Bancos - Bancos Centrales - BCE - Bolsa - hace 3 días

Momento decisivo ¿Actuará el BCE tras la reunión de hoy?

Momento decisivo ¿Actuará el BCE tras la reunión de hoy?

Hay un consenso bastante fuerte en los mercados de que algo saldrá de la reunión de política monetaria del BCE de hoy. La pregunta que moverá los mercados es: ¿qué?

Hay bastantes medidas potenciales que el BCE podría adoptar, y todas ellas tienen implicaciones diferentes.

Antes de repasar las opciones sobre la mesa, hay algo único en esta reunión que podría influir en los resultados. Esta es la última reunión presidida por Mario Draghi, antes de que Christine Largarde tome el relevo.

Generalmente, se espera que el Presidente saliente mantenga la política en línea para que el nuevo liderazgo pueda tener una «pizarra limpia» para promulgar su política. Pero hay muchos analistas que señalan que Draghi quiere proponer algo significativo para su última reunión, para entregar la economía europea en el mejor escenario posible, tal y como él lo ve.

La cuestión principal es si el banco reducirá los tipos de interés. Y repasando los comentarios de Draghi ya en junio, este parece ser el caso. El argumento a favor de un recorte de tipos ha sido como un ajuste de «seguro» para los datos económicos menos positivos (pero todavía no una recesión) de los últimos meses. Esto estaría en línea con la última acción de la Reserva Federal.

Parece que hay pocas objeciones a un recorte de tarifas entre los miembros de la junta directiva. ¡Incluso de los alemanes más halcones!

Cabe señalar que también se espera que la Reserva Federal, que se reúne la próxima semana, tome medidas adicionales, junto con el Banco de Japón. Esta podría ser una oportunidad para que el BCE «se adelante» a otros grandes bancos que también están considerando la posibilidad de actuar.

La propuesta más controvertida sería la de reiniciar la compra de bonos para apoyar a la economía.

Draghi ha demostrado que está públicamente a favor de esta opción, y el BCE ha encargado un estudio para explorar cuánto y cuándo comprar. Muchos analistas están de acuerdo en que se anunciará algún tipo de programa de compra de bonos, con un importe proyectado entre 20.000 y 40.000 millones de euros.

El problema es que los miembros halcones de la junta se oponen a este tipo de medidas, especialmente en el caso de los miembros alemanes, austriacos y finlandeses. Parte del problema es que el BCE ha adquirido en gran medida todos los bonos disponibles de acuerdo con sus normas actuales.

Reducir la tasa de depósitos se trata de una medida más técnica y se refiere a cuánto tienen que pagar los bancos para mantener su dinero en el BCE. Un «recorte» aquí aumentaría el coste de mantener las reservas en la cámara acorazada del BCE, lo que en teoría incentivaría a los bancos a prestar más.

Desde 2016, los bancos europeos han mantenido 13 veces más dinero en reservas del necesario.

Los bancos sostienen que esto se debe a la falta de rentabilidad debido a los bajos tipos de interés. Esta medida también tiene mucho más consenso que la compra de activos. Un argumento a favor es que al reducir el tipo de interés de los depósitos en al menos 20 puntos, mantendrá el diferencial de intereses y evitará que los bancos depositen más fondos y diluyan el efecto de la política de tipos.

El consenso es que el BCE emitirá un «paquete» de medidas; con varias políticas diseñadas para amplificarse mutuamente y tener un mayor efecto en el mercado.

Sin embargo, muchos de los seguidores de los bancos centrales expresan su preocupación de que el mercado se esté adelantando a los hechos y de que el BCE no tome medidas tan drásticas como las que se están tomando en cuenta. Esto expondría el riesgo alcista para el euro si el banco central no cumple con sus obligaciones.

Varios miembros del Consejo ya han expresado su preocupación por los efectos a largo plazo de una política de flexibilización continuada. La preocupación ahora es que el BCE ha caído en una trampa de liquidez similar a la de Japón; un argumento que estaría a favor de más compras de activos y de no recortar la tasa de interés. Sin embargo, esa no es una opinión compartida por una mayoría.

El rendimiento de los bonos y la divisa muestran que el mercado está fijando los precios de forma significativa por parte del BCE, de acuerdo con la opinión generalizada. Esto incluiría probablemente un recorte de los tipos y medidas adicionales. La «sorpresa» a la baja para los mercados sería probablemente un anuncio de una cantidad significativa de compras de activos, ya que es la que menos acuerdo tiene.

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz