Bolsa - 11 noviembre 2019

Las rentabilidades de las carteras equilibradas podrían acercarse a los mínimos de 100 años

A medida que las acciones estadounidenses alcanzan nuevos máximos históricos, Morgan Stanley advierte que las rentabilidades de una cartera tradicional equilibrada con un 60% de acciones y un 40% de bonos podrían acercarse a los mínimos de 100 años y caer a la mitad en comparación con los últimos 20 años.

«Las perspectivas de rendimiento para la próxima década son aleccionadoras: los inversores se enfrentan a una frontera más baja y más plana que en décadas anteriores», escribió Morgan Stanley en una nota a los clientes.

Sucede que los inversores tendrán que aceptar una volatilidad mucho mayor para obtener pequeñas unidades incrementales de rentabilidad. Morgan Stanley prevé una rentabilidad media anual del 2,8% en los próximos 10 años para una cartera del 60/40. El promedio ha sido de casi el 8,0% desde 1881 y de alrededor del 6% en los últimos 20 años, después de que los rendimientos anuales de dos dígitos alcanzaran el 16% desde principios de la década de 1980 hasta principios de la década de 2000.

Los rendimientos esperados de la renta variable estadounidense se ven arrastrados a la baja por una combinación de menores ingresos, bajas expectativas de inflación y penalizaciones tanto en las valoraciones superiores a la media como en el crecimiento por encima de la tendencia que no podrá mantenerse durante la próxima década», señala la nota.

Además, en los 10 años transcurridos desde la crisis financiera, «los precios de los activos de riesgo se sustentaron en políticas monetarias extraordinarias que están en proceso de ser corregidas.

Morgan Stanley asume que, durante los próximos 10 años, el S&P 500 Index producirá un rendimiento anual promedio del 4,9%, mientras que el bono estadounidense a 10 años ofrecerá un rendimiento promedio del 2,1%. A primera vista, esto implica una rentabilidad anual del 3,8% para la cartera 60/40.

Sin embargo, el bono a diez años a 10 años actualmente rinde un poco menos del 1,9%. Para obtener un rendimiento del 2,1%, su precio debe bajar casi un 10%, reduciendo así la rentabilidad media anual total de la cartera en un punto porcentual anual a lo largo de 10 años, reduciéndola del 3,8% al 2,8%.

¡Comenta!

Notificame
wpDiscuz