Inicio Bolsa BCE El plan de 750.000 millones de euros del BCE

El plan de 750.000 millones de euros del BCE

0

El Banco Central Europeo lanzó un plan de compra de bonos de emergencia por valor de 750.000 millones de euros en un intento de evitar que una crisis financiera inducida por una pandemia destruya la economía de la zona euro y suscite nuevas preocupaciones sobre la viabilidad del bloque monetario.

Con gran parte de Europa bloqueada en medio del brote de coronavirus, la actividad económica ha llegado casi a un punto muerto y los mercados han entrado en una espiral descendente, presagiando una profunda recesión a la par de la crisis financiera mundial de 2008 y planteando interrogantes sobre la cohesión de la zona euro en momentos de tensión.

Bajo la presión de actuar para reducir los costos de los préstamos para los países endeudados y afectados por el virus, como Italia, el BCE puso en marcha un nuevo plan de compra de bonos, con lo que sus compras previstas para este año ascienden a 1,1 billones de euros, y solo las compras recientemente acordadas representan el 6% del PIB de la zona euro.

“Tiempos extraordinarios requieren acciones extraordinarias”, dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde, después de una reunión política de emergencia el miércoles. “No hay límites a nuestro compromiso con el euro. Estamos decididos a utilizar todo el potencial de nuestras herramientas, dentro de nuestro mandato.”

Las compras de bonos continuarán hasta que la “fase de crisis” de la epidemia termine y los papeles comerciales no financieros también se incluirán por primera vez entre los activos elegibles, dijo el BCE.

Aunque las acciones mundiales siguieron cayendo después de la medida del BCE, el euro se mantuvo prácticamente estable  y las rentabilidades de los bonos en los países periféricos del bloque se desplomaron, con Italia a la cabeza con una caída de 90 puntos básicos en su referencia a 10 años.

Aunque seguirá comprando bonos del gobierno según la participación de cada país en el banco, la llamada clave de capital, el BCE dijo que sería flexible y podría desviarse de esta regla.

Esto fue visto como una clara indicación de que no tolerará el aumento de los diferenciales de rendimiento entre los miembros de la zona euro visto en Italia y Grecia en los últimos días.

Los funcionarios de la zona euro, que criticaron las medidas de estímulo del BCE la semana pasada, se apresuraron a apoyar al banco esta vez, con el presidente francés Emmanuel Macron a la cabeza.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz