente a peor. Veamos  unos ejemplos.

El primero es es cuando se recurre a una novación (es todo cambio que se realice en un préstamo hipotecario con posterioridad a su contratación) en este tipo de operaciones en las que el banco no está obligado a aceptar, implica un cambio en las condiciones de la hipoteca, titulares, duración, tipo de interés…

La novación se suele realizar cuando hay un cambio de titulares (por ejemplo un divorcio) y en ese caso al cambiar también la solvencia de ellos el banco puede exigir una subida del tipo de interés pagado.

Otro ejemplo típico de novación corresponde a la ampliación de plazo de devolución de la hipoteca un caso en el que se suelen empeorar las condiciones ya que se consideran que las condiciones han cambiado y prácticamente se trata de una nueva hipoteca.

Hay un último caso en el que también pueden empeorar las condiciones y es referida a las vinculaciones que se tiene con el banco, como por ejemplo la domiciliación de la nómina o la contratación de un seguro, en estos supuestos si el cliente deja de vincular alguno de sus producto puede verse perjudicado con un incremento del tipo.

Como veis son ejemplos un poco excepcionales pero hay que tenerlos en cuenta a la hora de contratar la hipoteca ya que para un contrato de una duración tan larga puede ocurrir casi cualquier escenario. A menudo duran más las hipotecas que los matrimonios…

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz