Inicio Actualidad Multan a una enfermera que llevaba la compra a sus padres de...

Multan a una enfermera que llevaba la compra a sus padres de más de 80 años

0

Con el objetivo de frenar la pandemia del coronavirus, el Gobierno instauró el Estado de Alarma y para ello publicó un Real Decreto con las normas que todos los ciudadanos deben cumplir. Para vigilar que es así, los diferentes cuerpos de seguridad hacen rondas rutinarias y sancionan a aquellos que se saltan las nuevas leyes sin justificación alguna. Es en este contexto donde nos encontramos con la multa que recibió una enfermera por hacer la compra a sus padres.

Tal y como recoge El Mundo, el error de la mujer fue ir en coche con su hija y que ambas fueran en la parte delantera del vehículo. Según el Real Decreto, sólo podrán viajar dos personas cuando se traslade a un menor o a una persona dependiente que no pueda conducir por sí misma y se contempla como excepción los desplazamientos laborales. En cualquiera de estos casos los ocupantes deben sentarse lo más alejados posible entre sí: de manera oblicua y en filas separadas.

“Nos paró la Policía Nacional y le dije que íbamos a casa de mis padres a llevarles la compra, estábamos a unos dos kilómetros. Les mostré el ticket y el DNI de mis padres, pero no sirvió de nada”, explica. Además para justificar la presencia de su hija, ésta les enseñó su identificación personal que demostraba que vivían juntas. En la multa, el agente señala que la razón se debe a que circulaban “dos personas en un vehículo para hacer la compra sin motivo justificado incumpliendo las normas del estado de alarma”.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado en San Sebastián de los Reyes. Esta enfermera aprovechó su día libre para hacer la compra a sus padres (de 89 y 85 años) que viven con sus dos hermanos; éstos tienen 61 y 57 años y uno de ellos cuenta con una discapacidad. Es decir: todos ellos forman parte de la denominada población de riesgo que debe cumplir a rajatabla las medidas pertinentes para evitar un contagio por coronavirus.

A esto hay que añadir que su vivienda está en un segundo piso sin ascensor y por esta razón, la mujer pidió a su hija que le echase una mano a la hora de subir la compra. “Ni por humanidad me perdonó. Entiendo que hagan esos controles, pero deben tener en cuenta situaciones excepcionales”, declaraba la conductora. Y es que a pesar de este contexto, la Policía Nacional lo consideró una salida sin causa justificada y la sancionó por ello.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz