Inicio Bolsa El stock de bonos corporativos alcanza máximo histórico

El stock de bonos corporativos alcanza máximo histórico

0

La acumulación de bonos corporativos ha alcanzado niveles sin precedentes desde la crisis financiera de 2008 y ha creado una reserva mundial de deuda pendiente con una calidad de calificación inferior y mayores requisitos de reembolso en comparación con los ciclos anteriores, dijo la OCDE.

En un informe, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, con sede en París, dijo que el stock mundial en circulación de bonos corporativos no financieros alcanzó un máximo histórico de 13,5 billones de dólares en 2019.

En comparación con los ciclos de crédito anteriores, las existencias actuales de bonos corporativos en circulación tienen una menor calidad crediticia general, mayores requisitos de reembolso, vencimientos más largos y una protección de convenio inferior.

Las empresas no financieras pidieron prestado cantidades récord en 2019 después de un retorno a políticas monetarias más expansivas a principios del año pasado, dijo la organización con sede en París.

Afirmó que el tamaño y la calidad de los mercados de bonos corporativos deben ser tenidos en cuenta cuando los responsables de las políticas consideren diferentes escenarios que sustenten la política monetaria.

Estas son características que pueden amplificar los efectos negativos que una recesión económica tendría en el sector corporativo no financiero y en la economía en general.

En cada año desde 2010, alrededor de una quinta parte de todas las emisiones de bonos corporativos ha sido sin grado de inversión. Este nivel alcanzó el 25% en 2019, según la OCDE. Fue el período más largo desde 1980 en el que la proporción de emisiones sin grado de inversión se mantuvo tan alta, dijo la OCDE, lo que indica que es probable que las tasas de incumplimiento en una futura recesión sean más altas que en ciclos de crédito anteriores.

En los tres últimos años, la mitad de las nuevas emisiones de bonos empresariales recibieron la calificación BBB, la calificación más baja en la categoría de grado de inversión.

En ausencia del apoyo de los bajos tipos de interés o en el caso de una recesión empresarial, la misma mecánica de calificación que permitió el aumento del apalancamiento llevará a reducciones que incrementarán los costes de los préstamos para las empresas y limitarán su alcance para las inversiones.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz