Bancos - Bolsa - 21 agosto 2019

La continua agitación en la política italiana aleja a los inversores de las acciones italianas

La continua agitación en la política italiana aleja a los inversores de las acciones italianas

Las acciones italianas vieron ayer los números rojos, arruinando las posibilidades de una tercera sesión consecutiva de ganancias en Europa, después de la dimisión del primer ministro Conte, lo que abre una vez más la posibilidad de que se celebren elecciones anticipadas en Italia.

La sacudida se sintió inmediatamente en los bancos italianos con UniCredit -1,5%, Banco BPM -1,3% y -1% en el índice de bancos más amplio. No obstante, el MIB italiano escala casi un 12% en lo que va de año, rebotando de las caídas vistas en el año anterior.

Desde entonces se han recuperado de los niveles más bajos del día después de que el diputado Salvini, que también es jefe del partido de la Liga, dijo que está dispuesto a mantener viva la coalición para aprobar un presupuesto para 2020 y votar en una reforma del parlamento antes de dirigirse a las elecciones anticipadas.

Salvini, que es viceprimer ministro, ha presentado una moción de desconfianza en el gobierno. Sin embargo, dijo al parlamento que estaría dispuesto a contenerse un poco para dejar que se apruebe la legislación clave. «¿Quieres reducir el número de parlamentarios y luego ir a votar? Estamos listos para eso. Si entonces quieren presentar un presupuesto valiente, entonces estamos listos para eso también», dijo al Senado.

La continua agitación en la política italiana ha alejado a los inversores de las acciones italianas. Dada la precariedad de la situación fiscal italiana, una mayor incertidumbre política pone a Italia en riesgo de sufrir una reducción de calificación. Porque todo ello se une a que el Banco Central Europeo (BCE) publicó su Boletín Económico después de su reunión de política monetaria de julio, destacando que la incertidumbre prolongada está amortiguando el sentimiento económico, especialmente en el sector manufacturero.

Recordemos que si Italia es degradada a basura por las cuatro agencias de calificación, sus bonos ya no serían elegibles para las compras de QE del BCE.

¡Comenta!

Notificame
avatar
wpDiscuz