Tecnología - hace 2 semanas

Porsche presenta su primer deportivo eléctrico, el Taycan

Porsche presenta su primer deportivo eléctrico, el Taycan

Porsche lleva bastantes años prometiéndonos un coche eléctrico, desde que presentaron el Mission E hace 3 años. Lo cierto es que casi todas las marcas han presentado algún «Tesla killer» que luego se queda por el camino.

Si algo sabe hacer Porsche son buenos coches, tiene pocos modelos y cada uno lo lanza a conciencia ya que su recorrido comercial es muy largo, más en este modelo que supone quizás la evolución más notoria en la historia de la marca.

Ayer por fin presentaron la versión comercial del «Mission E», el Porsche Taycan. Un coche que por fuera nos recuerda al Panamera, por dentro también pero debajo del capó no se parece a nada de lo que haya hecho antes la casa de Stuttgart. Vayamos por partes porque a todos nos surgen muchas preguntas.

Diseño.

Es un Porsche. Tiene una longitud de 4,96 metros, una distancia entre ejes de 2,9 m y es bajito con una altura de solo 1,38 metros. Su interior es muy continuista con respecto a los modelos actuales aunque con más tecnología y 4 pantallas, siendo la principal un panel curvo de 18,6 pulgadas. Dispone de dos maleteros, uno en la parte trasera con una capacidad de 366 litros, y otro en en la parte delantera con 81 litros

Porsche presenta su primer deportivo eléctrico, el Taycan

Motor.

Empezamos mal, motor no, motores. Cuenta con dos motores eléctricos (uno en cada eje) que suman una potencia máxima desde 460 kW (616 CV). Para diferenciar los dos modelos tope (Turbo y Turbo S, que te Turbo no tienen nada) le han metido un «overboost» al segundo que eleva el pico del primero 500 kW (670 CV) y 850 Nm de par motor a los 560 kW (750 CV) y 1.050 Nm del segundo.

Esto trasladado a la carretera significa una aceleración de 0 a 100 en 3,2 y 2,8 segundos respectivamente. Esto son 0,3 segundos menos el el Porsche 918 Spyder. Nada mal para un 4 plazas. En cuanto a velocidad máxima ambos modelos alcanzan los 260Km/h

Conducción.

No lo hemos probado todavía (guiño, guiño, Porsche España) pero si algo sabe hacer Porsche es trasladar su ADN a cualquier modelo, incluso a un todoterreno. Para ello han tirado de un excelente chasis vitaminado con mucha tecnología y cuatro modos de conducción: Range, Normal, Sport y Sport Plus, además del presonalizado por el conductor. Las baterías están instaladas en el suelo con lo que el centro de gravedad está muy abajo y eso gusta a cualquiera.

Se trata de un coche pesado, 2.295Kg y el comportamiento del bastidor se puede regular opcionalmente a través del Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) encargado de contrarrestar el subviraje y sobreviraje.

Baterías.

Cuenta con 33 módulos y 396 células de iones de litio en total acumulan 93,4 kWh y 64,6 Ah perfectamente refrigeradas para evitar pérdidas de rendimiento. Esto significa que tiene una autonomía de entre 381 y 450 km (según ciclo WLTP).

Además está preparado está preparado para carga rápida gracias a su esquema de carga, capaz de soportar intensidades de hasta 800 V. Esto significa que bajo cargas de 270 kW y en condiciones óptimas se pueden conseguir 100 km de autonomía en tan solo 5 minutos.

Precio.

Desde  109.000 euros para el modelo 4S hasta los  192.000 euros para el Turbo S. A esto habrá que añadirle algún accesorio que en el caso de Porsche no son precisamente baratos. Todavía no tenemos fechas de lanzamiento aunque llevan varios meses aceptando reservas.

 

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz