Euro - hace 1 semana

A pesar de los malos datos, la desaceleración de la Eurozona no va a más

Con un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China previsto y la esperanza de que se evite un Brexit duro, los mercados financieros entraron en el último trimestre con un ánimo bastante optimista. La historia económica subyacente es, sin embargo, un poco menos clara.

El Índice de Sentimiento Económico de la Comisión Europea alcanzó los 101.3, en comparación a los 100.8 registrados en octubre, y superó las expectativas. Todos los sectores, excepto el de la construcción, experimentaron una mejora de la confianza.

A pesar de los malos datos, la desaceleración de la Eurozona no va a más

Sin embargo, no hay ninguna razón para estar sobreexcitado todavía. A pesar del aumento del sentimiento económico en noviembre, todavía estamos por debajo del nivel de septiembre. El indicador más cíclico del clima empresarial incluso disminuyó a -0,23 desde -0,20 en octubre. Esto coincide con una nueva caída en la valoración de la cartera de pedidos en el sector industrial.

A pesar de los malos datos, la desaceleración de la Eurozona no va a más

De hecho, las expectativas de empleo disminuyeron en todos los sectores, lo que podría tener un efecto moderador sobre el consumo. Las expectativas de precios de venta cayeron tanto en la industria como en los servicios, una señal de que las empresas de la zona euro todavía tienen poco poder de fijación de precios.

El último lote de datos da la sensación de que la economía todavía está en algún tipo de purgatorio, con el jurado todavía fuera de si la próxima fase será el cielo o el infierno.

La buena noticia es que, a pesar de estos datos, la economía de la Eurozona no parece estar debilitándose más se mantiene en un crecimiento del 1,2%. Pero eso no significa que se avecina un fuerte repunte, no a corto plazo, por ello existe la esperanza de mejora en 2020.

A pesar de los malos datos, la desaceleración de la Eurozona no va a más

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz